Planean ‘mano dura’ debido a récord de muertes por Covid

THE DAILY TELEGRAPH — SÁBADO, 9 DE ENERO DE 2021

Gabinete ministerial considera nuevas y más severas medidas de presión para que más personas se queden en casa

Los ministros están considerando aplicar ‘mano dura’ con los británicos para que más personas permanezcan en casa, después de que el número diario de muertos por coronavirus alcanzara una cifra récord.

Existe creciente preocupación en el Gobierno acerca del cumplimiento del último confinamiento, después de que los casos de Covid siguieran aumentando drásticamente. Ahora se estima que una de cada 15 personas está contagiada en algunas zonas de Londres; en Liverpool y algunas otras áreas, las tasas casi se han cuadriplicado en una semana.

Una nueva y contundente campaña publicitaria del Gobierno, presentada ayer viernes por la noche, advertía al público que si abandonan sus hogares “la gente morirá”.

En un nuevo anuncio de televisión, el profesor Chris Whitty, director médico nacional, dice: “El Covid-19, especialmente la nueva variante, se está extendiendo rápidamente por todo el país. Esto pone a muchas personas en riesgo de enfermedades graves y está ejerciendo mucha presión en nuestro NHS. Una vez más, todos debemos quedarnos en casa.”

La campaña insta a la gente a que ‘actúe como si lo tuviera’ y agrega que ‘cualquiera puede contagiarlo’.

Boris Johnson hizo un llamado a la nación para que obedeciera las reglas, diciendo que hacerlo “ahora es más vital que nunca” porque el NHS enfrenta “una tensión severa”.

El primer ministro británico advirtió contra el exceso de confianza en la ‘esperanza renovada’ que ofrece el lanzamiento de la vacuna.

“Nuestros hospitales están bajo más presión que en cualquier otro momento desde el inicio de la pandemia, y las tasas de contagio en todo el país continúan aumentando a un ritmo alarmante,” dijo el mandatario.

The Telegraph entiende que el Gobierno está considerando tomar medidas de cumplimiento más estricto, ante la presión de científicos y políticos laboristas para introducir más restricciones.

El viernes, Reino Unido registró 1.325 muertes por virus — su cifra diaria más alta — superando el peor total anterior de 1.224 durante el pico de la primera ola en abril.

Los 68,053 casos de coronavirus confirmados en laboratorio también es el número más alto informado por el Gobierno en un solo día desde el comienzo de la pandemia — aunque los casos diarios pueden haber sido más altos en abril, cuando no se estaban realizando pruebas masivas.

Las tasas de casos aumentaron en las 315 áreas de autoridades locales inglesas en los siete días hasta el lunes, excepto Richmond upon Thames. En otro distrito de Londres, Barking & Dagenham, una de cada 15 personas tiene ahora el virus, según Public Health England (PHE).

Por su parte, el canciller Rishi Sunak está bajo presión para hacer más por ayudar a los trabajadores de pequeñas empresas que pueden tener difícil quedarse en casa, mientras datos de Transport for London (TfL) muestran que los autobuses y trenes están mucho más ocupados que durante el primer confinamiento.

El viernes, el primer ministro galés Mark Drakeford anunció que introduciría restricciones más estrictas contra el coronavirus, como un distanciamiento social más estricto y medidas de capacidad en los supermercados.

La noticia se conoce cuando, según informes, las escuelas resultaron sobrepasadas con hijos de trabajadores esenciales a mucha mayor escala que durante el primer confinamiento, lo que generó temores de que el Covid continúe propagándose en las aulas.

Los nuevos anuncios — que aparecerán en televisión, radio y redes sociales — apelan a la conciencia del público. Uno presenta a un hombre en una cama de hospital que dice: “Si sales, puedes contagiarlo. Hay gente que morirá.” Otros enfatizan que la hiperinfecciosa nueva variante del Covid se está propagando rápidamente, y que una de cada tres personas que la padecen no presenta síntomas — pero puede transmitirla.

Los ministros están cada vez más preocupados por el cumplimiento del confinamiento, pero creen que quedan pocas opciones importantes adicionales para endurecer aún más las restricciones.

“No hay mucho más que podamos hacer,” dijo una fuente del Gobierno. Hemos hecho estas restricciones nacionales muy estrictas. Es un bloqueo para todos todo el tiempo.” La fuente enfatizó que el enfoque ahora estaba en persuadir al público para que obedeciera las reglas actuales.

Sin embargo, la aplicación más estricta sigue siendo un último recurso del que el Gobierno podría tirar. Las fuerzas policiales ya están intensificando su papel, habiendo dicho esta semana que adoptarán un enfoque más estricto para el último confinamiento.

Expertos del Gobierno señalaron que las reglas generales de confinamiento son más simples y, por lo tanto, deben ser más fáciles de controlar que el sistema de niveles.

Sin embargo, Downing Street enfrenta presiones para implementar restricciones aún más estrictas. El viernes, el alcalde de Londres, Sadiq Khan, pidió que se usaran máscaras faciales fuera de casa, incluso en las colas de los supermercados, y exigió que se cerraran las iglesias y otros lugares de culto.

Cuando se le preguntó sobre la última sugerencia, Michael Gove, el ministro de la Oficina del Gabinete, dijo: “Es absolutamente vital que las tradiciones de culto pública puedan continuar, y creo que es una parte muy importante de la vida de la nación.”

Un asesor científico de alto nivel del Gobierno advirtió el viernes que es poco probable que el tercer confinamiento reduzca los casos, y dijo que las muertes solo comenzarán a disminuir una vez que se haya vacunado a suficientes personas.

Expertos ahora esperan que la epidemia alcance un pico y luego se estabilice, porque la nueva variante británica del Covid es tan contagiosa que es imposible llevar la tasa R por debajo de 1 con las medidas actuales.

Científicos del Gobierno también han aconsejado que se restablezca la regla de distanciamiento social de 2 metros. Una fuente dijo: “Si bien la movimos a más de un metro, con la nueva variante, un metro ya es menos correcto y 2 metros es mejor”.

El alcalde Khan ha declarado un incidente mayor en Londres — que en otros países se conoce también como estado de emergencia — ya que la tasa de contagio por coronavirus en la capital ha superado las 1.000 por cada 100.000 personas, es decir, un aumento del 27 por ciento en pacientes hospitalizados entre el 30 de diciembre y el 6 de enero. Ahora hay más de 7.000 personas en el hospital con Covid, un aumento del 35% en comparación con el pico anterior de la pandemia.

La activación del estado de incidente mayor, definida como una situación que requiere una respuesta especial de los servicios de emergencia, se produjo el día después de que los condados de Sussex y Surrey dieran el mismo paso. Anteriormente, la medida solo se había implantado en la capital después del ataque terrorista de London Bridge y el desastre del incendio de la torre Grenfell, ambos ocurridos en junio de 2017.

Últimos datos de NHS Test and Trace muestran que las personas con la variante británica transmiten el virus al 15 por ciento de sus contactos cercanos, en comparación con solo el 11 por ciento para aquellos con el virus original.

Una fuente cercana al Gobierno dijo: “Con el aumento de la transmisión, las medidas no reducirán la R tan efectivamente como lo hicieron en marzo, por lo que la gráfica puede parecer un poco más plana. Bien podríamos quedarnos en una meseta durante bastante tiempo, mucho tiempo, en lugar de subir a un pico y luego disminuir.”

“Una vez que todos los hogares de ancianos estén vacunados, es de esperar que la tasa de mortalidad baje, tal vez en febrero en algún momento, y podría esperar ver eso en la hospitalización un poco más tarde.”

“Si el programa de vacunación se implementa de manera realmente efectiva, y las vacunas se comportan tan bien como lo han hecho en los ensayos, entonces comienza a verse una oportunidad real para comenzar a aliviar un poco las cosas durante el verano y la primavera.”

“Pero entonces, es posible que se necesite reintroducir algunas medidas el próximo invierno. Piense en cosas como el uso de máscaras y el distanciamiento social, para asegurarnos de que no estamos dando al virus la oportunidad de propagarse nuevamente.”

Nuevos datos de PHE muestran que la variante británica es ahora la dominante en Gran Bretaña, y representa el 80 por ciento de todos los casos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s