Furia de la cúpula conservadora por Brexit sin acuerdo ‘nacionalista’ de Johnson

THE OBSERVER — DOMINGO, 13 DE DICIEMBRE DE 2020

‘Es la peor decisión en este momento’, según Lord Heseltine, mientras aumentan temores de caos para Año Nuevo

La cúpula del Partido Conservador ha criticado el manejo que ha hecho Boris Johnson de las negociación comercial del Brexit y su amenaza de desplegar buques de la Royal Navy para patrullar las aguas pesqueras británicas en caso de un escenario sin acuerdo.

Ante la cercanía de la fecha límite del domingo para llegar a un acuerdo, el Ministerio de Defensa confirmó que cuatro buques armados de 80 metros de eslora se encontraban en espera para proteger aguas británicas de los arrastreros de la UE a partir del 1 de enero, si no hubiera un acuerdo sobre derechos pesqueros.

Tobias Ellwood — presidente conservador del comité de defensa de la Cámara de los Comunes — calificó la amenaza de desplegar cañoneras como «irresponsable» en un momento en que la atención debe centrarse en llegar a un acuerdo, mientras que el excomisario de la UE Chris Patten acusó al primer ministro británico de comportarse como un «nacionalista inglés».

Johnson dijo el viernes que los derechos de pesca eran uno de los dos principales impedimentos para un acuerdo, siendo el otro cómo mantener una competencia leal una vez que Reino Unido pueda establecer sus propios estándares y regulaciones desde el final del período de transición, en tres semanas.

Es probable que la preparación de los buques de la Armada se interprete como una advertencia a Bruselas sobre las consecuencias de que no se llegue a un acuerdo comercial — un resultado que ambas partes han dicho que ahora es el resultado más probable.

Ellwood, exministro de Defensa, dijo al programa Today de BBC Radio 4: “Creo que estos titulares son absolutamente irresponsables. Tenemos que centrarnos en lo que ya está en la bolsa: el 98% del trato está ahí, y hay tres o cuatro cuestiones pendientes.”

«Por importantes que sean, dejemos esos asuntos para el futuro. Consigamos este acuerdo porque en el aspecto económico, pero lo más importante, en términos de reputación internacional, [no conseguir el acuerdo] sería muy perjudicial para Gran Bretaña. Sería un paso atrás, un fracaso del arte de gobernar.»

Patten — también hablando en el programa Today — acusó a Johnson de estar en un «tren desbocado del excepcionalismo inglés». El expresidente del Partido Conservador agregó: “Espero estar equivocado al sentirme tan deprimido por el panorama, pero no creo que Johnson sea un conservador, creo que es un nacionalista inglés.”

“Y todas las cosas en las que creían los conservadores, como defender a los sindicatos, como no atacar nuestras instituciones, como los jueces, como creer en la cooperación internacional, parecen haberse ido por la ventana.”

Los principales negociadores, Michel Barnier de la UE y David Frost de Reino Unido, debían comenzar a negociar nuevamente poco antes del mediodía del sábado en Bruselas, y también se han programado conversaciones para el domingo.

Los detalles sobre los esfuerzos para reforzar la protección de las aguas británicas trascendieron después de que algunos partidarios del Gobierno sugirieran tal medida como el representante por Shrewsbury, Daniel Kawczynski, quien tuiteó el viernes que las fuerzas navales debían desplegarse en el nuevo año «para evitar la pesca ilegal francesa en nuestras aguas».

Sir Alan West, exalmirante y jefe de personal naval, dijo que era correcto que se desplegara la armada real en caso necesario. «Es absolutamente apropiado que la Royal Navy proteja nuestras aguas si la posición es que somos un estado soberano y nuestro Gobierno ha dicho que no queremos a otras naciones allí,» dijo a Today.


Instan a parlamentario millonario a pagar por el pasado esclavista de su familia

Un acaudalado parlamentario conservador enfrenta demandas para el pago de reparaciones por la participación de su familia en el comercio de esclavos en el Caribe, luego de que The Observer revelara que ahora controla la hacienda donde sus antepasados ​​crearon la primera plantación de azúcar trabajada por esclavos en el imperio británico, hace casi 400 años.

Richard Drax, parlamentario por South Dorset, ha heredado de su padre la plantación Drax Hall de 250 hectáreas en Barbados, según han establecido las investigaciones de The Observer. Su padre murió en 2017. Drax aún no ha declarado ni las tierras ni sus propiedades en el registro parlamentario de intereses.

La semana pasada, figuras destacadas de la Comisión de Reparaciones del Caribe (Caricom) describieron la plantación Drax Hall como un «campo de exterminio» y «escena del crimen» de decenas de miles de esclavos africanos que murieron allí en condiciones terribles, entre 1640 y 1836. Los Drax también poseían una plantación de esclavos en Jamaica, que vendieron en el siglo XVIII.

Sir Hilary Beckles, prominente historiador de la esclavitud en Barbados, dijo que Drax debe reconocer la riqueza que la esclavitud trajo a su familia. «Si Richard Drax estuviera frente a mí ahora, le diría: ‘señor Drax, los pueblos de Barbados y Jamaica tienen derecho a justicia reparatoria’.»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s