Boris, esto no se entiende

METRO — LUNES, 11 DE MAYO DE 2020

Confusión por reemplazo de slogan «Quédate en casa» por «Mantente alerta»

Boris Johnson ha sido acusado anoche de hundir al país en confusión y potencial caos al desvelar sus tres pasos para liberar a Reino Unido de las cadenas del confinamiento.

En un mensaje televisado a la nación el primer ministro británico — quien a menudo cita a filósofos clásicos griegos — anunció que las personas pueden tomar parte en ejercicios ‘ilimitados’ al aire libre y practicar deporte con las personas con las que se comparta vivienda desde el miércoles.

Asimismo, se podrá tomar sol y charlar en parques locales — mientras se mantenga el distanciamiento social — con alguien que no viva con ellos.

Cualquier persona que no pueda trabajar desde casa, como aquellas personas con empleos en zonas de construcción y manufactura, deben ser estimulados para desplazarse a su centro de labores desde hoy.

Sin embargo, todos deberán evitar usar el transporte público si pueden hacerlo. Aquellos que infrinjan estas normas se harán acreedores a «sustanciales multas».

El segundo paso se dará el 1 de junio, cuando las escuelas y las tiendas empiecen su reapertura paulatina, seguidas de pubs, hoteles y restaurantes en julio.

Johnson reveló su ‘hoja de ruta para la reapertura de la sociedad’ en medio de esperanzas de que Reino Unido ya haya pasado su pico infeccioso. También reveló el nuevo cartel publicitario, donde se reemplaza «quédate en casa» por «mantente alerta».

Por su parte, la primera ministra escocesa Nicola Sturgeon ha descrito la nueva indicación gubernamental como ‘vaga e imprecisa’.

«No sé qué significa ‘estar alerta’.»

Asimismo, Sturgeon dijo a los periodistas en su conferencia de prensa diaria: «Para Escocia en este momento, dada la fragilidad del progreso que hemos logrado, dado el punto crítico en el que estamos, sería catastrófico que yo abandone el mensaje de «quédate en casa».

«Particularmente, no estoy en condiciones de apoyar un mensaje vago e impreciso.»

La líder del SNP agregó: «La claridad del mensaje es primordial si esperamos que todos sepan lo que les estamos pidiendo.»

«Y como líderes tenemos el deber de brindar esa claridad a aquellos por quienes somos responsables, no confundirlos.»

«Con ese fin, he pedido al gobierno de Reino Unido que no despliegue su campaña publicitaria ‘mantente alerta’ en Escocia.»

El nuevo eslogan tiene como objetivo reemplazar el llamado de larga data del Gobierno para que el público británico «se quede en casa, proteja al NHS, salve vidas».

Se espera que este cambio acompañe a algunos retoques menores en las medidas de confinamiento actuales — como ajustes a la indicación sobre ejercicio al aire libre y el apoyo para reabrir los centros de jardinería — cuando el primer ministro presente su prometida «hoja de ruta» sobre cómo se podrían aliviar las restricciones.

Sin embargo, el eslogan ya ha sido criticado por el Partido Laborista, en medio de afirmaciones de que es menos claro que la instrucción anterior.

Por su parte, el ministro de sanidad de la oposición Jon Ashworth dijo a Sky News: “Necesitamos claridad absoluta por parte de Boris Johnson. No hay lugar para los matices en esto: este virus explota la ambivalencia, se nutre de la ambigüedad y creo que el problema con la información a la prensa es que la gente quedará un poco perpleja, preguntándose qué significa mantenerse alerta, o qué está diciendo el gobierno con eso.»

Mientras tanto, el primer ministro galés Mark Drakeford ha confirmado que Gales no abandonará el mensaje «Quédate en casa».

«Estar alerta es importante, pero no podemos dejar de quedarnos en casa … el mensaje que daré a las personas en Gales es que deben estar alerta ante el peligro continuo de coronavirus. Si no estás fuera de casa por un propósito esencial […] quedarte en casa sigue siendo la mejor manera de protegerte y proteger a los demás,» dijo.

Estar alerta: nuevo mensaje del Primer Ministro a la nación

THE SUNDAY TELEGRAPH — DOMINGO, 10 DE MAYO DE 2020

Diseñan sistema de advertencia de cinco niveles, similar al de terrorismo, para concienciar al público

Boris Johnson pedirá al país que «esté alerta, controle el virus y salve vidas», mientras presenta un nuevo sistema de advertencia para el Covid-19 como parte de su hoja de ruta para desbloquear gradualmente la economía.

En un discurso dirigido a la nación esta tarde, el Primer Ministro llamará a trabajadores y empresas a mantenerse alertas siguiendo estrictas reglas de distanciamiento social, alentando a aquellos que no pueden trabajar desde sus hogares a que empiecen a regresar a sus oficinas y fábricas.

Se utilizará un nuevo sistema de advertencia de cinco niveles — similar al programa utilizado para publicitar los niveles de amenaza terrorista — para señalar el riesgo de virus y alentar la adhesión del público a las reglas. Las alertas van desde el nivel uno (verde) hasta el nivel cinco (rojo).

Se espera que Johnson diga que Inglaterra está a punto de pasar del nivel cuatro — el segundo más alto — a tres, lo que indicaría que la tasa de infección no está aumentando significativamente.

El sistema será administrado por un Centro Conjunto de Bioseguridad, que será responsable de detectar brotes locales de Covid-19 para que los ministros puedan aumentar las restricciones cuando y donde sea necesario para ayudar a reducir las tasas de infección.

Johnson abandonará el eslogan anterior del Gobierno «Quédate en casa, protege al NHS, salva vidas», mientras intenta reabrir cautelosamente sectores de la economía, una semana después de que el Banco de Inglaterra advirtiera que el país estaba en camino hacia el momento de recesión más agudo jamás registrado.

El nuevo eslogan: «Estemos alerta, controlemos el virus, salvemos vidas», ha sido elaborado por el estratega australiano Isaac Levido y Ben Guerin, neozelandés de 25 años que asesoró a los conservadores sobre su estrategia de redes sociales durante las elecciones del año pasado.

Sin embargo, el ministro de transportes Grant Shapps advirtió anoche que la regla de 2 metros de distancia social significaba que incluso cuando las redes de transporte de Reino Unido vuelvan a operar a plena capacidad, solo uno de cada 10 pasajeros podría viajar, para minimizar el riesgo de transmisión del virus.

La hoja de ruta completa del Gobierno se publicará mañana en un documento de 50 páginas, en el que se describirá el plan a los parlamentarios.

Se espera que Johnson se dirija al comité de parlamentarios conservadores 1922 Committee el martes por la noche, en medio de la creciente alarma dentro de las filas del partido sobre el impacto económico que dejará el bloqueo.

Johnson debe indicar también cuál será la hoja de ruta del Gobierno para salir de las restricciones actuales, pero una fuente de Downing Street dijo que procedería con «máxima precaución y máxima condicionalidad».

También se espera que anuncie el levantamiento a las restricciones específicas a actividades al aire libre, como el límite de efectuar una sola forma de ejercicio durante solo una hora al día. El Gobierno también permitirá que los centros de jardinería vuelvan a abrir esta semana, pero aumentará las multas para quienes incumplan las reglas existentes.

Mientras tanto, a partir del próximo mes, los pasajeros que lleguen a los aeropuertos y puertos británicos serán puestos en cuarentena por hasta quince días, según planes revelados por The Sunday Telegraph el mes pasado.

Downing Street elaboró ​​su nuevo eslogan ante temores de que las instrucciones de «quedarse en casa» hubieran resultado tan efectivas durante la primera fase de la respuesta del Gobierno a la pandemia, que muchos de los que podían ir a trabajar decidieron no hacerlo.

Esta semana, los ministros alentarán a quienes no puedan trabajar desde sus hogares a regresar a locales como oficinas y fábricas, siempre que puedan hacerlo de manera segura.

A los trabajadores y las empresas se les dirá que pueden «mantenerse alertas» siguiendo las reglas de distanciamiento social, que incluyen mantenerse a dos metros de cualquier persona que viva en un hogar diferente. También es probable que el Gobierno emita consejos sobre el uso de mascarillas faciales, para ayudar a reducir el contagio en entornos públicos.

Johnson ha dicho que la variable R — esto es, la tasa de contagio — debe permanecer por debajo de 1, lo que significa que cada persona infectada transmite el virus a menos de una. La tasa aumenta con la cantidad de interacciones sociales. El nuevo eslogan abandona el popular lema «proteger el NHS», aunque una fuente de Downing Street dijo: «Tomaremos decisiones que continúen salvando vidas y protegiendo al NHS, procediendo con la máxima precaución y condicionalidad máxima.»

«Este es un momento crítico, por lo que después de evaluar cuidadosamente la evidencia y analizar los datos, el primer ministro se dirigirá al público y pedirá su decisión mientras continuamos haciendo todo lo necesario para derrotar a este terrible virus.»

Asimismo, Johnson debe sugerir que seguir las reglas de distanciamiento social ayudará a salvar nuestra vida, la de los demás y nuestra manera de vivir.

La transmisión de esta noche será su segundo discurso nacional sobre la pandemia, y la primera después de haber sido hospitalizado.

Antes de la transmisión a las 7 de la tarde, el mandatario encabezará una reunión del comité de emergencia Cobra, al que asistirán los líderes de las cuatro administraciones nacionales y Sadiq Khan, el alcalde de Londres.

————-

Crisis de EPP: retiran 16 millones de gafas por temores de seguridad

Casi 16 millones de gafas protectoras están siendo retiradas de hospitales y la primera línea asistencial al no haber aprobado las pruebas de seguridad contra el Covid-19.

Se dice que los protectores oculares, adquiridos durante la reserva nacional para pandemias en 2009, fueron diseñados para escenarios de menor riesgo. Un organismo nacional de normalización ha advertido que no deben usarse para proteger a personal médico contra el coronavirus.

Se ha enviado una alerta urgente a los hospitales mientras el Gobierno luchaba para controlar los daños. Una reserva total de casi 26 millones de protectores Tiger Eye no cumplió con los estándares en el momento de la compra bajo la administración de Gordon Brown.

Los protectores oculares estaban en cajas marcadas con el estándar de normalización CE, pero no cumplen con requisitos actuales de protección contra salpicaduras «y debieron haber sido verificados en el momento de la compra», ha reconocido el Gobierno.

Se entiende que los ministros están furiosos por el aparente descuido de sus predecesores, quienes afirman son los principales responsables de garantizar su seguridad.

La urgente retirada se produce después de repetidas advertencias sobre la escasez de equipos de protección personal (EPP), y solo tres días después de que The Daily Telegraph revelara que miles de trajes traídos de Turquía el mes pasado también habían sido retenidos después de que los inspectores descubrieran que no cumplían con los estándares de Reino Unido.

Las gafas Tiger Eye se recomendaron originalmente solo para entornos de bajo riesgo. El British Standards Institute ha desaconsejado su uso en un entorno de Covid-19, luego que funcionarios de salud solicitaran que se verificara el stock existente.

Una declaración del Ministerio de Sanidad y Atención Social dijo: “La seguridad de la salud, la atención y todo el personal de primera línea es nuestra principal prioridad. Los protectores Tiger Eye se compraron en 2009 y estaban en cajas marcadas con el estándar CE. Se volvieron a comprobar y, tras estas evaluaciones, hemos emitido una alerta a los entornos clínicos para desaconsejar su uso, y los estamos eliminando de nuestra cadena de suministro.»

De los 25,6 millones de protectores oculares en almacenes, 15,9 millones ya se habían distribuido en todo el sistema. Los 9,7 millones restantes se encuentran actualmente en cuarentena. Se ha dicho a los hospitales que retiren de inmediato dichas gafas de sus cadenas de suministro. El Gobierno había prometido organizar existencias de reemplazo para los centros hospitalarios que necesiten «suministros inmediatamente».

«Según las evaluaciones de existencias actuales, los centros hospitalarios deberían tener suficientes viseras y gafas para dejar de usar de inmediato los protectores Tiger Eye,» agregó el Gobierno en su declaración. «Si se requiere protección ocular de reemplazo, deben comunicarse con la Línea Nacional de Interrupción de Suministros, y ya estamos enviando existencias de reemplazo para centros hospitalarios que necesiten un suministro inmediato.»

Se dice que los ministros han ordenado una investigación inmediata de porqué las gafas se incluyeron en las reservas para esta pandemia cuando ya no cumplían con estándares de 2001.

El retiro solo aumentará la preocupación actual en los hospitales por la desesperante escasez. Alison Pittard, decana del ente médico multidisciplinario Faculty of Intensive Care Medicine (FICM), dijo recientemente que los médicos pueden tener que tomar decisiones difíciles al tener que tratar a pacientes de coronavirus con EPP inadecuado. Autoridades hospitalarias también informaron haber recibido entregas de mascarillas de fabricación china defectuosas desde la reserva nacional de EPP.

La reserva de 2009 ha tenido repetidas críticas en las últimas semanas por no haber sido preparada adecuadamente. El actual Gobierno también ha sido acusado de ignorar posteriormente advertencias de sus propios asesores para comprar equipos faltantes.

Las batas son actualmente uno de los artículos con menor oferta.

Médicos y enfermeras se han quejado de que también hay escasez de mascarillas FFP3 para respiradores, que salvan vidas.

————

Problemas de laboratorio obligan al Gobierno a enviar pruebas de virus a Estados Unidos

Gran Bretaña ha estado enviando en secreto decenas de miles de pruebas de coronavirus a Estados Unidos mientras localmente lucha por incrementar la tasa de pruebas diarias a más de 100.000 por día en Reino Unido, puede revelar The Sunday Telegraph.

El Ministerio de Sanidad admitió anoche que 50.000 muestras de prueba fueron enviadas a los Estados Unidos la semana pasada debido a problemas reportados en laboratorios en Reino Unido.

Las muestras fueron transportadas por aire a través del Atlántico en vuelos fletados desde el aeropuerto de Stansted.

El Gobierno insistió en que «todos los resultados serán devueltos a los pacientes lo más rápido posible».

Reino Unido no logró alcanzar el objetivo de 100.000 pruebas al día en ninguno de los últimos siete días, y solo alcanzó el objetivo a fines del mes pasado enviando por correo 40.000 kits de pruebas caseras.

El Gobierno admitió el jueves que había habido un problema en un laboratorio en Irlanda del Norte, pero no hizo referencia al envío de decenas de miles de pruebas a Estados Unidos.

Una fuente de Sanidad dijo: “Logramos enviar aproximadamente 50.000 muestras de prueba a un laboratorio de Estados Unidos a principios de esta semana.»

«La validación de los resultados se completará en Reino Unido, y todos los resultados se devolverán a los pacientes lo antes posible.»

The Sunday Telegraph entiende que las muestras se están procesando en un laboratorio universitario en el sur de Estados Unidos. Se han recibido informes de demoras prolongadas en la obtención de resultados para las personas que se hicieron la prueba, pero no se sabe si esto se debe a que las pruebas se envían a ese país.

La fuente del Ministerio de Sanidad agregó: “Los retrasos en el sistema esta semana surgieron como resultado de problemas operativos en nuestra red de laboratorios. Hemos trabajado para resolver estos problemas y la capacidad se está restaurando rápidamente. No es sorprendente cuando un sistema es completamente nuevo haya algunos problemas iniciales en las primeras semanas de operación. Es importante no sacar demasiadas conclusiones de unos pocos días de datos. Más de un millón de personas han sido evaluadas en Reino Unido y la gran mayoría informa que no hay problemas con el proceso.”

Los funcionarios se vieron obligados a retractarse cuando las cifras de las pruebas diarias cayeron a menos de 70.000 en las 24 horas hasta las 9 am del miércoles — muy por debajo del objetivo diario de 100.000 establecido por el titular del sector, Matt Hancock.

Hablando en la sesión informativa diaria de ayer, el profesor Jonathan Van-Tam, subdirector médico de Inglaterra, dijo: “Ahora estamos realmente en una meseta alta, que es aproximadamente 100.000 pruebas por día. Hay algunas fluctuaciones, y francamente espero que haya alguna fluctuación en el día a día.»

«No creo que podamos leer demasiado sobre las variaciones del día a día, pero la imagen macro es que ahora está en un nivel mucho, mucho más alto que nunca al comienzo de esta crisis.»

Fuentes gubernamentales dijeron que hubo un problema con una máquina en un laboratorio comercial operado por la empresa privada Randox en Irlanda del Norte, el cual ya ha sido resuelto. Randox dijo que su personal estaba «trabajando diligentemente para procesar todas las pruebas de manera oportuna.»

La semana pasada, Boris Johnson estableció un ambicioso nuevo objetivo diario de 200.000 pruebas de coronavirus y prometió «ir aún más alto» para contener la enfermedad.

Una fuente conocedora de los hechos dijo que la universidad norteamericana se estaba utilizando para gestionar la «capacidad de sobretensión» en Reino Unido a medida que aumentasen las pruebas.

La fuente dijo: “Han enviado mucho menos de lo que pensaban porque su capacidad está yendo realmente bien. Llegarán a 200.000 por día; no lo harán en cuatro semanas, pero llegarán.”

Un portavoz del Ministerio de Sanidad dijo: «La expansión de la red de pruebas de coronavirus de Reino Unido ha implicado la creación de una red de laboratorios de referencia completamente nueva para procesar los hisopos con los que se hacen las pruebas. Cuando surgen problemas, tenemos contingencias … como enviar estos hisopos al extranjero a laboratorios asociados para su finalización. Por supuesto, nuestros laboratorios asociados deben cumplir con nuestros altos estándares.»

————-

Informe a sus amigos y familiares si ha contraído el virus

Se les pedirá a las personas que resulten positivas por Covid-19 que llamen a las personas que hayan contagiado y que las alienten a autoaislarse, como parte de un plan para usar la «influencia de amigos» para aumentar el cumplimiento de las reglas, puede revelar The Sunday Telegraph.

Los funcionarios están elaborando pautas sobre auto-rastreo, que se llevarán a cabo junto con el rastreo de contactos que efectuarán 18,000 gestores de llamadas.

Si tiene éxito, la aplicación de seguimiento de contactos del NHS para móviles podría actualizarse para que las personas puedan alertar a sus amigos utilizándola. Lord Bethell, ministro responsable de las pruebas de Covid-19, dijo: «El público quiere ayudar en la batalla contra el Covid-19 y el auto-rastreo les da la oportunidad de hacer una contribución de una manera confiable para sus amigos.»

El anuncio se produce luego de que el «nivel superior» de rastreadores de contactos formales fuera advertido de que esperaran «situaciones estresantes y difíciles» al informar a las personas que han dado positivo, y necesitan identificar a aquellos con quienes habían entrado en contacto.

Como parte del programa de «prueba, seguimiento y localización» 18.000 gestores de llamadas — incluidos 3.000 personas entre funcionarios y médicos — se pondrán en contacto con personas que resulten positivas por Covid-19 para buscar una lista de todas las personas con las que han entrado en contacto significativo.

Se espera que se pongan en contacto con cada individuo para pedirles que busquen una prueba y se aíslen mientras esperan el resultado.

Para quienes hayan descargado la aplicación del NHS en sus teléfonos móviles, se enviarán alertas automáticas a otros usuarios con quienes hayan entrado en contacto significativo.

Sin embargo, ministros y funcionarios creen que pedir a las personas que se contacten con amigos y asociados por sí mismos podría ser más eficiente y aumentar la probabilidad de que aquellos a quienes se pida autoaislarse cumplan con las reglas.

Al exponer los planes del Gobierno de «rastrear y rastrear» en el Parlamento, Lord Bethell dijo: «Hemos aprendido con los mejores estudios de casos del extranjero que, a menudo, la influencia del entorno de amigos en persuadir a las personas a aislarse tiene el efecto más profundo.»

Mientras tanto, una encuesta realizada por ORB International encontró que los más jóvenes tienen tres veces más probabilidades de romper las reglas actuales de confinamiento que sus mayores.

————-

Little Richard, leyenda del rock’n’roll, 1932-2020

— Foto de la estrella musical fallecida a los 87 años. El cantante, que inspiró a otras figuras de la música como los Beatles y Elton John, ha vendido más de 30 millones de discos en todo el mundo y es reconocido por éxitos como Tutti Frutti y Long Tall Sally.

100.000 muertos si Reino Unido desescala muy rápido, advierten científicos

THE SUNDAY TIMES — DOMINGO, 10 DE MAYO DE 2020

Informan a primer ministro de ‘espacio de maniobra muy limitado’

Gran Bretaña podría sufrir más de 100.000 muertes para fin de año si los ministros relajan demasiado y demasiado rápido el confinamiento, advirtió anoche un asesor científico del Gobierno.

En un discurso a la nación a las 7 pm de hoy, Boris Johnson dejará en claro que solo quiere actuar lentamente para levantar el confinamiento, e instará al público a «mantenerse alerta» ante los continuos peligros del coronavirus.

Los planes para permitir que más de un hogar se mezcle y de reabrir las escuelas para muchos más alumnos han sido retrasados varias semanas, ante la preocupación de que la tasa de contagio se mantenga demasiado alta.

Investigadores de la Escuela de Higiene Tropical de Londres, el Imperial College de Londres y otros centros han enviado advertencias sobre el posible saldo mortal al comité asesor del gobierno SAGE a principios de la semana pasada.

Las instituciones han modelado diferentes políticas de salida al confinamiento «para evaluar cuáles eran viables y cuáles no», dijo un asesor científico. «El margen de maniobra es muy limitado.»

La fuente dijo que más de un modelo había situado el número de muertos en seis cifras en algunos escenarios.

Johnson y sus ministros principales Michael Gove, Rishi Sunak, Matt Hancock y Dominic Raab, se reunieron el miércoles por la noche para aprobar un plan menos agresivo que el que muchos ministros habían pedido para levantar el confinamiento.

La reunión se produjo después de que fueran informados de que la tasa real de nuevos contagios por Covid-19 era de 18.000 por día, cuando la tasa objetivo del gobierno es de 4.000 por día. La cifra de 100.000 no se discutió en esa reunión pero expone el dilema que enfrenta Johnson cuando se ve presionado por los parlamentarios para actuar más rápidamente.

«El hecho de que tengamos 100,000 muertes para fin de año depende de qué tan rápido se relajen las medidas, cuán efectivo sea el rastreo de contactos y si estamos al tanto de la situación en hospitales y residencias de ancianos,» dijo un asesor científico del Gobierno.

“Las epidemias en hospitales y casas de reposo retransmiten la infección a la comunidad a través del personal empleado en esas instituciones. Tenemos que controlarlos antes de iniciar una relajación significativa de las medidas.”

El número de fallecidos por Covid-19 ha llegado a 31.587 ayer, aumentando en 346, ante lo cual el ministro de transportes Grant Shapps dijo: «Superar el Covid será un proceso gradual, no un solo salto hacia la libertad.»

Johnson anunciará esta noche que:

  • A partir de mañana lunes, se eliminará el límite para poder realizar una forma de ejercicio al día, lo que permitirá a las personas salir a la intemperie si observan las reglas de distancia social de dos metros. Asimismo, se ha indicado al personal de Downing Street que Johnson volverá a salir a correr esta semana.
  • Se incrementarán las multas para aquellos que no cumplan con las nuevas reglas.
  • A partir del miércoles, reabrirán los centros de jardinería.
  • Se aconsejará al público — no se le obligará — a usar cobertura facial en el transporte público y en las tiendas.

Dentro de las próximas dos semanas, los pasajeros que lleguen a Reino Unido deberán aislarse durante 14 días, con centros de cuarentena establecidos para aquellos que no tengan un domicilio dónde aislarse.

Se entiende que el lema «quédate en casa, protege al NHS, salva vidas» será reemplazado por «mantente alerta, salva vidas».

En la primera admisión dentro del Gobierno de que el confinamiento podría haber sido mal manejado, un alto funcionario dijo: «La opinión es que el público nos perdonará por los errores cometidos al entrar en el confinamiento, pero no nos perdonará por los errores cometidos al salir de él.»

Johnson dará los últimos retoques a su política en una reunión del Gabinete y otra del comité Cobra hoy antes de su discurso. Mañana se dirigirá al Parlamento y publicará un documento de 40 páginas que describe una hoja de ruta para levantar gradualmente el confinamiento. Esta incluirá consejos para que las empresas suministren al personal escritorios socialmente alejados y escalonen los días y horas de trabajo, debidamente preparados para un regreso más generalizado al trabajo el próximo mes.

Un centro dedicado monitorizará la nueva aplicación para móviles del NHS para determinar dónde se producen los brotes, de modo que se puedan introducir confinamientos más estrictos focalizados en códigos postales individuales — una estrategia denominada whack-a-mole — para eliminar brotes locales en el menor tiempo posible.

Shapps anunció ayer que se invertirán £2 mil millones en programas para construir carriles bici emergentes — de la modalidad pop-up — para animar a los trabajadores a no desplazarse en transporte público.

El martes, el canciller Rishi Sunak anunciará planes para modificar el programa de retención para trabajadores suspendidos — conocido como furlough — con el propósito de que puedan trabajar a tiempo parcial mientras las empresas asumen una mayor parte del coste. El primer ministro ahora está recibiendo presiones en varios frentes:

  • En una carta a Johnson, seis líderes de la oposición en Westminster han exigido que haga más para garantizar una «cooperación y consulta serias, significativas y sustantivas» entre Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte para extender el esquema de retención de empleo.
  • Graham Brady, presidente del comité parlamentario conservador 1922 Committee, ha pedido que el primer ministro asista a una reunión virtual con los parlamentarios esta semana ante la inquietud de que no se está haciendo suficiente escrutinio al accionar del Gobierno.

 

————-

La Reina dejará la vida pública durante meses

Isabel II se retirará de la vida pública durante meses en lo que se espera sea la ausencia más larga de sus deberes oficiales en su reinado de 68 años.

La soberana de 94 años permanecerá en el Castillo de Windsor indefinidamente. Su agenda de compromisos en el otoño también está en espera, dejando en suspenso sus planes de una visita de estado a Sudáfrica en octubre. El Palacio de Buckingham estará cerrado al público este verano, por lo que se cree que es la primera vez en 27 años. Eventos públicos como el Trooping the Colour, fiestas en el jardín y el servicio Order of the Garter ya han sido cancelados.

La reina generalmente regresa de Windsor al palacio en mayo, donde pasa la mayor parte de su tiempo hasta su descanso anual de verano en Balmoral en julio. Sin embargo, allegados reales han dicho que no aceptará compromisos ni hará desplazamientos hasta que se despeje la amenaza del coronavirus.

La interrupción debe ser decepcionante para la soberana, quien ha dicho anteriormente que siente que «se le tiene que ver para que crean en ella», un sentimiento que se cree ha jugado un papel importante en sus dos discursos especiales televisados a la nación durante el confinamiento.

—————

NHS enfrenta lista de espera de 7 millones

Más de siete millones de pacientes estarán en lista de espera hospitalaria este otoño, según un estudio que revela los dañinos efectos secundarios del confinamiento por el Covid-19.

El informe sugiere que, como resultado de los retrasos causados ​​por el virus, se han agregado 1.3 millones de pacientes a las listas de espera para ver a un especialista por afecciones que van desde problemas cardíacos hasta cáncer, lo que se suma al registro ya acumulado de 4.4 millones de personas en febrero.

El análisis — realizado por Medefer, proveedor de atención médica del NHS — estima que 3.5 millones de personas necesitarán una cita ambulatoria este mes a medida que se reanuden los servicios. Dice que toda la lista de espera del NHS podría alcanzar los 7,2 millones a fines de septiembre, con una de cada ocho personas esperando el tratamiento.

Las nuevas cifras alimentarán la creciente preocupación de que no actuar más rápido para levantar el confinamiento podría costar vidas, porque las personas no llegaran a recibir sus tratamientos médicos.

—————

Pandillas criminales ahora se dedican a las mascarillas

Pandillas de crimen organizado han robado miles de artículos de equipos de protección personal (EPP) de la cadena de suministro del NHS para venderlos en el mercado negro.

La policía cree que los «sofisticados» delincuentes han forzado un aumento anticipado en la demanda de empresas y escuelas por estos equipos.

Fuerzas policiales de Manchester, Liverpool y Londres están investigando a delincuentes que han robado a proveedores médicos y tiendas del NHS, incluidos «atracos» a medianoche y «trabajos internos» por parte de empleados del NHS.

La policía de Manchester está buscando un emprendimiento criminal al estilo de la famosa película Ocean’s Eleven, luego que una banda que rompía persianas metálicas robara más de £166,000 en mascarillas de un parque empresarial en Salford.

Ocean’s Eleven es una referencia a la película de Hollywood sobre un sofisticado robo en un casino, protagonizada por Brad Pitt y George Clooney.

————-

A-wop-bop-a-loo-bop, a-wop-bam…

Foto de Little Richard, la extravagante estrella del rock and roll que cambió el rumbo de la música con éxitos como Tutti Frutti y Good Golly, Miss Molly, quien ha fallecido ayer en su domicilio de Tennessee a los 87 años.

No volveremos a trabajar si no nos sentimos seguros, dicen sindicatos a Johnson

THE GUARDIAN — DOMINGO, 10 DE MAYO DE 2020

Personal necesita ‘revolución’ sanitaria en centros de trabajo, advierten a primer ministro

Los sindicatos más importantes de Gran Bretaña han advertido a Boris Johnson que no recomendarán un regreso al trabajo a sus tres millones de miembros hasta que el Gobierno y los empleadores acuerden una revolución nacional de sanidad y seguridad como resultado de la pandemia de Covid-19.

En una carta a The Observer, los líderes de los «cuatro grandes» — Unison, Unite, GMB y Usdaw — junto al Congreso de Gremios y Sindicatos (TUC), dicen que muchos de sus miembros ya han perdido la vida «transportando personas y bienes, protegiendo al público y cuidando a personas vulnerables».

Para minimizar las muertes en el trabajo insisten en que la sanidad y la seguridad, «de lo que solían burlarse los partidarios del libre mercado», debe ser radicalmente revisada e intensificada en todos los lugares de trabajo si quieren respaldar al Gobierno en flexibilizar, y finalmente terminar, con el confinamiento.

Los líderes sindicales dicen que todos los empleadores deberían tener que redactar y publicar evaluaciones de riesgo e indicar qué medidas han tomado para que sus empleados tengan un trabajo seguro. También exigen que se impongan sanciones a empleadores deshonestos y piden inversiones gubernamentales en inspecciones de sanidad y seguridad.

«El movimiento sindical quiere recomendar los planes de regreso al trabajo del Gobierno», dicen. «Pero para que podamos hacerlo, debemos asegurarnos de que los ministros hayan escuchado y que nos mantengamos seguros y que podamos salvar vidas en el trabajo también.»

Su intervención se produce después de las advertencias de los sindicatos docentes el viernes de que no apoyarían la reapertura de las escuelas hasta que un sistema de «prueba, rastreo y aislamiento» esté completamente en marcha, algo que todavía está lejos de ser completamente operativo.

La carta evidencia el dilema que enfrenta el Gobierno para equilibrar la seguridad con el retorno a las labores de la mayor cantidad posible de personas. En su discurso de esta noche, se espera que el primer ministro valore el mensaje gubernamental de «quedarse en casa» — que ha sido central en su llamamiento al público para que se adhieran al confinamiento.

Se entiende que Johnson dirá que las personas pueden salir de casa para hacer ejercicio y tomar aire fresco más de lo permitido en la actualidad. Trazará una ruta hacia la reducción gradual de las restricciones cuando la tasa de infección lo permita, y anunciará planes para una nueva instrucción sobre seguridad laboral. Se permitirá la reapertura de algunos puntos de venta no esenciales, como los centros de jardinería.

Sin embargo, Johnson también anunciará un endurecimiento de las reglas, como multas más altas para las personas que ignoren las instrucciones del confinamiento y cuarentena de 14 días para los pasajeros que llegan a los aeropuertos de Reino Unido. La perspectiva de estas medidas provocó una controversia inmediata: la directora ejecutiva de la Asociación de Operadores de Aeropuertos, Karen Dee, dijo que las medidas tendrían un «impacto devastador» en la industria de la aviación y la economía en general.

El número de muertes por Covid-19 en Reino Unido aumentó en 346 hasta 31.587, todavía el más alto de Europa. Una cifra separada, el número de muertes que se han registrado en relación con el Covid-19, actualmente es de 33.021. Se cree que la verdadera cifra es mucho más alta.

Unas 215.260 personas dieron positivo, aumentando 3.896 casos desde el viernes. El viernes se llevaron a cabo un total de 96.878 pruebas — el sexto día consecutivo en que el Gobierno no logra alcanzar su objetivo de 100.000 pruebas por día.

Anoche, científicos advirtieron que pasaría algún tiempo antes de que el número de nuevos contagios caiga a solamente cientos de personas — el nivel que sería necesario para permitir que el rastreo de contactos y el aislamiento funcionen de manera efectiva. Expertos dicen que el nivel actual de 4.000 casos nuevos por día abrumaría el sistema.

«Hacer que los casos nuevos se reduzcan a unos pocos cientos por día es una cifra sensata y manejable,» dijo el profesor Mark Woolhouse, epidemiólogo de la Universidad de Edimburgo. «Sin embargo, dada la tasa actual de disminución de las infecciones por Covid-19, pasará mucho tiempo antes de que bajemos a ese nivel. Y esto es una verdadera preocupación.» Algunas estimaciones sugieren que podría tomar otros seis meses de confinamiento llegar a reducir los casos diarios a cientos.

Woolhouse dijo que había enfoques alternativos que podrían adoptarse. Uno sería que el Gobierno introdujera una nueva y muy severa versión de confinamiento como la impuesta en China. Otro sería «familiarizarse realmente con el rastreo de contactos», según Woolhouse, uno de los principales expertos de Reino Unido en enfermedades infecciosas. «De lo contrario, no veo cómo vamos a avanzar más y salir de esta situación.»

Por su parte, Downing Street insistió en que Johnson estaba decidido a proceder con «máxima precaución», a pesar de las opiniones encontradas la semana pasada sobre la relajación de las medidas del lunes. Una fuente de la oficina del primer ministro dijo: “Este es un momento crítico, por lo que después de evaluar cuidadosamente la evidencia y analizar los datos, el Primer Ministro se dirigirá al público y pedirá su fortaleza y decisión mientras continuamos haciendo lo que sea necesario para derrotar esta enfermedad devastadora.»

Dado que las encuestas muestran que el público está ansioso por poner fin al confinamiento y que los sindicatos están cada vez más preocupados por la seguridad de sus afiliados, se dice que las empresas están considerando realizar pruebas de temperatura para el personal como parte del retorno gradual al trabajo.

Las empresas también están siendo advertidas sobre un aumento en las demandas por acoso a medida que los trabajadores se adaptan a operar bajo las reglas de distanciamiento social. También hay preocupaciones sobre el impacto psicológico de regresar al trabajo, así como la falta de conciencia entre los empleados sobre cómo dar la alarma si se les pide trabajar en condiciones inseguras.

Una coalición de más de 250 organizaciones benéficas y otras organizaciones está pidiendo a los ministros que garanticen que la reducción del confinamiento no cree nuevas divisiones en la sociedad. La agrupación Connection Coalition — que incluye a las organizaciones benéficas Age UK, Mind y a la Cruz Roja Británica — advierte que segmentar a la población corre el riesgo de fracturar la respuesta grupal que ha unido a las comunidades en su respuesta al virus.

Una nueva encuesta de Opinium para The Observer muestra que las personas en este país ahora ven a Reino Unido peor que Italia, España y Francia en lo que respecta a la crisis de Covid-19.

El profesor Ravi Gupta, microbiólogo de la Universidad de Cambridge, dijo que si bien mantener el confinamiento durante unas pocas semanas más aún podría parecer tentador, crecían las preocupaciones sobre el momento en que se produciría una probable segunda ola de infección: «Es casi seguro que habrá una segunda ola». de los casos de Covid-19 después de que se levante el confinamiento. Esto es inevitable, aunque queda por ver qué tan grave será.»

«Sin embargo, mientras más extendamos el final del confinamiento, entonces es inevitable que esta segunda ola ocurra más y más tarde en el año. Y debemos asegurarnos de no permitir que eso suceda en invierno y se junte con la gripe, el norovirus y otros brotes.»

«Eso significa que hay presión para que el Gobierno piense en levantar el bloqueo pronto.»

————

Calles cerca de escuelas cerrarán en hora punta

Las calles cerca de las escuelas serán cerradas temporalmente cuando los padres dejen y recojan a sus hijos, para disuadir a las personas de conducir en los desplazamientos escolares y para alentarlos a caminar, ir en bicicleta y en patinetes.

Planes para cerrar las vías en horas punta escolares utilizando barreras, conos y otras medidas ya están muy avanzados en Londres y Manchester, y se espera que se extiendan a otras ciudades y pueblos.

Will Norman, comisionado de Londres para caminata y ciclismo, dijo The Observer: “Esto implicará restricciones de tiempo en el tráfico alrededor de las escuelas para permitir que las personas caminen, patinen o vayan en bicicleta de manera segura a la escuela. Me da igual si van botando en un balón saltarín gigante mientras no circulen en coche. Debe reducirse la cantidad de tráfico para permitir que alumnos y padres de familia se desplacen de manera segura.»

Norman dijo que habría un peligro adicional para padres e hijos, que tendrían que mantenerse a dos metros de distancia si las calles estuvieran muy transitadas cerca de las escuelas. “Lo último que queremos es que los niños y sus padres entren en una calle concurrida o vean problemas crecientes de calidad del aire en las escuelas.»

«De ese modo, [el cierre temporal de calles dos veces al día] tendrá que ser algo que las escuelas y las autoridades locales planeen, y quiero que todas las escuelas y consejos analicen esto con urgencia.»

——————

Little Richard (1932-2020)

Foto del cantante Richard Penniman — conocido mundialmente como Little Richard — quien fuera estrella pionera del rock and roll y ha fallecido a los 87 años. Su canción de 1955 Tutti Frutti, con la letra «awopbopaloobop alopbamboom», y una inmensa lista de éxitos siguientes, ayudaron a establecer el género musical e influyeron en una multitud de otros músicos.