La ciudad que más apoyó al Brexit, preocupada por su futuro fuera de la UE

Muelle de Immingham. Crédito: S J Warren / Immingham Museum

Immingham, puerto de Lincolnshire que votó abrumadoramente por salir de Europa, ahora teme quedar en el olvido

En el estuario de Humber, a seis millas de la localidad de Grimsby, unas enormes grúas le indican a uno que ha llegado a Immingham. Aquí — y lo señala con orgullo su alcalde — todo el mundo conoce a alguien que trabaja en los muelles.

Hoy, la ciudad de 9.000 habitantes del norte de Lincolnshire cree que está a la vanguardia del futuro de Gran Bretaña fuera de la UE. Para muchos eso es una retribución por el referéndum, según el cual 70 por ciento de sus habitantes votó a favor de salir de Europa.

Ahora Immingham, uno de los puertos más grandes del Reino Unido y enlace de 46 millones de toneladas de carga anuales, que van desde automóviles alemanes hasta carbón y acero, se beneficiará.

Sin embargo, Stefan Allan, el alcalde de Immingham, sigue preocupado.

La imagen de camiones estacionados en Dover en los últimos días ha minado la confianza de Immingham en los beneficios del Brexit. Allan dijo que le preocupaba que no hubiera habido suficiente preparación para la salida de Europa si sintiera algún cambio repentino en las tarifas. “Todos en la ciudad trabajan en el puerto o conocen a alguien que trabaja en el puerto,” dijo. “No queremos vernos obstaculizados por el repentino impacto de los aranceles meses después. Me preocupa que se olviden de nosotros. Somos un pueblo pequeño y todos se olvidan que el puerto es el más grande del país por tonelaje.”

“Todo el mundo ha visto los cientos de camiones atrapados en Kent, pero había unos 50 camiones en Immingham el día de Navidad. No tenemos la infraestructura si pasara algo.”

Agregó que la ciudad estaba buscando convertirse en un puerto libre, donde las reglas de impuestos y tarifas se relajan, pero las preguntas al Gobierno sobre si esto sucedería habían sido respondidas por un “silencio mediático” mientras él “todavía está buscando casi todas las respuestas”.

El puerto representa £75.000 millones de comercio al año y mantiene más de 10.000 puestos de trabajo. Stuart Wade, de 43 años, trabajador de petróleo y gas, dijo que también le preocupaba que se hubiera pasado a Immingham por alto en los preparativos del Brexit.

“Tengo muchas preocupaciones. Obviamente afectará bastante a la zona,” dijo. “Hablan mucho del puerto de Dover, pero Immingham es un punto estratégico. Nadie lo sabrá hasta que empecemos, pero falta preparación.”

Entre los que trabajan en los muelles se encuentra Anthony Parkin, de 73 años, cuyo trabajo se basa en las importaciones alemanas, pero se mostró relajado con respecto al Brexit.

“No estoy realmente preocupado. Saco autos del barco y los cargo, BMW de Alemania, y los autos siguen llegando y no estoy al tanto de ningún cambio en absoluto. Los muelles van teniendo más y más faena a lo largo de los años, y creo que eso continuará.”

David Wilson, tabernero jubilado de 74 años, dijo que creía que a la ciudad le iría bien fuera de las reglas de la UE. “Estoy encantado, estoy deseando que llegue. Hemos estado limitados durante años. Todos estos que siembran miedo y han estado propagando desde el primer momento que todo irá mal, pero el puerto funcionará bien.”

En un párking de camiones cercano Sam Bennett, de 46 años, dice que tuvo que abandonar un negocio al no poder competir con Europa y votó a favor de la salida, pero predijo que los cambios causarían caos.

“Va a ser una pesadilla,” dijo. “Me preocupa que esto pueda ponerse como Dover la semana pasada. He estado en esa situación antes, y no es agradable.”

Sin embargo Rafal Sledz, un piloto polaco, dijo que esperaba lo mejor y que no le preocupaban los cambios. “No estoy preocupado. Me han dicho que siga con normalidad y que siga conduciendo. No creo que haya muchos problemas.”

La cercana Grimsby importa alrededor de 500.000 vehículos al año, pero su industria pesquera es ahora de solo unos cuantos arrastreros, habiendo sido alguna vez la flota más grande del mundo. Se mencionó como culpable a la política pesquera común de la UE, pero los residentes dijeron que no habría cambios de la noche a la mañana.

“La gente vive en las nubes si cree que las cosas van a cambiar y que Grimsby volverá a ser lo mismo que en los buenos tiempos,” opina Paul Berry, de 46 años y propietario de la tienda de ciencia ficción Star Rider, una de las pocas tiendas independientes que quedan en el centro del pueblo. “¿Quién va a salir a navegar así porque sí?”

Paul Jameson, de 56 años — zapatero que votó por salir de Europa — dice que está contento de que Gran Bretaña haya salido de la UE, pero que no espera que Grimsby se beneficie de inmediato.

“La industria pesquera está muerta aquí. Si se va a recuperar, ya veremos. Los muelles estaban llenos de arrastreros, pero ahora apenas hay nada. No veo que [los buenos tiempos] vayan a volver. No supondrá ninguna diferencia para mí, pero espero que Gran Bretaña establezca sus propias reglas.”


Artículo de Neil Johnston, corresponsal en las Midlands
Publicado en The Times el 
viernes, 1 de enero de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.thetimes.co.uk/article/pro-brexit-town-of-immingham-still-worried-about-future-outside-eu-n8dxgszxz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s