Miles de millones en ayudas en caso de Brexit sin acuerdo

THE SUNDAY TELEGRAPH — DOMINGO, 13 DE DICIEMBRE DE 2020

Identifican 4 áreas de la economía que necesitarán más asistencia si fracasan conversaciones

El Gabinete ministerial está elaborando un paquete de rescate de miles de millones de libras para impulsar a las industrias más afectadas por un Brexit sin acuerdo, puede revelar The Sunday Telegraph.

Las propuestas — compiladas por las dependencias del complejo ministerial de Whitehall — incluyen acuerdos de resiliencia para criadores de ovejas, pescadores, fabricantes de automóviles y proveedores de productos químicos que enfrenten una interrupción comercial o se vean afectados por aranceles de la UE después del 1 de enero.

Dos fuentes involucradas en la elaboración de los planes dicen que se espera que el paquete dedique entre £8.000 y £10.000 millones en fondos y está inspirado en la Operación Kingfisher — un paquete de apoyo originalmente elaborado el año pasado antes de que se hicieran grandes avances en el acuerdo de divorcio del Brexit.

Se entiende que los ministros han identificado al menos cuatro áreas de la economía como “los sectores más afectados”: productores agrícolas y alimentarios, proveedores de productos químicos, industria automotriz y pesquería.

Se entiende que el ministro de medio ambiente George Eustice, el de la oficina del gabinete Michael Gove, Alister Jack, el de Escocia, Simon Hart, el de Gales y Brandon Lewis, el ministro de Irlanda del Norte, están trabajando en dichos planes.

La revelación se produce luego que Downing Street acelerara la planificación de un escenario sin acuerdo iniciando un ejercicio por todo Whitehall este miércoles — Operación Capstone — que también involucrará a las tres administraciones nacionales.

Una fuente gubernamental de alto rango dijo que se probaría una variedad de escenarios de Brexit sin acuerdo como la interrupción de la frontera, la manipulación de buques de guerra para interceptar arrastreros de la UE que pesquen ilegalmente en aguas de Reino Unido, y problemas con la transferencia de datos entre Reino Unido y la UE: todo lo que podría salir mal en enero,” dijo la fuente.

Mientras tanto en Bruselas, las conversaciones entre el negociador principal británico Lord Frost y su homólogo Michel Barnier, parecían estancadas apenas unas horas antes de que las dos partes decidieran si continuar las conversaciones o dedicarse a hacer preparativos para un escenario sin acuerdo.

Una fuente del Gobierno dijo que las discusiones continuarán, pero advirtió que “tal como están las cosas, la oferta que la UE pone sobre la mesa sigue siendo inaceptable”.

“El Primer Ministro no dejará piedra sin remover en este proceso, pero es absolutamente claro: cualquier acuerdo debe ser justo y respetar la posición fundamental de que Reino Unido será una nación soberana en tres semanas,” agregaron. Una fuente del Gabinete dijo: “Hemos retrasado los plazos hasta la saciedad, pero parece que mañana habrá un resultado.”

Se espera que Johnson hable con Ursula von der Leyen, la presidenta de la Comisión Europea, y si opta por no llegar a un acuerdo, Downing Street se está preparando para que informe a la nación a través de una conferencia de prensa o una declaración grabada a primera hora de la tarde.

También se ha indicado a los ministros principales que liberen sus agendas, y algunos que regresen a Londres antes de una reunión del Gabinete para discutir los siguientes pasos a seguir. Antes del crucial período de 24 horas, fuentes gubernamentales de alto nivel revelaron que ahora se estaban llevando a cabo reuniones casi a diario para discutir un paquete de apoyo planificado para las industrias más sensibles a cualquier interrupción provocada por un escenario de salida sin acuerdo.

Una fuente del Gabinete dijo: “Hemos estado en ello durante algunas semanas,” mientras que otra agregó: “Los ministros están resaltando los casos de lugares donde tendremos que implementar ayudas.”

Según planes del Ministerio de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales, se liberarán fondos para cubrir las pérdidas de hasta 3.500 ganaderos ovinos que facturen menos de £10.000 al año, en caso de que experimenten una “alteración grave del mercado” el próximo año.

En caso de que no se llegue a un acuerdo, el arancel promedio sobre la carne de ovino que ingresa a la UE será del 48 por ciento, lo que los ministros temen dejará hasta el 40 por ciento de la industria luchando por sobrevivir. Sin embargo, los planes no se extenderán a la carne de res que enfrenta aranceles más altos, ya que los ministros han identificado formas de apuntalarla mediante el aumento del consumo interno. Mientras tanto, el Ministerio de Comercio está haciendo planes para apoyar a los fabricantes de automóviles, incluida la mitigación del impacto de los aranceles y la inversión en gigafábricas para impulsar la producción de baterías de vehículos eléctricos.

Algunas propuestas debían presentarse de forma inminente, pero había signos de tensión en el Tesoro ya que algunos ministros han sido acusados ​​de demorar la entrega de las mismas con la esperanza de llegar repentinamente a un acuerdo con la UE.

Aunque se dijo que el canciller Rishi Sunak respalda totalmente la posición negociadora del primer ministro británico, allegados a su despacho han reconocido que se ha topado con la ortodoxia del Tesoro. Sus comentarios parecieron ser subrayados por una fuente de alto nivel del Tesoro, que dijo a este periódico: “Solamente estamos esperando que la mierda llegue al ventilador.”

Entretanto el Gabinete — incluso aquellos que votaron por permanecer en la UE — se encuentra “unido” tras la posición negociadora de Johnson, y cree que debe retirarse si Bruselas se niega a suavizar sus demandas sobre igualdad de condiciones, lo cual mantendría a Reino Unido atado a las reglas y estándares de la UE para evitar que sus empresas se debiliten. Muchos ahora esperan que Johnson anuncie públicamente que el supuesto de planificación del Gobierno será el de la salida sin acuerdo comercial, es decir, los llamados ‘términos de Australia’.

Sin embargo, es probable que el primer ministro británico mantenga la puerta abierta para un acuerdo comercial en los llamados términos de Canadá entre ahora y el 31 de diciembre, si la UE presenta una nueva oferta. A pesar de su apoyo, varios ministros del Gabinete han expresado su alarma por lo que significaría para la economía salir sin un acuerdo comercial, así como las consecuencias políticas para Johnson en medio de una pandemia.

“Creo que hay una preocupación tanto política como económica sobre lo que está sucediendo,” dijo un ministro. “Hay muchas cosas de las que responsabilizar a los franceses.”

Otro ministro del Gabinete, culpando directamente a la UE, dijo: “Vale la pena decir que esta idea de que esto es terrible solamente para Reino Unido no es correcta. Una opción sin acuerdo definitivamente no es buena para la pesca francesa.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s