Revelan que personal asistencial de temporales esparció el Covid-19

THE GUARDIAN — MARTES, 19 DE MAYO DE 2020

Centro de investigación hizo el descubrimiento en abril

Trabajadores asistenciales interinos transmitieron el Covid-19 entre residencias de ancianos a medida que aumentaban los casos, según un estudio gubernamental no publicado que utilizó seguimiento de genomas para investigar los brotes.

En una evidencia que plantea más preguntas sobre las afirmaciones de los ministros de haber «lanzado un anillo protector alrededor de las residencias de ancianos», se supo que los trabajadores de agencia — a menudo empleados con contratos de cero horas — diseminaron involuntariamente la infección a medida que crecía la pandemia, según el estudio realizado por Public Health England (PHE).

La investigación de seguimiento del genoma sobre el comportamiento del virus en seis residencias de ancianos en Londres descubrió que, en algunos casos, los trabajadores que transmitían el coronavirus habían sido contratados para cubrir al personal de la residencia que se aislaba expresamente para evitar contagiar a las personas vulnerables que cuidan.

Se estima que al menos 22.000 personas murieron en residencias de ancianos en Inglaterra y Gales directa o indirectamente de Covid-19. Si bien el pico parece haber pasado, la crisis está lejos de terminar para los 400.000 residentes en los centros de todo el país, y algunos proveedores informaron nuevos brotes y hospitalizaciones el fin de semana.

Durante la planificación de la pandemia de gripe en 2018, un informe de los directores de asistencia social advirtió a los ministros que los trabajadores de primera línea necesitarían asesoramiento sobre «controlar la infección cruzada». Un documento de PHE de 2019 sobre los preparativos para una pandemia de gripe llamado Prevención y control de infecciones: un paquete de información sobre brotes para residencias de ancianos instaba a los operadores a «tratar de evitar mover al personal entre las residencias y los pisos».

Sin embargo el plan de atención social del DHSC, publicado el 16 de abril, no menciona nada sobre la restricción de los movimientos de personal entre residencias en su capítulo sobre «controlar la propagación de la infección en residencias de ancianos».

Los resultados del estudio de PHE — realizado durante el fin de semana de Pascua del 11 al 13 de abril — se conocen dentro del Ministerio de Sanidad y Atención Social (DHSC) desde al menos finales del mes pasado, pero solo se distribuyeron la semana pasada a proveedores de atención domiciliaria, ayuntamientos y directores locales de sanidad pública.

El trabajo fue mencionado como parte de un plan de control de contagio de £600 millones, que los directores de asistencia social para adultos dijeron que llegó «trágicamente tarde» dado que el pico de muertes en residencias de ancianos parecía haber pasado.

El estudio advertía: «La infección se está extendiendo de una residencia a otra, vinculada a los patrones cambiantes de personal, que trabaja y se muda de una residencia a otra». La infección podría haber sido pasada de un lugar a otro por el «banquillo de personal» — trabajadores flotantes que solían llenar vacantes temporales en diferentes residencias — y agregó que los trabajadores a menudo eran asintomáticos, por lo que «para cuando los equipos locales de protección de sanidad eran informados de un brote, ya podía haber ocurrido una transmisión sustancial».

La existencia del estudio fue señalada a operadores y consejos de atención la semana pasada cuando la ministra de asistencia social, Helen Whately, anunció detalles de un «fondo de control de infecciones» de £600 millones para residencias de ancianos que permita que los proveedores paguen más a los cuidadores que normalmente trabajan en varias residencias para que así trabajen en un solo lugar.

El nuevo plan para reducir las tasas de contagio en entornos asistenciales incluía instrucciones para que ayuntamientos y operadores «tomaran todas las medidas posibles para minimizar el movimiento del personal entre residencias de ancianos, para detener la propagación de infecciones entre las ubicaciones» y que «siempre que se mantengan niveles seguros de personal, los proveedores deben emplear personal para trabajar en un solo lugar».

La financiación de £600 millones está «destinada a ayudar a los proveedores a pagar por personal adicional y/o mantener los salarios normales del personal que, para reducir la propagación de la infección, necesita reducir el número de establecimientos en los que trabaja».

Documentos vistos por The Guardian muestran que el 30 de abril — poco después de un brusco aumento de 4.300 muertes en residencias de ancianos en una quincena en Inglaterra y Gales — los funcionarios del DHSC habían elaborado planes para «medidas integrales de prevención y control de infecciones» en residencias de ancianos. Estas incluyen acciones «que minimizan la medida en que los trabajadores asistenciales se mueven entre diferentes unidades». Sin embargo, no se publicaron hasta el jueves pasado, una quincena más tarde.

Mientras tanto, al menos otras 2.500 personas murieron en residencias de ancianos inglesas, según la Oficina de Estadísticas Nacionales. La semana pasada, Boris Johnson admitió que había habido «una epidemia espantosa en las residencias de ancianos».

El DHSC dijo que no haría comentarios sobre los documentos filtrados, y dijo que el estudio se publicará en breve. Destacó que comenzó a trabajar en nuevas indicaciones y financiación tan pronto como recibió los primeros resultados del informe.

«Estamos trabajando las 24 horas del día para asegurarnos de que las residencias de ancianos y nuestra fuerza laboral de asistencia social de primera línea reciban el apoyo que necesitan para proteger a sus residentes y combatir el coronavirus», dijo un portavoz. «Nuestra ayuda para las residencias de ancianos, que incluye apoyo financiero, capacitación en control de infecciones y suministros de EPP, ha significado que dos tercios de las residencias de ancianos de Inglaterra no han tenido ningún brote.»

————-

Primeros resultados de ensayo con humanos aumentan esperanzas de vacuna

Los primeros resultados de ensayos en humanos de una vacuna contra el Covid-19 han dado un atisbo de esperanza después de que el estudio de una empresa estadounidense produjera resultados positivos en un grupo de ocho voluntarios.

Estos resultados — que se conocen un día después de que el gobierno de Reino Unido revelara un acuerdo para asegurar 30 millones de dosis de una vacuna rival de la Universidad de Oxford — si tuvieran éxito, muestran que cada uno de los participantes produjo una respuesta de anticuerpos a la par de la observada en personas que han tenido la enfermedad. Dichos resultados sugieren que la vacuna es segura para su uso en humanos.

Siendo parte de un ensayo de primera etapa con 45 personas dirigido por la empresa estadounidense Moderna, los resultados son producto de un estudio preliminar de seguridad y no demuestran que el tratamiento funcione. Pero sí serán una señal de aliento para expertos y gobiernos desesperados por un avance en la batalla para poner fin a la pandemia de coronavirus, que se cree que es imposible sin una vacuna.

Aunque ambos programas están en sus primeras etapas, los hallazgos también parecen poner la investigación de los Estados Unidos por delante de la de Reino Unido. Si bien la vacuna de Oxford se demostró en un estudio de seguridad para proteger a monos macacos contra la neumonía, no detuvo la infección, lo que podría dejar a las personas propensas a propagar el virus incluso si no se enferman.

Con el respaldo del gobierno británico, el grupo de Oxford se ha asociado con la compañía farmacéutica AstraZeneca para producir dosis de 30 millones para Reino Unido, si la vacuna funciona, y recibirá £65.5 millones para financiar su trabajo. El Imperial College London — que también tiene una vacuna en desarrollo — recibió £18.5 millones.

En el estudio norteamericano — dirigido por los Institutos Nacionales de Alergias y Enfermedades Infecciosas — los ocho voluntarios elaboraron anticuerpos neutralizantes que se analizaron en células humanas en el laboratorio y evitaron que el virus se replicara. Cuanto mayor es la dosis de la vacuna, más anticuerpos produce el voluntario.

Sin embargo, al igual que con las pruebas de anticuerpos, todavía habrá preguntas sobre si esta respuesta es suficiente para evitar que las personas se contagien con el virus. Este enfoque no estimula otra ramificación de la respuesta inmune de las células T. Tampoco se sabe si una respuesta de anticuerpos durará.

Numerosas compañías e instituciones en todo el mundo están compitiendo para desarrollar una vacuna en un tiempo récord, utilizando diferentes enfoques. La Organización Mundial de la Salud tiene una lista de 76 contendientes. Moderna fue la primera en el mundo en realizar ensayos clínicos con una vacuna de ARN que utiliza un segmento de material genético del propio virus — llamado ADN mensajero — para provocar que el sistema inmunitario produzca anticuerpos.

El Imperial College también está desarrollando una vacuna de ARN, aunque su enfoque es diferente. Robin Shattock, profesor de infección e inmunidad de la mucosa — que lidera los ensayos en la institución — dijo que los hallazgos de Moderna eran alentadores. «Si bien será importante analizar los datos reales, los hallazgos reportados están en línea con las expectativas de que los candidatos a vacunas deben proporcionar niveles de anticuerpos neutralizantes que sean al menos equivalentes a los sujetos convalecientes,» dijo.

«Este es un comienzo prometedor pero los datos de eficacia serán clave, seguidos de la capacidad de ser escalada de una manera que proporcione acceso global en caso de que esta vacuna tenga éxito.»

Stephen Evans, profesor de farmacoepidemiología en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, también dio la bienvenida con cautela a las noticias. «Bueno, no son malas noticias y hay varios puntos buenos que sugieren optimismo de que esta vacuna pueda funcionar,» dijo.

La Universidad de Oxford ha publicado resultados de ensayos de seguridad en monos macacos. Si bien la vacuna evitó que los monos desarrollaran neumonía, no impidió que el virus los infectara.

Jonathan Ball, profesor de virología molecular de la Universidad de Nottingham, dijo que los resultados de Oxford son alentadores ya que previenen enfermedades graves, pero que si la vacuna funciona de la misma manera en humanos, puede que no prevenga la propagación de la enfermedad.

«Si esto representa virus infecciosos y ocurre algo similar en humanos, entonces las personas vacunadas aún pueden contagiarse y esparcir grandes cantidades de virus que podrían propagarse potencialmente a otros en la comunidad,» dijo.

«Si las personas más vulnerables no están protegidas por la vacuna en el mismo grado, entonces esto las pondrá en riesgo. Por lo tanto, la eficacia de la vacuna en poblaciones vulnerables y el potencial de transmisión del virus en personas vacunadas necesita un monitoreo muy cuidadoso.”

Moderna hasta ahora solo ha publicado resultados para el grupo más joven de voluntarios. Tiene la intención de avanzar a la próxima etapa de ensayos en humanos con 600 personas en breve, y realizar un ensayo mucho más grande con miles de personas que comenzará en julio.

—————

Fuera del confinamiento — y de vuelta al café social

Italia fue la primera nación europea en confinarse ante la pandemia. Ayer, luego de dos meses durísimos, las personas han retornado en Milán (foto) a los placeres simples de la vida, como café y pastas.

En movimiento otra vez

METRO — LUNES, 18 DE MAYO DE 2020

Aumentan servicios ferroviarios hoy con distanciamiento social

Más trenes circularán hoy mientras Gran Bretaña continúa librándose del confinamiento, con medidas de distanciamiento social para proteger a los pasajeros.

El número de servicios aumentará al 70 por ciento del horario normal — en comparación con solo el 50 por ciento anterior — para ayudar a garantizar que los pasajeros puedan sentarse separados.

La capacidad de los vagones se ha reducido a tan solo el diez por ciento de los niveles normales, y se ha pedido a las personas que dejen filas de asientos vacías entre sí. Se anima a los pasajeros a usar cubiertas faciales y a mantenerse a dos metros de distancia «cuando sea posible».

Sin embargo, los sindicatos temen que se esté haciendo muy poco para proteger tanto a los clientes como al personal de transporte, de los cuales decenas han muerto por el virus.

Mick Cash, secretario general del gremio ferroviario RMT, dijo: «Es desconcertante que el Gobierno le esté diciendo al público que observe el distanciamiento social de dos metros en espacios abiertos al aire libre, pero que no imponga el distanciamiento social de dos metros en los trenes, cuyos espacios reducidos significan allí un mayor riesgo de infección. También debería ser obligatorio el uso de mascarillas faciales, que deben proporcionarse de forma gratuita.»

La autoridad de transportes TfL (Transport for London) también aumentará sus servicios hoy. El metro subirá del 60% de los niveles normales al 70%, y los autobuses del 80% al 85%.

Finn Brennan, del gremio del sector Aslef, dijo: ‘Cuarenta y dos trabajadores de TfL ya han perdido la vida por esta terrible enfermedad. El gobierno parece considerarlos como nada más que daños colaterales.»

La cifra oficial de muertes por virus en Gran Bretaña confirmada por una prueba aumentó en 170 ayer — el aumento más bajo desde el 24 de marzo, un día después de que comenzara el confinamiento. Las cifras tienden a ser más bajas los fines de semana debido a los retrasos en el reporte de las muertes, pero ha habido una tendencia descendente constante que el Gobierno espera que continúe.

Los ministros solicitaron el aumento de los servicios ferroviarios, ya que planean un regreso gradual a la normalidad.

Han aconsejado a los operadores que consideren reorganizar, quitar o limitar los asientos «para tratar de garantizar» que se observe el distanciamiento social.

Esto puede incluir bloquear asientos y quitar secciones donde las personas se colocan cara a cara, pero a las empresas se les ha asignado la tarea de clasificar los detalles de cómo aplicar la orientación.

Muchos operadores requieren que los boletos se compren por adelantado, y algunos también exigen una reserva de asiento.

La línea de la costa este LNER está pidiendo a sus pasajeros que se sienten junto a la ventana, con tres asientos vacíos a su lado y la siguiente persona dos filas más atrás.

Las personas que viajan en familia pueden sentarse juntas pero deben mantener una «distancia segura» de otros pasajeros.

El consejo del Gobierno sigue siendo evitar el uso del transporte público si es posible para limitar el riesgo de infección.

Asimismo, Will Rogers, director gerente de East Midlands Railway, enfatizó que los nuevos horarios «solo permitirá un pequeño aumento en la cantidad de pasajeros que podemos acomodar».

Mientras tanto, un hombre de 57 años ha sido interrogado bajo detención preventiva por la muerte de una inspectora de boletos de tren debido al Covid-19, producida el mes pasado.

Belly Mujinga, de 47 años, habría recibido un escupitajo de un hombre que afirmaba portar el virus en la estación Victoria de Londres.

Lluvia de críticas a ministros por ‘caos’ del rastreo de contactos

Image

THE GUARDIAN — LUNES, 18 DE MAYO DE 2020

Gove dice que ya se ha contratado a 17.000 rastreadores

Los ministros han sido acusados ​​de dar «paso en falso tras paso en falso» después de que se dijera a los solicitantes para convertirse en rastreadores de contactos del NHS que el reclutamiento quedaba en suspenso mientras el Gobierno considera una alternativa a la aplicación móvil que se quiere usar.

Después de las dificultades para obtener equipos de protección personal y desarrollar suficiente capacidad de hacer pruebas, seguir, rastrear y aislar es el último gran desafío para el Gobierno.

El ministro de la Oficina del Gabinete, Michael Gove, insistió el domingo en que el esquema de seguimiento y localización estaría listo para lanzarse en todo el país a finales de mes, con «poco más de 17.000» rastreadores de contacto ya contratados.

Sin embargo, en correos electrónicos que ha visto The Guardian y que fueron enviados este fin de semana por HR Go — una de las empresas del sector privado que manejan el proceso de reclutamiento, con sede en Kent — se dice que la contratación se ha detenido.

“Gracias por su solicitud en internet para este puesto. Lamentablemente, hoy temprano los papeles han quedado en espera. Esto se debe a un retraso en el lanzamiento de la aplicación «Track and Trace» mientras el Gobierno considera una aplicación alternativa,» dicen los correos electrónicos.

Un portavoz del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social (DHSC) dijo que el correo electrónico era «incorrecto y podía causar confusión», y que la contratación para el servicio de rastreo de contactos en línea y por teléfono continuaba «a su ritmo».

El ministro de sanidad de la oposición, Jon Ashworth, dijo: «Probar, rastrear y aislar es fundamental para administrar y controlar este virus y facilitar el bloqueo de forma segura; sin embargo, el enfoque del Gobierno ha sido cada vez más caótico, con pasos en falso tras pasos en falso.»

El Gobierno está luchando por mantener la confianza del público en la difícil segunda fase de gestión de la crisis, después de reemplazar el contundente mensaje de «quédate en casa, salva vidas» con el más incierto «mantente alerta».

Boris Johnson reconoció el domingo que podía entender la frustración del público. En un artículo en el diario Mail on Sunday, dijo: «Reconozco que lo que estamos pidiendo ahora es más complejo que simplemente quedarse en casa, pero este es un problema complejo y debemos confiar en el buen sentido del pueblo británico.»

NHSX — brazo digital del NHS — ha desarrollado su propia aplicación de seguimiento de coronavirus que almacenará los datos de forma centralizada, en lugar de optar por una alternativa de Google y Apple que funcione de manera descentralizada.

Si un usuario no se encuentra bien con los síntomas de Covid-19, puede optar por dejar que la aplicación informe al NHS. Se le ofrecerán pruebas y una alerta anónima informará a otros usuarios de la aplicación con quienes estuvo en los últimos días.

Miles de rastreadores de contactos — muchos de ellos trabajando desde casa — trabajarán junto con la aplicación, hablando con los pacientes de Covid-19 sobre las personas con quienes podrían haber estado en contacto y dándoles consejos como instarlos a aislarse.

Los ministros quieren poder usar los datos recopilados para analizar la propagación del virus. Esperan que esto les permita reimponer las condiciones de cierre en las áreas locales donde se detecta un nuevo brote, un proceso que Johnson ha descrito como «mazazo».

Sin embargo, la aplicación está trabajando en contra de las restricciones en teléfonos inteligentes modernos que solo Google y Apple pueden solucionar, además de llegar cargada de preocupaciones de privacidad que podrían disuadir a algunos miembros del público de usarla.

Este fin de semana, a las personas que habían solicitado empleos de rastreo de contactos a través del sitio web gov.uk del gobierno se les dijo : “A medida que la aplicación (o una alternativa) se active, reconsideraremos las solicitudes que ya recibimos, sin embargo, tenga en cuenta que tenemos recibió un número sin precedentes de solicitudes para este puesto y, por lo tanto, no todos los candidatos adecuados podrán presentarse.»

Conminado por The Guardian a hablar de la afirmación en el correo electrónico de que se estaba considerando una aplicación alternativa, un portavoz de HR Go confirmó que había enviado los correos electrónicos, pero insistió: “Lo que se ha dicho es una comunicación errónea y falsa. No conocemos ninguna razón por la cual Track and Track [sic] no continuaría como debe. Nos comunicaremos directamente con los solicitantes para corregir eso una vez que hayamos completado nuestras investigaciones internas.»

El portavoz del DHSC dijo: “La aplicación de seguimiento de contactos del NHS no está en espera y sería completamente incorrecto sugerirlo. No hay una aplicación alternativa y el NHS continúa trabajando constructivamente con muchas otras organizaciones que están ayudando a desarrollar y probar la aplicación NHS Covid-19.»

The Guardian reveló la semana pasada que el panel asesor de la aplicación estaba dividido sobre si tenía la autoridad para decirle al Gobierno que abandone su versión y cambie a la versión de Apple y Google.

Después de una reunión el jueves, se supo que los miembros argumentaron que su papel en la junta se limitaba a proporcionar orientación sobre cuestiones éticas sin ‘irse por las ramas’ en una discusión más amplia sobre si la aplicación es la herramienta adecuada para el trabajo o no.

Algunos funcionarios del Gobierno creen que la aplicación NHSX puede no sobrevivir en su forma actual después de los ensayos en la Isla de Wight. Se espera que el martes se publique el software para una versión descentralizada de Apple y Google.

El Gobierno dejó de intentar hacer el rastreo de cada caso de Covid-19 en Reino Unido en marzo, cuando el virus comenzó a circular en la comunidad. La subdirectora médica de Inglaterra, Jenny Harries, dijo en ese momento: «Hay un momento en una pandemia donde esa no es una intervención apropiada.»

Aún así, Ashworth y Jeremy Hunt — predecesor inmediato del actual ministro de sanidad Matt Hancock — han pedido repetidamente el seguimiento de la comunidad.

Si el sistema de seguimiento y localización está listo para implementarse antes de fin de mes, estaría a tiempo para asegurar a padres y maestros que los casos individuales en las escuelas de inglés podrían identificarse y aislarse si reabrieran a más alumnos a partir del 1 de junio, como exige el Gobierno.

El ministro de Irlanda del Norte, Brandon Lewis, sugirió la semana pasada que solo 1.500 rastreadores de contacto de los 18.000 prometidos por Hancock habían sido contratados, pero fuentes del Gobierno ahora dicen que ese número estaba desactualizado.

Al aparecer en el programa de Sophy Ridge el domingo en SkyNews, Gove elogió a Hancock, en medio de informes de una relación irritable entre el ministro de sanidad y Downing Street. «Estamos en camino de cumplir ese objetivo. Es más evidencia de que tenemos, en Matt, un ministro de salud enérgico y decidido que está dándolo todo en la lucha contra este virus,» dijo Gove.

————–

Laboristas planifican rescate económico ‘verde’ de la crisis del coronavirus

El Partido Laborista elabora ambiciosas propuestas para rescatar la economía luego del coronavirus, con un plan radical ‘verde’ de recuperación centrado en ayudar a los jóvenes que pierden sus empleos volviéndolos a capacitar en industrias renovables.

Tratando de aprovechar la iniciativa sobre la dirección futura del país una vez que la pandemia disminuya, Ed Miliband, ministro de comercio de la oposición, ha pedido que los planes incluyan la creación de un «ejército de jóvenes con cero emisiones de carbono» que haga trabajos como plantar árboles, aislar edificios y trabajando en tecnologías verdes.

Miliband dijo a The Guardian que la combinación del daño económico causado por el virus y el imperativo de abordar problemas como la emergencia climática y la contaminación requerían una ambición como la del Gobierno laborista de Clement Attlee en la posguerra.

«Es un equivalente contemporáneo de lo que sucedió después de 1945,» dijo Miliband. «Nunca es demasiado temprano para comenzar a pensar en el futuro, para pensar qué tipo de mundo queremos construir a medida que salimos de esta crisis. Creo que le debemos una especie de reevaluación de lo que realmente importa en nuestra sociedad, y cómo construimos algo mejor para el futuro.»

Bajo un cronograma coordinado por Miliband y la canciller de oposición Anneliese Dodds, los Laboristas comenzarán esta semana una rápida consulta con empresas, trabajadores, sindicatos y otros sobre cómo podría ocurrir una recuperación verde. Las propuestas serán luego presentadas al gobierno.

«Creo que deberíamos apuntar a que sea el plan de recuperación climática más ambicioso del mundo,» dijo Miliband. “Claramente esta debería ser la ambición del Gobierno. El viejo argumento de que se puede tener éxito económico o cuidar el medio ambiente, pero no los dos a la vez, es completamente erróneo.”

Miliband predijo que tal enfoque sería bienvenido por una población que ya está viviendo un significativo período de cambios, y donde muchas personas habían acogido con beneplácito los efectos secundarios del confinamiento como la mejor calidad del aire.

El hecho de que la gente se haya acostumbrado a ver a los ministros ceder la palabra frecuentemente a los científicos sobre el coronavirus significaba que ahora podrían esperar el mismo enfoque en la emergencia climática, argumentó Miliband.

———-

Entrega especial: un momento de alegría en tiempos de Covid 19

Foto de la enfermera Kirsty Hartley entregando al bebé prematuro Theo Anderson a su madre, también de nombre Kirsty, en la unidad de mujeres y neonatos del hospital de Lancashire en Burnley.