Londres cae al nivel más duro mientras ministros advierten de nueva cepa del virus

THE DAILY TELEGRAPH — MARTES, 15 DE DICIEMBRE DE 2020

Nueva variedad del virus en sureste británico es causa de crecimiento ‘exponencial’ de casos, dice ministro de sanidad

Matt Hancock ha utilizado una cepa mutante de coronavirus para justificar el ingreso de 11 millones de personas en el nivel más severo de restricciones.

A partir de la medianoche de hoy martes, Londres y partes de Essex y Hertfordshire entrarán en el Nivel 3 — lo que significa que pubs, restaurantes y teatros tendrán que cerrar en medio de advertencias de la consecuencias económicas “catastróficas” que se producirán.

La medida implica que 34 millones de personas en Inglaterra estén en Nivel 3 (más del 61 por ciento de la población), con una revisión adicional de los niveles que se anunciará el jueves.

El ministro de sanidad británico dijo que la nueva cepa es más contagiosa y ha causado un aumento “exponencial” de las infecciones en el sureste, lo que deja a los ministros sin otra opción que tomar “medidas rápidas y decisivas” — tres días antes de que concluya la revisión de los niveles actuales.

Se han identificado más de 1.000 casos de la nueva variante en casi 60 áreas de autoridades locales diferentes, dijo Hancock, “y las cifras están aumentando rápidamente”.

Un número creciente de autoridades locales en Londres anunció cierres inmediatos de escuelas — con el apoyo de la Iglesia Anglicana [que tiene mucha influencia en la educación británica] — lo que obligó a los ministros a amenazar con emprender acciones legales en un intento por mantenerlas abiertas.

Por su parte, científicos del laboratorio gubernamental Porton Down están cultivando urgentemente la nueva cepa para probar si es resistente a las vacunas, aunque Hancock dijo que no hay evidencia que lo sugiera.

Autoridades del sector hotelero advirtieron que la medida costará 150.000 puestos de trabajo en la capital, ya que pubs y restaurantes perderán ingresos colectivos de casi £2.600 millones durante las próximas dos semanas.

Los cines también se verán obligados a cerrar pocos días después de su reapertura, en un golpe “devastador” para el West End — y para miles de fanáticos que esperaban asistir a los partidos de fútbol de la Premier League en Londres esta semana.

Se ha indicado a quienes desean hacer sus compras navideñas que eviten viajar a Londres desde áreas de nivel inferior, e incluso aquellos que viven en la capital deben “minimizar sus desplazamientos a menos que sea necesario”.

El canciller Rishi Sunak, por su parte, ha recibido demandas urgentes de mayor apoyo económico para las empresas más afectadas por el pase a Nivel 3.

Algunos parlamentarios conservadores se opusieron a la medida, sindicándola como prueba de que la estrategia actual del Gobierno “no está funcionando”.

En una conferencia de prensa en Downing Street el lunes por la noche, Hancock insistió en que la relajación navideña de las reglas de Covid-19 seguirá siendo efectiva del 23 al 27 de diciembre, pero dijo: “Sabemos por experiencia que lo mejor que se puede hacer es actuar rápido, y no descartamos más acciones.”

Tanto él como Chris Whitty, director médico del Gobierno, instaron a las personas a la moderación para decidir si visitar a familiares durante la Navidad.

Hancock dijo que, entretanto, cualquiera que tenga la intención de visitar a familiares o amigos adultos mayores debe “tener mucho cuidado al decidir con quién se reúne”.

El profesor Whitty dijo también que la nueva cepa del virus se descubrió después de que los científicos “fueron a ver qué pasaba” luego del aumento en los casos de Kent.

Hancock dijo que “el análisis inicial sugiere que esta variante está creciendo más rápido que la variante existente”, aunque “actualmente no hay nada que sugiera” que la nueva variante tenga más probabilidades de causar una enfermedad grave — y es “muy poco probable” que no responda a una vacuna.

Sin embargo, dijo que su hallazgo “demuestra que tenemos que estar atentos, seguir las reglas, y todos deben asumir la responsabilidad personal de no propagar este virus”.

La Organización Mundial de la Salud ha sido informada de la nueva variante, aunque científicos dijeron que las mutaciones son parte normal de la evolución de un virus.

A partir del martes, 14.000 pubs y restaurantes estarán restringidos al servicio de comida para llevar solo en Londres, lo que significa que muchos tendrán que cerrar — y algunos nunca volverán a abrir.

Kate Nicholls, directora ejecutiva del gremio hostelero UK Hospitality, dijo: “Esto va a ser absolutamente catastrófico para la industria hotelera en el sureste.”

“Muchas de estas empresas han gastado enormes cantidades de dinero para asegurarse de reabrir después del confinamiento, solo para que les digan que tienen que volver a cerrar.

“Durante el período de Navidad y Año Nuevo perderán £2.600 millones en ingresos, y sin el apoyo inmediato del canciller [Sunak] — como una extensión de la desgravación de las tasas comerciales y la desgravación del IVA — estarán ante la amenaza de quiebra. Estamos hablando de la pérdida de 150.000 puestos de trabajo en un sector que será vital para ayudar a impulsar la economía en un Brexit sin acuerdo.”

El productor de teatro Sir Cameron Mackintosh dijo que la decisión de poner a Londres en el Nivel 3 días después de que los cines del West End comenzaran a reabrir es “devastadora tanto para el teatro como para la economía” y “huele a pánico”.

Dijo que los “esfuerzos considerables y costosos” para reabrir los cines de una manera segura contra el Covid ahora “parecen inútiles” y han destruido la confianza entre la industria y los ministros.

El compositor y productor teatral Lord Lloyd-Webber dijo que parece “arbitrario e injusto que la gente pueda empujarse sin control en tiendas abarrotadas, y sin embargo está prohibido ir al teatro ordenadamente y con distanciamiento social”.

Michael Harrison, director de Pantoland en el teatro Palladium de Londres — una puesta en escena a la que asistieron el duque y la duquesa de Cambridge y sus hijos la semana pasada, junto al ministro de cultura Oliver Dowden — dijo que el enfoque “oscilante como un yo-yo” del Gobierno ante la crisis está “al borde de la incompetencia”.

A su vez, el exlíder conservador Sir Iain Duncan Smith sugirió que el aumento de contagios estaba ocurriendo entre los escolares y sus padres, lo que significaba que habría razones para permitir que los pubs y restaurantes permanezcan abiertos, pero Hancock dijo que los casos en los mayores de 60 años estaban aumentando rápidamente.

El exjefe de bancada Mark Harper — líder del Covid Recovery Group integrado por escépticos del confinamiento — dijo: “Me temo que Londres y otras partes del sureste que pasan al Nivel 3 muestran que la estrategia actual para combatir el Covid no está funcionando.”

Estamos en tiempo añadido

METRO — LUNES, 14 DE DICIEMBRE DE 2020

Conversaciones continúan pero Boris insta a Reino Unido a ‘prepararse confiadamente’ para salida sin acuerdo

Boris Johnson y Ursula von der Leyen han añadido más tiempo para “hacer un esfuerzo adicional” por un acuerdo para el Brexit, después de una llamada telefónica “útil” el día en que dijeron que llegarían a un acuerdo o se alejarían.

“A pesar del agotamiento después de casi un año de negociaciones, a pesar de que los plazos se han incumplido una y otra vez, creemos que lo responsable es hacer un esfuerzo adicional,” dijo un comunicado conjunto.

El primer ministro británico insistió más tarde: “Lo intentaremos con todo nuestro corazón y seremos lo más creativos posible.” Sin embargo, también instó a Gran Bretaña a seguir preparándose para una salida sin acuerdo, ya que las dos partes permanecían muy separadas y él no hará “concesiones sobre la pesca ni el control de las leyes de Reino Unido”.

“Mientras tanto, prepárense con confianza para empezar a comerciar desde el 1 de enero en los términos de la Organización Mundial del Comercio si fuera necesario,” añadió.

Johnson se negó a decir si había habido algún progreso. Pero, anoche, fuentes de Bruselas sugirieron que Reino Unido estuvo de acuerdo en no socavar a las empresas europeas eliminando los estándares existentes, y que la UE había acordado no insistir en que Reino Unido cumpliera sus estándares futuros.

Aún así, se dijo que todavía estaban discutiendo cómo garantizar una competencia leal si los estándares divergían, y si debería establecerse un arbitraje independiente.

El indicio de movimiento se produjo luego de que se advirtiera a los supermercados que almacenaran productos en caso de que no hubiera acuerdo, y de hacerse público un paquete de rescate de £10.000 millones para las empresas más afectadas si no se llegaba a un acuerdo. Una fuente del sector dijo a The Sunday Times: “Los supermercados y los ministros están muy preocupados por las compras de pánico del público.”

Sin embargo, el ministro de exteriores Dominic Raab dijo que los precios de los alimentos aumentarían un dos por ciento “solo” si se imponían aranceles.

“No vamos a ver estantes vacíos ni ninguna de las historias aterradoras que hemos escuchado,” dijo.

La declaración conjunta que emitieron el domingo Johnson y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, no estableció una nueva fecha límite para un acuerdo.

El período de transición termina el 31 de diciembre y Gran Bretaña se iría sin un acuerdo a la medianoche de ese día.

Sin embargo, el primer ministro insistió: “Mire, si Úrsula es optimista, eso es genial.”

“Por lo que puedo ver, hay algunos problemas serios y muy, muy difíciles que actualmente separan a Reino Unido de la UE. Pero mientras hay vida hay esperanza.”

“Reino Unido ciertamente no se alejará de las conversaciones. Creo que la población esperaría que hiciéramos un esfuerzo adicional.”

Raab insistió en que el primer ministro británico se marcharía, a menos que Bruselas ofreciera concesiones tanto en la pesca como en el acceso al mercado único de la UE.

“El listón es bastante alto para que podamos seguir hablando,” dijo en el programa periodístico dominical The Andrew Marr Show de BBC One.

“Necesitaríamos concesiones para avanzar en esos dos temas clave; si lo conseguimos, aún quedan conversaciones por procesar.”

“No creo que queramos una reacción del estilo nuclear en que los aranceles suban, y volvamos al mismo drama y telenovela de siempre cada dos años, solo porque hay un problema particular en un sector en particular,” agregó, y repitió la amenaza a la industria pesquera europea después de reportes de que cuatro barcos de la armada real británica estaban siendo desplegados para patrullar el Canal, el Mar del Norte y el Atlántico Norte.

“Por supuesto que vamos a cuidar nuestras aguas en torno a la pesca y cualquier otra cosa. Y, por supuesto — y esto va para los franceses y otros — olvídense de las condiciones extravagantes que nos están pidiendo. Sus industrias pesqueras no tendrán ningún acceso garantizado,” agregó.

Anoche, el ministro de exteriores de la República de Irlanda, Simon Coveney, dijo que las posibilidades de evitar un ‘gran fracaso político’ eran crecientes. “Hay discusiones serias en curso y ambas partes mantienen la confianza, y considero a eso una buena señal,” dijo.

El jefe negociador de la UE, Michel Barnier, tiene previsto informar a los embajadores europeos esta mañana.