¡Simple!

METRO — MARTES, 12 DE MAYO DE 2020

Boris Johnson ha revelado más detalles de su hoja de ruta para desescalar el confinamiento en que se encuentra el país — pero los vacíos legales y la incertidumbre continúan abundando en su plan de salida.

El primer ministro británico, quien ha propiciado la confusión con el anuncio el domingo por la noche de su nueva estrategia de ‘estar alerta’, ha presentado también una guía de 50 páginas.

Sin embargo la regulación se mantiene abierta a diversas interpretaciones, como demostró ayer el ministro de exteriores Dominic Raab al no tener él mismo una idea clara sobre ella.

Desde mañana, la población podrá encontrarse en público con una persona de fuera de su núcleo familiar mientras se mantengan a dos metros de distancia.

Raab dijo a la BBC que sería correcto que una persona se encuentre con sus dos padres en un parque, pero fue corregido por funcionarios que dijeron que hacerlo todavía estaba prohibido.

Luego sugirió que sería permisible que una persona se encuentre con su madre por la mañana y con su padre por la tarde. Asimismo, Downing Street no rechazó la idea de que uno de los padres se quede esperando en el coche mientras el otro veía a su hijo.

La complejidad planteada aumenta por algunas curiosas variaciones geográficas. El Club de Golf Llanymynech no podrá reabrir sus puertas porque, aunque 3 de sus 18 hoyos se encuentran en Inglaterra — donde según la ley se podrá jugar desde el miércoles — tiene los otros quince en territorio de Gales, donde la prohibición se mantiene.

Condenan desescalamiento de Johnson por divisivo, confuso y vago

THE GUARDIAN — LUNES, 11 DE MAYO DE 2020

Confinamiento permanece en vigor pero permite más actividad al aire libre en Inglaterra

Boris Johnson ha instado al país a dar primeros pasos tentativos para salir del confinamiento esta semana, en un discurso a la nación inmediatamente condenado por ser divisivo, confuso y vago.

En un discurso desde Downing Street, Johnson dijo que si las circunstancias fueran adecuadas, las escuelas en Inglaterra y algunas tiendas podrían abrir el próximo mes, y el Gobierno estaba «alentando entusiastamente» a que las personas regresen al trabajo si no pueden realizarlo desde casa.

Sin embargo, enfatizó que este «simplemente no es el momento para terminar con el confinamiento» y que tenía la intención de adoptar un enfoque cauteloso guiado por la ciencia; de lo contrario, se produciría una segunda ola mortal del «diabólico» virus.

Aún así, sus comentarios generaron críticas y preocupaciones en todo el espectro político, y su decisión de retirar el mensaje de «quedarse en casa» a favor del consejo de «mantenerse alerta» encontró un coro de desaprobación por parte de los líderes de Escocia, Irlanda del Norte y Gales.

Sin dar detalles, Johnson explicó que su plan para la reducción gradual del confinamiento en Inglaterra podría incluir la reapertura parcial de escuelas primarias, tiendas y guarderías a partir del 1 de junio, mientras que algunos cafés o restaurantes con espacio al aire libre, lugares de culto y cines distanciados socialmente podrían volver a funcionar a partir de julio.

También dijo que se permitirá más actividad al aire libre en Inglaterra a partir de este miércoles como ejercicio ilimitado, viajes a lugares de recreación como playas y parques nacionales, y deportes como la pesca deportiva, golf y tenis, siempre y cuando se trate de personas del mismo grupo doméstico.

Las personas también podrán reunirse con un solo miembro de otro hogar a la vez al aire libre mientras hacen ejercicio o estén sentados, según fuentes gubernamentales.

Johnson dijo que solo comenzaría a reabrir la economía si la pandemia está claramente bajo control, pero su llamado a que las personas regresen a sus lugares de trabajo llevó a la inmediata condena de los sindicatos preocupados por la seguridad de los trabajadores.

Keir Starmer dijo que el primer ministro «parece estar diciendo efectivamente a millones de personas que vuelvan a trabajar mañana» sin la orientación necesaria.

«Pero no tenemos las pautas para hacerlo, y no sabemos cómo va a funcionar con el transporte público, por lo que surgen una gran cantidad de preguntas,» agregó el líder laborista.

Se ha instado a los trabajadores a no usar el transporte público dentro de lo posible y preferir automóviles, bicicletas o hacer caminata, lo cual implica que este consejo será imposible para muchos.

La decisión del primer ministro de relajar el bloqueo también condujo a un colapso en el enfoque de las «cuatro naciones» de Reino Unido para lidiar con el coronavirus. Los líderes de Escocia, Gales e Irlanda del Norte se han negado a reemplazar el mensaje «quédate en casa» con el nuevo lema de Johnson «mantente alerta».

Nicola Sturgeon, la primera ministra de Escocia, dijo que retirar el mensaje de «quédate en casa» podría tener consecuencias «catastróficas» al norte de la frontera y ordenó a los escoceses seguir diferentes consejos sobre el ejercicio al aire libre.

El ejercicio será ilimitado, pero no debe «tomarse sol ni hacer picnics o barbacoas», dijo, en contraste con el nuevo consejo de Johnson. El nuevo mensaje de «mantenerse alerta» era demasiado «vago e impreciso» para ser utilizado, acotó.

Sturgeon declaró a BBC Scotland que Johnson debe ser mucho más claro al decir que su propuesta de flexibilización del bloqueo solo está relacionada con Inglaterra.

Mark Drakeford, primer ministro de Gales, enfatizó que el consejo de «quedarse en casa» de su país «no ha cambiado», habiendo anunciado el viernes que Gales permitirá ejercicio más frecuente y la apertura de centros de jardinería, pero que las escuelas no volverán a abrir el 1 de junio.

Johnson expondrá más detalles de su enfoque al Parlamento hoy lunes, publicando un documento que establecerá una hoja de ruta para reabrir la economía. Es probable que ésta incluya las siguientes intenciones:

  • Tiendas y las escuelas primarias regresarán a partir del 1 de junio, comenzando con reception [primer grado], Año 1 y Año 6. Se entiende que también desea que las guarderías, parvularios y otros proveedores de primeros años regresen lo antes posible.
  • Los alumnos de secundaria se presentarán a los exámenes el próximo año para tener la oportunidad de ver a sus maestros antes del final del trimestre, pero no hay planes para que otros alumnos de secundaria regresen a la escuela antes del próximo año escolar.
  • Algunos hoteles y otros lugares públicos reabrirán «siempre que sea seguro y que hagan cumplir el distanciamiento social». No especificó qué lugares de hostelería podrían reabrir, pero se entiende que significa un retorno para cafés y restaurantes con espacio al aire libre que facilite el distanciamiento social y no los pubs, incluso aquellos que cuenten con jardín trasero.
  • En Inglaterra, las personas podrán sentarse juntas en parques dentro de sus grupos familiares, conducir hasta lugares de recreo para caminar y realizar una cantidad ilimitada de ejercicio al aire libre. Las personas podrán reunirse y sentarse con una sola persona al aire libre siempre que se mantengan a dos metros de distancia. La pesca con caña, la natación en lagos o ríos, el tenis y el golf estarán permitidos si las personas se mantienen dentro de sus grupos familiares.
  • El discurso omitió toda orientación sobre el uso de mascarillas faciales, pero es probable que esto se incluya en el documento del lunes que debe aconsejar mascarillas no médicas en lugares públicos cerrados como el transporte público.
  • Tampoco dio detalles sobre cuándo las personas podrían reunirse nuevamente con amigos y familiares.

Enfatizando que Reino Unido tendría un enfoque cuidadoso del tema, dijo que estos son los primeros de «varios cambios lentos y graduales», pero que las personas enfrentarían multas más altas por infringir las reglas y que el Gobierno podría volver a imponer regulación más estricta si el virus comienza a propagarse sin control nuevamente. Las multas pueden comenzar en £100 y duplicarse para otras delitos menores hasta un máximo de £3.200.

«Si aparecen brotes, si hay problemas, no dudaremos en frenar,» dijo.

Otro endurecimiento de las reglas implicará poner en cuarentena a los pasajeros que lleguen a Reino Unido desde el extranjero durante 14 días, aunque esto solo podría aplicarse a los viajes en avión.

«Para evitar el recontagio desde el extranjero, estoy notificando que pronto será el momento, con una transmisión significativamente menor, de poner en cuarentena a las personas que ingresen a este país por vía aérea,» dijo Johnson.

Downing Street también sugirió que podría no haber cuarentena para quienes viajen desde Francia, luego de una llamada telefónica con el presidente francés Emmanuel Macron. “No se aplicarán medidas de cuarentena a los viajeros que lleguen de Francia en esta etapa; cualquier medida en ambos lados se tomaría de manera concertada y recíproca,» dijo un portavoz.

El viraje de Johnson hacia el mensaje de «mantenerse alerta» indica la intención del Gobierno de motivar a las personas para volver al trabajo, en lugar de quedarse en casa bajo cualquier circunstancia.

A pesar de esto, los sindicatos no han acordado una nueva instrucción en lugares de trabajo. El secretario general del sindicato Unison, Dave Prentis, dijo: “El regreso al trabajo debe ser seguro. Sin buscar atajos, sin jugar al tira y afloja con la seguridad de los empleados. La economía es importante, pero las vidas también lo son.”

El secretario general del sindicato Unite, Len McCluskey, también expresó su preocupación por las personas que regresen a trabajar antes de que se acuerden las normas de seguridad obligatorias. «Esto no se ha pensado bien, y no haberlo hecho pone en peligro a los trabajadores.»

Johnson explicó que el Gobierno adoptaría un nuevo sistema de alarma de «cinco niveles» para describir el riesgo que enfrenta el país por el coronavirus, y dijo que Reino Unido todavía se encuentra en el segundo nivel más grave de cuatro. El «Sistema de Alerta Covid» sería administrado por un nuevo Centro Conjunto de Bioseguridad, agregó Johnson.

«Tenemos una ruta, y tenemos un plan, y todos en el Gobierno sentimos la fuerza de la presión y desafío de salvar vidas, recobrar nuestro modo de vida y restaurar gradualmente las libertades que necesitamos,» añadió.