Johnson ‘lamenta profundamente cada vida perdida’ por el Covid

THE DAILY TELEGRAPH — MIÉRCOLES, 27 DE ENERO DE 2021

Primer ministro muestra su dolor por la cifra de muertes debido a la pandemia en Gran Bretaña, que ha superado las 100.000 personas

Boris Johnson ha dicho a la nación que «lamenta profundamente» el número de decesos por coronavirus en el país, que superó los 100.000 el martes, aceptando «toda la responsabilidad» por el penoso hito.

El primer ministro británico dijo que es «difícil calcular el dolor» causado por la «terrible y trágica pérdida de vidas» durante el año pasado, en el cual Gran Bretaña ha sufrido el quinto número más alto de muertes por Covid de cualquier país del mundo.

El último análisis de las muertes muestra que la pandemia no ha afectado a la sociedad, con un número desproporcionadamente grande de personas de bajos ingresos que han perdido la vida, particularmente en la segunda ola. Muchos expertos creen que la población relativamente anciana de Gran Bretaña, las altas tasas de obesidad y la alta densidad de población pueden haber influido en la tasa de mortalidad.

Los ministros se han comprometido a realizar una investigación completa una vez que la pandemia haya llegado a su fin.

Durante la segunda ola, las personas que vivían en zonas más desfavorecidas fallecieron a un ritmo hasta seis veces mayor que las de las zonas más ricas. Muchos de ellos, como el personal del NHS, trabajadores de supermercados y conductores de reparto, han tenido que seguir saliendo a trabajar mientras que los trabajadores de cuello blanco han podido trabajar desde casa.

Cuando se le preguntó qué lecciones se habían aprendido desde el comienzo de la pandemia, el profesor Chris Whitty, director médico nacional, dijo que la opinión sobre la utilidad de las mascarillas había cambiado y que inicialmente se había subestimado el impacto de los casos asintomáticos.

Johnson prometió que, cuando termine la crisis por el Covid, habrá una conmemoración nacional para recordar y honrar a todos los fallecidos.

El martes se conocieron mejores noticias sobre contagios, con 20.089 pruebas positivas de Covid reportadas — el total diario más bajo desde el 15 de diciembre, ya que el número de casos continúa disminuyendo.

Un total de 6,853,327 personas han recibido al menos una dosis de la vacuna contra el Covid, un aumento de 279.757 el día anterior. Uno de cada ocho adultos ha recibido su inyección.

Sin embargo, el profesor Whitty advirtió que los casos no están disminuyendo en todas las áreas y las muertes seguirán siendo altas durante algún tiempo. El martes se informaron otras 1.631 muertes, lo que ha llevado el total a 100.162 desde que se informó por primera vez una muerte por coronavirus, un paciente de un hospital en Reading, el 5 de marzo.

Solo Estados Unidos, Brasil, India y México han registrado más muertes que Reino Unido, pero Gran Bretaña tiene una tasa de mortalidad per cápita más alta que cualquiera de esos países y la cuarta tasa de mortalidad más alta del mundo.

El profesor Sir David Spiegelhalter — quien forma parte del Grupo Asesor Científico para Emergencias (Sage) del Gobierno — estimó que cada persona ha muerto, en promedio, 10 años antes de tiempo, lo que significa un millón de años de vida perdidos.

Johnson dijo: «Lamento tener que decirles que hoy el número de muertes registradas por Covid en Reino Unido ha superado las 100.000, y es difícil calcular el dolor contenido en esa sombría estadística. Los años de vida perdidos, las reuniones familiares a las que no asistieron y, para tantos familiares, la oportunidad perdida incluso de despedirlos.»

«Presento mi más sentido pésame a todos los que han perdido a un ser querido: padres y madres, hermanos y hermanas, hijos e hijas y los muchos abuelos cuyas vidas han sido robadas.»

Nueve meses después de que Sir Patrick Vallance — el principal asesor científico del Gobierno — sugiriera que 20.000 muertes serían un «buen resultado», Johnson dijo que describir el número real de víctimas «agotaría el significado de la miseria: es una pérdida de vidas espantosa y trágica» .

«Cuando hayamos superado esta crisis, nos uniremos como nación para recordar a todos los que perdimos, y para honrar el heroísmo desinteresado de todos aquellos en la línea del frente que dieron su vida para salvar a otros,» prometió.

«Recordaremos el coraje de innumerables trabajadores, no solo nuestro increíble NHS y trabajadores asistenciales, sino también trabajadores de tienda, personal de transporte, farmacéuticos, maestros, policía, servicios de emergencia de las fuerzas armadas y muchos otros, que mantuvieron nuestro país en marcha durante nuestra mayor crisis desde la Segunda Guerra Mundial.»

«Conmemoraremos los pequeños actos de bondad, el espíritu de voluntariado y el sacrificio diario de millones que pusieron sus vidas en suspenso una y otra vez mientras luchábamos contra cada nueva ola del virus, ganando tiempo para que nuestros brillantes científicos acudieran en nuestra ayuda.»

Downing Street dijo que aún no se habían tomado decisiones sobre la forma de la conmemoración nacional, pero Johnson dijo que también celebraría el «genio y la perseverancia» de los científicos que habían inventado las vacunas contra el Covid, y agregó: «Cuando esas vacunas finalmente nos hayan liberado de este virus y puesto en el camino de la recuperación, nos aseguraremos de aprender las lecciones, reflexionar y prepararnos.»

La brecha entre ricos y pobres se ha ampliado en la segunda ola. En el pico de la primera ola en abril, el 10 por ciento de las áreas más desfavorecidas tenía tasas de mortalidad 1,3 veces más altas que el 10 por ciento más rico. Para octubre, las áreas más pobres tenían tasas de mortalidad 6 veces más altas que las más ricas, antes de reducirse a 1,5 veces más en diciembre.

Steve Baker — vicepresidente del grupo parlamentario conservador Covid Recovery Group — dijo: «La espantosa verdad es que aquellos de nosotros con salarios seguros y casas cómodas a menudo nos sentimos un poco enfadados por el confinamiento. Mientras tanto, el terrible costo de la exposición a la enfermedad en el trabajo, y el confinamiento en hogares a veces superpoblados, recaen sobre los jóvenes y los mal pagados.»

«Como miembros del Partido Conservador, debemos mirarnos al espejo y preguntarnos si es hora de pensar seriamente en la solidaridad social.»

Kevin Hollinrake — presidente conservador del grupo parlamentario y multipartidario sobre la pobreza — dijo: «Si eres conductor de autobús o si trabajas en un supermercado, es casi inevitable que pases tiempo en el interior de un lugar donde podría estar el virus presente, con lo cual es más probable que te contagies.»

El doctor Michael Head — investigador senior en salud global en la Universidad de Southampton — dijo que la investigación final sobre la gestión de la pandemia probablemente encuentre que los retrasos en el confinamiento, problemas con el sistema de prueba y rastreo y una política «laxa» en lo que respecta a los pasajeros que llegaron al país habían contribuido al elevado número de muertos en Reino Unido.

Los arzobispos de Canterbury y York instaron a personas de todas las religiones, así como a quienes no profesan ninguna, a participar en una «oración por la nación» todos los días a las 6 de la tarde para recordar a los muertos.

En una carta abierta a la nación, el monseñor Justin Welby y el monseñor Stephen Cottrell invitaron a los feligreses a «reflexionar sobre la enormidad de esta pandemia» y escribieron: «Cien mil no es sólo una cifra abstracta. Cada número es una persona: alguien a quien amamos y alguien que nos ama.»

Los datos de la Oficina de Estadísticas Nacionales — que utilizan los datos de la causa de muerte de los certificados de defunción, en lugar de las muertes dentro de los 28 días posteriores a una prueba positiva — sugieren que la cifra real de muertes podría ser incluso mayor, casi 120.000.

Eso significaría que el virus ha causado la muerte a más de dos tercios de la cantidad de personas que mueren de cáncer en un año promedio en Reino Unido, un número que actualmente es de 165.000.

Ofrecen incentivos económicos a trabajadores de la UE por abandonar Reino Unido

Crédito: South Leeds Life

Agregan a europeos al plan de retorno voluntario, que puede incluir billetes aéreos y hasta £2.000 para reasentamiento

Los ciudadanos de la UE han recibido ofertas de incentivo económico para abandonar Reino Unido, según ha sabido The Guardian, meses antes de la fecha límite para solicitar el settled status [estatus de asentado, condición migratoria que autoriza a trabajar libremente en el país].

Desde el 1 de enero, se ha incorporado discretamente a los ciudadanos de la UE al plan de retorno voluntario del Gobierno, por el que se les ofrece apoyo financiero como estímulo para que vuelvan a sus países de origen.

Los pagos pueden incluir billetes aéreos y hasta £2.000 por concepto de reasentamiento. El plan está destinado a ayudar a algunos inmigrantes en Reino Unido a salir voluntariamente.

Personas que trabajan asistiendo a ciudadanos vulnerables de la UE en Reino Unido dijeron que la oferta de dinero para regresar a casa contradecía la afirmación del Gobierno, de que está haciendo todo lo posible para alentar a las personas a registrarse para obtener el settled status. La fecha límite para que los europeos residentes en Reino Unido soliciten el programa de reasentamiento en la UE — conocido como EUSS — es el 30 de junio.

Benjamin Morgan — que dirige el proyecto de derechos de personas sin hogar de la UE en Public Interest Law Center, una firma de abogados sin fines de lucro — dijo: “De nuestro estudio de casos se desprende claramente que algunos de los ciudadanos de la UE más vulnerables aún no han resuelto su situación. Las barreras para la aplicación y los retrasos en la toma de decisiones de la Home Office [Ministerio del Interior] siguen siendo factores importantes.

«Este mensaje contradictorio sobre el settled status por un lado y los retornos voluntarios por el otro, debilita seriamente la afirmación del Gobierno de que los derechos de los europeos vulnerables estarían protegidos después del Brexit.»

Un portavoz de la Home Office dijo: “Algunas personas pueden optar por no obtener el estatus bajo el EUSS y desear no permanecer en Reino Unido después de la fecha límite. Es por eso que hemos escrito a las partes interesadas para informarles de que los ciudadanos de los países del Espacio Económico Europeo (EEE) que deseen abandonar Reino Unido ahora pueden ser elegibles para recibir apoyo para ayudarlos a hacerlo, en el marco del plan de retorno voluntario.»

La noticia se conoce luego que una investigación del Consejo Conjunto para el Bienestar de los Inmigrantes (JCWI) advirtiera que miles de trabajadores esenciales europeos corren el riesgo de perder su derecho legal a permanecer en Reino Unido.

El informe, titulado When the Clapping Stops: EU Care Workers After Brexit [«Cuando terminan los aplausos: Trabajadores asistenciales de la UE después del Brexit»], advierte que miles de ciudadanos europeos que actualmente desempeñan funciones laborales esenciales en el sector asistencial, así como aquellos que trabajan en la construcción, manufactura y agricultura, corren el riesgo de perder su estatus y enfrentan una expulsión de Reino Unido.

De los 295 trabajadores sanitarios encuestados por la organización benéfica, 1 de cada 7 no estaba seguro de qué era el EUSS, 1 de cada 3 no había oído hablar del EUSS antes de ponerse en contacto con el JCWI, y 1 de cada 3 no sabía que hay una fecha límite para inscribirse, ni cuál es esta fecha límite. La mayoría de las encuestas se realizaron entre enero y marzo del año pasado.

“Si incluso una pequeña fracción de los residentes estimados del EEE+ (UE, EEE y Suiza) no presentan su solicitud a tiempo, decenas de miles de ellos perderán su estatus migratorio de la noche a la mañana,” afirma el informe.

“Sin una acción urgente, es probable que el sector asistencial se vea devastado,” agrega.

El informe pide el levantamiento inmediato del plazo para postular a la EUSS, que los ciudadanos europeos obtengan automáticamente el settled status, y el fin de las políticas de “entorno hostil”.

Afirma que los trabajadores de industrias con condiciones laborales inconvenientes, salarios bajos y contratos inseguros como la asistencia social, la construcción y la agricultura corren un riesgo particular de pasar por las grietas del programa. Quienes no puedan presentar la solicitud a tiempo estarán sujetos a medidas que incluyen detención y expulsión del país, y podrían ser penalizados por trabajar, alquilar una vivienda o conducir un automóvil.

Chai Patel, del JCWI, dijo: “Nuestra investigación me asusta porque las personas con las que hablamos eran mucho menos vulnerables que otros grupos ocultos en condiciones de trabajo de explotación, a quienes nadie ha podido contactar para hacer preguntas. A pesar de las advertencias de nosotros y de muchos otros expertos, la Home Office hunde la cabeza en la arena sobre esto, al igual que lo hizo con Windrush, y pone excusas en lugar de encontrar soluciones.»

El JCWI no es la única organización que advierte que algunos podrían quedar atrapados en el enredo del sistema. El Observatorio de Inmigración — proyecto legal de la Universidad de Oxford — ha expresado su preocupación por el riesgo de que algunos grupos no se registren antes del plazo del 30 de junio.

Por su parte, el ministro de inmigración Kevin Foster dijo que el informe del JCWI presenta «una imagen increíblemente engañosa del programa de reasentamiento en la UE», ya que se basa «en una pequeña encuesta de menos de 300 personas realizada hace un año».

“Desde entonces, el programa ha recibido millones de solicitudes,” dijo. “Hemos tenido casi 4,9 millones de solicitudes para el exitoso programa de reasentamiento en la UE. Ahora faltan menos de seis meses para la fecha límite del 30 de junio de 2021 y animaría a todos los que cumplen los requisitos para que presenten su solicitud ahora, para garantizar sus derechos según la legislación británica. Hay una amplia gama de asistencia disponible en internet y por teléfono, y estamos financiando a 72 organizaciones en todo Reino Unido para garantizar que nadie se quede fuera.»


Artículo de Diane Taylor
Publicado en The Guardian el 
martes, 26 de enero de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.theguardian.com/politics/2021/jan/26/eu-citizens-offered-financial-incentives-to-leave-uk

NHS al máximo con la vacunación

METRO — MARTES, 26 DE ENERO DE 2021

6,5 millones de británicos reciben inyecciones luego de apertura de más centros de vacunación

La serie de televisión Peaky Blinders se ha unido a la batalla para vencer al Covid-19, en un día de destacados sucesos como la desaceleración en el número de casos, la vacunación de 6,5 millones de personas y la apertura de otros 32 centros de aplicación de las dosis.

El Black Country Living Museum de 26 acres, donde se filman escenas del drama de la BBC, ha empezado a vacunar a cientos de personas con personal y voluntarios del NHS.

Ayer se aplicaron otras 220.249 vacunas en Gran Bretaña, mientras datos mostraban que 4 de cada 5 mayores de 80 ya han recibido su primera inyección.

También se reveló que la vacuna de Moderna — que llegará próximamente — puede vencer a las altamente infecciosas variantes que han disparado el número de casos.

Aunque ayer se confirmaron 22.195 nuevos casos, se trata de la cantidad más baja desde el 15 de diciembre — por debajo de los 37.535 de la semana anterior.

El número de muertos aumentó en 592, por debajo de los 599 del lunes pasado — lo que lleva el total oficial a 98.531.

Los casos en la mayoría de las regiones inglesas están ahora en su nivel más bajo este año — según han mostrado también las cifras — y Londres se encuentra en su nivel más bajo desde el 16 de diciembre.

El ministro de sanidad Matt Hancock ha elogiado los avances pero advirtió que 37.000 siguen hospitalizados, por lo que la gente debe continuar siguiendo las reglas del confinamiento.

«El final está a la vista,» dijo. “Pero no podemos poner en riesgo ese progreso. Tenemos que mantener los nervios y perseverar durante este invierno difícil.» Hancock dijo: «Hoy abrimos otros 32 centros de vacunación a gran escala, incluido el Black Country Living Museum, más conocido por muchos como el estudio donde se graba Peaky Blinders

El museo en Dudley (West Midlands) se usa a menudo para el drama que protagoniza el actor Cillian Murphy.

Por otro lado, se ha aplicado por primera vez las vacunas en el supermercado Asda: su sucursal en la localidad cercana de Smethwick ha sido elegida por NHS England como el primer centro de vacunación en una tienda.

Entre otros locales que abrieron ayer — además de los 17 establecidos en la última quincena — se encuentra una antigua tienda Wickes de bricolaje, que ha sido reconvertida, en Mansfield.

Entre los primeros en vacunarse estaban Geoff Holland, de 90 años, y su esposa, Jenny, de 86 — casados hace apenas cinco meses.

Kathryn, hija de Holland, dijo: «Es fantástico que se vacunen para que su historia de amor pueda continuar.»

Otros puntos de vacunación se encuentran en Blackpool Winter Gardens, el estadio Home Park de Plymouth Argyle, el hospital Nightingale en Sunderland, el Brighton Centre y el recinto ferial Royal Bath & West.

En Londres, se ha iniciado la vacumación en un antiguo emplazamiento de la tienda Ikea — en el centro comercial Westfield de Stratford — y en el Instituto Francis Crick, cerca de King’s Cross en el centro de la ciudad.

El Gobierno tiene como objetivo aplicar a 15 millones de personas, incluidos todos los mayores de 70 años, una primera dosis para el 15 de febrero, y cubrir a toda la población adulta de Gran Bretaña para septiembre.

Las cifras de ayer mostraron que, hasta el momento, se han administrado 6.573.570 primeras dosis. Las segundas dosis aumentaron en 818 a 470.478.

Las dos vacunas utilizadas aquí hasta ahora son las versiones Oxford/AstraZeneca y Pfizer/BioNTech.

Gran Bretaña también ha hecho un pedido de 17 millones de dosis de vacunas Moderna fabricadas en Estados Unidos — suficientes para vacunar a 8.5 millones de personas — que deben aplicarse esta primavera.

Ayer, la empresa farmacéutica norteamericana anunció que las pruebas de laboratorio habían demostrado que producía «anticuerpos neutralizantes» eficaces contra dos variantes peligrosas: la de Kent — detectada por primera vez en septiembre que ayudó a aumentar las infecciones — y la nueva variante sudafricana.

A pesar de esto los científicos han pedido precaución, ya que hay signos de una reducción de seis veces en la fuerza de los anticuerpos al combatir la versión sudafricana del virus.