Hagamos una barbacoa ordenada*

METRO — VIERNES, 29 DE MAYO DE 2020

*Desde este lunes, solo seis personas, y que no vayan al lavabo

Puedes invitar a tus amigos a una barbacoa, ha anunciado Boris Johnson anoche.

Se permitirán reuniones en jardines de hasta seis personas desde el lunes — justo después del fin de semana, en que se ha pronosticado un sol radiante.

Los huéspedes deben permanecer fuera de la casa excepto para usar los servicios higiénicos, lo cual se debe evitar en lo posible debido al riesgo de infección.

Johnson admitió que según las reglas solo se permite una “barbacoa increíblemente escrupulosa”, pero dijo que la relajación del confinamiento tenía que ser “limitada y cautelosa” en esta etapa.

“Tengo que advertirles con toda franqueza que habrá más brotes locales, por lo que frenaremos según sea necesario y reimpondremos las medidas según sea necesario,” agregó el primer ministro británico.

Mientras el número de muertes por virus confirmados aumentaba en 377 hasta 37.837, Johnson dijo que la regla de los dos metros sigue estrictamente vigente.

Sibn embargo, la flexibilización también permite que hasta seis personas se reúnan en lugares públicos — como hacer un picnic en el parque — siempre que mantengan su distancia.

Quedarse en la casa de otra persona aún está fuera de los límites. Tampoco hay cambios para los 1.5 millones de ciudadanos clasificados como “extremadamente vulnerables clínicamente”, que deben protegerse quedándose en casa y evitando las reuniones.

“Llegaremos pronto a una etapa en la que esperamos que el riesgo absoluto disminuya lo suficiente como para que las personas puedan dejar este blindaje,” dijo el director médico del Gobierno, profesor Chris Whitty.

La flexibilización coincide con el calendario establecido por el primer ministro el 11 de mayo.

Aún así el asesor científico principal Sir Patrick Vallance advirtió que la lucha contra la pandemia sigue en un “estado frágil”.

Advirtió que la tasa de R — el número promedio de personas a quien cada infectado transmite el virus — sigue estando “muy cerca a 1 en algunos lugares”.

“Este es un momento para ir con mucha precaución, ese es el mundo en el que estamos,” agregó Sir Patrick. “El número de casos sigue siendo alto y, si la tasa de R es 1, esos números se mantienen en un nivel alto.”

La declaración se produce cuando nuevas cifras sugieren que hasta una de cada 14 personas ya podría haber sido infectada. Alrededor de 3.7 millones de personas han contraído el virus — muchos sin saberlo — solo en Inglaterra, según una encuesta de anticuerpos publicada por la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS).

A medida que la operación de localización de contactos en todo el país se ponía en marcha, Sir Patrick advirtió que la tasa R a nivel nacional está entre 0.7 y 0.9, pero admitió que no se están detectando muchas infecciones nuevas.

“Claramente no llegamos al número entero, por lo que el desafío es garantizar que esa brecha se cierre”, dijo.

El primer ministro británico — quien admitió que las nuevas reglas arrojarían “anomalías y contradicciones” — confirmó que se espera que las escuelas abran desde el lunes para primer grado y alumnos de Años 1 y 6.

Se espera que los estudiantes de los Años 10 y 12 tengan tiempo cara a cara con sus maestros antes del final del trimestre.

A pesar de esto, no se mencionó el plan para que todos los alumnos de primaria tengan un mes de regreso a la escuela antes de que termine el período.

Asimismo, una promesa que hizo el primer ministro para reducir el límite de distanciamiento social de 2 metros a solamente 1 llevó a una advertencia de sus científicos.

“A un metro es de diez a 30 veces más riesgoso que a dos metros,” dijo Sir Patrick.

Las nuevas reglas permiten caminar por la casa de alguien para llegar a su jardín si no tienen una puerta lateral.

El profesor Whitty advirtió que la infección podría propagarse al pasar comida y platos, y agregó: “Si alguien fuera al baño, es crítico que se limpie todo y es absolutamente crítico que todos se laven las manos.”

————-

¡Censura!

El primer ministro británico ha sido criticado rotundamente anoche después de que bloqueara preguntas de los periodistas, para que no interroguen a sus principales asesores científicos acerca de la controversia sobre Dominic Cummings.

Boris Johnson fue condenado después de que se negara a dejar que el asesor científico principal, Sir Patrick Vallance, ni el director médico, el profesor Chris Whitty, respondieran preguntas sobre el tema durante la sesión informativa diaria sobre coronavirus.

También interrumpió a periodistas — como la editora política de BBC, Laura Kuenssberg (foto superior) — cuando intentaron hacerles preguntas adicionales, y se negó a discutir más la controversia, ya que insistió en que era hora de “seguir adelante”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s