Planes de romper régimen laboral de la UE hacen peligrar semana de 48 horas

FINANCIAL TIMES — VIERNES, 15 DE ENERO DE 2021

Posible indignación sindical | Replanteo de pausas y horas extra | Laboristas censuran el momento para hacer el anuncio

Protecciones para los trabajadores consagradas en la legislación de la Unión Europea — incluida la semana de 48 horas — serían derogadas en virtud de los planes que elabora el Gobierno como parte de una revisión posterior al Brexit de los mercados laborales de Reino Unido.

El ministerio de comercio británico está elaborando el paquete de medidas desreguladoras con la aprobación de Downing Street, según personas familiarizadas con el asunto. Aún no ha sido aprobado por los ministros ni presentado al Gabinete, pero sí se ha sondeado a líderes empresariales selectos sobre el plan.

La reforma propuesta de las regulaciones de la “directiva sobre el tiempo de trabajo” hará las delicias de muchos parlamentarios conservadores, pero es probable que provoque indignación entre los líderes sindicales británicos.

La medida podría marcar una clara divergencia de los estándares del mercado laboral de la UE, pero Reino Unido solo enfrentaría represalias de Bruselas bajo los términos de su nuevo tratado comercial posterior al Brexit si la UE pudiera demostrar que los cambios tienen un impacto material en la competencia.

Las principales áreas de enfoque son terminar con la semana laboral de 48 horas, modificar las reglas sobre los descansos en el trabajo y no incluir el pago de horas extra al calcular algunos derechos de pago de vacaciones, dijeron personas familiarizadas con los planes.

El Gobierno también quiere eliminar el requisito de que las empresas registren el informe diario detallado de horas de trabajo — lo que implica un ahorro de casi £1.000 millones.

El Gobierno ha insistido en que cualquier reforma estaría diseñada para ayudar tanto a las empresas como a sus empleados, y se sometería a una consulta completa, diciendo que no tiene la intención de “reducir” los derechos de los trabajadores.

“Reino Unido tiene uno de los mejores registros en materia de derechos laborales del mundo,” dijo un portavoz del Gobierno. “Dejar la UE nos permite seguir siendo un creador de normas, y proteger y mejorar los derechos de los trabajadores de Reino Unido.”

Sin embargo Ed Miliband — ministro de comercio de los laboristas — dijo que hacer las propuestas ahora era una ‘vergüenza’, en un momento en que tanta gente estaba preocupada por su trabajo.

“En medio de la peor crisis económica en tres siglos, los ministros se están preparando para romper sus promesas al pueblo británico y dar un mazazo a los derechos de los trabajadores,” afirmó.

“Los trabajadores en Reino Unido son los principales beneficiarios de las muy positivas sentencias de tribunales europeos,” dijo un funcionario del Congreso de Sindicatos Laborales (TUC), y agregó que cualquier intento de “reducir y restringir” la interpretación de la ley europea “es una preocupación porque equivale a una disminución de derechos.”

Funcionarios de la UE han dicho que las decisiones sobre la activación de aranceles y otras “medidas de reequilibrio” contra Reino Unido — en el marco del recientemente firmado acuerdo comercial posterior al Brexit — dependerían de los efectos prácticos de las decisiones políticas.

Bruselas ha destacado a menudo los estándares del mercado laboral como un tema central para la “igualdad de condiciones” que el acuerdo debe mantener, pero la regulación del tiempo de trabajo es desigual en toda la UE, y Bruselas busca repetidamente reforzar la forma en que se aplica la directiva. Gran Bretaña, junto con muchos países de la UE, optó por no hacer cumplir el límite de 48 horas en la semana laboral como estado miembro.

El Gobierno señala que Reino Unido a menudo “saca brillo” a los estándares mínimos de la UE, como por ejemplo la oferta de 5,6 semanas de vacaciones anuales — en comparación con el requisito de la UE de 4 semanas.

A pesar de esto, en una llamada con 250 figuras empresariales líderes a principios de este mes, el primer ministro británico Boris Johnson instó a la industria a respaldar los planes para una futura liberalización regulatoria después del Brexit — para deleite de muchos defensores del libre mercado en su Gabinete.

Matt Kilcoyne — subdirector del Instituto de Libre Mercado ‘Adam Smith’ — acogió con agrado las propuestas, diciendo que la regla ‘única’ actual de 48 horas es una “camisa de fuerza para la economía”.

Sin embargo, habrá nervios en la cima del Gobierno sobre cómo se recibirá una reorganización de los derechos laborales entre los votantes de la clase trabajadora mal pagados, que respaldaron a los conservadores en los escaños del norte — el denominado muro rojo — en las elecciones generales de diciembre de 2019.

Un cambio en el cálculo del pago de vacaciones podría ser “una pérdida monetaria significativa” para un trabajador mal pagado que a menudo se ve obligado a trabajar horas extra para llegar a fin de mes, dijo el funcionario del TUC.

Tampoco está claro que las empresas — que ya se están adaptando al Brexit y luchando contra las consecuencias de la pandemia de Covid-19 — estén reclamando actualmente ninguna revisión fundamental de los derechos de los trabajadores.

Mark Fox — director ejecutivo de la Asociación de Servicios Comerciales — dijo que sus miembros querían reformas que “mejoren la estabilidad” en lugar de causar ninguna perturbación. “También somos conscientes del llamado del primer ministro a ‘subir el nivel’ de la población, y eso siempre debe significar mejorar el entorno en el que trabaja la gente.”

Adam Marshall — director general de las Cámaras de Comercio Británicas — dijo que la prioridad inmediata para las empresas después del Brexit era centrarse en desarrollar una relación comercial estable con la UE. Es probable que cualquier dividendo de la desregulación provenga de sectores emergentes como el fintech o la tecnología sanitaria, agregó.

Colin Leckey — socio en derecho laboral del estudio de abogados Lewis Silkin — dijo que los empleadores agradecerían que Reino Unido rechace la nueva jurisprudencia europea, que requiere informes detallados y diarios de las horas de trabajo.

Sin embargo, cualquier movimiento para revocar la jurisprudencia europea reciente sobre el pago de vacaciones — que estipula que las comisiones de ventas y las horas extraordinarias deben tenerse en cuenta en su cálculo — sería más polémico.

Michael Ford, abogado y profesor de la Universidad de Bristol, dijo que gran parte de la complejidad que enfrentan los empleadores al calcular el pago de vacaciones era resultado de la legislación británica — no las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea — aunque en principio a los empleadores británicos tampoco estuvieron de acuerdo con la postura del citado Tribunal.

Los sindicatos han presentado una serie de casos de pago insuficiente de derechos de vacaciones y a los empleadores les encantaría que se revocaran, dijo Leckey.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s