Boris mintió al ofrecernos ayuda, según juventud conservadora

METRO — MIÉRCOLES, 21 DE OCTUBRE DE 2020

‘Brutal’ paquete de £22 millones para Manchester, dice alcalde Burnham mientras se impone confinamiento en la ciudad

Boris Johnson ha obligado a Manchester a un ‘brutal’ confinamiento indefinido, declaró anoche su alcalde Andy Burnham.

El burgomaestre habló después de que se interrumpieran las conversaciones llevadas a cabo durante más de una semana, y de que las autoridades locales rechazaran la oferta final del Gobierno de £60 millones en ayuda adicional — insistiendo en que £65 millones era lo mínimo que podían aceptar.

Burnham estaba dando una conferencia de prensa cuando el líder del consejo de la ciudad, Sir Richard Leese, le mostró un mensaje de texto que decía que ahora solo estaban garantizados £22 millones. Conmocionado, dijo: “Es brutal, honestamente. Ésta no es forma de dirigir un país en una crisis nacional. No está bien, no deberían estar haciendo esto.”

Advirtió que miles de trabajadores con salario mínimo no tendrían ningún trabajo al que acudir cuando las restricciones de nivel 3 — impuestas por el primer ministro británico — entren en vigor a la medianoche de mañana, lo que obligará a cerrar pubs, bares y casas de apuestas.

El secretario de salud de la oposición, Jonathan Ashworth, dijo que fue una medida “mezquina y vengativa” de Johnson para “desconectar” las negociaciones. Hizo un llamado a Rishi Sunak para que deje su cuenta de Instagram y venga a la Cámara de los Comunes a enfrentar preguntas, diciendo a los parlamentarios: “¿Qué le pasó a ese canciller que cubrió las redes sociales con selfies amables jactándose de que apoyaría los trabajos, los ingresos y ‘lo que haga falta’?”

Mientras tanto, el líder laborista Sir Keir Starmer dijo que anunció que su partido exigiría hoy un voto de los Comunes para un “trato justo nacional” para todas las áreas que enfrentan el tercer nivel.

En una conferencia de prensa en Downing Street, el primer ministro dijo que “la puerta estaba abierta para continuar la conversación” sobre un mayor apoyo, pero declinó negar que estaba castigando a la ciudad.

“Queremos hacer más,” insistió. “Pero, en aras de la justicia, el trato tiene que estar en línea con los acuerdos que hemos alcanzado con Lancashire y Merseyside.”

Merseyside — que ha aceptado ingresar al nivel 3 — recibirá £44 millones.

La disputa explotó luego de que se registraran otras 241 muertes y 21.331 nuevos casos. Burnham dijo que había pedido £90 millones a razón de £15 millones al mes, para que los trabajadores con salario bajo pudieran recibir el 80 por ciento de sus salarios si las restricciones duraban seis meses.

“Incluso ahora, todavía estoy dispuesto a hacer un trato, pero no puede ser en los términos que el Gobierno ha ofrecido hoy,” dijo. “Aceptar más restricciones seguramente aumentará los niveles de pobreza, falta de vivienda y penurias en nuestra región.” Burnham instó a la gente a obedecer la ley, pero criticó un “acto deliberado de desnivelación”.

Al mover al área metropolitana de Manchester al nivel 3, el número de personas que viven en áreas de alerta de Covid “muy altas” asciende a 5,9 millones. El primer ministro británico dijo que las conversaciones continúan con South Yorkshire, Nottinghamshire y West Yorkshire.

El alcalde de Hartlepool, Shane Moore, negó que hubiera discusiones en curso para colocar a su ciudad y Tees Valley en el tercer nivel. “No han hablado con nosotros desde el viernes y si alguien me lo sugiere, les diré que se vaya a la mierda,” tuiteó.

Johnson dijo que “lamenta amargamente” las restricciones que “dañan la vida de las personas” e insistió en que las medidas regionales eran mejores que un confinamiento ‘interruptor’ a nivel nacional.

El subdirector médico de Inglaterra, Jonathan Van Tam — a quien Johnson se ha referido como JVT durante la conferencia de prensa de ayer — dijo que un confinamiento nacional habría sido más efectivo cuando fue recomendado por el comité asesor gubernamental SAGE en septiembre.

“Estamos tratando de caminar por una línea muy fina entre controlar el virus en áreas donde está fuera de control, e incurrir en la mínima cantidad de daño económico al hacerlo,” dijo.

Anoche, los jóvenes conservadores de Manchester tuitearon: “Boris ha mentido acerca de ayudarnos en el norte. Es hora de que se vaya.”

■ EL ALCALDE de Londres Sadiq Khan ha pedido que se cancele el toque de queda a las 10 de la noche en la capital, para ayudar a los restaurantes a lidiar con las restricciones de coronavirus de nivel 2. Bajo las nuevas reglas, los hogares separados no pueden mezclarse en interiores, por lo que los pubs y restaurantes solo pueden atender a los clientes de un solo hogar en interiores, en grupos de hasta seis. Khan dijo: “Eliminar el toque de queda de las 10 de la noche permitiría más grupos de hogares en los restaurantes durante la noche, lo que ayudaría con el flujo de caja en un momento en que los locales necesitan todo el apoyo posible.”

Indican a ciudades del norte que podrían ser las siguientes

THE DAILY TELEGRAPH — MIÉRCOLES, 21 DE OCTUBRE DE 2020

Primer ministro no descarta bloqueos regionales después de colocar a Manchester en Nivel 3

Se ha advertido a las ciudades del norte que para el fin de semana podrían recibir las mismas duras restricciones por el Covid-19 impuestas a Manchester, mientras Boris Johnson sugería que podrían producirse confinamientos regionales a gran escala.

Manchester será situada en el Nivel 3 a partir de la medianoche del jueves contra la voluntad de sus autoridades, después de que no lograran llegar a un acuerdo financiero con el Gabinete.

La medida se conoce después de 11 días de disputas que han amenazado con descarrilar el sistema de tres niveles del Gobierno, y han enfrentado a los parlamentarios conservadores del norte contra el primer ministro británico.

Se espera también que las autoridades de South Yorkshire acepten que su región sea colocada en el Nivel 3 el miércoles mientras West Yorkshire, el Noreste, Teesside y Nottingham siguen en conversaciones con el Gobierno.

El lunes por la noche, Matt Hancock, el secretario de sanidad, sugirió que el Noreste no se movería al nivel superior todavía porque hay “señales tempranas” de que el número de casos está “comenzando a estabilizarse”, pero advirtió que podrían ser necesarias más medidas en Nottingham.

Johnson advirtió que el país estaba en un ‘camino sin margen de maniobra’ y dijo que no podía ‘descartar’ nuevas medidas haciendo hincapié en que no quería volver a imponer un bloqueo nacional, y que creía que las medidas regionales eran mejores ‘dada la forma en que se propaga el virus’.

El acuerdo con las autoridades de la ciudad de Manchester colapsó cuando el alcalde metropolitano, Andy Burnham, rechazó una oferta de £60 millones para ayudar a las empresas locales, insistiendo en que £65 millones era lo mínimo que aceptaría.

Johnson dijo que le parece ‘lamentable’ tener que actuar unilateralmente, pero agregó: “Dada la situación de sanidad pública … si no actuáramos pondríamos en riesgo al NHS de Manchester, y las vidas de muchos de sus residentes.”

Burnham acusó al primer ministro de “jugar al póquer con la vida de la gente”, pero negó haber abandonado las conversaciones para conseguir un golpe de propaganda.

El primer ministro también enfrentó una feroz reacción de algunos de sus propios parlamentarios de los escaños que eran parte del “Muro Rojo”, uno de los cuales dijo que el Gobierno era el culpable del ‘abrumador’ fracaso de la negociación.

Mientras tanto el líder del Consejo de Hartlepool — una de las áreas en discusión para recibir medidas de nivel máximo — dijo que a los ministros se les diría que ‘se vayan al diablo’ si sugieren poner a la ciudad en Nivel 3.

El miércoles, los laboristas intentarán abrir una brecha entre el Gobierno y sus parlamentarios del norte al forzar una votación sobre si el canciller Rishi Sunak debe extender el furlough [programa de protección de empleo] a las áreas en Nivel 3, pagando el 80 por ciento de los salarios de aquellos que no puedan trabajar y no solo los dos tercios que paga actualmente.

Aunque la votación será simbólica, está diseñada para presionar a los tories del norte para que se rebelen contra su propio Gobierno, y debiliten su política de tres niveles.

Hasta 12 millones de personas podrían tener que vivir bajo las medidas del nivel 3 — es decir, con cierre de pubs y algunos otros negocios, y la prohibición de interactuar entre núcleos familiares distintos — después de que Manchester se uniera a Merseyside y Lancashire en la categoría de restricciones más severa.

Sin embargo, Johnson no dejó dudas de que las medidas podrían endurecerse aún más, ya que se negó a descartar bloqueos regionales de tipo “interruptor automático” en las próximas semanas, mientras uno de sus asesores más importantes sugería que incluso serían necesarios.

Otras 21.331 personas dieron positivo por coronavirus el martes — casi 1.900 más que el récord anterior — y se produjeron 241 muertes más, la cifra más alta desde el 5 de junio.

El subdirector médico nacional Jonathan Van-Tam, por su parte, dijo en una conferencia de prensa de Downing Street que la tasa de contagio conocida como ‘número R’ todavía estaba por encima de uno — lo que significa que el virus se está propagando exponencialmente, incluso en áreas de nivel 3.

“Ahora estamos yendo con los frenos parcialmente puestos, y la ‘R’ es de 1.3 a 1.5, según las últimas estimaciones. Así que no podemos quitar el freno de esto, y es posible que tengamos que presionar el pedal un poco más fuerte para volver a controlarlo,” dijo.

En un indicio de que podría haber bloqueos regionales más estrictos, el profesor Van-Tam agregó: “En áreas donde está fuera de control, se necesitan medidas duras.”

“Pero creo que, en este momento, es apropiado insistir en esas medidas duras similares en, por ejemplo, el suroeste de Inglaterra o Kent, donde los niveles de la enfermedad son muy, mucho más bajos que en el norte de Inglaterra — ¿El ‘cortafuegos’ nacional del que hablaste?

“No, no creo que eso sea correcto. No creo que sea consistente con el panorama epidemiológico que estamos viendo.”

El subdirector médico dijo que tardaría de dos a tres semanas apreciar si las últimas medidas habían sido efectivas, mientras fuentes gubernamentales sugirieron que es poco probable que haya un “interruptor” antes de esa fecha. Una fuente afirmó que los ministros habían planeado a finales de noviembre cierres regionales si fueran necesarios.

Johnson dijo: “Hoy estamos caminando por un camino sin espacio de maniobra porque no queremos volver a un bloqueo nacional … dada la forma en que se propaga el virus”.

Durante al menos 28 días, los pubs de Manchester deberán cerrar a menos que puedan funcionar como restaurantes, junto con tiendas de apuestas, casinos, salas de bingo, centros de juegos para adultos y áreas de juego infantiles. Se permitirá que los gimnasios permanezcan abiertos, lo que probablemente aumente la presión sobre los ministros para permitir que los gimnasios de Merseyside vuelvan a abrir.

Las conversaciones con las autoridades metropolitanas de Manchester se rompieron después de que ninguna de las partes cediera acerca de los £5 millones en fondos adicionales que exigían. Fuentes gubernamentales afirmaron que se había acordado una subvención de £55 millones con los funcionarios locales, antes de que Burnham subiera la apuesta a £65 millones en una llamada telefónica con el primer ministro.

Johnson insistió en que no podía ofrecer a las empresas en Manchester más de £60 millones de apoyo durante el cierre de 28 días de Nivel 3, porque eso quedaría “fuera de lugar” con lo que se le asignó a Merseyside y Lancashire per cápita.

Merseyside — con la mitad de la población metropolitana de Manchester — recibió £30 millones y Johnson, junto a Sunak, insistió en que no podía asignar más a una zona que a otra.

Sin embargo, parlamentarios conservadores de los antiguos escaños laboristas del “Muro Rojo” del Norte describieron el resultado como un fracaso “abrumador”.

Sugirieron que Johnson había dado a los laboristas una victoria propagandística al negarse a darle a la región £5 millones adicionales — un hecho que sir Keir Starmer aprovechó rápidamente. El líder laborista dijo que los conservadores habían tratado al Norte “con desprecio”.

Los parlamentarios conservadores del norte ahora temen que los conservadores sean retratados como ‘el partido del sur’ — lo cual les generará dificultades en las elecciones locales del próximo año.

William Wragg — parlamentario conservador de Hazel Grove (Manchester) — dijo: “La sensación de fracaso es abrumadora. Se requiere liderazgo de todos. La confianza se deposita en todos nosotros, y ese es el privilegio de los cargos públicos.”

Dijo en la Cámara de los Comunes: “Siento una profunda decepción por este fracaso colectivo que hemos visto hoy, y francamente, mis electores merecen algo mejor.”

“Resistiré el impulso de perder la paciencia. Pero digo esto: la definición de locura es seguir haciendo lo mismo una y otra vez con la esperanza de que salga bien. Hemos tenido tres meses de intervenciones en el área metropolitana de Manchester, que han dado muy pocos resultados. No puedo evitar temer que la medicina sea mucho peor que la enfermedad.”

Tras la confusión sobre los fondos que recibiría Manchester, fuentes gubernamentales dijeron que la región recibiría los £60 millones ofrecidos, junto con £22 millones adicionales para apoyar pruebas y rastreos locales y su aplicación.

A pesar de ello las conversaciones continuarán, ya que los ministros quieren que Burnham y otros líderes locales decidan cómo distribuir los fondos entre los 10 ayuntamientos de la región.

Unos 1.809 pubs en el área metropolitana de Manchester tendrán que cerrar — según los asesores inmobiliarios Altus Group — y otros 2.158 dejarán de operar en Merseyside y Lancashire.

Burnham negó que su intención haya sido de “robar protagonismo” en vísperas de las elecciones locales del próximo año, al rechazar cualquier oferta que le extendiera el Gobierno. Dijo que los ministros habían adoptado una posición de “recibe lo que te ofrecemos” y expresó sus dudas sobre el éxito que tendrán las nuevas restricciones.

A pesar de esto, la primera ministra escocesa Nicola Sturgeon se está preparando para seguir el ejemplo de Johnson, al anunciar que Escocia adoptará un sistema de bloqueo escalonado a partir del 2 de noviembre si se aprueba la medida en el parlamento de Holyrood la próxima semana.

De otro lado, el secretario de transportes Grant Shapps ha amenazado con tomar el control directo del organismo de gobierno local Transport for London (TfL), a menos que el alcalde capitalino Sadiq Khan acepte un paquete de medidas, entre las que se encuentran un aumento del impuesto municipal, una zona de cobro por congestión más grande y tarifas más altas para metro y autobús a cambio de recibir financiación de rescate, según informa el diario Financial Times.

El martes, Sunak sugirió que las restricciones del coronavirus significarán a largo plazo una reducción en la economía de £80.000 millones.

Cuando los parlamentarios le pidieron que evaluara el impacto económico de las políticas de confinamiento, Sunak dijo a los Comunes: “La OBR [Oficina Británica de Responsabilidad Presupuestal] y el FMI [Fondo Monetario Internacional], proyectan un 3% de daño luego de la pandemia, lo que significará que nuestra economía podría tener de £70 a £80 mil millones menos en el futuro.”

Saldo mortal aumenta… pero no por Covid

METRO — MARTES, 20 DE OCTUBRE DE 2020

En solo 6 meses, las víctimas de diabetes han subido 86%, de cáncer de próstata 53%, de Parkinson 79%, de cáncer de mama 47%, de cáncer intestinal 46%

El número de personas que mueren en casa por enfermedades distintas al Covid-19 se ha disparado desde el confinamiento.

Cifras de la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS) de marzo a septiembre revelan que cada semana se registran casi 1.000 muertes, 26.000 más que en el mismo período del año pasado.

Entre las principales causas de muerte se encuentran la diabetes (aumento del 86%), el Parkinson (79%), el cáncer de próstata (53%), el cáncer de mama (47%) y el cáncer intestinal (46%), mientras las muertes de mujeres con demencia han aumentado en un 75%.

La profesora Karol Sikora, directora del proveedor de atención oncológica Rutherford Health, dijo que era hora de hacer “preguntas difíciles para evitar aún más muertes innecesarias”. La oncóloga indicó también que “el Covid-19 mata … pero también lo hace el confinamiento”.

Fiona Carragher — de la Alzheimer’s Society y ex subdirectora científica del NHS England — culpó a los “terribles efectos secundarios del bloqueo”. Añadió: “El aislamiento, el miedo y la suspensión de los servicios de asistencia sanitaria y social habrán contribuido al aumento catastrófico de las personas que mueren con demencia. Lo vimos en los hogares de ancianos y ahora estamos viendo el impacto en la comunidad.”

Ayer se registraron otras 80 muertes por coronavirus, junto con 18.804 casos nuevos, frente a los 16.982 del domingo.

Las cifras de la ONS revelan que hubo 27 millones menos de citas con el GP [médico de cabecera] entre marzo y agosto que en el mismo período del año pasado.

Covid-19 es ahora la séptima causa principal de muerte a domicilio para los hombres y la undécima para las mujeres. El ochenta por ciento de las muertes ocurren entre personas mayores de 70 años, y las enfermedades cardíacas son la principal causa de muerte, cobrando 12.029 vidas en ese período — 2.343 más de lo normal.

“La mayoría de estas muertes se habrían producido normalmente en el hospital y la gente se ha mostrado reacia a ir, se ha desanimado de asistir o los servicios se han interrumpido,” dijo el profesor David Spiegelhalter, de la Universidad de Cambridge. “No está claro cuántas de estas vidas podrían haberse prolongado si hubieran ido al hospital.”

Cancer Research UK ha calculado que se han perdido 350.000 referencias desde marzo. Y las organizaciones benéficas han advertido que miles de personas con enfermedades terminales están perdiendo atención.

“El acceso a una atención de calidad al final de la vida es fundamental,” dijo Adrienne Betteley, de Macmillan Cancer Support.

“Desafortunadamente, estamos viendo una demanda sin precedentes de cuidados para el final de la vida en hogares privados, en un momento en que los equipos ya están agotados.”

Mike Brookes, de 78 años y natural de Rochdale, fue diagnosticado con Alzheimer durante el confinamiento y necesita cirugía cardíaca. “Se ha deteriorado enormemente durante el período,” dijo su esposa Liz, de 64 años, quien también es su cuidadora. “Aunque dicen que no hay coronavirus en el hospital, ¿cómo puede una estar segura?”

Mientras tanto, últimas cifras del Gobierno muestran que había 5.402 pacientes con Covid-19 hospitalizados en Inglaterra el lunes, frente a los 3.665 de hace una semana, mientras que 528 estaban en camas con ventilador frente a las 426 de siete días antes.

Proteger es la respuesta, insisten parlamentarios por Manchester

THE DAILY TELEGRAPH — MARTES, 20 DE OCTUBRE DE 2020

Autoridades locales dicen que ‘costoso’ confinamiento puede evitarse con restricciones dirigidas a pacientes vulnerables

Parlamentarios de Manchester y autoridades de esa ciudad han instado a Boris Johnson a introducir protecciones para ancianos y vulnerables en la zona, en lugar de introducir nuevas restricciones de confinamiento.

Se espera que el primer ministro británico anuncie el martes que Manchester será situada en el nivel más alto de las medidas por el Covid, con o sin el consentimiento de sus líderes.

Sin embargo, parlamentarios conservadores de alto nivel respaldaron el lunes una medida del líder del Ayuntamiento de Manchester para proteger a los que están en mayor riesgo, alegando que costaría solo una quinta parte de un confinamiento de Nivel 3, y permitiría que las empresas permanezcan abiertas.

Downing Street también ha sido acusado — por un experto elegido para hablar en una conferencia de prensa en el Número 10 [oficina del primer ministro] la semana pasada — de haber ‘suavizado’ las estadísticas, para poder justificar que Manchester esté en el más alto de los tres niveles de restricciones.

Nuevas cifras muestran que un brote de coronavirus entre los estudiantes — que se cree están impulsando el aumento de contagios en esa ciudad — había superado su punto máximo.

El lunes, el primer ministro de Gales anunció que ese país será sometido a un confinamiento “cortafuegos” de 17 días a partir de las 6 de la tarde del viernes, lo que significa que Inglaterra será la única integrante del Reino Unido que no tendrá una prohibición general de la interacción doméstica la próxima semana.

El miércoles Matt Hancock, el secretario de sanidad, presidirá una reunión del Comando Gubernamental Dorado de líderes sanitarios, que decidirá si recomendar un confinamiento de medio término “por interruptores automáticos” para Inglaterra, a partir del viernes.

Hancock dijo el lunes que el Gobierno está “aumentando su capacidad” para producir la próxima generación de pruebas de coronavirus, y trabaja para obtener pruebas de respuesta de 15 minutos en hospitales y residencias.

Las conversaciones entre autoridades de Manchester y el Gobierno terminaron el lunes sin ningún acuerdo sobre poner la ciudad en el Nivel 3, y ahora se espera que Johnson diga a la región — a fines del martes — que entrará en ese grupo.

Sir Richard Leese, líder del Ayuntamiento de Manchester, había sugerido que si el Gobierno gasta £14 millones mensuales protegiendo a las personas más vulnerables, podría evitar la necesidad de un confinamiento de Nivel 3.

Afirmó que esto sería menos de una quinta parte del costo de los cierres comerciales que ocurrirían en el Nivel 3 — lo que permitiría que las empresas permanezcan abiertas y que la mayoría de las personas eviten restricciones más estrictas.

El plan fue respaldado por conservadores de alto nivel en el área como Sir Graham Brady, presidente del grupo parlamentario conservador 1922 Committee, quien dijo que no había base científica para el sistema de niveles.

Sir Graham — quien representa a Altrincham y Sale West — dijo que la propuesta no debería “descartarse de inmediato” y agregó: “El punto fundamental sobre el Nivel 3 es que las propuestas no parecen tener ninguna base probatoria. No hay razón para pensar que cerrar algunos pubs y bares tenga un impacto significativo en la propagación del virus.”

Así opinaron también James Daly, parlamentario conservador por Bury North — quien dijo que comprendía “extremadamente bien” la propuesta de Sir Richard — y Chris Green, legislador del mismo partido por Bolton West, quien dijo: “Creo que esta es una buena dirección que seguir. Mantengamos nuestra hostelería hasta Navidad y apoyemos a las personas en casa si se las considera vulnerables.”

William Wragg, parlamentario conservador de Hazel Grove, dijo: “Creo que la propuesta de Richard Leese tiene mérito y debe ser considerada adecuadamente.”

Sir Richard dijo: “La mayoría de las personas que dan positivo por el virus no caen especialmente enfermas. Ellos no son el problema,” y señaló que las personas con mayor riesgo de hospitalización eran las personas mayores y las que tenían enfermedades subyacentes existentes, diabetes, obesidad, alta presión arterial o enfermedades respiratorias.

“Si esta es la evidencia, ¿no sería mucho mejor tener un programa de protección eficaz para los que están en mayor riesgo, en lugar de tener una política general de cierre de empresas, la cual tiene dudosa eficacia?” dijo.

A pesar de ello un portavoz del Gobierno dijo: “Sería completamente incorrecto e injusto intentar encerrar a ancianos y vulnerables mientras se permite que el coronavirus se propague libremente. Tampoco es práctico, cuando tantas personas viven con parientes ancianos y cuando las personas mayores necesitan cuidadores para estar con ellos.”

Downing Street afirmó el lunes que los hospitales de Manchester se verían abrumados dentro de tres semanas si el área no efectúa restricciones más estrictas.

El portavoz del primer ministro dijo que los casos en mayores de 60 años se triplicaron entre el 28 de septiembre y el 12 de octubre, y que cada cama de cuidados intensivos (UCI) en el área estaría llena de pacientes de Covid para el 8 de noviembre.

Aún así Andy Burnham, alcalde de Manchester, afirmó que tales cifras estaban basaron en datos selectivos, que no tomaron en cuesta a hospitales donde las tasas eran más bajas.

Burnham contó con el respaldo de la profesora Jane Eddleston — líder médica de la región para la respuesta al coronavirus — quien había sido seleccionada por Downing Street para presentarse en una conferencia de prensa en el Número 10 la semana pasada.

Según Eddleston, la capacidad de UCI de Manchester no corría riesgo de verse colapsada porque habría capacidad adicional disponible, y agregó: “El sistema puede hacer frente. Si uno mira las cifras, podría confundirse y pensar: ‘Oh, Dios’. Pero eso no tiene en cuenta la capacidad adicional que entrará en juego.”

“Ellos no conocen todos nuestros planes de escalación. Tenemos planes de escalación muy detallados. Pondremos más camas en funcionamiento. Hemos hecho provisiones, hemos dejado de lado muchas de nuestras camas en instalaciones a prueba de Covid. En consecuencia, el número de camas disponibles en cualquier momento es dinámico.”

Las conversaciones entre Burnham, los líderes de los consejos de Manchester, el jefe de personal de Downing Street Sir Edward Lister, y Robert Jenrick, el secretario de comunidades, fracasaron por la cantidad de dinero que se ofrecía a la región.

Durante una llamada que duró 30 minutos, se discutió un fondo para situaciones difíciles que podría haber sido utilizado para completar el Plan de Apoyo Laboral del Gobierno, pero los líderes del Norte dijeron que luego se “quitó de la mesa” de negociación.

Fuentes en Manchester dijeron que el Número 10 mantuvo a muchos de los líderes del Norte con el micrófono apagado durante la mayor parte de la conferencia telefónica, y Jenrick habló sólo en “términos amplios sobre la base de un acuerdo”. Downing Street se negó a discutir qué se debatió.

Fuentes involucradas en las conversaciones en relación a Sheffield y South Yorkshire señalaron que un acuerdo acerca de que la región ingrese al Nivel 3 podría llegar el martes, mientras que Hancock dijo que las conversaciones sobre el estado del Nivel 3 estaban en curso con West Yorkshire, Nottinghamshire, el Noreste y Teesside.

Arzobispos atacan proyecto de ley del Brexit

DAILY MAIL — LUNES, 19 DE OCTUBRE DE 2020

Boris se enfrenta a líderes de la iglesia anglicana, que califican legislación clave como amenaza ‘desastrosa’ para la democracia

Boris Johnson estaba anoche en curso de colisión con la Iglesia Anglicana sobre el Brexit.

En una intervención extraordinaria, los cinco arzobispos anglicanos del Reino Unido han advertido que una legislación controvertida sentaría un “precedente desastroso” y socavaría la posición de Gran Bretaña en el mundo.

El grupo — encabezado por el arzobispo de Canterbury, Justin Welby — dijo que el Proyecto de Ley del Mercado Interior pasaría por alto el Acuerdo de Retirada firmado con la UE el año pasado, y potencialmente pondría en riesgo la paz en Irlanda del Norte. Agregaron: “Si los términos cuidadosamente negociados no se cumplen y las leyes pueden violarse ‘legalmente’, ¿sobre qué cimientos se sustenta nuestra democracia?”

La intervención provocó una furiosa reacción de los parlamentarios conservadores esta noche. David Jones, exministro del Brexit, dijo que los comentarios “delatan una falta de comprensión de los problemas involucrados”. Añadió: ‘Esto va mucho más allá del mandato de la Iglesia. Es una sencilla cuestión de propiedad constitucional.”

“Una vez más, los arzobispos parecen haberse tragado sin cuestionar cada trozo de propaganda de Remain [partidarios de la permanencia del país en la Unión Europea], y ahora lo están regurgitando. Esto me hace hervir la sangre.”

En una carta enviada hoy al diario Financial Times, los cinco arzobispos parecen haberse posicionado del lado de la interpretación que ha hecho la UE de los hechos.

La carta está firmada por el arzobispo Welby junto al arzobispo de Armagh, John McDowell; el arzobispo de Gales, John Davies; el Primus de la Iglesia Episcopal Escocesa, Mark Strange; y el arzobispo de York, Stephen Cottrell, quien ha sido entronizado apenas ayer.

Afirman que la legislación “actualmente pide al máximo órgano legislativo del país que prepare a un ministro del gobierno para quebrantar el derecho internacional”, y agrega: “Esto tiene enormes consecuencias morales, políticas y legales”. Creemos que esto crearía un precedente desastroso. Es particularmente inquietante para todos los que tenemos un sentido del deber y la responsabilidad del Acuerdo del Viernes Santo.”

La carta se hace eco de las críticas a la legislación tanto de Bruselas como del Partido Laborista, y podría envalentonar a lores y comunes de ese partido para arruinar la legislación — que comienza hoy su aprobación por la Cámara de los Lores.

Esto provocaría un choque constitucional con los Comunes, y debilitaría la posición negociadora del primer ministro con Bruselas.

Steve Baker, otro exministro del Brexit, dijo que estaba “extremadamente decepcionado de que los arzobispos estén sembrando desunión y división en un momento en el que, en cambio, podrían construir la armonía que tanto necesita nuestra nación”. Añadió: ‘Rezo para que los arzobispos sean bendecidos con un mejor asesoramiento legal. Entonces se darían cuenta de que la histeria de varios abogados no está justificada.”

El parlamentario conservador Andrew Percy dijo: “Esos obispos no electos no tienen legitimidad. No deberíamos mezclar política y religión.”

“Esta no es la primera vez que durante el debate del Brexit los obispos han interferido en lo que fue un voto democrático de millones de personas. No tienen derecho a socavar el voto democrático de millones de personas. No necesitamos la política desde el púlpito.”

Downing Street se negó a comentar, pero una fuente de Whitehall dijo que “no era una sorpresa encontrar que a los obispos todavía no les gusta el Brexit”.

La disputa se produce en un momento en que las conversaciones del Brexit con la UE están en un punto de crisis. Se espera que el principal negociador del Brexit del Reino Unido, Lord Frost, hable hoy con su homólogo de la UE, Michel Barnier, para ver si se puede salvar algo de los escombros de las negociaciones comerciales.

La Ley del Mercado Interior provocó un terremoto político cuando se publicó el mes pasado.

La legislación anula ciertas partes del Protocolo de Irlanda del Norte — negociado por Johnson el año pasado como parte de su acuerdo del Brexit.

El secretario de Irlanda del Norte, Brandon Lewis, provocó un gran revuelo en la Cámara de los Comunes cuando dijo a los parlamentarios que la legislación “viola el derecho internacional de una manera muy específica y limitada”.

Johnson insistió en que se necesitaba una legislación ‘excelente’ para evitar que la UE explote las zonas grises del acuerdo del Brexit y abra así una brecha entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido lo que, según dijo, socavaría el proceso de paz y la integridad del Reino Unido.

Varios conservadores de alto rango se han negado a apoyar la legislación. Solo se evitó una rebelión importante cuando el Gobierno acordó otorgar a los parlamentarios un voto por separado, antes de que se utilicen los controvertidos poderes del proyecto de ley.

La UE dice que al anular el acuerdo anterior, Johnson está amenazando el Acuerdo del Viernes Santo. La directora de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció este mes que la UE había iniciado procedimientos legales contra Reino Unido por el tema.


“Doy a mis hijas caviar para el desayuno”

Foto principal del miembro de la banda de rock Rolling Stones Ronnie Wood, en una imagen de familia con su esposa Sally y sus gemelas Alice y Gracie, de cuatro años de edad.

Las vacunas llegan… pero después de Navidad

i — LUNES, 19 DE OCTUBRE DE 2020

¿Quieres las buenas noticias… o las malas?

Uno de los principales asesores científicos de Gran Bretaña ha presentado buenas y malas noticias al país, diciendo que probablemente más de una vacuna para el Covid estará disponible, pero que no llegarán a tiempo para Navidad.

Sir Jeremy Farrar — miembro del grupo asesor científico gubernamental SAGE y también director de la entidad científica de beneficencia Wellcome Trust — dijo que más de una vacuna estará disponible en Reino Unido antes de finales de marzo. Una vacuna, unida a “tratamientos realmente buenos”, es lo que cambiará la dinámica fundamental de la pandemia, dijo.

Pero también advirtió que, antes de ello, Gran Bretaña enfrenta una Navidad difícil, con muchas familias que no podrán visitarse.

“Reino Unido está en una posición [extraordinariamente] fuerte. Gran Bretaña tiene una cartera de vacunas, de las cuales estoy seguro que más de una llegará en el primer trimestre del próximo año,” dijo ayer domingo en el programa de Sophy Ridge en Sky News.

“La Navidad será dura”

Sir Jeremy agregó que no cree que toda la población deba vacunarse de inmediato. “Creo que es importante apuntar a aquellos que son más vulnerables y, por supuesto, a los trabajadores sanitarios de la primera línea.”

También dijo que los tratamientos pueden llegar antes que las vacunas, y que las buenas pruebas y las medidas de sanidad pública podrían revertir la pandemia “en los próximos seis meses, tal vez 12 meses a escala mundial”.

Sin embargo, también advirtió de que las cosas no volverían a la normalidad antes de Navidad.

“La Navidad será difícil este año. Me temo que no va a ser la celebración habitual en que todas las familias se unen,” dijo.

“Las temperaturas bajan, todos estamos en casa con más frecuencia, tenemos las otras infecciones que llegan en esta época del año. Nos espera un momento realmente difícil, pero hay luz al final del túnel.”

Mientras aumentan los casos, un rayo de esperanza

El Gobierno dijo que hasta las 9 de la mañana del domingo había habido 16.982 casos más de coronavirus confirmados por laboratorio en Reino Unido, lo que eleva el total a 722.409.

Otras 67 personas habían muerto dentro de los 28 días posteriores a la prueba positiva de Covid-19 hasta el domingo, según datos oficiales. Esto eleva el total del Reino Unido a 43.646.

Sin embargo, hay más buenas noticias sobre vacunas, ya que Pfizer ha publicado imágenes de miles de dosis de vacuna fabricándose en su planta de Puurs (Bélgica).

Las ampollas almacenadas se enviarán a todo el mundo cuando los ensayos clínicos se consideren exitosos, y los reguladores les den su luz verde. Se estima que 40 millones de dosis están destinadas a Reino Unido, según un informe del diario Mail on Sunday.

Durante el fin de semana, el Gobierno ha cambiado la legislación para permitir que farmacéuticos, dentistas, parteras y paramédicos administren las inyecciones.

Entonces pongámoslo a voto

METRO — LUNES, 19 DE OCTUBRE DE 2020

Alcalde de Manchester pide a los Comunes que ‘rompan el impasse’ sobre las restricciones de nivel 3 para conseguir más fondos para zonas más necesitadas

Andy Burnham, alcalde metropolitano de Manchester, está solicitando que los parlamentarios puedan votar el financiamiento adicional para cualquier área que pase a nivel 3 para prevenir un ‘desastre económico’.

El burgomaestre mancuniano (foto inferior izquierda) hizo un llamado a que la Cámara de los Comunes ‘rompa el impasse’ luego que Michael Gove, ministro de la oficina del Gabinete (foto inferior derecha), sugiriera que Manchester tenía que aceptar que sería ‘elevada’ del nivel 2.

En una carta dirigida a Boris Johnson, Burnham — quien se ha rehusado a aceptar que su ciudad sea colocada en la categoría de ‘muy alto riesgo’ — escribió: “Con el difícil invierno que va a enfrentar el país, es probable que la mayoría de localidades pasen a nivel 3 en algún momento, antes de que se encuentre una vacuna.”

“Es por eso que creo que es justo que el Parlamento debata y llegue un acuerdo acerca de cuál es un nivel de apoyo justo para las personas y las empresas en esas áreas.”

Ayer se registraron 16.982 nuevos contagios más en Reino Unido, junto a 67 fallecidos — elevando el saldo oficial de muertos a 43.646. Sin embargo, cifras revelan que los casos en la ciudad de Manchester han caído en casi 20 por ciento en los 7 días anteriores al 13 de octubre, con una tasa promedio de 444 nuevos contagios por día, comparados con los más de 550 de la semana anterior.


Fin de semana británico al frrrrrresco

Bebiendo para ayudar: foto principal de clientes que han desafiado el frío para reunirse con amigos, en el exterior de los bares de la zona de ocio nocturno de Soho durante el fin de semana, observando las nuevas reglas por el Covid-19.

Ministro de tolerancia árabe acosa sexualmente en festival literario

THE SUNDAY TIMES — DOMINGO, 18 DE OCTUBRE DE 2020

Curadora del Hay Festival declina anonimato para acusar a jeque

Scotland Yard ha interrogado a una mujer británica que alega haber sido víctima de una agresión sexual grave por parte de un miembro de la realeza emiratí mientras trabajaba en el lanzamiento del evento literario Hay Festival en Abu Dabi.

Caitlin McNamara, de 32 años, afirma haber sido atacada por el jeque Nahyan bin Mubarak Al Nahyan, de 69 años, ministro de tolerancia del gabinete de los Emiratos Árabes Unidos y miembro de la familia gobernante abudabí.

El presunto ataque tuvo lugar el día de San Valentín de este año, en una remota villa privada ubicada en una isla donde McNamara pensó que había sido convocada para discutir los preparativos para el primer Hay Festival de ese país.

El jeque niega haber actuado mal y dijo este fin de semana que estaba “sorprendido y entristecido” por las afirmaciones.

Anoche, los directores del Hay se comprometieron a no volver nunca más al reino del Golfo mientras Sheikh Nahyan permanezca en el cargo. Caroline Michel, presidenta de la junta directiva del Hay, describió el presunto asalto como “una violación espantosa y un horrible abuso de confianza y posición”.

McNamara ha optado por renunciar a su anonimato para contar su historia.

Todo comenzó con una llamada telefónica

Cuando sonó su teléfono el día de San Valentín y el sheik Nahyan se puso al teléfono, McNamara se desanimó. Había pasado casi seis meses trabajando en el ministerio de tolerancia encabezado por él, luego de ser contratada por el festival Hay para organizar su primera colaboración con los Emiratos Árabes Unidos.

Escritores de todo el mundo se trasladaban a Abu Dabi para el festival que comenzaba solo 11 días después, entre los que se encontraba la ganadora del premio Booker de literatura Bernardine Evaristo, el premio Nobel Wole Soyinka y Jung Chang, autor del éxito de taquilla chino Wild Swans. McNamara incluso había persuadido al ministerio para que acordara una actuación en la noche de apertura de Mashrou ’Leila — un grupo de rock libanés cuyo cantante principal es abiertamente gay.

Pero había un problema. Si bien el Hay Festival promueve la libertad de expresión, las organizaciones de derechos humanos critican repetidamente la persecución de sus críticos que hace el estado del Golfo.

Los derechos humanos eran un tema muy importante para McNamara. “Existe ese antiguo debate sobre si es mejor tener una plataforma en países como ese, o defender el boicot,” dijo. “Hice mi posgrado en SOAS (la Escuela de Estudios Orientales y Africanos) en árabe después de hacer relaciones internacionales en Sussex, especializándome en diplomacia cultural, y realmente creía en la participación.”

Como la única mujer extranjera trabajando en el ministerio que habla árabe, McNamara había intentado utilizar su acceso a los que estaban en el poder para buscar un cambio.

El día anterior a la llamada de Nahyan, se había reunido con altos funcionarios del ministerio y con Peter Florence, director del Hay Festival, por conferencia telefónica. Plantearon el caso de Ahmed Mansoor, un conocido poeta, condenado a 10 años de prisión por publicaciones en redes sociales que “insultaban el estatus y el prestigio de los Emiratos Árabes Unidos”. La participación de Mansoor en el evento molestaba incluso a la empresa encargada de las relaciones públicas de Hay, Brunswick Arts.

Llamada del jeque

A última hora de la mañana siguiente, llegó la llamada de Nahyan. “Me preguntó cómo estaba y me invitó a cenar,” dijo. “Fue una conversación formal muy breve. Nunca había hablado con él por teléfono ni lo había conocido a solas y asumí que sería una reunión con algunos emiratíes prominentes para intentar que el festival abandonara su campaña.”

“Después de seis meses allí estaba acostumbrada a que me convocasen a reuniones a cualquier hora del día,” agregó. “Y nadie le decía que no a Nahyan, era como un dios.”

Nahyan, de 69 años, es miembro de la enormemente adinerada familia real de Abu Dhabi, la Casa Al-Nahyan, encabezada por Sheikh Khalifa bin Zayed Al Nahyan. Es la cuarta familia real más rica del mundo según la publicación económica Business Insider, controla un fondo soberano con activos estimados en $830 mil millones (£640 mil millones) que incluye muchas propiedades en Londres — una de las cuales, Sheikh Mansour, es dueña de Manchester City. McNamara es natural de Hay (Gales), hija de un constructor y una médico de cabecera, alquila un piso monoambiente en el este de Londres y va en bicicleta a todas partes.

Se vistió como para una cena de trabajo en una sociedad musulmana conservadora — con un vestido blanco de manga larga y hasta los tobillos, y cuello alto.

Sus registros telefónicos muestran que el conductor de Nahyan la llamó alrededor de las 8 pm para decirle que había llegado al hotel cinco estrellas Bab Al Qasr, donde el ministerio la alojaba.

“Siento como si me hubieran llamado a la oficina del director por haberme portado mal en clase,” le envió un mensaje de texto a Florence, su jefe, desde el automóvil a las 8.11 p.m. “Si no regreso en 24 horas, envía ayuda.”

“Envíame un mensaje de texto apenas salgas,” respondió. “Y no comas nada azul. Nunca.”

A pesar del tono jocoso, McNamara admite que se sintió incómoda y encendió su rastreador de WhatsApp, que permite que otros sigan su ubicación. “No estaba preocupada, pero pensé que estaba oscuro y me habían dicho que había ido demasiado lejos,” dijo.

Ya se había reunido con él en cinco o seis ocasiones para discutir los preparativos del festival, pero siempre con testigos. A menudo conocido como el jeque de corazones, Nahyan es muy querido en los Emiratos Árabes Unidos.

Sin embargo, su inquietud creció cuando — en lugar de dirigirse al palacio — condujeron en dirección opuesta y empezaron a salir de la ciudad. El conductor no me decía adónde íbamos,” reportó.

Finalmente, después de unos 16 minutos, cruzaron un puente hacia una pequeña isla con una villa, que ella cree está ubicada en el exclusivo resort Al Gurm — donde las propiedades pertenecen en su mayoría a la realeza. Una está actualmente a la venta por más de £7 millones.

“Parecía el Guggenheim: circular y todo hormigón y vidrio”, dijo. El conductor se quedó en el coche y un portero abrió la puerta y la llevó a un salón.

No había nadie allí, pero las paredes estaban cubiertas con fotografías del jeque con miembros de la realeza de todo el mundo, así como de los Rolling Stones y el Papa.

El portero tomó su bolso, que contenía su teléfono, como era habitual en las reuniones con miembros de la realeza superior, y le ofreció una bebida. Pidió agua, ya que los Emiratos Árabes Unidos son un país estrictamente musulmán donde el alcohol está prohibido y piensa que se trata de una reunión de trabajo. En cambio, dijo, trajo una botella de vino blanco.

McNamara esperó unos 15 minutos antes de que entrara el jeque, que fue de entrada más amigable que lo esperado. “Para mi sorpresa, me abrazó,” dijo.

También abrió un armario y sacó una bolsa de Tag Heuer que contenía un reloj por valor de unas 3.500 libras esterlinas. “Era todo oro y diamantes, algo que nunca yo usaría,” dijo. “Pero estaba acostumbrado a estas demostraciones de extravagancia, así que no pensé nada en eso.” En la esquina de la habitación había un enorme ramo de rosas rojas. Nahyan abrió el vino blanco y le sirvió una copa.

“Estaba bebiendo vino tinto,” dijo. “Había enfrentado fuerte oposición en su ministerio para obtener una licencia que permitiera que los autores pudieran tomar una copa de vino durante el festival. Durante tres meses me habían estado diciendo: ‘No puedes hacer nada eso si el jeque Nahyan está allí’, por lo que tenerlo delante mío bebiendo vino tinto me enfurecía.”

“Me hizo un gesto para que me sentara con él en el sofá, encendió la televisión y empezó a hablar sobre Donald Trump,” dijo. “Me dijo que me quitara los zapatos, lo cual no hice.”

“Empecé a hablar de Mansoor [el poeta], de lo que pensé que se trataba la reunión, y parecía un poco irritado. Dijo que Mansoor es de los Hermanos Musulmanes y que no va a salir de la cárcel. Eso me asustó porque no suelen hablar con franqueza.”

Habló en inglés, como muchos miembros de la realeza del Golfo, Nahyan es un anglófilo educado en Reino Unido, asistió al internado de Millfield en Somerset y luego al Magdalen College, Oxford, y visita frecuentemente Londres.

Luego, dijo, puso un DVD de él y sus amigos viajando por el mundo, con faldas escocesas en Escocia y luego en Sudamérica en un carnaval con bailarinas con poca ropa.

“Habló sobre su vida en Londres y su casa en Hampstead,” dijo McNamara. Luego, afirmó, él dijo: “Desde el primer momento en que te vi, quise estar cerca de ti y te llevaré a París y nos alojaremos en Le Bristol [un hotel de cinco estrellas].”

“Le dije que estaba allí con él por el festival. Él dijo: ‘No te preocupes por eso, quédate después y yo te voy a llevar’.’”

Se puso “contundente”

“Fue entonces cuando empezó a tocarme,” afirmó. “Fue espeluznante. Estaba en el sofá junto a mí y comenzó a tocarme el brazo y los pies y yo me alejaba, luego se puso enérgico … De repente, hice clic sobre la razón por la que estaba allí. Me sentí muy ingenua.”

Dijo que también se sentía temerosa. “Estaba solo en esta isla en un edificio de concreto con este hombre poderoso en un país donde todos los días escuchas historias sobre personas desaparecidas en el desierto.”

McNamara dijo que no sabía qué hacer. “Todas las mujeres del mundo conocen ese sentimiento: tengo que salir sin ofenderme. Después de haber trabajado en la región [de Oriente Medio] durante 10 años, sé que estas no son personas a las que uno puede enfadar. No era como estar en Londres, donde simplemente le diría que se fuera a volar.”

También estaba pensando en el festival. “Había contratado a toda esta gente, y estaba trayendo a escritores y personas, y sabía que tenía que salir de allí sin que este hombre pensara que lo estaba rechazando.”

Para McNamara, Hay es más que un simple trabajo. “Crecí allí, y el festival era de nuestro pueblo. Peter es amigo de mi familia y mi mentor. Había hecho de todo en el festival: lavar ropa, de guardabarreras en el párking, dirigir el green room [recepción y sala de espera interna de los escritores] a los 15 anos, llevar a los escritores a sus lugares y hacer trabajos de investigación para Peter.”

“También me sentí una tonta, pensando que estaba allí para hablar sobre la campaña del poeta cuando claramente él me veía como un juguete.”

“Empecé a decir: ‘Pero eres mi jefe’, y él dijo que eso no importaba,” dijo. “Luego le dije que estaba comprometida, pero dijo que tampoco le importaba.” McNamara dijo que quería irse y reporta que él luego dijo: “No te puedes ir, te he preparado cena” y la llevó a otra habitación.

“En esa habitación empezó a ponerse realmente horrible,” alegó. “Me agarró la cara y empezó a besarme.”

El portero volvió a aparecer, dijo, con un plato de sopa de lentejas para el sheik y una bandeja enorme para ella con unos 15 platos.

“El jeque dijo que este era un menú de degustación de todo lo que creyó que me gustaría: había salmón ahumado y aguacate, shepherd’s pie, biryani de pescado, bistec con patatas fritas y postres. Me sentí mal y le dije que no tenía hambre, pero siguió cortando cosas y tratando de alimentarme. No sabía qué hacer.”

Ella, dijo, también había dejado de beber el vino blanco, por temor a que pudiera estar adulterado con alguna sustancia. Él seguía diciendo: “¡Pensé que eras irlandesa, sigue bebiendo!'”

Finalmente, dijo, fue al baño. “A través de las cortinas había una puerta de vidrio, así que salí y había un césped con un embarcadero y fui hasta el final para ver si podía nadar de alguna manera, pero todo lo que podía ver era el mar, y también había puestos de control.”

Cuando volvió a entrar, él estaba caminando por el salón buscándola. “Le dije que era tarde y que quería irme a casa,” dijo.

“Dijo que estaba bien. Pareció haber un cambio de tono y entramos en la habitación donde habían dejado mi bolso, así que pensé que íbamos a salir.” Mientras él estaba de espaldas, a las 11.45 pm, se las arregló para enviar un mensaje de texto rápidamente a su jefe, Florence. Para su horror, la ubicación de su rastreador parecía estar en el mar.

“Por Dios, dime que estás de fiesta en un barco,” replicó Florence. “Peter, [Nahyan] me ha besado,” respondió ella. “No quiero estropear tu festival, pero tengo que salir de aquí.”

En lugar de dejarla ir, McNamara afirma que el jeque la llevó a mostrarle su casa. “Entramos en una habitación tras otra. La villa era tan grande que realmente uno se desorienta. Había mucho arte, una habitación llena de espadas y otra con jacuzzi, donde me dijo que me desnudara y me metiera, pero le dije que no.”

El ascensor dorado

“Luego subimos a un ascensor dorado, donde me empujó contra la pared y comenzó a frotarme los pechos de una manera extraña, como limpiaparabrisas,” afirmó. “Salimos en una habitación llena de botellas de perfume y me empujó hacia atrás sobre una cama circular cubierta de piel. Se levantó el kandora, estaba desnudo debajo y se puso encima de mí. Me bajé el vestido, pero [Nahyan] puso sus manos sobre él y sus dedos dentro de mí. Realmente me dolía y me tocaba a secas.” Nahyan ha negado estas acusaciones.

“Estaba tan frenético”, agregó. “Seguí tratando de alejarlo. No había forma de que pudiera hacerlo con educación.”

“Estaba asustada. Sé lo que les hacen a personas como esas princesas de Dubai que intentaron escapar a las que secuestraron y mantuvieron prisioneras.”

“Este hombre controlaba todos los aspectos de mi vida, mis billetes de avión, mi visado, y yo había pasado suficiente tiempo allí para conocer su poder e influencia.”

Tan asustada estaba que no puede explicar cómo escapó. “Solo recuerdo que seguía sobando y golpeando en seco mi pierna incluso mientras yo escapaba,” dijo.

De alguna manera se las arregló para bajar a la puerta y entrar al coche. “Estaba tratando de no llorar,” dijo. “No sabía lo que me harían, si me llevarían de regreso al hotel.”

Envió un mensaje de texto a Florence desde el auto a las 12.30 am, y le dijo: “logré salir de su casa. Por supuesto que no quería hablar de derechos humanos. Qué estúpido de mi parte.”

Durante el viaje, el jeque llamó dos veces, como muestran sus registros telefónicos. “Me dijo ‘te amo’.”

Tan pronto como regresó al hotel, llamó a Florence y le contó lo sucedido. Mientras ella estaba hablando por teléfono, sonó el timbre y le entregaron 100 rosas rojas y el reloj suizo que había dejado.

“Estaba realmente enojada y asustada,” dijo. “Peter dijo:” Tienes que irte ahora,” pero yo no quería salir a oscuras. Me quedé despierta toda la noche pensando, él seguía llamándome y yo ignoraba las llamadas, así que sabía que me tenía que ir.”

Escape a Dubai

Llamó a su amigo Josh en Londres, y a otro amigo que vive en Dubai con su pareja. Ese amigo describe lo angustiada que estaba McNamara, “casi incoherente”, y se ofreció a alojarla.

Cuando amaneció, tomó un taxi para el viaje de dos horas a Dubai y se quedó la noche antes de registrarse en el cercano hotel Zabeel House con otro nombre.

También llamó a su madre, una médico de cabecera jubilada, para contarle lo sucedido y pedirle consejo médico.

Mientras tanto, el jeque siguió llamando. Sus registros telefónicos muestran que el día después del incidente la llamó 14 veces.

El domingo 16 de febrero le envió un mensaje de texto. “Buenos días mi queridísima querida. Espero que todo vaya según lo planeado. Que tengas un día maravilloso, no te estreses esperando verte pronto, te extraño, cuídate LoL”.

Esa mañana, por consejo de Tom Fletcher — exembajador británico en Líbano que vivía en Abu Dabi — llamó a un alto funcionario consular de la embajada británica en Dubai. Como no quería hablar del ataque por teléfono, accedió a tomar un café en el hotel.

El informe de la Foreign Office

Un informe redactado por la Foreign Office (Ministerio de Relaciones Exteriores y del Commonwealth, FCO por sus siglas en inglés) y obtenido mediante una solicitud de acceso de datos confirma que McNamara y el funcionario se reunieron allí a las 14.50.

Según McNamara: “Dijo que se suponía que no debían darme consejo, pero que su consejo sería que me fuera sin denunciarlo a la policía, ya que terminaría arrestada.”

El informe del funcionario de FCO lo expresa de otra manera.

“Le aconsejé que la embajada nunca le diría qué hacer sobre reportar el incidente a la policía, quedarse en los Emiratos Árabes Unidos o irse,” dice el informe. “Tuvimos una larga discusión sobre esto y reconocí que sería extremadamente difícil (si no imposible) plantear un caso ante la policía y nombrar a NN como su atacante. Ella también enfrentaría el mismo problema para obtener cualquier tipo de representación legal.”

Según confirma el informe, McNamara fue a la embajada a la mañana siguiente — lunes 17 de febrero — y volvió a ver al funcionario consular, así como a una consejera.

“McNamara dijo que seguía recibiendo llamadas no deseadas de NN,” afirmó. Seguía recibiendo llamadas de los patrocinadores del festival y de los artistas; Soyinka la llamó ese día.

“Fue realmente frustrante,” dijo. “Pasé seis meses construyendo este festival que fue tan difícil y que todo se arruinó por los caprichos de este hombre en 2020.”

Además, sus dos hermanas menores habían hecho reservas para volar y unirse a ella en el festival, y luego irse de vacaciones. “No podía dejar de pensar en mi hermana pequeña que había ahorrado para volar al festival, es estudiante. Era su primera vez en Oriente Medio y no quería reforzar todos esos clichés sobre los hombres árabes contra los que había luchado tanto durante toda mi carrera.”

Nahyan le envió otro mensaje el martes, diciéndole: “Por favor, llama cuando sea conveniente para ti, cuídate.”

Finalmente, se fue a Omán el 23 de febrero, dos días antes del festival, y pagó para cambiar los vuelos de sus hermanas para encontrarse con ella allí.

Se suponía que era un día festivo, pero no podía dejar de pensar en lo que había pasado. El Ministerio de Trabajo de los Emiratos Árabes Unidos siguió llamándola y enviándole mensajes, diciéndole que había violado las leyes laborales del país al irse antes de que terminara su contrato. No tuvieron “más remedio que denunciarla por fuga”.

El 25 de febrero, el festival se inauguró según lo previsto. “Estaba viendo el veredicto de Harvey Weinstein en la televisión y siguiendo el lanzamiento del Hay Festival en mi portátil. Pude ver a Peter y Nahyan en el escenario, siendo aplaudidos por algo que había construido yo. Me hizo sentir tan tonta, ¿cómo sigue sucediendo eso?”

“Entendí porqué Peter siguió adelante. No quería que todo ese trabajo duro fuera en vano, que decepcionara a todos. Pero nadie sabía lo que me había pasado. Pensaban que había tenido una crisis nerviosa. Yo quería que la gente [en el festival] lo supiera.”

Desesperada, le envió un mensaje a Florence. “Hola Peter, sé que tienes una gran cantidad de dinero hoy, pero al ver el veredicto de Weinstein en las noticias y a Nahyan haciendo de niño bueno en el lanzamiento, no puedo quedarme callada sobre lo que hizo porque va en contra de todo lo que estoy haciendo. Pero tampoco quiero estropearte nada a ti ni al equipo.”

“Voy a hacer referencia a Weinstein en mi discurso,” respondió. Según un tuit de uno de los miembros de la junta del festival, Guto Harri, Florence dijo: “Si alguien tiene que ser golpeado, hoy de todos los días y de ahora en adelante que sean solo los Harvey Weinstein del mundo los que deshonren a la humanidad.”

“No tengo vergüenza”

McNamara le envió un correo electrónico más tarde esa mañana diciendo: “Me siento cada vez más incómoda con la forma en que se está encubriendo esto,” adjuntando una declaración en que detallaba los hechos en la noche del presunto asalto. Le pidió que lo enviara a sus colegas y a la junta.

Concluyó: “No esperaba ni me merecía esto, así que no me avergüenzo de compartir los detalles de lo que sucedió si alguien los quiere saber […] Me gustaría que el equipo lo sepa para que podamos trabajar juntos en reducir el riesgo para los demás y en aras de la honestidad, para asegurarnos de que no estamos siendo hipócritas al pedir al Ministerio [de Tolerancia emiratí] que practique los valores que predica.”

La declaración nunca fue enviada. Contactado por The Sunday Times para explicarlo, Florence respondió que no se encontraba bien para responder preguntas. Caroline Michel, la presidenta del festival, respondió; “No fue posible comunicar el incidente a todo el mundo, ni seguro hacerlo mientras carecíamos de un plan más claro para buscar justicia. Entonces, por razones de confidencialidad, seguridad y buscando que McNamara gane un tiempo importante para su toma de decisiones, los detalles específicos del ataque se compartieron cuidadosamente dentro de un círculo muy estrecho.”

El 2 de marzo recibió un mensaje final de Nahyan. “Buenas noches, querida McNamara,” dice. “Solo quiero transmitir mi mayor agradecimiento por el excelente trabajo que hiciste, el cual logró que el festival Hay fuera un éxito. Me apena no haber tenido la oportunidad de agradecerte en persona, pero quiero que sepas que siempre serás bienvenida cuando lo desees. Será un placer volver a verte.”

McNamara voló de regreso a Londres con sus hermanas el 5 de marzo para encontrar una nación que se estaba preparando para una pandemia. Su salario del ministerio había sido suspendido y su futuro contrato para organizar el Hay Festival en Tel Aviv cancelado por el Covid.

“Lo que hizo [Nahyan] afectó todo,” dijo. “Mis relaciones personales: me separé de mi novio de toda la vida; mi familia; mis amigos ; mi trabajo: no solo había perdido mi trabajo, sino que tampoco podía imaginarme trabajando de nuevo en Oriente Medio. No puedo volver a los Emiratos Árabes Unidos, ni a ninguna parte del mundo árabe.”

El día antes del confinamiento en marzo, donó todos sus libros sobre Oriente Medio a una charity [tienda de beneficencia].

“También me sentí abandonada por el festival,” dijo. “Pasé el confinamiento encerrada en mi piso del este de Londres sintiéndome como si me hubieran revolcado y escupido.”

Finalmente, el 21 de abril, envió un correo electrónico a Philippe Sands, el reconocido escritor y abogado de derechos humanos, que está en la junta directiva del festival. Era la primera vez que había oído hablar del ataque y estaba horrorizado.

La pusieron en nómina para que pudiera recibir un furlough [beneficio de desempleo], y coordinaron asesoramiento para ella. Un informe médico visto por The Sunday Times la describe sufriendo un trastorno de estrés postraumático (PTSD) severo como resultado del incidente. Los repetidos ataques de pánico en la noche, dice, han afectado mucho su sueño.

Florence sugirió que se pusiera en contacto con la baronesa Helena Kennedy QC, una voz destacada sobre los derechos de la mujer. “Helena me escuchó cuando nadie más lo hizo,” dijo. “Ojalá todos tuvieran una mujer así de su lado”.

Kennedy estaba indignada. “Fui presidenta del British Council y creo firmemente en las colaboraciones interculturales,” dice. “Es a través de la conexión y el intercambio mutuo de nuestras artes, conocimientos e ideas que creamos un mundo mejor.”

“Para un hombre que es un ministro destacado de su nación, violar gravemente a una mujer que está allí con el objetivo de organizar un gran evento cultural es un delito. Emiratos Árabes debería despedirle de inmediato, pero sospecho que eso no sucederá. Su familia es dueña del país.”

Tan pronto como terminó el confinamiento, McNamara fue a la policía y dio una entrevista en video de tres horas en la Unidad Familiar en Stratford, al este de Londres.

La policía se tomó tan en serio las preocupaciones sobre su seguridad que instalaron alarmas anti-pánico en su piso y le asignaron una detective, a la que ha estado consultando todas las semanas.

“Su poder e influencia se extiende por gran parte del mundo, incluido este país,” dice McNamara.

McNamara está decidida a traer a Nahyan ante la justicia. La baronesa Kennedy ha dispuesto que Carter Ruck, uno de los más prestigiosos bufetes de abogados de Londres, la representen pro bono, y ha empezado averiguaciones para saber si se puede procesar a Nahyan en este país bajo las Leyes de Jurisdicción Universal las cuales, según ellos, deberían implicar que los abusos contra derechos humanos como tortura y detención de ciudadanos contra su voluntad se pueden probar en cualquier país.

Se ha enviado una opinión jurídica al CPS [Fiscalía de la Corona]. Se ha informado a McNamara el mes pasado que se espera una decisión sobre si seguirían adelante, la cual continúan esperando.

Por esta misma razón, McNamara se acercó a The Sunday Times y renunció a su anonimato. “Siento que no tengo nada que perder,” dijo. “Quiero hacer esto porque quiero resaltar el efecto de hombres poderosos como él que hacen cosas así pensando que pueden salirse con la suya. Parecía claro por cómo y dónde se produjeron los hechos que no fui la primera ni seré la última. Realmente a mí me ha costado mucho, mental y físicamente, lo que para él probablemente fue solo un capricho.”

El jeque Nahyan no ha respondido a los llamados ni a los mensajes de The Sunday Times sobre estas acusaciones, los cuales también han sido remitidos a través de su asesor de prensa. Schillings, abogados londinenses especialistas en difamación, enviaron una carta con la siguiente declaración: “Nuestro cliente está sorprendido y entristecido por esta acusación, que llega ocho meses después del presunto incidente y a través de un periódico de circulación nacional. La versión ha sido negada.”

Mientras tanto, el hombre que disfruta de ser conocido como el Jeque de Corazones sigue afirmando promover la tolerancia. El jueves pasado fue coanfitrión de los Arab Women Awards [Premio a la Mujer Árabe].

Versión texto a texto

Los hechos previos a la presunta agresión sexual del 14 de febrero y sus secuelas han sido capturados en mensajes de texto entre las principales partes.

Ministro de tolerancia que recibió a Johnson y Blair

Emiratos Árabes Unidos es aliado estratégico y socio comercial de Gran Bretaña, y el jeque Nahyan bin Mubarak Al Nahyan ha recibido a varios líderes británicos en visita ministerial.

En 2013, el jeque — miembro de la familia gobernante de Abu Dabi — recibió a Boris Johnson con un festín de carne de camello durante una misión comercial. Johnson, entonces alcalde de Londres, fue cautivado por el hecho y sacó su teléfono para tomar una foto de la exótica comida.

En ese momento, el jeque Nahyan era ministro de cultura y juventud en ese momento. En esa condición también recibió al ex primer ministro Tony Blair en la inauguración del primer foro mundial de educación y habilidades de los EAU. El jeque había sido fotografiado previamente junto a Blair en la Volvo Ocean Race en Abu Dabi. Después de dejar el cargo, Blair actuó como consultor del multimillonario fondo soberano de los Emiratos.

De personalidad anglófila, Nahyan, de 69 años, fue educado en Millfield School en Somerset y más tarde en el Magdalen College de Oxford. Es visitante habitual de Gran Bretaña y se cree que es dueño de una casa en Hampstead, en el noroeste de Londres.

El jeque se presenta a sí mismo como una figura progresista, y ha estado en el gabinete emiratí como ministro de tolerancia desde 2017. Tiene al menos siete hijos.

Moody’s rebaja calificación crediticia de Reino Unido

Foto: Images George Rex (CC BY-NC-SA 2.0)

Agencia de valoración de riesgo cita debilitamiento de la economía, problemas del Brexit y caótica gestión del coronavirus

La agencia de calificación crediticia Moody’s ha valorado negativamente el riesgo de Gran Bretaña, citando una disminución en la fortaleza económica a raíz de la pandemia de coronavirus y la continua incertidumbre del Brexit.

Mientras el Gobierno lucha por contener una segunda ola y los ministros se encuentran bajo presión para sancionar gastos adicionales que protejan empresas y empleos, Moody’s redujo la calificación de la deuda soberana de Reino Unido en un escalón, de Aa2 a Aa3.

La agencia de calificación dijo que esperaba que las finanzas públicas empeoraran como resultado de la pandemia, aunque esperaba que la carga general de deuda se estabilizara el próximo año — lo que la llevó a bajar la ‘perspectiva de país negativa’ adjunta a la calificación a una de ‘estable’.

También se culpó al Brexit por el pronóstico más débil de crecimiento y recaudación de impuestos durante el próximo año, a pesar de las garantías de Downing Street de que la economía del Reino Unido florecerá igualmente si se logra un acuerdo comercial o no antes de que finalice el período de transición a fines de diciembre.

Por su parte, Boris Johnson dijo el viernes que Reino Unido debería prepararse para un resultado del Brexit sin acuerdo, pero no llegó a anunciar que el país saldría de las conversaciones comerciales.

En una acusación condenatoria de la estrategia de negociación del Gobierno, Moody’s dijo que el fracaso gubernamental “en la gestión del cambio de una manera predecible, y de fomento de la confianza, es evidente con respecto al enfoque del Brexit que tiene Reino Unido, en su incapacidad para lograr un resultado que reproduzca de manera significativa los beneficios de pertenencer a la UE, y en su enfoque para implementar el acuerdo alcanzado con la UE hasta la fecha.”

“Incluso si hay un acuerdo comercial entre Reino Unido y la UE para fines de 2020, es probable que tenga un alcance limitado y, por lo tanto, la salida de Reino Unido de la UE, en opinión de Moody’s, seguirá ejerciendo presión a la baja sobre la inversión privada y el crecimiento económico,” agregó la agencia.

La rebaja de las calificaciones se produce después de una serie de informes sobre las finanzas del Gobierno, que han mostrado un aumento de la deuda y una caída de los ingresos fiscales durante el próximo año.

Las medidas más estrictas del Gobierno para hacer frente a la pandemia han ejercido más presión sobre una economía que ya estaba abrumada por las incertidumbres del Brexit.

A principios de esta semana, el Instituto de Estudios Fiscales dijo que para mediados de la década, las finanzas públicas podrían sufrir un déficit de £200.000 millones que el Gobierno deberá cubrir aumentando los impuestos, recortando el gasto o pidiendo prestados más fondos.

El Fondo Monetario Internacional ha instado a Rishi Sunak a proteger la economía de mayores daños aumentando el endeudamiento, haciendo uso de las tasas de interés ultrabajas que se ofrecen a los países llamados safe haven [refugio seguro] como Reino Unido.

A pesar de esto, es probable que la rebaja persuada a los funcionarios del Tesoro de que deben tener cuidado antes de acordar aumentar aún más el déficit, lo que podría provocar una nueva rebaja.

Reino Unido perdió su estatus como una de las naciones con calificación triple A del mundo en 2016 y fue degradado aún más en 2017, mientras luchaba por reducir sus deudas a pesar de seis años de austeridad.


Artículo de Phillip Inman publicado en The Guardian el viernes, 16 de octubre de 2020
Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres
Enlace al artículo original:
 https://www.theguardian.com/business/2020/oct/16/uk-credit-rating-downgraded-by-moodys-amid-growth-concerns#:~:text=With%20the%20government%20struggling%20to,notch%20to%20Aa3%20from%20Aa2.

Johnson abandona negociaciones comerciales del Brexit

FINANCIAL TIMES — SÁBADO, 17 DE OCTUBRE DE 2020

Alarma empresarial por la crisis | Sunak y Gove instan a primer ministro a buscar acuerdo | Barnier mantiene las esperanzas

Boris Johnson ha abandonado el viernes las conversaciones comerciales con la UE, llevando a un punto crítico meses de negociaciones y lanzando el guante a Bruselas para que adopte “un cambio fundamental de enfoque”.

Downing Street ha indicado a Michel Barnier, negociador comercial de la UE, que no venga a Londres para más conversaciones la próxima semana a menos que estuviera listo para hacer una nueva oferta que respete a Reino Unido como “un país independiente”.

Algunos han visto la amenaza del primer ministro británico de poner fin al período de transición el 1 de enero sin un acuerdo comercial como un gesto teatral, un momento necesario de “crisis” antes de que ambas partes finalmente hagan concesiones para llegar a un acuerdo.

Sin embargo, la indicación generó alarma en el empresariado británico, que ya enfrenta graves dificultades a causa del coronavirus y ahora tiene que afrontar la posibilidad de pagar de aranceles por comerciar con la UE — lo cual sería paralizante para algunos sectores.

Michael Gove, el ministro de la Oficina del Gabinete británico, ha admitido que los productores de carne de ternera y cordero podrían tener que pagar aranceles de entre el 40 y el 100 por ciento, mientras que los fabricantes de automóviles enfrentarían aranceles de exportación del 10 por ciento.

Aunque Johnson insistió en que Gran Bretaña “prosperará enormemente” con un acuerdo “al estilo australiano” — el gobierno de Canberra no tiene un acuerdo comercial con la UE, sino que aún está tratando de negociar uno — los ministros de alto rango del Gabinete quieren un acuerdo.

Gove y el canciller Rishi Sunak han instado al primer ministro a asegurar un acuerdo y resolver las disputas sobre la pesca, que representa el 0,1 por ciento de la economía británica, y la política de ayudas estatales.

En una reunión del Consejo Europeo en Bruselas, hubo indicios de que los líderes de la UE también estaban interesados ​​en llegar a un acuerdo, y Barnier dijo que esperaba mantener conversaciones “intensificadas” para asegurar tenerlo en tres semanas.

Angela Merkel, la canciller alemana, habló de la necesidad de concesiones por ambas partes, mientras que el presidente francés Emmanuel Macron aceptó que los pescadores de su país tendrían que aceptar que el acceso a las aguas de Reino Unido no será “tan ambicioso” después del Brexit.

Macron dijo que la UE era consciente de que un acuerdo “requerirá esfuerzos, particularmente de Reino Unido”, y agregó que “es Reino Unido, mucho más que nosotros, el que necesita un acuerdo”.

La pregunta ahora es si Bruselas intenta hacer uso de la ventaja que se percibe en la negociación jugando para ganar tiempo, y empujando las conversaciones hacia el borde del acantilado que significaría salir “sin acuerdo” el 1 de enero.

Para tratar de forzar el tema a una conclusión rápida, Downing Street fue contundente en su lenguaje. El portavoz de Johnson dijo que las conversaciones comerciales habían “terminado” después de que el Consejo Europeo implicara que todas las concesiones futuras tendrían que provenir del lado de Reino Unido.

Johnson afirmó que la cumbre lo había dejado convencido de que la UE no estaba lista para ofrecer a Reino Unido un acuerdo comercial “al estilo de Canadá” — en referencia a una relación preferencial que minimice aranceles y suavice los lazos comerciales.

En un dramático mensaje televisado, el primer ministro de Reino Unido dijo que Gran Bretaña se acercaría a la perspectiva de abandonar el mercado único de la UE el 1 de enero sin un acuerdo comercial con “orgullo en el corazón”.

No dijo explícitamente que se estaba alejando de las conversaciones, pero le dijo a la UE: “Solo acérquense a nosotros si hay algún cambio fundamental de enfoque.” Agregó que, en esas circunstancias, “por supuesto que estaríamos dispuestos a escuchar”.

La libra cayó un 0,3% frente al euro después de la declaración de Johnson al mediodía, en la que le dijo a las empresas y a los viajeros que se prepararan para una nueva relación con la UE a partir del 1 de enero sin un acuerdo comercial, es decir, aranceles y cuotas en el comercio de bienes, y sustanciales obstáculos reglamentarios para el comercio de servicios.

Funcionarios de la UE señalaron que, a pesar de la amenaza de Johnson de marcharse, gran parte del acuerdo de relación futura ya se ha resuelto políticamente, y las negociaciones ahora se centran en un conjunto básico de puntos conflictivos: derechos de pesca en aguas británicas, igualdad de condiciones para los negocios, y arreglos de solución de controversias para el acuerdo comercial.

En respuesta a los comentarios de Johnson, la asociación de la industria automotriz de Reino Unido advirtió que un escenario sin acuerdo tendría un “impacto devastador” y pidió a ambas partes que sigan hablando para evitar “daños permanentes”.

Sarah Hendry, del gremio Country Land and Business Association, dijo: “Muchos agricultores están bajo una presión enorme. Alimentaron a la nación durante todo el confinamiento y están a punto de reajustar su negocio para una nueva vida fuera de la Política Agrícola Común. Ahora muchos enfrentan el colapso total de su mercado.

“Si la UE impone aranceles, muchos agricultores ya no tendrán clientes para sus productos y sus negocios podrían colapsar fácilmente.”

Cuando Financial Times le preguntó sobre el impacto potencialmente grave de un resultado sin acuerdo en las negociaciones comerciales del Brexit respecto a los fabricantes de automóviles y a los agricultores, Johnson dijo que se adaptarían a una “salida australiana” y que “les va a ir muy bien”.