«Nunca rendirse, nunca desesperarse»

THE DAILY TELEGRAPH — SÁBADO, 9 DE MAYO DE 2020

Isabel II celebra el 75 aniversario del Día de la Victoria en Europa con mensaje de estoicismo y esperanza ante la adversidad

La Reina ha instado a Gran Bretaña a «nunca rendirse, nunca desesperarse» en un conmovedor mensaje para conmemorar el 75 aniversario de la victoria aliada en Europa — conocida en el mundo anglosajón como VE Day — al dirigirse con orgullo a una nación de la que dijo los héroes de la Segunda Guerra Mundial aún «reconocerían y admirarían».

La soberana británica — que pronunció un discurso especial a las 9 de la noche, tal como lo hizo su difunto padre después de la rendición nazi — dijo que recordaba «vívidamente» las «escenas jubilosas» que marcaron el triunfo sobre la sombría incertidumbre de la guerra.

«Hoy puede parecer difícil que no podamos celebrar este aniversario especial como quisiéramos», dijo la Reina desde el Castillo de Windsor, donde ha estado viviendo y trabajando aislada durante el brote de coronavirus.

“En lugar de eso, recordemos este día desde nuestros hogares y desde los portales de nuestras casas. Pero nuestras calles no están vacías; están llenas del amor y el cuidado que nos tenemos unos a otros.»

«Y cuando miro a nuestro país hoy, y veo lo que estamos dispuestos a hacer para protegernos y apoyarnos unos a otros, digo con orgullo que todavía somos una nación que esos valientes soldados, marineros y aviadores reconocerían y admirarían.»

«Todavía somos una nación que aquellos valientes soldados, marineros y aviadores reconocerían y admirarían.»

Sus palabras dieron el marco final a un día en que Gran Bretaña celebró 75 años de la victoria aliada en Europa con un momento de reflexión silenciosa, fiestas callejeras socialmente distantes y una variedad de tés improvisados ​​de los años cuarenta en los hogares de todo el país.

El aniversario se ha considerado particularmente conmovedor, ya que casi con certeza es el último hito importante que se podrá agradecer personalmente a quienes sirvieron en la Segunda Guerra Mundial. Los planes para el día fueron alterados drásticamente para adaptarse a las condiciones del confinamiento, con grandes reuniones públicas intercambiadas por kits de bricolaje y videollamadas.

Otros miembros de la familia real hicieron llamadas a veteranos de guerra residentes en casas de reposo, contándoles la gratitud de la nación y observando cómo brindaban por sus recuerdos con champán y pasteles.

La Reina — quien ha calificado al VE Day como uno de los días más memorables de su vida — fue testigo de las escenas de júbilo frente al Palacio de Buckingham en 1945, cuando Sir Winston Churchill compareció junto a la familia real.

En el mensaje televisado a la nación Isabel II habló desde su escritorio, donde se pudo ver su propia gorra de Servicios Territoriales Auxiliares (ATS), una fotografía del Rey Jorge VI y una imagen de la familia real en el balcón de palacio el 8 de mayo de 1945.

La Reina se ha hecho eco de las palabras de su padre y se basó en su propia experiencia, habiéndose unido al ATS a la edad de 18 años para entrenarse como conductora y mecánica de vehículos.

A las 9 de la noche del VE Day, Jorge VI dijo en una transmisión de radio: “Mantuvimos nuestra fe en nosotros mismos y en los demás; mantuvimos la fe y la unidad con nuestros grandes aliados. Esa fe y unidad nos han llevado a la victoria a través de peligros que a veces parecieron abrumadores.”

La Reina dijo anoche: “Os hablo hoy a la misma hora que mi padre, exactamente hace 75 años. Su mensaje entonces fue un saludo a los hombres y mujeres en el hogar y en el extranjero que habían sacrificado tanto en pos de lo que con razón llamó una ‘gran liberación’.»

“Al principio, el panorama parecía sombrío, el final distante, el resultado incierto. Pero mantuvimos la fe en que la causa era la correcta, y esta creencia, como mi padre resaltó en su transmisión, nos ayudó. Nunca rendirse, nunca desesperarse, ese fue el mensaje del VE Day.»

Hablando de su recuerdo de las «escenas de júbilo» que presenció cuando era una joven princesa Isabel — a ella y a su hermana se les permitió en ese momento mezclarse con el público que celebraba en las calles de Londres — la Reina reflexionó sobre los sacrificios que vinieron más tarde en Extremo Oriente, y las «muchas personas» que murieron durante ese «terrible conflicto».

“Murieron para que pudiéramos vivir como personas libres en un mundo de naciones libres. Arriesgaron todo para que nuestras familias y nuestros vecindarios pudieran estar a salvo. Debemos recordarlos, y los recordaremos.»

El Príncipe de Gales y la Duquesa de Cornualles dirigieron el silencio de dos minutos desde el monumento a la guerra en Balmoral, mientras que el Duque y la Duquesa de Cambridge, así como el Conde y la Condesa de Wessex, realizaron videollamadas con veteranos para escuchar sus historias y agradecerles personalmente.

Por la tarde el Príncipe Carlos leyó el diario de su abuelo Jorge VI, donde el Rey describía cómo llamaron ocho veces a la familia real a salir al balcón del palacio de Buckingham, durante la tarde y la noche de ese día.

«Lilibet y Margaret con un grupo de amigos han caminado entre la multitud después del anochecer, y vieron a Londres en un ambiente festivo,» concluyó. «Pobres mis queridas [hijas], nunca se han divertido.»

Tres cuartos de siglo después de que el texto fuera escrito por su padre, reflexionando sobre la Segunda Guerra Mundial y su propia generación que lo soportó, la Reina dijo: «La generación de la guerra sabía que la mejor manera de honrar a aquellos que no volvieron, era asegurarse de que no vuelva a suceder. El mayor tributo a su sacrificio es que los países que alguna vez fueron enemigos declarados ahora son amigos, trabajando codo a codo por la paz, la salud y la prosperidad de todos nosotros.»

«Nuestras calles no están vacías. Están llenas del amor y el cuidado que nos tenemos unos a otros.»

En el VE Day, Isabel II era una vivaz princesa de 19 años, de pie junto a su padre en el balcón del Palacio de Buckingham, viendo cómo la euforia se apoderaba de las calles. Sin embargo, esta vez no hubo un punto focal de conmemoración y celebración para las multitudes.

En su lugar, a las 9 de la noche de ayer, la Reina se dirigió a la nación desde el salón blanco del Castillo de Windsor, con un retrato de su padre el Rey Jorge VI y la gorra del uniforme de Servicios Territoriales Auxiliares (ATS) que llevó puesta en el VE Day colocada en el escritorio, junto a ella.

Isabel II habló como testigo presencial de ese momento el 8 de mayo de 1945, cuando Gran Bretaña se alzó como una en un triunfo bélico de sabor agridulce. Y haciéndose eco de las palabras de su padre, elogió la «fuerza y ​​el coraje» del reino 75 años después.

«Cuando miro a nuestro país hoy, y veo lo que estamos dispuestos a hacer para protegernos y apoyarnos unos a otros, digo con orgullo que todavía somos una nación que esos valientes soldados, marineros y aviadores reconocerían y admirarían», dijo la soberana.

Su generación, los veteranos sobrevivientes de aquellos seis largos años de guerra, debieron haber estado en el centro de las conmemoraciones nacionales. Antes del confinamiento, los planes eran de celebrar una marcha por The Mall y un servicio religioso en la Abadía de Westminster, así como otros servicios en iglesias de todo el país.

El día comenzó con el escuadrón de cazas Red Arrows de la RAF dibujando una «V» triunfante a través de los cielos azules sobre Londres, y terminó con todos los barcos de la Armada Real en el puerto y en el mar redirigiendo brevemente sus reflectores hacia el cielo a las 9:30 pm, pero a lo largo del día la familia real lideró el recuerdo que nacía de una nación fragmentada.

A las 11 horas se ejecutó una salva ceremonial desde el Castillo de Edimburgo, mientras en Balmoral el Príncipe de Gales y la Duquesa de Cornualles hicieron una reverencia ante el monumento a los caídos ubicado en la finca real, conduciendo a la nación a dos minutos de silencio.

El Príncipe de Gales, quien llevaba insignia y corbata del regimiento de infantería Gordon Highlanders, colocó una corona de flores en el monumento de granito con el mensaje: «En recuerdo eterno. Carlos.»

La duquesa de Cornualles — vestida con el uniforme del Cuarto Batallón The Rifles, del cual es coronel real, y un broche del 12° Regimiento de Lanceros Reales, el regimiento de su padre — colocó un ramo de flores que ella había recogido personalmente en el monumento, acompañado por una nota en memoria de «mi querido padre y todos los oficiales y hombres de 12° de Lanceros».

A principios de semana, la duquesa habló con varios veteranos de la Séptima División Blindada — también conocidos como ratas del desierto — como el sargento mayor Len Burritt de 101 años de edad, quien sirvió junto al Mayor Shand, padre de Camilla, en la Segunda Guerra Mundial.

En declaraciones a The Telegraph ayer, Burritt — quien se unió al Ejército Real a los 18 años y luchó en más de 100 acciones en 15 países — recuerda al Mayor Shand (fallecido en 2006) como un trabajador prodigioso, lo cual le granjeó el apodo de «Mayor Ardilla».

«Todo lo que tenía que hacer, lo terminaba haciendo,» dijo Burritt.

La duquesa — quien es mecenas de la Asociación ‘Ratas del Desierto’ — elogió el «valor excepcional» del sargento mayor Burritt y de todos los que lucharon en lo que ella llamó la «Guerra del Desierto».

Si bien los servicios originalmente planeados en Westminster fueron cancelados hace semanas, los presidentes de las dos cámaras del Parlamento observaron una pequeña ceremonia juntos. A las 11 am, participaron en un servicio de colocación de coronas en Westminster Hall observando las pautas de distanciamiento social.

Después de la ceremonia el portavoz de los Comunes, Sir Lindsay Hoyle, destacó la importancia de conmemorar la ocasión, incluso dadas las circunstancias extraordinarias actuales. «Si bien no podemos celebrar el VE Day como nos hubiera gustado, nunca debemos olvidar esa lucha por la libertad y el espíritu que fue tan evidente durante la Segunda Guerra Mundial,» dijo.

Por su parte el Speaker de la Cámara de los Lores, Lord Fowler, dijo: «Incluso en estos tiempos inciertos, es importante que conmemoremos el 75 aniversario del fin del nazismo y de las hostilidades en Europa.»

Como parte de las conmemoraciones, el duque y la duquesa de Cambridge también realizaron entrevistas con veteranos en una videollamada con los residentes de Mais House — una casa de reposo que regenta la Royal British Legion en la costa de Sussex — quienes, con copas de champán en la mano, disfrutaban de su propia celebración.

A las 3 de la tarde de ayer — justo como hace 75 años, cuando una nación expectante se reunía alrededor de sus equipos inalámbricos de radio — se retransmitió el discurso del primer ministro en tiempos de guerra Winston Churchill declarando el triunfo sobre la Alemania nazi.

Durante su discurso, Churchill rendía homenaje a los aliados de Gran Bretaña, incluida la Unión Soviética, y en el espíritu de la ocasión, su sucesor Boris Johnson hizo ayer una llamada telefónica con Vladimir Putin, el presidente ruso. Según el portavoz del primer ministro, ambos «rindieron homenaje a la colaboración entre las fuerzas británicas y rusas durante la Segunda Guerra Mundial» y discutieron la necesidad de trabajar una vez más juntos frente a la pandemia de coronavirus.

Johnson — quien observó las celebraciones desde Downing Street — también leyó extractos de un poema «recién descubierto» escrito por el poeta de la Primera Guerra Mundial Edmund Blunden, llamado «V Day», que el Museo Imperial de Guerra ha hecho público por primera vez.

El poema — escrito por Blunden en su casa de Tonbridge, Kent, luego de la rendición de la Alemania nazi en 1945 — es el sello distintivo de la batalla contra el coronavirus hoy. Concluye: «Que entonces la victoria siempre nueva / Cante en la vida de todos los que viven / Todo lo que hemos pasado».

Johnson también habló a través de videoconferencia durante más de media hora con Ernest Horsfall, uno de los militares sobrevivientes más antiguos de Reino Unido. El hombre de 102 años, que vive en Preston, sirvió con los Ingenieros Eléctricos y Mecánicos Reales del Ejército de 1940 a 1946 como Sargento de Estado Mayor, y también luchó con las Ratas del Desierto en el norte de África.

«Estaba muy interesado en los tanques en los que trabajamos,» dice Horsfall, quien felicitó al Primer Ministro por el reciente nacimiento de su hijo. «No tenía prisa, y parecía que estaba hablando con un viejo amigo.»

Como parte de la transmisión de televisión a las 3 de la tarde, el Príncipe de Gales también leyó un extracto del diario del Rey Jorge VI escrito el mismo VE Day. Se cree que es la primera vez que se difunde el extracto y en él el Rey describe haber recibido a Churchill para almorzar, aparecer en el balcón real ocho veces y permitir que sus hijas, la princesa Isabel y Margarita, se mezclasen de incógnito en la jubilosa multitud londinense después del anochecer.

«El día que anhelamos ha llegado por fin, y podemos mirar hacia atrás con agradecimiento a Dios porque este día ha terminado,» escribió el soberano.

En su discurso ante la nación anoche la Reina — quien llevaba un par de broches de aguamarina Boucheron y el clip de diamantes que le fueron obsequiados por su padre en 1944 por su 18 cumpleaños — nos instó a todos a recurrir una vez más a esas reservas de decisión nacional para vencer al enemigo que se encuentra entre nosotros.

«Nuestras calles no están vacías», dijo. «Están llenos del amor y el cuidado que nos tenemos el uno al otro».

————-

Johnson recomendará mascarillas pagadas por la empresa para todos los trabajadores

Se le pedirá a las empresas que proporcionen cubiertas faciales para su personal que deba regresar al trabajo, ya que se espera que Boris Johnson recomiende su uso mañana por la noche. Aunque los revestimientos faciales no serán obligatorios para las personas en Inglaterra, es probable que el Primer Ministro recomiende que se usen en el trabajo, en el transporte público y mientras se está de compras.

También se espera que Johnson anuncie que todos los viajeros que lleguen a Gran Bretaña serán puestos en cuarentena durante 14 días. Las medidas, que probablemente entrarán en vigencia a principios de junio, significarán que los viajeros deberán proporcionar una dirección para aislarse. Los infractores de reglas enfrentarán deportaciones o multas de hasta £1.000.

La Oficina del Gabinete ha encargado y pagado máquinas para hacer mascarillas faciales, que las empresas podrán obtener directamente del Gobierno. Se hará hincapié en los revestimientos faciales «no quirúrgicos» que no impacten en el suministro de mascarillas faciales de grado superior para el NHS, trabajadores asistenciales y otros trabajadores de primera línea.

Una fuente del Gobierno dijo: «Lo que no queremos es que las personas accedan a páginas web para comprar suministros clínicos en desmedro del NHS.»

Un ministro del Gabinete dijo: “Hay una teoría de que usar mascarillas podría hacer que las personas estén menos vigilantes, pero se trata de darles confianza para volver al trabajo. Si hace que las personas se sientan más seguras utilizando el transporte público, entonces es algo bueno, por lo que nos estamos inclinando hacia ello.”

La vigilancia de los niveles de infección podría usarse para atrapar «brotes» de coronavirus a un nivel altamente localizado después de que se alivie el confinamiento, lo que desencadenaría un «microconfinamiento» instantáneo.

Asesores científicos del Gobierno esperan que los esfuerzos para rastrear el curso de la infección permitan a los funcionarios identificar áreas pequeñas donde el confinamiento deba volver a imponerse si hay un brote localizado.

————

Gran Bretaña, perfecta para acampadas felices

Gran Bretaña está preparada para un auge de campamentos este verano, ya que los visitantes que buscan una forma socialmente distanciada de vacaciones comienzan a planear dormir bajo las estrellas.

El turismo aún enfrenta incertidumbre sobre Airbnb y el alojamiento en hoteles, que pueden no estar disponibles hasta el final de la temporada.

En cambio, aquellos que esperan que el encierro se alivie lo suficiente como para viajar dentro de Reino Unido a principios del verano ya están planeando viajes en caravana y haciendo reservas para acampar en los retiros rurales de Gran Bretaña. Según expertos del sector, las reservas para algunos campings han alcanzado los niveles previstos antes de que el virus se asentara en el país.

«Acampar se ha vuelto cada vez más popular en los últimos 10 años, pero es muy posible que salir del confinamiento aumente esa curva,» dijo Jonathan Knight de Cool Camping. “La gente parece haber estado usando este período para la reflexión general, haciendo las cosas de manera más lenta. El camping definitivamente se enmarca en ese tipo de actividad.”

Nick Lomas, director general del Club de Caravanas y Autocaravanas, dijo: «El deseo fundamental de salir al aire libre de Gran Bretaña se mantiene tan fuerte como siempre.»

“Nuestras reservas de julio en adelante son casi idénticas a las del año pasado. También abrimos reservas hasta 2021 y también somos muy optimistas respecto a ellas.»

Para quienes estén dispuestos a arriesgarse a viajar al extranjero, Ryanair ha reanudado los vuelos a lugares de descanso en ciudades europeas en países donde los bloqueos están disminuyendo. La aerolínea dijo que aviones desinfectados volarían tres veces por semana desde Londres Stansted a Sofía y Bucarest desde el 15 de mayo, y diariamente a Oporto desde el 22 de mayo.

—————

El peor mes para el empleo en Estados Unidos

Más de 20 millones de estadounidenses han perdido su empleo el mes pasado, al haberse desencadenado la peor crisis de desempleo desde la Gran Depresión debido a la pandemia. 

El devastador impacto del confinamiento quedó al descubierto ya que el peor mes de la historia ha llevado la tasa de desempleo al 14,7 por ciento — la más alta desde los años treinta.

Solo en febrero, el desempleo se situó en un mínimo de 50 años, 3,5 por ciento. La escala de la desgracia se ha cebado en los sectores más afectados por el confinamiento como las empresas de ocio y hostelería, que redujeron 7.7 millones de trabajadores, unidos a los 2.1 millones de empleos perdidos en el comercio minorista.

La situación implica problemas para la candidatura de Donald Trump a un segundo mandato en la Casa Blanca. Después de que la administración Trump fuera criticada por su reacción inicial a la pandemia, el mandatario está ansioso por reabrir la economía a pesar del aumento de las infecciones.

James Knightley — economista del ING Bank — dijo que había «cero posibilidades» de una recuperación rápida, y advirtió que podrían perderse 12 millones de empleos más en mayo.

Tras el impacto de los despidos masivos, apenas la mitad de la población en edad laboral (51.3 por ciento) tiene ahora un trabajo, otro mínimo histórico.

 

Planes de abrir las escuelas el 1 de junio, en duda

THE GUARDIAN — SÁBADO, 9 DE MAYO DE 2020

Alumnos no podrán asistir sin un sistema completo de ‘prueba y rastreo’, dicen sindicatos

Los planes ministeriales para reabrir las escuelas el 1 de junio están en serias dudas después de que los sindicatos que representan a los maestros y al personal escolar insistieron en que no considerarían regresar sin un estricto régimen de «prueba y rastreo» de coronavirus.

En una inusual declaración conjunta — que según un alto funcionario sindical indica que un regreso temprano a un horario escolar normal está «fuera de discusión» — el Congreso de Gremios y Sindicatos (TUC) dijo que «no debe haber un aumento en el número de alumnos hasta el despliegue completo de un programa nacional de prueba y rastreo», y pidió el establecimiento de un grupo de trabajo de Covid-19 conformado por el Gobierno, los sindicatos y otros para acordar una reapertura segura de las escuelas.

Sin embargo, con una estrategia nacional para un programa que ayudaría a identificar quién necesita estar en cuarentena aún por implementar — y una aplicación telefónica de rastreo de contactos todavía en pruebas limitadas en la Isla de Wight — es poco probable que se satisfagan las pruebas que piden los sindicatos para la fecha del 1 de junio publicada por funcionarios la semana pasada.

Eso podría significar que los niños en Inglaterra y Gales regresen a las escuelas durante unas pocas semanas entre ahora y el nuevo año escolar en septiembre, y que es cada vez menos probable que los alumnos escoceses — que terminan antes — regresen antes de las vacaciones de verano.

Los gobiernos escocés y galés ya han anunciado que sus escuelas no reabrirán el 1 de junio.

La noticia llega en medio de crecientes signos de que Boris Johnson establecerá este domingo una cautelosa «hoja de ruta» para la próxima fase de la crisis, después de que el Gobierno enfrentara severas críticas por sus mensajes mixtos sobre lo que el público debe esperar.

La declaración — presentada al ministro de educación Gavin Williamson — está respaldada por los principales sindicatos docentes así como por Unite, GMB y Unison, que representan a los trabajadores esenciales de las escuelas como personal de limpieza, administración y cátering. Cualquier resultado que no haya sido acordado por ellos es altamente improbable.

“La reapertura más amplia de nuestras escuelas dependerá en gran medida de garantizar que las familias y los responsables de cuidar a los menores tengan plena confianza en que autorizar que sus hijos regresen a la escuela es seguro. No creemos que existan niveles suficientes de confianza en este momento,” dijo.

Johnson dijo al diario The Sun el domingo pasado: «Una de las cosas que queremos hacer lo más rápido posible es recuperar las escuelas primarias. No va a ser fácil, pero ahí es donde queremos llegar. Se trata de encontrar una manera de hacerlo.»

Fuentes de Whitehall sugirieron en ese momento que tenían en mente un retorno gradual desde principios de junio, después de las vacaciones de mitad de verano.

A pesar de esto, The Guardian entiende que las conversaciones con los directores y los sindicatos en los últimos días han subrayado los problemas prácticos de la medida, así como la potencial reticencia de los padres preocupados por la seguridad de sus hijos. Una fuente del Gobierno insistió el viernes: «Nunca fijamos una fecha.»

Antes del discurso de Johnson a la nación, el ministro de medio ambiente George Eustice restó importancia el viernes a sugerencias de cualquier cambio importante en el régimen de confinamiento, haciendo hincapié en que el Gobierno procedería «con la mayor precaución».

En la conferencia de prensa, Eustice también enfatizó la importancia de cumplir con las medidas existentes durante el fin de semana festivo, a pesar del hecho de que el Gobierno está preparado para permitir ejercicio ilimitado, así como salidas a tomar el sol y a hacer picnics, a partir del lunes.

Aún así, el ministro saludó las medidas de algunas empresas para reabrir donde las restricciones existentes ya lo permiten, como McDonalds. «Nuestra opinión es que el drive-through [‘servicio al automóvil] de McDonalds está hecho para el sistema de distanciamiento social en que estamos,» dijo.

El gobierno galés se adelantó a Johnson el viernes al anunciar una extensión de tres semanas a su confinamiento de coronavirus realizando ajustes modestos, que incluyen el ejercicio al aire libre más de una vez al día y los planes de reabrir las bibliotecas.

El primer ministro galés Mark Drakeford insistió en que el confinamiento debía permanecer, pero dijo que «cambios muy cautelosos» entrarían en vigor. Anticipó que el primer ministro Johnson anunciaría cambios «generales» similares.

Dijo que, a partir del lunes, se permitiría a las personas hacer ejercicio más de una vez al día, siempre que no se alejen «significativamente» de su hogar. Los centros de jardinería podrán reabrir si pueden asegurarse de que se cumpla la regla de distancia física de 2 metros. Y los ayuntamientos comenzarán a trabajar en planes para reabrir de manera segura bibliotecas y centros municipales de reciclaje.

El anuncio se produjo luego de que la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, dijo que creía que «las cuatro naciones ahora aceptan que puede haber diferencias en el ritmo de cómo hacemos estas cosas, porque el nivel del virus está en diferentes etapas», aunque esperaba que la divergencia de las indicaciones que pueda tener Inglaterra sea poco significativa.

Las pruebas que solicita el TUC incluyen «clara evidencia científica publicada» de que la reapertura de las escuelas no aumentará la transmisión de Covid-19; acuerdo entre el Gobierno, sindicatos y empleadores sobre estándares mínimos de seguridad para el distanciamiento social y la higiene; y un «suministro seguro» de EPP para el personal escolar.

La demanda clave es, sin embargo, que la apertura de las escuelas no puede comenzar hasta que haya un «despliegue completo» de la política de pruebas, rastreo y aislamiento del Gobierno, con objetivos que se cumplan constantemente y la cantidad de nuevos casos de Covid-19 se reduzca.

Williamson ha sostenido que su principal prioridad es la seguridad de los niños, y dijo que la cuestión de cuándo y cómo reabrir las escuelas es la decisión más difícil del Gobierno.

Los sindicatos docentes y el Ministerio de Educación (DfE) han estado en estrechas consultas en los últimos días, y ministros y asesores se han puesto en contacto directamente con directores y líderes académicos para analizar sus opiniones. Después de las discusiones, el DfE cree que las pruebas que pide el TUC no difieren significativamente de las establecidas por el Gobierno para poner fin al confinamiento.

Michael Veale — profesor de derecho digital y regulación en el University College de Londres que ha participado en el desarrollo de aplicaciones de rastreo de coronavirus en países como Suiza y Alemania — dijo que era posible que la primera aplicación de rastreo del NHS estuviera lista para el 1 de junio. Aún así, advirtió que sería poco probable que solo una aplicación baste para frenar un brote de Covid-19 que afecta a las escuelas.

«La pregunta es, ¿una aplicación ayudaría a las escuelas?» él dijo. “Las escuelas primarias no contienen humanos con teléfonos inteligentes de la misma manera que el resto del mundo. Ciertamente, los sindicatos deberían estar atentos a los riesgos para la salud de los trabajadores a quienes representan, pero no creo que los sindicatos deban confiar en una aplicación para proteger a sus trabajadores. Deben hacer demandas relacionadas con capacidades más amplias de seguimiento y localización.»

Veale dijo que un problema subyacente en Reino Unido era su incapacidad para realizar suficientes pruebas de que el rastreo funcione de manera efectiva, incluso con una aplicación que funcione. La primera versión de la aplicación NHS requiere que los usuarios reporten los síntomas ellos mismos.

«Debemos tener cuidado de no hacer afirmaciones contundentes sobre la efectividad de una aplicación incluso antes de haberla implementado,» dijo.

El ministro de sanidad Matt Hancock afirmó que a mediados de mayo se implementará un programa de seguimiento de contactos en todo el país, que involucra a 18,000 rastreadores de contactos. Aún así, ha admitido que es «una gran tarea nacional de escala y complejidad sin precedentes».

El sindicato docente NASUWT ya ha pedido que las escuelas permanezcan cerradas hasta el final de las vacaciones de verano, mientras que la Asociación Nacional de Maestros Directivos dijo que «está claro que los padres están muy nerviosos por enviar a sus hijos a la escuela».

Un portavoz del DfE dijo: “Las escuelas permanecerán cerradas, excepto para los hijos de trabajadores esenciales y niños vulnerables, hasta que el consejo científico indique que es el momento adecuado para volver a abrir y que se hayan cumplido las cinco pruebas establecidas por el Gobierno para combatir este virus.»

«También estamos trabajando estrechamente con el sector a medida que consideramos cómo reabrir escuelas, guarderías y universidades, y nos aseguraremos de que todos tengan suficiente preaviso para planificar y prepararse.»

———–

Foto principal de residentes de Cumbrian Road (Chester), celebrando el Día de la Victoria en Europa con una fiesta del té manteniendo el distanciamiento social, vestidos para la ocasión con trajes de la década de 1940.