Johnson apoya a Cummings luego de interrogatorio de furiosos parlamentarios

METRO — JUEVES, 28 DE MAYO DE 2020

Boris Johnson ha sido acusado ayer de poner la política por encima de la sanidad pública, luego que dijera a parlamentarios a través de Zoom que apoya a Dominic Cummings.

Furiosos miembros del comité de enlace de la Cámara de los Comunes dieron una paliza al primer ministro por el hecho de que su asesor principal rompiera el confinamiento.

En su primera comparecencia ante parlamentarios desde que estalló la noticia del viaje que Cummings hizo de Londres al condado de Durham, Johnson quitó importancia a la disputa calificándola de noticia falsa. Sin embargo, la laborista Yvette Cooper le advirtió que al ponerse del lado de su asistente se arriesga a hacer que la gente ignore las reglas de distanciamiento social.

“La elección ahora es entre proteger a Dominic Cummings o proteger los intereses del pueblo británico,” dijo. “Está anteponiendo sus preocupaciones políticas a mensajes claros de sanidad pública.”

El número de muertes confirmadas por coronavirus aumentó en 412 hasta 37.460 luego que el ministro de sanidad Matt Hancock anunciara que todos los que muestren síntomas ahora se someterán a una prueba, y que la elegibilidad se extenderá a los menores de cinco años.

También dijo que el programa de seguimiento y rastreo de aquellos que han tenido contacto con personas infectadas comienza hoy.

Se espera que cualquier persona a quien los rastreadores de contactos indique que necesitan aislarse durante 14 días lo haga.

Sin embargo, los parlamentarios advirtieron a Johnson que el público puede ser reacio a prestar atención a esas instrucciones después de que se descubriera que su asesor condujo 260 millas (425 km) desde Londres hasta el condado de Durham en el punto álgido del confinamiento.

Cummings admitió haber hecho el viaje y dijo que quería estar cerca de su familia mientras él y su esposa luchaban contra el virus, en caso de que necesitaran ayuda para cuidar a su hijo de cuatro años.

Pero Johnson — quien dijo que la disputa era “una trifulca política” — copió una hoja del libro de jugadas de Donald Trump al afirmar que los informes de noticias sobre los viajes de su asistente eran falsos.

“Entiendo los sentimientos de las personas y porqué sienten tanta indignación por todo el dolor del confinamiento,” dijo.

‘Pero quieren que nos centremos en ellos y en sus necesidades, en lugar de en una trifulca política sobre un asesor. Mucho de lo que se escribió el sábado y el domingo es falso.”

Dijo que había visto evidencia de que algunas afirmaciones eran falsas, pero insistió en que no compartiría la información con una investigación.

“No estaría haciendo mi trabajo si dejara este problema en manos de los funcionarios,” dijo a los parlamentarios. “Dije lo que dije”. Peter Wishart, del SNP, no quedó impresionado favorablemente, y acusó al primer ministro de sacrificar “la credibilidad de su Gobierno solo para apoyar a su hombre”.

“Su conducta hace que sea menos probable que el público siga las reglas,” agregó.

“Seguramente ningún hombre es más importante que mantener a salvo a esta nación.”

Alrededor de 100 de los nuevos parlamentarios conservadores de Johnson — muchos de los cuales ganaron preciados escaños en el ‘muro rojo’ laborista del norte de Inglaterra el año pasado — expresaron su ira durante una llamada de conferencia de Zoom.

“El mensaje del Gobierno ha sido socavado y, aunque la ley no se haya violado, el espíritu de la ley sí,” dijo Jonathan Gullis, parlamentario por Stoke-on-Trent.

Sajid Javid agregó su voz anoche, diciendo a los electores que la decisión de Cummings de ignorar el mensaje de quedarse en casa no era “ni necesaria ni justificada”.

El excanciller — quien perdió su trabajo después de enfrentarse con el asesor — dijo: “Es esencial, por lo tanto, que las reglas se apliquen de manera uniforme y constante, independientemente de su estatus o privilegio.”

Cummings dice que condujo hasta el pintoresco castillo de Barnard mientras se hospedaba en el condado de Durham para “hacerse un examen de la vista”, que había sido afectada por el virus.

Sin embargo, solo el 8 por ciento del público cree en su explicación, según una encuesta del Daily Mail. También revela que el 80 por ciento de los votantes conservadores piensan que las acciones de Cummings equivalen a una violación de las reglas del confinamiento.

El vicepresidente del Partido Conservador, Andrew Bowie, dijo que creía que el asesor tendría que renunciar si la policía descubre que violó la ley.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s