Gran Bretaña, lista para ayudar a la UE con las vacunas

THE SUNDAY TELEGRAPH — DOMINGO, 31 DE ENERO DE 2021

Ministro promete apoyo británico a Bruselas mientras von der Leyen se ve forzada a retroceder

Gran Bretaña está lista para ayudar a la UE con su crisis de las vacunas, dijo el viceministro de vacunación luego que Bruselas abandonara su amenaza de bloquear los suministros en la frontera.

En una entrevista exclusiva con The Telegraph, Nadhim Zahawi dijo que el enfoque ahora está en la “colaboración” con la UE, y agregó que Gran Bretaña hace ahora “todos los esfuerzos posibles” para ayudar a Bruselas con sus problemas de producción y “continuará haciéndolo”.

El Gobierno trazó una línea bajo la excepcional disputa diplomática sobre las exportaciones de vacunas el sábado, después de que la UE prometiera a Gran Bretaña que no detendría los suministros de la fábrica de Pfizer en Bélgica que llegan a Reino Unido.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, se vio obligada a dar un penoso giro en redondo durante una llamada telefónica con Boris Johnson por las amenazas de imponer una “frontera de vacunas” en la isla de Irlanda.

Los ministros se vieron obligados a elaborar un plan secreto para tomar represalias y proteger los suministros de vacunas de Gran Bretaña, al enterarse del plan de la UE de imponer controles a las exportaciones de Europa e invocar el Artículo 16 del Protocolo de Irlanda del Norte el viernes por la noche.

The Telegraph se enteró de que, a medida que se desarrollaba la crisis, se preparó un documento de seis páginas que abarcaba desde la terminación de las verificaciones de alimentos hasta la amenaza de acciones legales.

Las posibles medidas iban desde extender un período de gracia de seis meses en los controles sanitarios para productos cárnicos refrigerados importados a Irlanda del Norte desde Gran Bretaña, hasta emprender acciones legales contra la Comisión Europea. El grupo de trabajo de vacunas del Gobierno incluso consideró el uso de puentes aéreos para proteger el suministro de vacunas de Gran Bretaña en caso de un bloqueo de la UE.

Una fuente del Gobierno dijo: “Se establecieron una variedad de cosas que no eran necesarias. Las cosas se movieron muy rápidamente. Se redactó un documento con acciones para responder, pero afortunadamente todo fue cancelado.”

Las opciones se discutieron en una reunión en la sala del Gabinete en el Número 10 de Downing Street [las oficinas del primer ministro británico] el viernes por la noche con Johnson, su jefe de gabinete Dan Rosenfeld, el ministro de la Oficina del Gabinete Michael Gove, el exasesor del Brexit de Johnson Lord Frost y el asesor de políticas Oliver Lewis.

Una fuente de alto nivel de Downing Street confirmó que se discutieron opciones sobre cómo responder, aunque no se pusieron por escrito durante la reunión. La fuente dijo: “Hubo una conversación sobre ‘si necesitamos hacer algo en respuesta, ¿qué sería?'”

A pesar de la promesa de la UE de no interrumpir los suministros a Gran Bretaña, según sus nuevas reglas, todos los proveedores de vacunas deberán solicitar la autorización de sus exportaciones al bloque. Eso podría significar que las vacunas destinadas a Gran Bretaña aún podrían detenerse en una etapa posterior si la UE cambia de opinión.

En un momento, la disputa incluso había amenazado las relaciones de la UE con la Casa Blanca — que se ha mostrado muy interesada en el proceso de paz de Irlanda del Norte desde que Joe Biden se convirtió en presidente. Un ministro dijo sobre la amenaza fronteriza: “Los irlandeses no lo sabían. El gobierno irlandés, nosotros y el gobierno de Estados Unidos, todos quedaron conmocionados.”

Fuentes de Irlanda del Norte dijeron el sábado que “el cuerpo diplomático irlandés se estaba empleando al máximo en Londres, Bruselas y Washington”.

The Telegraph ha conocido que la Casa Blanca pasó la noche del viernes buscando claridad sobre los controles de exportación de la UE, y algunos miembros del equipo de Biden estaban preocupados por lo que podría implicar cualquier restricción para las entregas a Estados Unidos.

Mientras tanto, von der Leyen enfrentó críticas de los medios alemanes, que la acusaron de echar la culpa del fiasco a las compañías farmacéuticas.

El sábado por la noche Mark Francois — presidente del grupo parlamentario conservador European Research Group — instó a Johnson a utilizar la disputa para revisar el Protocolo de Irlanda del Norte y “resolver sus problemas operativos”. En un artículo en The Telegraph, Francois dijo que esto podría llevar a Reino Unido a “incluso considerar reemplazarlo por completo”.

Sin embargo, el Número 10 dejó en claro el sábado que quería seguir adelante. Una fuente dijo: “Ahora entendemos al pie de la letra que van a dejar pasar la vacuna, y trabajaremos sobre esa base.”

Zahawi dijo que tenía “un buen horizonte para que los suministros cumplan con nuestro objetivo a mediados de febrero” de ofrecer la vacuna a los 14,9 millones de británicos en mayor riesgo. De cara al futuro, dijo que estaba “muy seguro” de los suministros a más largo plazo hasta finales de marzo — a pesar de las protestas de Bruselas.

Reino Unido y la UE deben estar unidos contra el enemigo común del Covid, dijo Zahawi, y agregó: “No creo que esto sea un problema del Brexit. Se trata de asegurarnos de proteger a los más vulnerables. Es una carrera contra la muerte de muchas maneras.”

Asimismo, Zahawi señaló que Reino Unido envió el mes pasado ingenieros a la planta de Halix (Holanda) — donde se fabrica la vacuna Oxford-AstraZeneca — para ayudar con los problemas de suministro, y dijo: “Se trata de colaboración, por lo que hicimos todo lo posible para ayudar con los problemas de producción en Holanda que enfrentaban antes de Navidad, y continuarán haciéndolo.”

Por otro lado, Gove habló con Maroš Šefčovič — vicepresidente de la Comisión Europea, y su homólogo en el comité conjunto Reino Unido-UE — el sábado, y se espera que hablen regularmente en las próximas semanas. Gove dijo que la UE había reconocido que cometió un error al activar el Artículo 16, y que aceptaba que era necesario un “restablecimiento” de las relaciones.

“Queremos trabajar con nuestros amigos y vecinos de la Unión Europea. Reconocemos algunas de las dificultades y las presiones que enfrentan. Pero la decisión de ayer de activar el Artículo 16 fue un error y se ha reconocido,” dijo.

“Ahora podemos seguir adelante y podemos asegurarnos de que se puedan abordar los problemas que legítimamente preocupan a la gente de Irlanda del Norte. He hablado con el vicepresidente de la Comisión Europea sobre esto, y ambos estamos de acuerdo en que necesitamos un reinicio y poner a la gente de Irlanda del Norte en primer lugar.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s