Nos engañaste sobre el Brexit, dicen pescadores enfadados a Johnson

Un barco pesquero navega cerca de Gardenstown, en la costa de Banff (Escocia).
Foto: dModer101 – flickr / CC BY 2.0

Crece indignación en la industria por el acuerdo y por problemas con nuevos trámites aduaneros, especialmente en Escocia

Los pescadores británicos han acusado a Boris Johnson de deshonestidad y traición por su acuerdo sobre el aspecto pesquero del Brexit.

Una airada carta de la Federación Nacional de Organizaciones de Pescadores le acusa de someterse a una “relación neocolonial con la UE sobre la pesca durante mucho tiempo en el futuro”.

En la carta — a la que ha tenido acceso The Times — se acusa al primer ministro británico de sacrificar la industria para conseguir un acuerdo, y luego tratar de engañar tanto al público como a los pescadores sobre lo que había negociado.

“Todo … lo que usted y otros en la cúpula del Gobierno nos dijeron, y también dijeron al Parlamento [y] al público en general, nos llevó a creer que su postura sobre la pesca no era solo retórica o de conveniencia, sino que se basaba en un principio: que un país soberano debería poder controlar quién pesca en sus propias aguas y debería poder recolectar los recursos pesqueros en sus propias aguas principalmente para su propia gente. Ese no ha resultado ser el caso,” dice la carta de la federación a Downing Street.

“Al final, no es tanto porque usted se haya visto obligado a ceder ante un oponente intransigente y poderoso que ha causado tanta furia en toda nuestra industria; es porque ha intentado presentar el acuerdo como un gran éxito, cuando es es evidente que no lo es.”

La ira está creciendo en la industria — no solo por el acuerdo, sino también por los problemas con los nuevos trámites aduaneros, que están afectando especialmente a los pescadores escoceses. Muchos han mantenido sus barcos en el puerto debido a que los problemas de distribución han impedido que sus envíos lleguen a los clientes del continente.

La empresa de transporte DFDS — que consolida envíos más pequeños en camiones para la exportación — detuvo sus operaciones la semana pasada, después de retrasos en ponerse al día con los nuevos trámites aduaneros. No se espera que los envíos de la compañía se reanuden hasta la próxima semana, e incluso entonces es probable que tarden dos días en llegar a los mercados de la UE.

La ira por los retrasos fue exacerbada por el ministro de Escocia, David Duguid, a quien BBC Radio Scotland preguntó cuánto tiempo va a pasar antes de que el comercio comience a funcionar sin problemas nuevamente. “Bueno, ¿cuánto mide un trozo de cuerda?”, dijo al programa Good Morning Scotland antes de agregar: “Estamos trabajando día y noche para resolver los problemas que nos comunican y podemos solucionar directamente.”

En la Cámara de los Comunes, Douglas Ross, el líder de los conservadores escoceses, dijo a George Eustice, el ministro de medio ambiente, que la compensación financiera era “claramente necesaria para nuestros pescadores en todo el país”.

El parlamentario del Partido Liberal-Demócrata escocés Alistair Carmichael describió la situación como “un desastre creado por el propio Gobierno”.

“Durante años, este Gobierno le ha prometido a nuestra industria pesquera un mar de oportunidades, pero hoy nuestros barcos están amarrados en el puerto, y sus hélices están enredadas en la burocracia fabricada en Whitehall,” dijo. “Ayer, el primer ministro le dijo al comité de enlace que se había considerado una compensación para nuestra industria pesquera. ¿A quién se le va a compensar, qué y cuánto?”

Eustice describió los problemas que enfrentan los pescadores como “problemas iniciales” y dijo que el Gobierno está investigando el caso para obtener una compensación.

Downing Street confirmó más tarde que habría una compensación para las empresas afectadas y dijo que no creía que las empresas fueran las culpables de los retrasos o pérdidas. “Hemos dicho que estamos buscando compensar a la industria pesquera dado que enfrentan problemas temporales, y aceptamos que esto puede haber sido por causas ajenas a ellos,” dijo el portavoz del primer ministro.

Victoria Prentis, la ministra de pesquería, fue criticada después de admitir que no había leído el acuerdo de Nochebuena porque estaba demasiado ocupada organizando festividades locales.

Jacob Rees-Mogg, líder de la Cámara de los Comunes, también fue atacado después de dar una respuesta frívola a las preocupaciones escocesas sobre el impacto de los nuevos controles fronterizos. Dijo que los peces ahora son “mejores y más felices” después del Brexit.

El acuerdo del Brexit alcanzado por Johnson ha dejado a la UE con el 75 por ciento del valor de su cuota de pesca capturada en aguas británicas, hasta el final de un período de transición de cinco años y medio.

Si bien las cuotas se liberarán en las conversaciones anuales a partir de 2026, la federación sugiere que cualquier nueva negociación será el “día de la marmota”, con la UE “ejerciendo repetidamente su capacidad para aportar un mayor poder económico a Reino Unido, que después de las protestas capitulará una y otra vez”.

“Tristemente, seguiremos atados a una relación neocolonial con la UE sobre el pescado, a pesar de nuestros derechos según el derecho internacional, durante mucho tiempo en el futuro,” escribió la federación en su carta a Johnson.

“Este fue nuestro momento bajo el sol político: una industria pequeña pero simbólicamente significativa tuvo la oportunidad de liberarse de una relación asimétrica y fundamentalmente explotadora con la UE.”

“En este acuerdo no hemos logrado escapar de esa presión, y sería mucho mejor si usted, con humildad y honestidad, admitiera que lo intentó pero fracasó, en lugar de insinuar que nos había entregado las llaves de nuestra liberación cuando no lo hizo en realidad.”

Caso de estudio
Hansen Black, de 54 años, es director de ventas de Shetland Fish, empresa que se especializa en la venta de una variedad de pescado blanco como maruca, rape, eglefino y bacalao.

Antes de este mes, podía comprar productos un lunes y tenerlo puesto en el puerto de Boulogne el miércoles por la mañana. Este año su primer envío se retrasó varios días, y el segundo terminó teniendo que venderse en Reino Unido porque estaba tardando demasiado en llegar a Europa.

Black — exdirector ejecutivo de la Asociación de Pescadores de Shetland — dijo: “Decir que ha sido un comienzo de año bastante decepcionante sería quedar corto.”

Incluso con las restricciones de Covid-19, el año pasado se desembarcó un promedio de casi 6.400 cajas de pescado por semana. Los totales diarios de esta semana han oscilado entre 800 cajas y menos de 200.

Black dijo: “Va a ser una semana muy, muy tranquila. Vendemos una fracción de la cantidad que venderíamos normalmente. Diferentes empresas estarán en diferentes posiciones, pero es un momento preocupante para todos. Si no podemos solucionar esto, seguramente habrá negocios que se estrellarán contra la pared.”

Jamie McMillan, director gerente de Loch Fyne Seafarms, usó su cuenta de Twitter para expresar su decepción con Boris Johnson y su Gobierno.

Teme que su empresa y muchas otras enfrenten la quiebra a menos que se resuelva la ‘increíble’ situación. “Estoy consternado, estoy enojado, me hierve la sangre,” dijo.


Artículo de Bruno Waterfield en Bruselas
Publicado en The Times el 
viernes, 15 de enero de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.thetimes.co.uk/article/you-misled-us-over-brexit-deal-angry-fishermen-tell-johnson-90cng8xcf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s