Planes de abrir las escuelas el 1 de junio, en duda

THE GUARDIAN — SÁBADO, 9 DE MAYO DE 2020

Alumnos no podrán asistir sin un sistema completo de ‘prueba y rastreo’, dicen sindicatos

Los planes ministeriales para reabrir las escuelas el 1 de junio están en serias dudas después de que los sindicatos que representan a los maestros y al personal escolar insistieron en que no considerarían regresar sin un estricto régimen de “prueba y rastreo” de coronavirus.

En una inusual declaración conjunta — que según un alto funcionario sindical indica que un regreso temprano a un horario escolar normal está “fuera de discusión” — el Congreso de Gremios y Sindicatos (TUC) dijo que “no debe haber un aumento en el número de alumnos hasta el despliegue completo de un programa nacional de prueba y rastreo”, y pidió el establecimiento de un grupo de trabajo de Covid-19 conformado por el Gobierno, los sindicatos y otros para acordar una reapertura segura de las escuelas.

Sin embargo, con una estrategia nacional para un programa que ayudaría a identificar quién necesita estar en cuarentena aún por implementar — y una aplicación telefónica de rastreo de contactos todavía en pruebas limitadas en la Isla de Wight — es poco probable que se satisfagan las pruebas que piden los sindicatos para la fecha del 1 de junio publicada por funcionarios la semana pasada.

Eso podría significar que los niños en Inglaterra y Gales regresen a las escuelas durante unas pocas semanas entre ahora y el nuevo año escolar en septiembre, y que es cada vez menos probable que los alumnos escoceses — que terminan antes — regresen antes de las vacaciones de verano.

Los gobiernos escocés y galés ya han anunciado que sus escuelas no reabrirán el 1 de junio.

La noticia llega en medio de crecientes signos de que Boris Johnson establecerá este domingo una cautelosa “hoja de ruta” para la próxima fase de la crisis, después de que el Gobierno enfrentara severas críticas por sus mensajes mixtos sobre lo que el público debe esperar.

La declaración — presentada al ministro de educación Gavin Williamson — está respaldada por los principales sindicatos docentes así como por Unite, GMB y Unison, que representan a los trabajadores esenciales de las escuelas como personal de limpieza, administración y cátering. Cualquier resultado que no haya sido acordado por ellos es altamente improbable.

“La reapertura más amplia de nuestras escuelas dependerá en gran medida de garantizar que las familias y los responsables de cuidar a los menores tengan plena confianza en que autorizar que sus hijos regresen a la escuela es seguro. No creemos que existan niveles suficientes de confianza en este momento,” dijo.

Johnson dijo al diario The Sun el domingo pasado: “Una de las cosas que queremos hacer lo más rápido posible es recuperar las escuelas primarias. No va a ser fácil, pero ahí es donde queremos llegar. Se trata de encontrar una manera de hacerlo.”

Fuentes de Whitehall sugirieron en ese momento que tenían en mente un retorno gradual desde principios de junio, después de las vacaciones de mitad de verano.

A pesar de esto, The Guardian entiende que las conversaciones con los directores y los sindicatos en los últimos días han subrayado los problemas prácticos de la medida, así como la potencial reticencia de los padres preocupados por la seguridad de sus hijos. Una fuente del Gobierno insistió el viernes: “Nunca fijamos una fecha.”

Antes del discurso de Johnson a la nación, el ministro de medio ambiente George Eustice restó importancia el viernes a sugerencias de cualquier cambio importante en el régimen de confinamiento, haciendo hincapié en que el Gobierno procedería “con la mayor precaución”.

En la conferencia de prensa, Eustice también enfatizó la importancia de cumplir con las medidas existentes durante el fin de semana festivo, a pesar del hecho de que el Gobierno está preparado para permitir ejercicio ilimitado, así como salidas a tomar el sol y a hacer picnics, a partir del lunes.

Aún así, el ministro saludó las medidas de algunas empresas para reabrir donde las restricciones existentes ya lo permiten, como McDonalds. “Nuestra opinión es que el drive-through [‘servicio al automóvil] de McDonalds está hecho para el sistema de distanciamiento social en que estamos,” dijo.

El gobierno galés se adelantó a Johnson el viernes al anunciar una extensión de tres semanas a su confinamiento de coronavirus realizando ajustes modestos, que incluyen el ejercicio al aire libre más de una vez al día y los planes de reabrir las bibliotecas.

El primer ministro galés Mark Drakeford insistió en que el confinamiento debía permanecer, pero dijo que “cambios muy cautelosos” entrarían en vigor. Anticipó que el primer ministro Johnson anunciaría cambios “generales” similares.

Dijo que, a partir del lunes, se permitiría a las personas hacer ejercicio más de una vez al día, siempre que no se alejen “significativamente” de su hogar. Los centros de jardinería podrán reabrir si pueden asegurarse de que se cumpla la regla de distancia física de 2 metros. Y los ayuntamientos comenzarán a trabajar en planes para reabrir de manera segura bibliotecas y centros municipales de reciclaje.

El anuncio se produjo luego de que la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, dijo que creía que “las cuatro naciones ahora aceptan que puede haber diferencias en el ritmo de cómo hacemos estas cosas, porque el nivel del virus está en diferentes etapas”, aunque esperaba que la divergencia de las indicaciones que pueda tener Inglaterra sea poco significativa.

Las pruebas que solicita el TUC incluyen “clara evidencia científica publicada” de que la reapertura de las escuelas no aumentará la transmisión de Covid-19; acuerdo entre el Gobierno, sindicatos y empleadores sobre estándares mínimos de seguridad para el distanciamiento social y la higiene; y un “suministro seguro” de EPP para el personal escolar.

La demanda clave es, sin embargo, que la apertura de las escuelas no puede comenzar hasta que haya un “despliegue completo” de la política de pruebas, rastreo y aislamiento del Gobierno, con objetivos que se cumplan constantemente y la cantidad de nuevos casos de Covid-19 se reduzca.

Williamson ha sostenido que su principal prioridad es la seguridad de los niños, y dijo que la cuestión de cuándo y cómo reabrir las escuelas es la decisión más difícil del Gobierno.

Los sindicatos docentes y el Ministerio de Educación (DfE) han estado en estrechas consultas en los últimos días, y ministros y asesores se han puesto en contacto directamente con directores y líderes académicos para analizar sus opiniones. Después de las discusiones, el DfE cree que las pruebas que pide el TUC no difieren significativamente de las establecidas por el Gobierno para poner fin al confinamiento.

Michael Veale — profesor de derecho digital y regulación en el University College de Londres que ha participado en el desarrollo de aplicaciones de rastreo de coronavirus en países como Suiza y Alemania — dijo que era posible que la primera aplicación de rastreo del NHS estuviera lista para el 1 de junio. Aún así, advirtió que sería poco probable que solo una aplicación baste para frenar un brote de Covid-19 que afecta a las escuelas.

“La pregunta es, ¿una aplicación ayudaría a las escuelas?” él dijo. “Las escuelas primarias no contienen humanos con teléfonos inteligentes de la misma manera que el resto del mundo. Ciertamente, los sindicatos deberían estar atentos a los riesgos para la salud de los trabajadores a quienes representan, pero no creo que los sindicatos deban confiar en una aplicación para proteger a sus trabajadores. Deben hacer demandas relacionadas con capacidades más amplias de seguimiento y localización.”

Veale dijo que un problema subyacente en Reino Unido era su incapacidad para realizar suficientes pruebas de que el rastreo funcione de manera efectiva, incluso con una aplicación que funcione. La primera versión de la aplicación NHS requiere que los usuarios reporten los síntomas ellos mismos.

“Debemos tener cuidado de no hacer afirmaciones contundentes sobre la efectividad de una aplicación incluso antes de haberla implementado,” dijo.

El ministro de sanidad Matt Hancock afirmó que a mediados de mayo se implementará un programa de seguimiento de contactos en todo el país, que involucra a 18,000 rastreadores de contactos. Aún así, ha admitido que es “una gran tarea nacional de escala y complejidad sin precedentes”.

El sindicato docente NASUWT ya ha pedido que las escuelas permanezcan cerradas hasta el final de las vacaciones de verano, mientras que la Asociación Nacional de Maestros Directivos dijo que “está claro que los padres están muy nerviosos por enviar a sus hijos a la escuela”.

Un portavoz del DfE dijo: “Las escuelas permanecerán cerradas, excepto para los hijos de trabajadores esenciales y niños vulnerables, hasta que el consejo científico indique que es el momento adecuado para volver a abrir y que se hayan cumplido las cinco pruebas establecidas por el Gobierno para combatir este virus.”

“También estamos trabajando estrechamente con el sector a medida que consideramos cómo reabrir escuelas, guarderías y universidades, y nos aseguraremos de que todos tengan suficiente preaviso para planificar y prepararse.”

———–

Foto principal de residentes de Cumbrian Road (Chester), celebrando el Día de la Victoria en Europa con una fiesta del té manteniendo el distanciamiento social, vestidos para la ocasión con trajes de la década de 1940.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s