No volveremos a trabajar si no nos sentimos seguros, dicen sindicatos a Johnson

THE GUARDIAN — DOMINGO, 10 DE MAYO DE 2020

Personal necesita ‘revolución’ sanitaria en centros de trabajo, advierten a primer ministro

Los sindicatos más importantes de Gran Bretaña han advertido a Boris Johnson que no recomendarán un regreso al trabajo a sus tres millones de miembros hasta que el Gobierno y los empleadores acuerden una revolución nacional de sanidad y seguridad como resultado de la pandemia de Covid-19.

En una carta a The Observer, los líderes de los “cuatro grandes” — Unison, Unite, GMB y Usdaw — junto al Congreso de Gremios y Sindicatos (TUC), dicen que muchos de sus miembros ya han perdido la vida “transportando personas y bienes, protegiendo al público y cuidando a personas vulnerables”.

Para minimizar las muertes en el trabajo insisten en que la sanidad y la seguridad, “de lo que solían burlarse los partidarios del libre mercado”, debe ser radicalmente revisada e intensificada en todos los lugares de trabajo si quieren respaldar al Gobierno en flexibilizar, y finalmente terminar, con el confinamiento.

Los líderes sindicales dicen que todos los empleadores deberían tener que redactar y publicar evaluaciones de riesgo e indicar qué medidas han tomado para que sus empleados tengan un trabajo seguro. También exigen que se impongan sanciones a empleadores deshonestos y piden inversiones gubernamentales en inspecciones de sanidad y seguridad.

“El movimiento sindical quiere recomendar los planes de regreso al trabajo del Gobierno”, dicen. “Pero para que podamos hacerlo, debemos asegurarnos de que los ministros hayan escuchado y que nos mantengamos seguros y que podamos salvar vidas en el trabajo también.”

Su intervención se produce después de las advertencias de los sindicatos docentes el viernes de que no apoyarían la reapertura de las escuelas hasta que un sistema de “prueba, rastreo y aislamiento” esté completamente en marcha, algo que todavía está lejos de ser completamente operativo.

La carta evidencia el dilema que enfrenta el Gobierno para equilibrar la seguridad con el retorno a las labores de la mayor cantidad posible de personas. En su discurso de esta noche, se espera que el primer ministro valore el mensaje gubernamental de “quedarse en casa” — que ha sido central en su llamamiento al público para que se adhieran al confinamiento.

Se entiende que Johnson dirá que las personas pueden salir de casa para hacer ejercicio y tomar aire fresco más de lo permitido en la actualidad. Trazará una ruta hacia la reducción gradual de las restricciones cuando la tasa de infección lo permita, y anunciará planes para una nueva instrucción sobre seguridad laboral. Se permitirá la reapertura de algunos puntos de venta no esenciales, como los centros de jardinería.

Sin embargo, Johnson también anunciará un endurecimiento de las reglas, como multas más altas para las personas que ignoren las instrucciones del confinamiento y cuarentena de 14 días para los pasajeros que llegan a los aeropuertos de Reino Unido. La perspectiva de estas medidas provocó una controversia inmediata: la directora ejecutiva de la Asociación de Operadores de Aeropuertos, Karen Dee, dijo que las medidas tendrían un “impacto devastador” en la industria de la aviación y la economía en general.

El número de muertes por Covid-19 en Reino Unido aumentó en 346 hasta 31.587, todavía el más alto de Europa. Una cifra separada, el número de muertes que se han registrado en relación con el Covid-19, actualmente es de 33.021. Se cree que la verdadera cifra es mucho más alta.

Unas 215.260 personas dieron positivo, aumentando 3.896 casos desde el viernes. El viernes se llevaron a cabo un total de 96.878 pruebas — el sexto día consecutivo en que el Gobierno no logra alcanzar su objetivo de 100.000 pruebas por día.

Anoche, científicos advirtieron que pasaría algún tiempo antes de que el número de nuevos contagios caiga a solamente cientos de personas — el nivel que sería necesario para permitir que el rastreo de contactos y el aislamiento funcionen de manera efectiva. Expertos dicen que el nivel actual de 4.000 casos nuevos por día abrumaría el sistema.

“Hacer que los casos nuevos se reduzcan a unos pocos cientos por día es una cifra sensata y manejable,” dijo el profesor Mark Woolhouse, epidemiólogo de la Universidad de Edimburgo. “Sin embargo, dada la tasa actual de disminución de las infecciones por Covid-19, pasará mucho tiempo antes de que bajemos a ese nivel. Y esto es una verdadera preocupación.” Algunas estimaciones sugieren que podría tomar otros seis meses de confinamiento llegar a reducir los casos diarios a cientos.

Woolhouse dijo que había enfoques alternativos que podrían adoptarse. Uno sería que el Gobierno introdujera una nueva y muy severa versión de confinamiento como la impuesta en China. Otro sería “familiarizarse realmente con el rastreo de contactos”, según Woolhouse, uno de los principales expertos de Reino Unido en enfermedades infecciosas. “De lo contrario, no veo cómo vamos a avanzar más y salir de esta situación.”

Por su parte, Downing Street insistió en que Johnson estaba decidido a proceder con “máxima precaución”, a pesar de las opiniones encontradas la semana pasada sobre la relajación de las medidas del lunes. Una fuente de la oficina del primer ministro dijo: “Este es un momento crítico, por lo que después de evaluar cuidadosamente la evidencia y analizar los datos, el Primer Ministro se dirigirá al público y pedirá su fortaleza y decisión mientras continuamos haciendo lo que sea necesario para derrotar esta enfermedad devastadora.”

Dado que las encuestas muestran que el público está ansioso por poner fin al confinamiento y que los sindicatos están cada vez más preocupados por la seguridad de sus afiliados, se dice que las empresas están considerando realizar pruebas de temperatura para el personal como parte del retorno gradual al trabajo.

Las empresas también están siendo advertidas sobre un aumento en las demandas por acoso a medida que los trabajadores se adaptan a operar bajo las reglas de distanciamiento social. También hay preocupaciones sobre el impacto psicológico de regresar al trabajo, así como la falta de conciencia entre los empleados sobre cómo dar la alarma si se les pide trabajar en condiciones inseguras.

Una coalición de más de 250 organizaciones benéficas y otras organizaciones está pidiendo a los ministros que garanticen que la reducción del confinamiento no cree nuevas divisiones en la sociedad. La agrupación Connection Coalition — que incluye a las organizaciones benéficas Age UK, Mind y a la Cruz Roja Británica — advierte que segmentar a la población corre el riesgo de fracturar la respuesta grupal que ha unido a las comunidades en su respuesta al virus.

Una nueva encuesta de Opinium para The Observer muestra que las personas en este país ahora ven a Reino Unido peor que Italia, España y Francia en lo que respecta a la crisis de Covid-19.

El profesor Ravi Gupta, microbiólogo de la Universidad de Cambridge, dijo que si bien mantener el confinamiento durante unas pocas semanas más aún podría parecer tentador, crecían las preocupaciones sobre el momento en que se produciría una probable segunda ola de infección: “Es casi seguro que habrá una segunda ola”. de los casos de Covid-19 después de que se levante el confinamiento. Esto es inevitable, aunque queda por ver qué tan grave será.”

“Sin embargo, mientras más extendamos el final del confinamiento, entonces es inevitable que esta segunda ola ocurra más y más tarde en el año. Y debemos asegurarnos de no permitir que eso suceda en invierno y se junte con la gripe, el norovirus y otros brotes.”

“Eso significa que hay presión para que el Gobierno piense en levantar el bloqueo pronto.”

————

Calles cerca de escuelas cerrarán en hora punta

Las calles cerca de las escuelas serán cerradas temporalmente cuando los padres dejen y recojan a sus hijos, para disuadir a las personas de conducir en los desplazamientos escolares y para alentarlos a caminar, ir en bicicleta y en patinetes.

Planes para cerrar las vías en horas punta escolares utilizando barreras, conos y otras medidas ya están muy avanzados en Londres y Manchester, y se espera que se extiendan a otras ciudades y pueblos.

Will Norman, comisionado de Londres para caminata y ciclismo, dijo The Observer: “Esto implicará restricciones de tiempo en el tráfico alrededor de las escuelas para permitir que las personas caminen, patinen o vayan en bicicleta de manera segura a la escuela. Me da igual si van botando en un balón saltarín gigante mientras no circulen en coche. Debe reducirse la cantidad de tráfico para permitir que alumnos y padres de familia se desplacen de manera segura.”

Norman dijo que habría un peligro adicional para padres e hijos, que tendrían que mantenerse a dos metros de distancia si las calles estuvieran muy transitadas cerca de las escuelas. “Lo último que queremos es que los niños y sus padres entren en una calle concurrida o vean problemas crecientes de calidad del aire en las escuelas.”

“De ese modo, [el cierre temporal de calles dos veces al día] tendrá que ser algo que las escuelas y las autoridades locales planeen, y quiero que todas las escuelas y consejos analicen esto con urgencia.”

——————

Little Richard (1932-2020)

Foto del cantante Richard Penniman — conocido mundialmente como Little Richard — quien fuera estrella pionera del rock and roll y ha fallecido a los 87 años. Su canción de 1955 Tutti Frutti, con la letra “awopbopaloobop alopbamboom”, y una inmensa lista de éxitos siguientes, ayudaron a establecer el género musical e influyeron en una multitud de otros músicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s