‘Expats’, prisioneros hipotecarios del Brexit

Credit: Diamond Geezer – flickr / CC BY 2.0

Ciudadanos residentes en Reino Unido y el extranjero podrían verse atrapados en costosos contratos

Los bancos que prohíben a los propietarios expat [residentes en el extranjero] cambiar a ofertas más económicas podrían crear una nueva generación hipotecaria presa por el Brexit.

Desde el día de Año Nuevo, el banco TSB ha prohibido a cualquier persona con domicilio en el extranjero, y que tenga en Reino Unido una hipoteca de compra con posibilidad de subarriendo, el cambio a una oferta más barata.

TSB — propiedad de la entidad crediticia española Banc Sabadell — dijo que la medida lo ayuda a cumplir con las regulaciones europeas después del Brexit. Se espera que el cambio afecte a cualquier persona que incluya una segunda residencia en Europa como dirección de correspondencia en su cuenta hipotecaria para una propiedad en Reino Unido, así como a los beneficiarios de préstamos que tengan propiedades en Irlanda del Norte pero que vivan en la República de Irlanda. También podría dejar atrapado a cualquiera que se haya jubilado en el extranjero pero haya mantenido su antigua residencia en Reino Unido para alquilarla.

Los beneficiarios de préstamos expat podrán mantener una hipoteca del TSB, pero no podrán cambiar a la mejor oferta si la suya llega a su fin y, por lo tanto, tendrían que pagar la tasa variable estándar del banco, que actualmente es del 4,44 por ciento. Esta tasa es mucho más cara que la mejor tasa hipotecaria de compra para alquilar del TSB, 1,89 por ciento, fija a dos años y disponible con un depósito del 40 por ciento.

A los corredores les preocupa que la decisión pueda sentar un precedente. Se entiende que el asunto se ha planteado ante UK Finance — organismo que representa a la industria bancaria — por temor a que los afectados se conviertan en presos hipotecarios, estancados con préstamos caros. Miles de personas que suscribieron hipotecas antes de la crisis financiera mundial de 2007 aún tienen acuerdos que no se venderían hoy, muchos de ellos con prestamistas no regulados o de ‘libro cerrado’ — es decir, que ya no aceptan clientes.

Nicholas Morrey, del corredor hipotecario John Charcol, dijo: “Parece un poco injusto segregar a un grupo particular de clientes y tratarlos de manera diferente si han cumplido con su parte del contrato manteniendo pagos regulares. La medida puede crear presos hipotecarios, ya que si el beneficiario del préstamo no tiene medios para pedir una sobrehipoteca a una entidad crediticia que pueda aceptarla, se verá obligado a permanecer en TSB con una tasa variable estándar hasta que regrese a Reino Unido.”

TSB normalmente no aprobaría hipotecas de compra con posibilidad de subarriendo a residentes en el extranjero, pero sí las permite a quienes contraten una mientras viven en Reino Unido y posteriormente se muden para mantener su préstamo. Alguien que quiera una hipoteca en Reino Unido normalmente necesitaría solicitar una hipoteca para expats específica, si tiene una dirección en el extranjero.

La entidad crediticia dice que ha identificado hipotecas de compra para subarriendo en las que el beneficiario tiene una dirección en el extranjero, y las ha identificado poniendo una marca a la cuenta. Si el cliente de esa cuenta solicita cambiar su hipoteca, se denegará su petición automáticamente.

Las entidades del sector se han puesto cada vez más nerviosas a la hora de conceder préstamos a personas que viven en la UE, mientras van descubriendo qué implica el acuerdo comercial posterior al Brexit para sus transacciones en Europa. Newbury Building Society ha dicho que los beneficiarios de sus préstamos que viven en el Espacio Económico Europeo (EEE) — que incluye países de la UE y a Noruega, Islandia y Liechtenstein — ya no podrán cambiar a un préstamo fijo o con descuento una vez que finalice su contrato. Tampoco podrán solicitar préstamos adicionales o depositar en cuentas de ahorro que ya tengan con ellos.

El Banco Santander ha endurecido sus reglas para los beneficiarios de préstamos con ciudadanía de la UE que quieran obtener una hipoteca en Reino Unido. El banco español exige que todos los solicitantes de hipotecas residenciales y de compra para alquilar sean residentes británicos, y cualquier persona que obtenga una hipoteca con un depósito del 25 por ciento o menos deberá demostrar que tiene derecho a vivir en Reino Unido si son ciudadanos del EEE o Suiza.

Coutts ha estado dirigiéndose por escrito a sus clientes en la Unión Europea, para decirles que cerrará sus cuentas.

Las entidades de crédito temen incumplir las regulaciones europeas, ya que los ‘acuerdos pasaporte’ para prestamistas terminaron a las 11 pm del 31 de diciembre de 2020. El ‘pasaporte’ les permitió comerciar libremente en los países de la UE con una autorización adicional mínima, pero sin él deberán solicitar una licencia con cada país de la UE en que hacen negocios o prestan servicios. Los bancos ya deben haber establecido acuerdos con países no pertenecientes a la UE.

Depende de estas entidades interpretar estas reglas. TSB parece pensar que hacer que un beneficiario de sus préstamos con una dirección de la UE pase a una tasa hipotecaria más barata va en contra de sus intereses.

No todos los prestamistas imponen requisitos de este tipo, y los clientes de TSB podrían evitar la restricción al incluir a un amigo o familiar en Reino Unido como dirección de correspondencia en su cuenta hipotecaria.

En una guía informativa emitida en diciembre, la Asociación de Intermediarios Hipotecarios — que representa a los corredores de ese sector — dijo que los prestamistas con clientes ubicados en el EEE solo podrán brindar servicios de acuerdo con las leyes y regulaciones locales. Señaló que los países del EEE pueden tener diferentes reglas e interpretaciones de lo que constituye “servicio a un cliente” — dejando en manos de los prestamistas y corredores evitar caer en el incumplimiento de las reglas.

TSB dijo que sus clientes deben ponerse en contacto con el banco lo antes posible si tienen alguna pregunta sobre los cambios, que un portavoz dijo que se estaban introduciendo “para garantizar que mantenemos el cumplimiento normativo con las leyes pertinentes en el EEE después del Brexit”.

UK Finance declinó hacer comentarios.


Publicado en The Times el sábado, 9 de enero de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.thetimes.co.uk/edition/money/expat-landlords-the-new-brexit-mortgage-prisoners-dvkwdmplt

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s