Gran Bretaña, lista para ayudar a la UE con las vacunas

THE SUNDAY TELEGRAPH — DOMINGO, 31 DE ENERO DE 2021

Ministro promete apoyo británico a Bruselas mientras von der Leyen se ve forzada a retroceder

Gran Bretaña está lista para ayudar a la UE con su crisis de las vacunas, dijo el viceministro de vacunación luego que Bruselas abandonara su amenaza de bloquear los suministros en la frontera.

En una entrevista exclusiva con The Telegraph, Nadhim Zahawi dijo que el enfoque ahora está en la “colaboración” con la UE, y agregó que Gran Bretaña hace ahora “todos los esfuerzos posibles” para ayudar a Bruselas con sus problemas de producción y “continuará haciéndolo”.

El Gobierno trazó una línea bajo la excepcional disputa diplomática sobre las exportaciones de vacunas el sábado, después de que la UE prometiera a Gran Bretaña que no detendría los suministros de la fábrica de Pfizer en Bélgica que llegan a Reino Unido.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, se vio obligada a dar un penoso giro en redondo durante una llamada telefónica con Boris Johnson por las amenazas de imponer una “frontera de vacunas” en la isla de Irlanda.

Los ministros se vieron obligados a elaborar un plan secreto para tomar represalias y proteger los suministros de vacunas de Gran Bretaña, al enterarse del plan de la UE de imponer controles a las exportaciones de Europa e invocar el Artículo 16 del Protocolo de Irlanda del Norte el viernes por la noche.

The Telegraph se enteró de que, a medida que se desarrollaba la crisis, se preparó un documento de seis páginas que abarcaba desde la terminación de las verificaciones de alimentos hasta la amenaza de acciones legales.

Las posibles medidas iban desde extender un período de gracia de seis meses en los controles sanitarios para productos cárnicos refrigerados importados a Irlanda del Norte desde Gran Bretaña, hasta emprender acciones legales contra la Comisión Europea. El grupo de trabajo de vacunas del Gobierno incluso consideró el uso de puentes aéreos para proteger el suministro de vacunas de Gran Bretaña en caso de un bloqueo de la UE.

Una fuente del Gobierno dijo: “Se establecieron una variedad de cosas que no eran necesarias. Las cosas se movieron muy rápidamente. Se redactó un documento con acciones para responder, pero afortunadamente todo fue cancelado.”

Las opciones se discutieron en una reunión en la sala del Gabinete en el Número 10 de Downing Street [las oficinas del primer ministro británico] el viernes por la noche con Johnson, su jefe de gabinete Dan Rosenfeld, el ministro de la Oficina del Gabinete Michael Gove, el exasesor del Brexit de Johnson Lord Frost y el asesor de políticas Oliver Lewis.

Una fuente de alto nivel de Downing Street confirmó que se discutieron opciones sobre cómo responder, aunque no se pusieron por escrito durante la reunión. La fuente dijo: “Hubo una conversación sobre ‘si necesitamos hacer algo en respuesta, ¿qué sería?'”

A pesar de la promesa de la UE de no interrumpir los suministros a Gran Bretaña, según sus nuevas reglas, todos los proveedores de vacunas deberán solicitar la autorización de sus exportaciones al bloque. Eso podría significar que las vacunas destinadas a Gran Bretaña aún podrían detenerse en una etapa posterior si la UE cambia de opinión.

En un momento, la disputa incluso había amenazado las relaciones de la UE con la Casa Blanca — que se ha mostrado muy interesada en el proceso de paz de Irlanda del Norte desde que Joe Biden se convirtió en presidente. Un ministro dijo sobre la amenaza fronteriza: “Los irlandeses no lo sabían. El gobierno irlandés, nosotros y el gobierno de Estados Unidos, todos quedaron conmocionados.”

Fuentes de Irlanda del Norte dijeron el sábado que “el cuerpo diplomático irlandés se estaba empleando al máximo en Londres, Bruselas y Washington”.

The Telegraph ha conocido que la Casa Blanca pasó la noche del viernes buscando claridad sobre los controles de exportación de la UE, y algunos miembros del equipo de Biden estaban preocupados por lo que podría implicar cualquier restricción para las entregas a Estados Unidos.

Mientras tanto, von der Leyen enfrentó críticas de los medios alemanes, que la acusaron de echar la culpa del fiasco a las compañías farmacéuticas.

El sábado por la noche Mark Francois — presidente del grupo parlamentario conservador European Research Group — instó a Johnson a utilizar la disputa para revisar el Protocolo de Irlanda del Norte y “resolver sus problemas operativos”. En un artículo en The Telegraph, Francois dijo que esto podría llevar a Reino Unido a “incluso considerar reemplazarlo por completo”.

Sin embargo, el Número 10 dejó en claro el sábado que quería seguir adelante. Una fuente dijo: “Ahora entendemos al pie de la letra que van a dejar pasar la vacuna, y trabajaremos sobre esa base.”

Zahawi dijo que tenía “un buen horizonte para que los suministros cumplan con nuestro objetivo a mediados de febrero” de ofrecer la vacuna a los 14,9 millones de británicos en mayor riesgo. De cara al futuro, dijo que estaba “muy seguro” de los suministros a más largo plazo hasta finales de marzo — a pesar de las protestas de Bruselas.

Reino Unido y la UE deben estar unidos contra el enemigo común del Covid, dijo Zahawi, y agregó: “No creo que esto sea un problema del Brexit. Se trata de asegurarnos de proteger a los más vulnerables. Es una carrera contra la muerte de muchas maneras.”

Asimismo, Zahawi señaló que Reino Unido envió el mes pasado ingenieros a la planta de Halix (Holanda) — donde se fabrica la vacuna Oxford-AstraZeneca — para ayudar con los problemas de suministro, y dijo: “Se trata de colaboración, por lo que hicimos todo lo posible para ayudar con los problemas de producción en Holanda que enfrentaban antes de Navidad, y continuarán haciéndolo.”

Por otro lado, Gove habló con Maroš Šefčovič — vicepresidente de la Comisión Europea, y su homólogo en el comité conjunto Reino Unido-UE — el sábado, y se espera que hablen regularmente en las próximas semanas. Gove dijo que la UE había reconocido que cometió un error al activar el Artículo 16, y que aceptaba que era necesario un “restablecimiento” de las relaciones.

“Queremos trabajar con nuestros amigos y vecinos de la Unión Europea. Reconocemos algunas de las dificultades y las presiones que enfrentan. Pero la decisión de ayer de activar el Artículo 16 fue un error y se ha reconocido,” dijo.

“Ahora podemos seguir adelante y podemos asegurarnos de que se puedan abordar los problemas que legítimamente preocupan a la gente de Irlanda del Norte. He hablado con el vicepresidente de la Comisión Europea sobre esto, y ambos estamos de acuerdo en que necesitamos un reinicio y poner a la gente de Irlanda del Norte en primer lugar.”

Barnier dice a la UE que abandone la guerra por las vacunas

THE TIMES — SÁBADO, 30 DE ENERO DE 2021

Bruselas trata de impedir que vacunas crucen la frontera de Irlanda del Norte

Michel Barnier, el negociador principal del Brexit por parte de la UE, dijo a The Times que desea que Bruselas se aleje de una disputa cada vez más profunda con Gran Bretaña por la escasez de vacunas en Europa.

Su intervención se produjo luego que Bruselas se viera obligada a dar marcha atrás anoche en su muy polémico plan de cerrar parcialmente la frontera irlandesa para detener las exportaciones de vacunas de Europa que llegan a Reino Unido.

Sin embargo, después de un día de crecientes tensiones, la UE dijo que aún tenía la intención de seguir adelante con una prohibición más amplia de la exportación de vacunas, la cual podría interrumpir el lanzamiento de la vacuna de Pfizer en Gran Bretaña.

En una entrevista en The Times hoy, Barnier pide “espíritu de cooperación” si Reino Unido y la UE van a trabajar juntos en el futuro.

“Nos enfrentamos a una crisis extraordinariamente grave, que está creando mucho sufrimiento, que está causando muchas muertes en Reino Unido, Francia, Alemania, en todas partes. Y creo que debemos afrontar esta crisis con responsabilidad, ciertamente no con espíritu de superioridad o de competencia malsana,” afirmó.

“Recomiendo preservar el espíritu de cooperación entre nosotros. Esta es la esencia de mi mensaje de hoy, porque lamentablemente vamos a tener muchas oportunidades en los próximos años para mostrar solidaridad recíproca. En la lucha contra el terrorismo, en el cambio climático, en crisis financieras, en desastres.”

En otros hechos del día:

• Se registraron 29.079 casos de Covid-19 mientras el promedio de siete días bajó un 29.5 por ciento de semana a semana y se produjeron otras 1.245 muertes, con un promedio semanal que bajó un 3.4 por ciento.

• El programa de vacunas ya está mitigando la pandemia en Gran Bretaña y los casos en jóvenes y ancianos se están reduciendo “definitivamente”, según los primeros datos.

• Se ha conocido que una vacuna de inyección única desarrollada por Johnson & Johnson tiene una eficacia del 66%.

• Boris Johnson quiere que todas las escuelas abran al mismo tiempo cuando se alivien las restricciones del confinamiento.

• El número de pacientes hospitalizados en Inglaterra con coronavirus ha caído por debajo de los 30.000 por primera vez desde el 9 de enero, según muestran cifras del NHS.

Los líderes europeos se encuentran bajo intensa presión por evitar que su inconstante programa de vacunación sea obstaculizado aún más por cortes inesperados en los suministros de la vacuna de Astrazeneca. La UE exige que las dosis fabricadas en Reino Unido ayuden a compensar el déficit.

En medio de las crecientes tensiones políticas, la Comisión Europea publicó ayer planes para prohibir la exportación de vacunas fabricadas en la UE.

En un intento por evitar que Irlanda del Norte sea utilizada como puerta trasera para Gran Bretaña, Bruselas también activó la cláusula del Artículo 16 del protocolo de Irlanda del Norte, que efectivamente permite la introducción de controles aduaneros y de exportación en la frontera terrestre irlandesa.

La medida fue recibida con ira y consternación en todo el espectro político. Arlene Foster, la primera ministra de Irlanda del Norte, calificó la medida de poner controles en la frontera como un “increíble acto de hostilidad” y el Sinn Fein también la criticó.

Boris Johnson y Michael Gove, el ministro de la Oficina del Gabinete, se han quejado ante la Comisión Europea y dijeron que Gran Bretaña estaba “considerando cuidadosamente sus próximos pasos”.

Después de conversaciones anoche con Ursula von der Leyen — la presidenta de la Comisión Europea — Downing Street dijo que el primer ministro había expresado sus “graves preocupaciones” sobre el impacto potencial de la prohibición de exportación sobre las importaciones de vacunas. Downing Street agregó que la UE también debe “aclarar urgentemente sus intenciones y qué pasos planea tomar para garantizar que sus propios compromisos con respecto a Irlanda del Norte se cumplan plenamente.”

Micheal Martin, el primer ministro irlandés, planteó el problema a von der Leyen. Una fuente del gobierno irlandés dijo a The Irish Times que era “completamente innecesario” con “implicaciones políticas potencialmente explosivas”.

Anoche, en un retroceso anunciado apresuradamente, la Comisión insistió en que el protocolo de Irlanda del Norte no se vería afectado por las restricciones a la exportación.

“Para abordar la actual falta de transparencia de las exportaciones de vacunas fuera de la UE, la Comisión está implementando una medida que requiere que dichas exportaciones estén sujetas a una autorización de los estados miembros,” informó. “En el proceso de finalización de esta medida, la Comisión se asegurará de que el protocolo de Irlanda del Norte no se vea afectado”.

Sin embargo, agregó: “Si se abusa de los tránsitos de vacunas y sustancias activas hacia terceros países para eludir los efectos del sistema de autorización, la UE considerará utilizar todos los instrumentos a su disposición.”

Está previsto que en las próximas semanas lleguen a Gran Bretaña millones de dosis de la vacuna Pfizer.

El presidente francés Emmanuel Macron, por su parte, arrojó ayer dudas sobre la vacuna AstraZeneca desarrollada por la Universidad de Oxford. “Hoy todo apunta a que es casi ineficaz para los mayores de 65 años, y algunos dicen que para los mayores de 60,” afirmó.

Sus comentarios se produjeron luego de la decisión alemana de no usar la vacuna para los mayores de 65 años. Sin embargo, la Agencia Europea de Medicamentos dijo que sí espera que sea eficaz para los adultos mayores — y aprobó la vacuna un mes después de que las autoridades británicas le dieran el visto bueno.

Los comentarios de Barnier contrastan con el tono adoptado por muchos políticos europeos, como el de un destacado eurodiputado alemán que pidió que la UE “muestre sus armas” en una guerra comercial por la vacuna. Didier Reynders, comisionado belga de justicia de la UE, dijo que el objetivo era que todos los países europeos recibieran vacunas en proporción a su población. “Se necesita transparencia, no una guerra de vacunas. Es posible que Gran Bretaña quiera iniciar una guerra de vacunas, pero hemos programado vacunas para los países europeos y nuestros socios,” dijo.

La Comisión ha introducido una medida de emergencia para registrar todas las exportaciones de vacunas de la UE, y rechazar envíos si hay déficit en Europa. “Pagamos a estas empresas para que aumenten la producción, y ahora esperamos que cumplan,” dijo Valdis Dombrovskis, vicepresidente de la comisión.

Nicola clava a Boris por crisis de las vacunas

METRO — VIERNES, 29 DE ENERO DE 2021

Primera ministra escocesa apoya a Unión Europea en disputa por vacunas

Nicola Sturgeon le ha clavado el aguijón a Boris Johnson, ofreciéndose a ayudar a la Unión Europea en la creciente disputa por el suministro de las vacunas.

Después de criticar al primer ministro británico por su viaje “no esencial” a un laboratorio en Escocia, la mandataria insistió en que le desafiaría dándole a los líderes europeos detalles sobre los contratos de suministro de Reino Unido.

Johnson advirtió que eso amenazaría la seguridad nacional pero Sturgeon — quien fue después calificada como Mona Lott, personaje de una comedia británica de 1939, por su arrebato — dijo: “El Gobierno de Reino Unido se complace en informar estas cifras a los medios de comunicación.”

“Independientemente de lo que digan, creo que volveremos a publicar las cifras reales de suministro de la próxima semana para que todos tengan transparencia”.

La disputa con la UE estalló cuando Gran Bretaña informó de 1.239 nuevas muertes de Covid pero reveló que 7,9 millones de personas — el 12 por ciento de la población — han recibido una vacuna. La UE ha vacunado solo al 1,9 por ciento, es decir, 8,4 millones de sus 448 millones de habitantes.

Ayer — a pesar de que todavía no había aprobado oficialmente la vacuna de Oxford/AstraZeneca — la UE se refirió a los suministros de Reino Unido, mientras decía a Johnson que se mantuviera al margen.

Los funcionarios allanaron una fábrica en Seneffe (Bélgica) — donde se producen algunas tomas de Oxford/AstraZeneca — para ver porqué había caído la producción.

Asimismo, advirtió a la compañía británico-sueca que debe suministrar otros 50 millones de dosis en las próximas nueve semanas, incluidas las inyecciones realizadas en Gran Bretaña.

La empresa se ha negado a dar detalles de los acuerdos de suministro, pero el portavoz de la UE, Eric Mamer, dijo: “Es responsabilidad de la empresa hacernos propuestas sobre cómo pretende cumplir los términos del contrato.”

Autoridades de la UE también amenazaron con detener la exportación de 3,5 millones de inyecciones de la vacuna Pfizer/BioNTech — de fabricación europea — que llegará a Gran Bretaña en las próximas tres semanas.

“Es mejor que la empresa y Reino Unido lo piensen dos veces,” dijo el eurodiputado Peter Liese, allegado de la canciller alemana Angela Merkel. “Cuando vemos que no se trata bien a Europa, tenemos que mostrar nuestras armas.”

“Tenemos que decirles a las demás empresas del mundo que si se trata a los europeos como de segunda clase, se sufrirá por ello.”

Johnson insistió: “Estamos a favor de la máxima transparencia posible compatible con la seguridad del suministro. Eso es lo crucial: tenemos que tener seguridad nacional de suministro.”

La aprobación de la UE de la vacuna de Oxford/AstraZeneca finalmente se espera hoy — pero el regulador de Alemania recomendó que no se administre a los mayores de 65 años, citando la falta de evidencia de efectividad.

El fabricante insiste en que todas las personas mayores en sus ensayos produjeron anticuerpos, y Public Health England confirmó que confiaba en los datos.

La jefa de inmunizaciones, la doctora Mary Ramsay, dijo: “Hubo muy pocos casos en personas mayores en los ensayos de AstraZeneca para observar niveles precisos de protección en este grupo, pero los datos sobre las respuestas inmunitarias fueron muy tranquilizadores.”

Mientras eurodiputados de alto nivel amenazaban con una guerra comercial con Reino Unido, Downing Street no descartaba permitir el envío de vacunas a Europa, una vez que los más vulnerables hayan sido vacunados.

“Los suministros que se han planificado, pagado y programado deben continuar, absolutamente,” dijo el ministro de la oficina del gabinete Michael Gove. “No habrá ninguna interrupción en eso.”

El director de NHS England, Sir Simon Stevens, advirtió sobre la escasez, diciendo que las personas mayores de 50 años tendrían demoras en las vacunas si las personas mayores de 70 años no han recibido vacunas de refuerzo.

“En primer lugar, esas segundas dosis deben administrarse,” dijo.

El primer ministro británico había viajado a Escocia para visitar el laboratorio Lighthouse en Glasgow, donde se impulsa el ADN para ayudar a rastrear Covid-19 y sus nuevas variantes.

Por su parte, el líder de la Cámara de los Comunes, Jacob Rees-Mogg, dijo más tarde a los parlamentarios: “Todo lo que Sturgeon sabe hacer es quejarse a montones. Se queja cuando distinguidos personajes de la realeza visitan Escocia, se queja cuando el primer ministro visita Escocia — se queja de personas que cumplen con su deber, y hacen su trabajo.”

“Yo ​​pensaba que Mona Lott era un personaje de ficción, pero resulta que en realidad es la primera ministra de Escocia.”

Sturgeon enfrentó ayer críticas del parlamento escocés por el lento lanzamiento de las vacunas en Escocia — donde un 20% menos de personas mayores de 80 años han recibido una vacuna — mientras 500.000 dosis están almacenadas.

UE podría bloquear ingreso a Reino Unido de millones de dosis de vacuna para Covid

THE GUARDIAN — VIERNES, 29 DE ENERO DE 2021

Medida de Bruselas para lidiar con escasez se produce luego de disputa por suministro

La entrada de millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus a territorio británico podría ser impedida desde la UE, pocos días después de que Bruselas advirtiera que tuvo que reaccionar ante la escasez que emerge en sus estados miembros.

Tras los informes de falta de dosis en todo el bloque, la Comisión Europea anunció planes para otorgar a los reguladores nacionales el poder de rechazar solicitudes de exportación. El hecho genera preocupaciones sobre el flujo continuo de la vacuna Pfizer / BioNTech desde su planta en Bélgica, para la cual Reino Unido tiene un pedido en firme de 40 millones de dosis.

“Existe la posibilidad, en determinadas circunstancias, de no permitir que se realice la exportación,” dijo un funcionario. “De hecho, esa sería la opción final.”

En caso de que Reino Unido se vuelva dependiente de las vacunas de producción casera, la seguridad de la inmunidad colectiva mediante la vacunación del 75% de la población podría posponerse casi dos meses — del 14 de julio al 1 de septiembre — poniendo en peligro así miles de vidas, según un análisis de firma de análisis de datos Airfinity compartido con The Guardian.

Los 27 estados miembros de la UE quedaron devastados por el anuncio la semana pasada de la compañía farmacéutica anglo-sueca AstraZeneca, de que solo podría entregar el 25% de las dosis de 100 millones esperadas para fines de marzo, citando problemas de producción en su planta de Bélgica.

Se espera que el uso de la vacuna Oxford/AstraZeneca sea autorizado por la Agencia Europea de Medicamentos el viernes, y los pedidos anticipados de las dosis se consideran clave para la estrategia de vacunación del bloque.

Las garantías de la compañía al Gobierno británico de que cumpliría con su pedido de 2 millones de dosis al día sin demora alimentaron aún más la ira de los funcionarios involucrados en el programa de la UE. Solo el 2% de la población adulta de la UE ha recibido una inyección de vacuna en comparación con el 11% de los que viven en Reino Unido, con pocas señales de que la campaña de vacunación del bloque esté ganando impulso.

La falta de dosis en la UE ya ha obligado al gobierno español a anunciar una pausa temporal en su despliegue de la vacuna en Madrid, y a advertir que Cataluña podría correr la misma suerte.

La agencia de salud pública de París y la región circundante — un área con una población de 12,1 millones de personas — informó el jueves a los hospitales locales que suspendería su programa a partir del 2 de febrero. Se informó a los hospitales de la región de Hauts-de-France, en el norte de Francia, que el lanzamiento de las primeras dosis se retrasaría hasta la primera semana de marzo.

El ministro de sanidad alemán Jens Spahn dijo que temía “al menos otras 10 duras semanas” de escasez. “Fabricar vacunas es muy complejo y puede ser necesario realizar trabajos de construcción para aumentar la capacidad, lo que provoca retrasos,” dijo Spahn en la radio NDR. “Pero luego tiene que afectar a todos de la misma manera, y no solo a la UE.”

Con los planes nacionales de lanzamiento de vacunas en ruinas y AstraZeneca negándose a desviar las dosis hechas en los sitios de Oxford y Staffordshire hacia la UE, Bruselas ha estado buscando otros medios para asegurar su suministro. En una carta el jueves, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, acogió con satisfacción el plan de la comisión y añadió que la UE tenía que “explorar todas las opciones y hacer uso de todos los medios legales y medidas de ejecución a nuestra disposición en virtud de los tratados.”

“Mientras continúa el diálogo, creo que la UE debe tomar medidas enérgicas para asegurar su suministro de vacunas y demostrar concretamente que la protección de sus ciudadanos sigue siendo nuestra prioridad absoluta,” añadió.

Los funcionarios dijeron que esperaban que no hubiera necesidad de prohibiciones de exportación, pero admitieron que era posible un bloqueo en la exportación de vacunas, como la producida por Pfizer/BioNTech en Bélgica para Reino Unido. Un funcionario de la UE citó además la decisión del Gobierno británico de prohibir la exportación de ciertos medicamentos contra el coronavirus como razón para que Bruselas se proteja de los actos de proteccionismo en todo el mundo.

“En un mundo ideal, no estaríamos en este lugar. En un mundo ideal, toda la historia de la vacunación se desarrollaría tranquilamente y sin problemas. Pero lamentablemente no estamos en un mundo ideal, y hemos visto en las últimas semanas que no todo funciona bien,” dijo el funcionario. “Y hemos visto que cuando se trata de la escasez de vacunas, cuando se trata de la exportación de vacunas, obviamente hay deficiencias, tenemos que mirar, tenemos que vigilar y tenemos que abordar.”

“Por eso, y dadas las circunstancias de ciertos estados alrededor del mundo, incluso en nuestro entorno, actuando en términos de restricciones a las exportaciones, incluso prohibiendo las exportaciones de ciertos productos, creo que tenemos que ser francos y tenemos que reaccionar.”

Los criterios completos para bloquear las exportaciones se publicarán el viernes, y la adopción del mecanismo de autorización de exportaciones se espera dentro de unos días. “El tiempo es esencial,” dijo un funcionario de la UE.

Peter Liese — eurodiputado alemán del partido CDU de Angela Merkel — dijo: “Si la única solución es reducir la entrega a Reino Unido, y eso traerá más vacunas a la UE, eso es lo justo.”

AstraZeneca ha dicho que está obligada contractualmente a cumplir su contrato con Reino Unido antes de desviar las dosis de sus plantas británicas a la UE. El jueves, el ministro de la Oficina del Gabinete, Michael Gove, dijo que Reino Unido solo ayudaría a la UE con dosis si hubiera exceso de ampolletas.

“Queremos conversar y hablar con nuestros amigos en Europa para ver cómo podemos ayudar,” dijo. “Pero lo realmente importante es asegurarnos de que nuestro propio programa de vacunación se desarrolle exactamente según lo planeado.”

El hecho se produjo luego que los reguladores belgas iniciaran una investigación sobre la planta de producción de la vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca — 40 km al sur de Bruselas en Seneffe (Hainaut) — a pedido de la comisión. Los funcionarios creen que un número significativo de dosis de vacunas fabricadas en Bélgica se han transportado a Reino Unido, y que esto ha contribuido a la escasez.

Un funcionario de la UE dijo: “Hemos discutido este asunto con nuestros colegas belgas. Queremos ver si lo que nos dicen es correcto o no. Así que me gustaría agradecer a las autoridades belgas por llevar a cabo estos esfuerzos.”

Un portavoz del Ministerio de Sanidad belga dijo que las inspecciones en la planta se estaban llevando a cabo para “asegurarse de que el retraso en la entrega se deba realmente a un problema de producción en la planta belga”.

La UE está invirtiendo €336 millones (£297 millones) en AstraZeneca a cambio de 400 millones de dosis, pero no todo el dinero ha sido abonado a la empresa farmacéutica. Los abogados de la UE están examinando si se ha producido un incumplimiento de contrato.

Mi bebé milagrosa a pesar del Covid

METRO — JUEVES, 28 DE ENERO DE 2021

Tan enferma que no recuerda cómo dio a luz, enfermera del NHS finalmente conoce a su pequeña hija

Una enfermera del NHS — tan afectada por el Covid-19 que no sabía que había dado a luz — pudo conocer a su bebé después de tres meses de tratamiento.

Eva Gicain tenía 34 semanas de embarazo cuando cayó enferma en septiembre y se dirigió al hospital. Sin embargo, su estado empeoró.

Después de una cesárea una semana después, fue puesta en una máquina de soporte vital que se usa como último recurso para pacientes que no responden a otras formas de respiración asistida.

Mientras Eva, de 30 años, permanecía inconsciente durante dos meses, Elleana luchaba por su propia vida en una unidad de cuidados intensivos neonatales en otro hospital.

Al mismo tiempo Limuel, esposo de Eva, también contrajo el coronavirus, por lo que no pudo visitar ni a su esposa ni a su hija.

Elleana recibió el alta en noviembre, pero Eva pasó 76 días en el hospital antes de ser dada de alta este mes también, recibiendo aplausos del personal cuando se fue. Al reunirse finalmente la familia en casa, Eva dijo: “Cuando sostuve a Elleana por primera vez, no quería soltarla. Fue un momento especial.”

“No poder verlos en persona ni tocarlos fue tan difícil.”

“Estaba decidida a volver a casa con ellos lo antes posible.”

“Lo primero que recuerdo es que unos días antes de Navidad me dijeron dónde estaba, por qué proceso pasé, y que Elleana estaba bien,” recordó Eva.

Limuel dijo: “Fue tan horrible. Estaba muy mal así que no podía salir de casa, y mucho menos visitar a mi esposa ni a mi hija.”

Eva, que trabaja como enfermera en Londres, estuvo en el hospital universitario de Basildon cerca de su casa en Essex antes de ser trasladada al hospital Royal Papworth en Cambridgeshire.

Su vida fue sostenida durante semanas en una máquina de oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO), que elimina el dióxido de carbono de la sangre y agrega oxígeno.

Eva vio a Elleana en una videollamada con su esposo el día de Navidad. Sin embargo, solo fue la semana pasada cuando celebraron juntos como corresponde.

“Me siento mucho mejor ahora,” dijo Eva.

“La vida es impredecible y ahora estamos ansiosos por ser una pequeña familia y pasar tiempo juntos.”

Elleana — que ahora tiene casi tres meses — se encuentra en buenas condiciones.

UE exige vacunas británicas

THE DAILY TELEGRAPH — JUEVES, 28 DE ENERO DE 2021

Johnson descarta ceder respecto a inyecciones fabricadas en Reino Unido mientras Comisión Europea ordena a AstraZeneca desviar el suministro

Bruselas ha exigido que millones de vacunas de fabricación británica contra el coronavirus sean desviadas de Reino Unido a la UE, en un tira y afloja cada vez más enconado por las dosis.

Boris Johnson rechazó rotundamente la idea de permitir que cualquier dosis de AstraZeneca fabricada en Reino Unido se envíe a la UE, y dijo que estaba “seguro” de que la empresa cumpliría su primer contrato con Gran Bretaña por los primeros 100 millones de ampolletas de fabricación británica.

El miércoles por la noche, la Comisión Europea convocó a los altos cargos de AstraZeneca a la última de una serie de reuniones cada vez más frenéticas, después de que la firma anunciara que se retrasarían 50 millones de dosis ordenadas por la UE.

A medida que las recriminaciones se volvían cada vez más amargas, influyentes parlamentarios europeos avivaron los rumores de una guerra comercial, diciendo que Reino Unido y AstraZeneca deben “pensar dos veces” antes de rechazar las demandas de la UE y amenazar con bloquear las exportaciones de la vacuna Pfizer — de fabricación belga — a Reino Unido.

La noticia se produjo luego que el lanzamiento de la vacuna en algunos países de la UE se detuviera debido a la falta de suministros, mientras un funcionario de sanidad español afirmaba: “Mañana, los congeladores estarán vacíos.”

El Gobierno facilitó que AstraZeneca, con sede en Gran Bretaña, se asociara con la Universidad de Oxford para desarrollar la vacuna el año pasado, y se arriesgó a invertir decenas de millones de libras del dinero de los contribuyentes en la creación de una línea de producción antes de que hubiera alguna prueba de que la vacuna funcionaría.

Los ministros han dejado en claro que Gran Bretaña tiene todo el derecho a cosechar las recompensas de su rápida acción y no tiene la obligación de rescatar a la UE, que se retrasó meses en firmar su propio acuerdo con AstraZeneca y aún no ha aprobado el uso de la vacuna.

Sin embargo, Stella Kyriakides, comisaria de sanidad de la UE, dijo: “Rechazamos la lógica del orden de llegada. Eso podría funcionar en las carnicerías del vecindario, pero no en nuestros contratos y no en nuestros acuerdos de compra anticipada.”

Bruselas afirmó que AstraZeneca está obligada por contrato a utilizar sus fábricas de Reino Unido para compensar el déficit en las entregas a la UE, y le pidió que publique su contrato con el bloque para escrutinio público.

Kyriakides dijo que la empresa tenía “obligaciones contractuales, sociales y morales” de utilizar todas sus instalaciones para compensar el déficit y que “no hay una jerarquía de fábricas”.

Sin embargo, tanto el gobierno de Reino Unido como AstraZeneca insistieron en que el contrato del gigante farmacéutico con Reino Unido — firmado tres meses antes del acuerdo con la UE — dejó en claro que las plantas británicas solo podrían usarse para exportaciones una vez que se haya cumplido el pedido británico de 100 millones de dosis.

En una conferencia de prensa en Downing Street el miércoles, Johnson dijo: “Tenemos mucha confianza en nuestros contratos, mucha confianza en nuestro suministro. Los problemas son realmente un asunto de nuestros amigos de la UE y de la empresa en cuestión.”

“Estoy muy contento de que, en este momento, tengamos con diferencia el lanzamiento de vacunas más rápido en Europa.”

Peter Liese — eurodiputado alemán del Comité de Salud del Parlamento Europeo y miembro del partido CDU de Angela Merkel — dijo: “Creo que la única consecuencia puede ser detener inmediatamente la exportación de BioNTech [vacuna Pfizer], y entonces estaremos en medio de una guerra comercial. Así que es mejor que la empresa y Reino Unido se lo piensen dos veces.”

“Tenemos que mostrar nuestras armas […] y decirle a otras empresas del mundo que si tratas a los europeos como de segunda clase, pagarás por ello.”

Un total de 7.164.387 personas han recibido al menos una dosis de la vacuna en Reino Unido, ya que Gran Bretaña sigue superando a otros países europeos en su impulso para vacunar a la población.

Pascal Soriot, director ejecutivo de AstraZeneca, dijo que creía que Gran Bretaña no solo alcanzaría su objetivo de vacunar a todos los mayores de 70 años a mediados de febrero, sino que también habría vacunado a todos los mayores de 50 años antes de fines de marzo.

Sin embargo, los ministros han dicho que el objetivo de mediados de febrero sigue siendo “ajustado”, y el total de 313.000 vacunas del miércoles significó que el promedio de 400.000 por día necesario para alcanzar el objetivo se ha perdido durante tres días seguidos.

AstraZeneca ha prometido 2 millones de dosis a la semana, sin las cuales no se puede alcanzar el objetivo.

La empresa fabrica la vacuna Oxford en dos plantas en Reino Unido, y Kyriakides afirmó que no hay “cláusula de prioridad” en el contrato de la UE con la empresa, lo que significa que las plantas de Reino Unido y dos plantas en la UE deben usarse para suministrar los 80 millones de dosis que Bruselas espera a finales de marzo.

“En nuestro contrato no se especifica que ningún país ni Reino Unido tiene prioridad […] y esto debe ser absolutamente claro,” afirmó.

El portavoz principal de la Comisión Europea dijo: “Si las plantas de Reino Unido están funcionando mejor, ¿esperamos que las plantas de Reino Unido entreguen dosis a la UE? Sí, lo esperamos.”

AstraZeneca insistió en que su contrato con la UE indicaba únicamente que hará su “mejor esfuerzo” para suministrar las dosis solicitadas.

Kyriakides dijo: “Las empresas farmacéuticas, los desarrolladores de vacunas, tienen responsabilidades sociales y contractuales morales que deben respetar. La opinión de que la empresa no está obligada a cumplir porque firmamos un acuerdo de mejor esfuerzo no es correcta ni aceptable.”

“Los 27 estados miembros de la Unión Europea están unidos en que AstraZeneca debe cumplir con sus compromisos en nuestros acuerdos.”

En una entrevista con periódicos europeos el martes, Soriot dijo que el contrato de AstraZeneca con Reino Unido significa que el suministro que sale de la cadena de suministro británica irá primero a Reino Unido.

“Tan pronto como hayamos alcanzado un número suficiente de vacunas en Reino Unido, podremos usar esa planta para ayudar a Europa también. Pero el contrato con Reino Unido se firmó primero y Reino Unido, por supuesto, dijo : ‘Tú nos suministras primero’, y esto es bastante justo,” afirmó.

AstraZeneca dijo en un comunicado el miércoles: “Como cada cadena de suministro se ha configurado para satisfacer las necesidades de un acuerdo específico, la vacuna producida a partir de cualquier cadena de suministro se dedica a los países o regiones respectivas y hace uso de la fabricación local siempre que sea posible.”

Bernd Lange — presidente del comité de comercio del Parlamento Europeo — dijo: “En lugar de culpar a los demás en los medios, simplemente hagan público el contrato. Dado que la vacuna supuestamente no tiene fines de lucro, ¿cuál es el problema?”

El Defensor del Pueblo de Europa ha abierto una investigación por mala administración sobre la negativa de la Comisión a conceder acceso público al contrato tras una denuncia.

La Comisión Europea dijo el lunes que introduciría un mecanismo que obligaría a las empresas que producen vacunas en la UE a pedirle permiso antes de exportar las inyecciones. La amenaza de bloquear las exportaciones de vacunas a países fuera de la UE se produjo en medio de temores de que el año pasado se suministraron a Gran Bretaña existrencias de vacunas reservadas a la UE cuando las fábricas de Reino Unido tuvieron problemas de producción.

Un diplomático de la UE dijo a The Telegraph: “Dado que, según varios informes, Gran Bretaña recibió vacunas de AstraZeneca producidas en la UE cuando las fábricas británicas sufrían escasez de producción hace unas semanas, ahora sería lógico entregar vacunas de Gran Bretaña a la Unión Europea.”

La UE se ha vuelto cada vez más intranquila respecto a sus suministros de vacunas en los últimos días, y algunos estados miembros han tenido que suspender sus programas de vacunación debido a la escasez. España ha dejado de inyectar las primeras dosis de la vacuna durante al menos dos semanas para concentrar sus menguantes suministros en las personas que necesitan una segunda dosis de la vacuna Pfizer.

Por su parte, Hungría se ha desalineado de Bruselas al otorgar la aprobación inicial a la vacuna rusa Sputnik V, mientras otros líderes de la UE enfrentan presiones internas para seguir el ejemplo y obtener sus propios suministros.

Polonia y la República Checa también tienen dificultades para mantener sus cronogramas de vacunación.

Johnson ‘lamenta profundamente cada vida perdida’ por el Covid

THE DAILY TELEGRAPH — MIÉRCOLES, 27 DE ENERO DE 2021

Primer ministro muestra su dolor por la cifra de muertes debido a la pandemia en Gran Bretaña, que ha superado las 100.000 personas

Boris Johnson ha dicho a la nación que “lamenta profundamente” el número de decesos por coronavirus en el país, que superó los 100.000 el martes, aceptando “toda la responsabilidad” por el penoso hito.

El primer ministro británico dijo que es “difícil calcular el dolor” causado por la “terrible y trágica pérdida de vidas” durante el año pasado, en el cual Gran Bretaña ha sufrido el quinto número más alto de muertes por Covid de cualquier país del mundo.

El último análisis de las muertes muestra que la pandemia no ha afectado a la sociedad, con un número desproporcionadamente grande de personas de bajos ingresos que han perdido la vida, particularmente en la segunda ola. Muchos expertos creen que la población relativamente anciana de Gran Bretaña, las altas tasas de obesidad y la alta densidad de población pueden haber influido en la tasa de mortalidad.

Los ministros se han comprometido a realizar una investigación completa una vez que la pandemia haya llegado a su fin.

Durante la segunda ola, las personas que vivían en zonas más desfavorecidas fallecieron a un ritmo hasta seis veces mayor que las de las zonas más ricas. Muchos de ellos, como el personal del NHS, trabajadores de supermercados y conductores de reparto, han tenido que seguir saliendo a trabajar mientras que los trabajadores de cuello blanco han podido trabajar desde casa.

Cuando se le preguntó qué lecciones se habían aprendido desde el comienzo de la pandemia, el profesor Chris Whitty, director médico nacional, dijo que la opinión sobre la utilidad de las mascarillas había cambiado y que inicialmente se había subestimado el impacto de los casos asintomáticos.

Johnson prometió que, cuando termine la crisis por el Covid, habrá una conmemoración nacional para recordar y honrar a todos los fallecidos.

El martes se conocieron mejores noticias sobre contagios, con 20.089 pruebas positivas de Covid reportadas — el total diario más bajo desde el 15 de diciembre, ya que el número de casos continúa disminuyendo.

Un total de 6,853,327 personas han recibido al menos una dosis de la vacuna contra el Covid, un aumento de 279.757 el día anterior. Uno de cada ocho adultos ha recibido su inyección.

Sin embargo, el profesor Whitty advirtió que los casos no están disminuyendo en todas las áreas y las muertes seguirán siendo altas durante algún tiempo. El martes se informaron otras 1.631 muertes, lo que ha llevado el total a 100.162 desde que se informó por primera vez una muerte por coronavirus, un paciente de un hospital en Reading, el 5 de marzo.

Solo Estados Unidos, Brasil, India y México han registrado más muertes que Reino Unido, pero Gran Bretaña tiene una tasa de mortalidad per cápita más alta que cualquiera de esos países y la cuarta tasa de mortalidad más alta del mundo.

El profesor Sir David Spiegelhalter — quien forma parte del Grupo Asesor Científico para Emergencias (Sage) del Gobierno — estimó que cada persona ha muerto, en promedio, 10 años antes de tiempo, lo que significa un millón de años de vida perdidos.

Johnson dijo: “Lamento tener que decirles que hoy el número de muertes registradas por Covid en Reino Unido ha superado las 100.000, y es difícil calcular el dolor contenido en esa sombría estadística. Los años de vida perdidos, las reuniones familiares a las que no asistieron y, para tantos familiares, la oportunidad perdida incluso de despedirlos.”

“Presento mi más sentido pésame a todos los que han perdido a un ser querido: padres y madres, hermanos y hermanas, hijos e hijas y los muchos abuelos cuyas vidas han sido robadas.”

Nueve meses después de que Sir Patrick Vallance — el principal asesor científico del Gobierno — sugiriera que 20.000 muertes serían un “buen resultado”, Johnson dijo que describir el número real de víctimas “agotaría el significado de la miseria: es una pérdida de vidas espantosa y trágica” .

“Cuando hayamos superado esta crisis, nos uniremos como nación para recordar a todos los que perdimos, y para honrar el heroísmo desinteresado de todos aquellos en la línea del frente que dieron su vida para salvar a otros,” prometió.

“Recordaremos el coraje de innumerables trabajadores, no solo nuestro increíble NHS y trabajadores asistenciales, sino también trabajadores de tienda, personal de transporte, farmacéuticos, maestros, policía, servicios de emergencia de las fuerzas armadas y muchos otros, que mantuvieron nuestro país en marcha durante nuestra mayor crisis desde la Segunda Guerra Mundial.”

“Conmemoraremos los pequeños actos de bondad, el espíritu de voluntariado y el sacrificio diario de millones que pusieron sus vidas en suspenso una y otra vez mientras luchábamos contra cada nueva ola del virus, ganando tiempo para que nuestros brillantes científicos acudieran en nuestra ayuda.”

Downing Street dijo que aún no se habían tomado decisiones sobre la forma de la conmemoración nacional, pero Johnson dijo que también celebraría el “genio y la perseverancia” de los científicos que habían inventado las vacunas contra el Covid, y agregó: “Cuando esas vacunas finalmente nos hayan liberado de este virus y puesto en el camino de la recuperación, nos aseguraremos de aprender las lecciones, reflexionar y prepararnos.”

La brecha entre ricos y pobres se ha ampliado en la segunda ola. En el pico de la primera ola en abril, el 10 por ciento de las áreas más desfavorecidas tenía tasas de mortalidad 1,3 veces más altas que el 10 por ciento más rico. Para octubre, las áreas más pobres tenían tasas de mortalidad 6 veces más altas que las más ricas, antes de reducirse a 1,5 veces más en diciembre.

Steve Baker — vicepresidente del grupo parlamentario conservador Covid Recovery Group — dijo: “La espantosa verdad es que aquellos de nosotros con salarios seguros y casas cómodas a menudo nos sentimos un poco enfadados por el confinamiento. Mientras tanto, el terrible costo de la exposición a la enfermedad en el trabajo, y el confinamiento en hogares a veces superpoblados, recaen sobre los jóvenes y los mal pagados.”

“Como miembros del Partido Conservador, debemos mirarnos al espejo y preguntarnos si es hora de pensar seriamente en la solidaridad social.”

Kevin Hollinrake — presidente conservador del grupo parlamentario y multipartidario sobre la pobreza — dijo: “Si eres conductor de autobús o si trabajas en un supermercado, es casi inevitable que pases tiempo en el interior de un lugar donde podría estar el virus presente, con lo cual es más probable que te contagies.”

El doctor Michael Head — investigador senior en salud global en la Universidad de Southampton — dijo que la investigación final sobre la gestión de la pandemia probablemente encuentre que los retrasos en el confinamiento, problemas con el sistema de prueba y rastreo y una política “laxa” en lo que respecta a los pasajeros que llegaron al país habían contribuido al elevado número de muertos en Reino Unido.

Los arzobispos de Canterbury y York instaron a personas de todas las religiones, así como a quienes no profesan ninguna, a participar en una “oración por la nación” todos los días a las 6 de la tarde para recordar a los muertos.

En una carta abierta a la nación, el monseñor Justin Welby y el monseñor Stephen Cottrell invitaron a los feligreses a “reflexionar sobre la enormidad de esta pandemia” y escribieron: “Cien mil no es sólo una cifra abstracta. Cada número es una persona: alguien a quien amamos y alguien que nos ama.”

Los datos de la Oficina de Estadísticas Nacionales — que utilizan los datos de la causa de muerte de los certificados de defunción, en lugar de las muertes dentro de los 28 días posteriores a una prueba positiva — sugieren que la cifra real de muertes podría ser incluso mayor, casi 120.000.

Eso significaría que el virus ha causado la muerte a más de dos tercios de la cantidad de personas que mueren de cáncer en un año promedio en Reino Unido, un número que actualmente es de 165.000.

Ofrecen incentivos económicos a trabajadores de la UE por abandonar Reino Unido

Crédito: South Leeds Life

Agregan a europeos al plan de retorno voluntario, que puede incluir billetes aéreos y hasta £2.000 para reasentamiento

Los ciudadanos de la UE han recibido ofertas de incentivo económico para abandonar Reino Unido, según ha sabido The Guardian, meses antes de la fecha límite para solicitar el settled status [estatus de asentado, condición migratoria que autoriza a trabajar libremente en el país].

Desde el 1 de enero, se ha incorporado discretamente a los ciudadanos de la UE al plan de retorno voluntario del Gobierno, por el que se les ofrece apoyo financiero como estímulo para que vuelvan a sus países de origen.

Los pagos pueden incluir billetes aéreos y hasta £2.000 por concepto de reasentamiento. El plan está destinado a ayudar a algunos inmigrantes en Reino Unido a salir voluntariamente.

Personas que trabajan asistiendo a ciudadanos vulnerables de la UE en Reino Unido dijeron que la oferta de dinero para regresar a casa contradecía la afirmación del Gobierno, de que está haciendo todo lo posible para alentar a las personas a registrarse para obtener el settled status. La fecha límite para que los europeos residentes en Reino Unido soliciten el programa de reasentamiento en la UE — conocido como EUSS — es el 30 de junio.

Benjamin Morgan — que dirige el proyecto de derechos de personas sin hogar de la UE en Public Interest Law Center, una firma de abogados sin fines de lucro — dijo: “De nuestro estudio de casos se desprende claramente que algunos de los ciudadanos de la UE más vulnerables aún no han resuelto su situación. Las barreras para la aplicación y los retrasos en la toma de decisiones de la Home Office [Ministerio del Interior] siguen siendo factores importantes.

“Este mensaje contradictorio sobre el settled status por un lado y los retornos voluntarios por el otro, debilita seriamente la afirmación del Gobierno de que los derechos de los europeos vulnerables estarían protegidos después del Brexit.”

Un portavoz de la Home Office dijo: “Algunas personas pueden optar por no obtener el estatus bajo el EUSS y desear no permanecer en Reino Unido después de la fecha límite. Es por eso que hemos escrito a las partes interesadas para informarles de que los ciudadanos de los países del Espacio Económico Europeo (EEE) que deseen abandonar Reino Unido ahora pueden ser elegibles para recibir apoyo para ayudarlos a hacerlo, en el marco del plan de retorno voluntario.”

La noticia se conoce luego que una investigación del Consejo Conjunto para el Bienestar de los Inmigrantes (JCWI) advirtiera que miles de trabajadores esenciales europeos corren el riesgo de perder su derecho legal a permanecer en Reino Unido.

El informe, titulado When the Clapping Stops: EU Care Workers After Brexit [“Cuando terminan los aplausos: Trabajadores asistenciales de la UE después del Brexit”], advierte que miles de ciudadanos europeos que actualmente desempeñan funciones laborales esenciales en el sector asistencial, así como aquellos que trabajan en la construcción, manufactura y agricultura, corren el riesgo de perder su estatus y enfrentan una expulsión de Reino Unido.

De los 295 trabajadores sanitarios encuestados por la organización benéfica, 1 de cada 7 no estaba seguro de qué era el EUSS, 1 de cada 3 no había oído hablar del EUSS antes de ponerse en contacto con el JCWI, y 1 de cada 3 no sabía que hay una fecha límite para inscribirse, ni cuál es esta fecha límite. La mayoría de las encuestas se realizaron entre enero y marzo del año pasado.

“Si incluso una pequeña fracción de los residentes estimados del EEE+ (UE, EEE y Suiza) no presentan su solicitud a tiempo, decenas de miles de ellos perderán su estatus migratorio de la noche a la mañana,” afirma el informe.

“Sin una acción urgente, es probable que el sector asistencial se vea devastado,” agrega.

El informe pide el levantamiento inmediato del plazo para postular a la EUSS, que los ciudadanos europeos obtengan automáticamente el settled status, y el fin de las políticas de “entorno hostil”.

Afirma que los trabajadores de industrias con condiciones laborales inconvenientes, salarios bajos y contratos inseguros como la asistencia social, la construcción y la agricultura corren un riesgo particular de pasar por las grietas del programa. Quienes no puedan presentar la solicitud a tiempo estarán sujetos a medidas que incluyen detención y expulsión del país, y podrían ser penalizados por trabajar, alquilar una vivienda o conducir un automóvil.

Chai Patel, del JCWI, dijo: “Nuestra investigación me asusta porque las personas con las que hablamos eran mucho menos vulnerables que otros grupos ocultos en condiciones de trabajo de explotación, a quienes nadie ha podido contactar para hacer preguntas. A pesar de las advertencias de nosotros y de muchos otros expertos, la Home Office hunde la cabeza en la arena sobre esto, al igual que lo hizo con Windrush, y pone excusas en lugar de encontrar soluciones.”

El JCWI no es la única organización que advierte que algunos podrían quedar atrapados en el enredo del sistema. El Observatorio de Inmigración — proyecto legal de la Universidad de Oxford — ha expresado su preocupación por el riesgo de que algunos grupos no se registren antes del plazo del 30 de junio.

Por su parte, el ministro de inmigración Kevin Foster dijo que el informe del JCWI presenta “una imagen increíblemente engañosa del programa de reasentamiento en la UE”, ya que se basa “en una pequeña encuesta de menos de 300 personas realizada hace un año”.

“Desde entonces, el programa ha recibido millones de solicitudes,” dijo. “Hemos tenido casi 4,9 millones de solicitudes para el exitoso programa de reasentamiento en la UE. Ahora faltan menos de seis meses para la fecha límite del 30 de junio de 2021 y animaría a todos los que cumplen los requisitos para que presenten su solicitud ahora, para garantizar sus derechos según la legislación británica. Hay una amplia gama de asistencia disponible en internet y por teléfono, y estamos financiando a 72 organizaciones en todo Reino Unido para garantizar que nadie se quede fuera.”


Artículo de Diane Taylor
Publicado en The Guardian el 
martes, 26 de enero de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.theguardian.com/politics/2021/jan/26/eu-citizens-offered-financial-incentives-to-leave-uk

NHS al máximo con la vacunación

METRO — MARTES, 26 DE ENERO DE 2021

6,5 millones de británicos reciben inyecciones luego de apertura de más centros de vacunación

La serie de televisión Peaky Blinders se ha unido a la batalla para vencer al Covid-19, en un día de destacados sucesos como la desaceleración en el número de casos, la vacunación de 6,5 millones de personas y la apertura de otros 32 centros de aplicación de las dosis.

El Black Country Living Museum de 26 acres, donde se filman escenas del drama de la BBC, ha empezado a vacunar a cientos de personas con personal y voluntarios del NHS.

Ayer se aplicaron otras 220.249 vacunas en Gran Bretaña, mientras datos mostraban que 4 de cada 5 mayores de 80 ya han recibido su primera inyección.

También se reveló que la vacuna de Moderna — que llegará próximamente — puede vencer a las altamente infecciosas variantes que han disparado el número de casos.

Aunque ayer se confirmaron 22.195 nuevos casos, se trata de la cantidad más baja desde el 15 de diciembre — por debajo de los 37.535 de la semana anterior.

El número de muertos aumentó en 592, por debajo de los 599 del lunes pasado — lo que lleva el total oficial a 98.531.

Los casos en la mayoría de las regiones inglesas están ahora en su nivel más bajo este año — según han mostrado también las cifras — y Londres se encuentra en su nivel más bajo desde el 16 de diciembre.

El ministro de sanidad Matt Hancock ha elogiado los avances pero advirtió que 37.000 siguen hospitalizados, por lo que la gente debe continuar siguiendo las reglas del confinamiento.

“El final está a la vista,” dijo. “Pero no podemos poner en riesgo ese progreso. Tenemos que mantener los nervios y perseverar durante este invierno difícil.” Hancock dijo: “Hoy abrimos otros 32 centros de vacunación a gran escala, incluido el Black Country Living Museum, más conocido por muchos como el estudio donde se graba Peaky Blinders.”

El museo en Dudley (West Midlands) se usa a menudo para el drama que protagoniza el actor Cillian Murphy.

Por otro lado, se ha aplicado por primera vez las vacunas en el supermercado Asda: su sucursal en la localidad cercana de Smethwick ha sido elegida por NHS England como el primer centro de vacunación en una tienda.

Entre otros locales que abrieron ayer — además de los 17 establecidos en la última quincena — se encuentra una antigua tienda Wickes de bricolaje, que ha sido reconvertida, en Mansfield.

Entre los primeros en vacunarse estaban Geoff Holland, de 90 años, y su esposa, Jenny, de 86 — casados hace apenas cinco meses.

Kathryn, hija de Holland, dijo: “Es fantástico que se vacunen para que su historia de amor pueda continuar.”

Otros puntos de vacunación se encuentran en Blackpool Winter Gardens, el estadio Home Park de Plymouth Argyle, el hospital Nightingale en Sunderland, el Brighton Centre y el recinto ferial Royal Bath & West.

En Londres, se ha iniciado la vacumación en un antiguo emplazamiento de la tienda Ikea — en el centro comercial Westfield de Stratford — y en el Instituto Francis Crick, cerca de King’s Cross en el centro de la ciudad.

El Gobierno tiene como objetivo aplicar a 15 millones de personas, incluidos todos los mayores de 70 años, una primera dosis para el 15 de febrero, y cubrir a toda la población adulta de Gran Bretaña para septiembre.

Las cifras de ayer mostraron que, hasta el momento, se han administrado 6.573.570 primeras dosis. Las segundas dosis aumentaron en 818 a 470.478.

Las dos vacunas utilizadas aquí hasta ahora son las versiones Oxford/AstraZeneca y Pfizer/BioNTech.

Gran Bretaña también ha hecho un pedido de 17 millones de dosis de vacunas Moderna fabricadas en Estados Unidos — suficientes para vacunar a 8.5 millones de personas — que deben aplicarse esta primavera.

Ayer, la empresa farmacéutica norteamericana anunció que las pruebas de laboratorio habían demostrado que producía “anticuerpos neutralizantes” eficaces contra dos variantes peligrosas: la de Kent — detectada por primera vez en septiembre que ayudó a aumentar las infecciones — y la nueva variante sudafricana.

A pesar de esto los científicos han pedido precaución, ya que hay signos de una reducción de seis veces en la fuerza de los anticuerpos al combatir la versión sudafricana del virus.

Bruselas amenaza con bloquear exportación de vacunas

THE DAILY TELEGRAPH — MARTES, 26 DE ENERO DE 2021

Preocupación por el suministro a Reino Unido por demanda de control más estricto por parte de la UE sobre exportaciones luego de disputa con AstraZeneca

El suministro británico de la vacuna contra el covid está en peligro, después de que la UE amenazara con bloquear las exportaciones de la vacuna Pfizer — de fabricación belga — en medio de una disputa con la farmacéutica AstraZeneca, con sede en Reino Unido.

Bruselas ha decidido imponer controles más estrictos a las exportaciones, tras reaccionar con furia a la noticia de que AstraZeneca entregará 50 millones de dosis menos a la UE de lo que esperaba.

Los ministros ahora temen que las entregas de la vacuna Pfizer, en el mejor de los casos, se retrasen por trámites adicionales y que la UE pueda intentar detener el envío de las dosis a países no pertenecientes a la UE, después de decir que “tomará las medidas necesarias para proteger a sus ciudadanos”.

En marzo, el bloque europeo impuso restricciones a la exportación de equipos de protección personal (EPP) después de tener problemas con el suministro a sus estados miembros.

El lunes por la noche, los parlamentarios acusaron a la UE de actuar por “despecho” al tratar de desviar la culpa de sus propios errores al hacer que los programas de vacunación despegaran.

La comisaria de sanidad de la UE, Stella Kyriakides, convocó a altos cargos de AstraZeneca a una serie de videoconferencias el lunes, en las que dejó claro que sus explicaciones sobre la reducción de dosis eran inaceptables.

Kyriakides dijo que se pondría en marcha un “mecanismo de transparencia de las exportaciones” “lo antes posible”, lo que significaría que “en el futuro, todas las empresas que produzcan vacunas contra el Covid-19 en la UE tendrán que proporcionar una notificación temprana cuando quieran exportar vacunas a terceros países”.

También exigió que AstraZeneca presente una lista de cuántas dosis ha proporcionado a cada país — información que tanto la empresa como Downing Street luchan por mantener bajo reserva.

Reino Unido depende en gran medida de la vacuna Pfizer y espera casi 3,5 millones de dosis, que son parte integral del objetivo del Gobierno de vacunar a todos los mayores de 70 años a mediados de febrero, lo cual se realizará en las próximas tres semanas.

Nadhim Zahawi, el viceministro de vacunación, ya había advertido que alcanzar el objetivo será “estricto” y que cualquier problema imprevisto de suministro podría desviarlo.

El sábado, The Telegraph reveló que alrededor de medio millón de dosis menos de la vacuna Covid se entregarían al NHS [servicio británico de sanidad] esta semana debido a retrasos en el suministro.

En una conferencia de prensa en Downing Street el lunes, el ministro de sanidad británico Matt Hancock insinuó posibles problemas de suministro, diciendo: “El factor limitante de este programa de vacunación sigue siendo el suministro. Como sabemos, el suministro es escaso.”

Hasta ahora, Gran Bretaña ha aplicado a 6.573.570 personas una primera dosis de la vacuna, alcanzando el 78,7 por ciento de los mayores de 80 años.

Se ha hecho pedidos por un total de 40 millones de dosis de la vacuna Pfizer — suficientes para inyectar a 20 millones de personas — de las cuales 30 millones debían llegar a fines de mayo.

El ministro de salud alemán Jens Spahn dijo, por su parte, que las exportaciones de vacunas Covid deberían autorizarse a nivel de la UE antes de que pudieran abandonar el bloque, lo que significa que Bruselas tendría la última palabra sobre si las vacunas de Pfizer podrían cruzar el Canal de la Mancha.

“Nosotros, en tanto somos la UE, debemos poder saber si se están exportando, y qué vacunas se están exportando, desde la UE,” dijo Spahn.

La disputa estalló después de que AstraZeneca, que desarrolló la vacuna con la Universidad de Oxford, dijo a la UE la semana pasada que solo podría administrar 31 de las 80 millones de dosis que los países de la UE esperaban para fines de marzo.

La compañía adujo “problemas de producción” causados ​​por el trabajo para aumentar la producción a largo plazo en sus fábricas, pero en una llamada telefónica con el director ejecutivo, Pascal Soriot, la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen exigió que se cumpliera el contrato al completo.

La UE — que finalmente se espera apruebe el uso de la vacuna AstraZeneca esta semana — se ha sentido avergonzada por el lento comienzo de su lanzamiento de vacunas, mientras Gran Bretaña superaba a otros países europeos.

Se ha descubierto que la inyección de AstraZeneca solo tiene un ocho por ciento de efectividad en los mayores de 65 años y no será aprobada por la Agencia Europea de Medicamentos para su uso en ese grupo de edad — según informes en los tabloides alemanes Bild y Handelsblatt el lunes por la noche, citando fuentes sin identificar.

Un portavoz de AstraZeneca refutó las afirmaciones como “completamente incorrectas” y dijo que los datos publicados en noviembre demostraron “fuertes respuestas inmunes” en adultos mayores, mientras el 100 por ciento de los receptores de la segunda dosis generaron “anticuerpos específicos para cada espiga [del virus]”.

Reino Unido rechazó una invitación para ser parte de un proceso de adquisiciones en toda la UE, y fue capaz de adelantarse al resto del mundo al convertirse en el primer país en aprobar la vacuna Pfizer y el primer país occidental en comenzar a vacunar a sus ciudadanos.

Mientras que Gran Bretaña ha administrado ya más de 6,5 millones de dosis, Alemania solo ha administrado 1,78 millones — la cifra más alta de todos los países de la UE.

David Jones — vicepresidente del grupo parlamentario anti-europeísta conservador European Research Group — dijo a The Telegraph: “Es evidente que han tenido un proceso de adquisición muy engorroso que ha resultado en esto. El hecho es que fuimos mucho más astutos en nuestro proceso de compra.”

“Francamente, parece una forma bastante infantil y rencorosa de comportarse. Esto se parece terriblemente a un chantaje, que es bastante vergonzoso y demuestra por qué hicimos bien en dejar la UE.”

El exministro de sanidad Jeremy Hunt dijo: “Si la UE actuara unilateralmente para restringir el suministro de vacunas compradas de manera legal y justa por Reino Unido, envenenaría las relaciones económicas durante una generación. En un momento tan crítico, el mundo necesita el nacionalismo de las vacunas como se necesita un agujero en la cabeza.”

Greg Clark, exministro de negocios y presidente del comité científico de la Cámara de los Comunes, agregó: “Este no es el momento para introducir burocracia adicional en la producción o entrega de vacunas. El enfoque de los fabricantes no debe distraerse de fabricar tantas dosis como sea necesario, como sea ​​posible y lo más rápido posible, y ponerlos en manos de los equipos de vacunación.”

Un portavoz del Gobierno dijo: “Seguimos en estrecho contacto con todos nuestros proveedores de vacunas y las entregas programadas apoyarán completamente la vacunación [de mayores de 70 años] para el 15 de febrero.”

El Gobierno dijo también que la “mayor parte” de la vacuna AstraZeneca para Reino Unido fue fabricada en Oxfordshire y Staffordshire.

Sin embargo, AstraZeneca también tiene instalaciones de producción en Europa, que se han utilizado para abastecer a Reino Unido anteriormente. Fuentes de la UE dijeron que querían establecer si alguna vacuna destinada a la UE había terminado siendo enviada a Gran Bretaña, ya que comenzó su programa de vacunación primero.