Gabinete discute ‘pasaportes de inmunidad’ para vuelta al trabajo

THE GUARDIAN — LUNES, 4 DE MAYO DE 2020

Firmas tecnológicas están en conversaciones con los ministros sobre la creación de pasaportes sanitarios, para así ayudar a los británicos a regresar de manera segura al trabajo mediante pruebas de coronavirus y reconocimiento facial.

La biometría facial podría usarse para ayudar a proporcionar un certificado digital — a veces conocido como ‘pasaporte de inmunidad’ — que muestre qué trabajadores han tenido Covid-19, como una posible forma de aliviar el impacto en la economía y las empresas del distanciamiento físico continuo, incluso después de las medidas de confinamiento actuales se flexibilicen.

La firma Onfido, con sede en Reino Unido — especializada en verificar las identidades de las personas utilizando biometría facial — ha presentado sus planes detallados al Gobierno y está involucrada en una serie de conversaciones sobre lo que podría implementarse en todo el país.

Sus propuestas — que ya han alcanzado etapas piloto en otros países — podrían ejecutarse en unos meses, dice. La empresa podría usar pruebas de anticuerpos, que verifican si alguien ha tenido el virus, o pruebas de antígeno, que muestran infecciones actuales.

Expertos en identidad digital dicen que aún están en la “etapa de descubrimiento” de lo que podría adaptarse para el Gobierno de Reino Unido, pero el desarrollo de un tipo de certificado de salud a través de la tecnología de aplicaciones va ganando terreno.

Se entiende que el Gobierno se está alejando intencionadamente de la frase ‘pasaporte de inmunidad’ a medida que continúan apareciendo pruebas sobre cómo se desarrolla la inmunidad después de que alguien ha tenido Covid-19. La Organización Mundial de la Salud también ha emitido una advertencia severa sobre los intentos de dar a las personas falsas garantías a través de un esquema de pasaporte.

El lunes, Boris Johnson hará un llamado a los países para que se unan en un “esfuerzo verdaderamente global” para derrotar al coronavirus, ya que es co-anfitrión de una Conferencia Internacional de Compromiso de Respuesta Global al Coronavirus, y confirma la promesa de Reino Unido de dedicar £388 millones a la investigación de vacunas, pruebas y tratamientos.

El hecho se conoce antes de que el primer ministro británico describa una “hoja de ruta” para desescalar el confinamiento, que incluye la necesidad de abordar los temores de los trabajadores de estar muy cerca entre sí.

Durante el fin de semana, dos empresas han logrado avances en el desarrollo de pruebas de anticuerpos. El fabricante de medicamentos suizo Roche recibió la aprobación de uso para emergencias de la Administración Norteamericana de Alimentos y Medicamentos (FDA) para una prueba que han desarrollado, mientras que Quotient, con sede en Edimburgo, dice que sus máquinas de detección tienen capacidad para hasta 36.000 pruebas de anticuerpos al día y producen resultados en 35 minutos con 99.8 % exactitud.

Sin embargo, estas son pruebas de laboratorio que dependen de la sangre obtenida por un profesional médico y requieren máquinas grandes para el análisis, lo cual lleva tiempo.

El santo grial de las pruebas de anticuerpos es un kit de pruebas tan casero como un test de embarazo que proporcione resultados casi instantáneos. Hasta el momento, ninguno en el mercado — incluidos los 17.5 millones encargados por el Gobierno — ha demostrado ser suficientemente preciso. Por lo general, estas pruebas producen 50% a 70% de ‘falsos negativos’.

Onfido, firma que está en conversaciones con ministros, fue fundada por tres exestudiantes de la Universidad de Oxford en 2012 y ya ha trabajado con Monzo y Zipcar. Dice que tiene la capacidad de implementar un sistema en cuestión de meses y podría ser el “eje de la nueva normalidad” estimulando al mismo tiempo la economía.

Su solución incorporaría la tecnología Onfido dentro de la aplicación de otra organización para establecer la identidad de alguien. Se le pediría a la persona que se tome una selfie y una imagen de su identificación emitida por el gobierno, como un pasaporte o licencia de conducir. La tecnología puede determinar si la cara de la persona coincide con su identificación y también si la identificación es genuina. Esto crea una identidad digital.

Luego se prueban para detectar coronavirus en un sistema avalado por el Gobierno y el resultado es almacenado por otro proveedor; en Reino Unido, probablemente sea el NHS.

Cuando la persona va a su lugar de trabajo, abre la aplicación, toma una foto de su rostro y eso desbloquea un código QR. Ese código QR sería escaneado por recepción usando una tecnología de cámara simple y en su sistema verían el resultado de la prueba y una foto de la cara del empleado por un corto tiempo, permitiéndoles determinar visualmente la identidad de la persona frente a ellos.

La única tecnología que una empresa necesitaría para hacer que esto funcione sería una cámara para tomar una imagen del código QR cuando lleguen. La persona que se encuentra en recepción no podrá ver información sobre el nombre, la fecha de nacimiento ni la dirección de alguien, solo si está en condiciones de trabajar.

Hay preguntas pendientes sobre el grado en que la presencia de anticuerpos en la sangre garantiza la inmunidad. Los primeros informes de aparentes reinfecciones de Covid-19 en Corea del Sur parecen ahora haberse explicado por una combinación de resultados falsos negativos, y porque la respuesta de curación del cuerpo puede llevar a que las células infectadas de los pulmones solo sean expulsadas semanas después de la infección inicial — lo que hace que las personas den positivo a pesar de estar recuperándose.

Sin embargo, muchos expertos todavía piensan que es probable que la inmunidad disminuya durante un período de meses o años, lo que podría dejar a las personas vulnerables, y algunas personas podrían adquirir una inmunidad más sólida que otras.

Una fuente del Gobierno dijo que una forma informática de certificación “todavía está en la mesa y está siendo considerada” y que las conversaciones sobre este concepto se enmarcan en sus planes de “seguimiento y localización”.

————–

Año 6 será el primero en volver a la escuela

Asesores científicos del Gobierno examinan el impacto de permitir que los niños en su último año de escuela primaria regresen a las aulas a partir del 1 de junio, según ha podido saber The Guardian.

Boris Johnson anunciará el próximo domingo que seis niños, de 10 y 11 años de edad, conformarán el primer grupo al que se permitirá regresar a la escuela desde que se anunciara el confinamiento el 18 de marzo. Otros años de escuela primaria vendrán a continuación, y luego los Años 10 y 12 de escuelas secundarias.

Se dice que el Grupo Asesor Científico para Emergencias (SAGE) se está concentrando en permitir inicialmente a los niños mayores de la escuela primaria, considerando prioritario a este grupo de edad por su necesidad de pasar a secundaria en septiembre.

Downing Street confirmó que su fecha objetivo es el 1 de junio después de las vacaciones de medio año — sujeta a los últimos datos sobre la propagación de Covid-19 — y que el primer ministro haría un anuncio significativo el domingo ofreciendo una hoja de ruta para salir del confinamiento. Se espera que SAGE se reúna el martes.

Una fuente de Whitehall dijo: “El objetivo es recuperar primero a los alumnos de primaria, pero solo si la R [medida de propagación del virus] está en un nivel seguro. Una vez que las escuelas primarias hayan regresado, veremos el caso de los Años 10 y 12.”

Tanto Johnson como Mark Drakeford, el primer ministro galés, hicieron comentarios públicos sobre la necesidad de que las escuelas se reabran rápidamente de alguna forma.

“Una de las cosas que queremos hacer tan rápido como podamos es recuperar las escuelas primarias. No va a ser fácil, pero ahí es donde queremos llegar. Se trata de encontrar una manera de hacerlo “, dijo el domingo el primer ministro al rotativo The Sun.

Drakeford dijo que las escuelas en Gales también podrían reabrir a principios del próximo mes. “El consejo que recibimos de sindicatos y autoridades educativas locales es que se necesitará un mínimo de tres semanas desde el momento en que decidamos hacerlo hasta que las escuelas puedan volver a abrir, así que estamos hablando de principios de junio,” dijo a la BBC.

Sin embargo Sir David King — exasesor científico en jefe que ha establecido un grupo alternativo de expertos para rivalizar con SAGE — advirtió que la reapertura de la escuela debería ser “observada con mucho cuidado”. King dijo que pensaba que junio era demasiado temprano, pero que quería discutir el tema con su panel de expertos el lunes.

————–

‘Hemos estado pesando a nuestra bebé con balanzas de cocina’

Foto de la pequeña Rae — en brazos de sus padres, Laura y Rob Hardman, en su domicilio de Cheadle Hulme (Manchester) —  quien es una de los 50.000 bebés nacidos en Reino Unido desde que se decretó el confinamiento, el 23 de marzo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s