Prohíben viajes desde Reino Unido por avance de nueva cepa de Covid

THE GUARDIAN — LUNES, 21 DE DICIEMBRE DE 2020

Temores de efecto ‘devastador’ en cadenas de distribución mientras Francia detiene tráfico de carga

Los países europeos han prohibido viajes en avión y ferry que transportan pasajeros de Reino Unido en un desesperado intento por contener la propagación de la nueva variante del coronavirus que ha sumido al sur de Inglaterra en un confinamiento de Nivel 4.

El acontecimiento más fuerte ha sido el anuncio de Francia de suspender el transporte de carga de pasajeros y personas desde Reino Unido, durante 48 horas a partir de las 11 de la noche de Londres. La Asociación de Transporte por Carretera (RHA) advirtió que la medida tendría un “efecto devastador” en las cadenas de suministro, ya interrumpidas por el acaparamiento por el Brexit y las restricciones de la pandemia.

Las prohibiciones de viaje se produjeron luego de que últimas cifras mostraran que la nueva variante de Covid-19 está causando un aumento alarmante de los contagios, particularmente en Londres y el sureste de Inglaterra, y que aumentaran los casos en Reino Unido en 35.928 el domingo por la mañana — la cuarta vez en una semana que la cifra diaria ha superado los 30.000.

A medida que países como Alemania, Italia, Irlanda y los Países Bajos introducían prohibiciones a las llegadas desde Reino Unido, los ministros británicos admitieron que las últimas medidas de confinamiento — impuestas unos días antes de Navidad y con el cierre inmediato de las tiendas de la calle principal en la semana más concurrida del año — podrían permanecer en vigor durante meses.

En medio de una crítica cada vez mayor al manejo de la pandemia por parte de Boris Johnson, parlamentarios conservadores de alto rango han reaccionado con enfado al momento en que se ha promulgado el confinamiento, y algunos acusan al primer ministro británico de haber retrasado deliberadamente la decisión de colocar a millones en Londres y el sureste bajo las nuevas medidas para esquivar el escrutinio parlamentario.

El anuncio de Johnson el sábado por la noche ha sido aprovechado por los laboristas como evidencia de “negligencia grave”, acusándole de ofrecer falsas esperanzas a millones de que podrían disfrutar una Navidad familiar.

La nueva cepa de la enfermedad se detectó por primera vez en septiembre. El Gobierno lo ha sabido desde octubre, pero rechazó los pedidos de científicos y médicos de nuevas medidas de confinamiento.

Unos 21 millones de personas en Inglaterra y Gales afectadas por las nuevas restricciones están siendo notificadas de que deben permanecer en casa, habiéndose cancelado la ‘tregua’ prevista para Navidad e indicado a tiendas y negocios no esenciales que deben cerrar sus puertas.

Para el resto de Inglaterra, Escocia y Gales, las flexibilización de reuniones en interiores durante las fiestas se han reducido de cinco días a solo el día de Navidad.

El domingo, el ministro de sanidad Matt Hancock dijo que las restricciones adicionales para el sur de Inglaterra podrían tener que permanecer durante “los próximos meses” mientras se lanza una vacuna. “Los casos en las áreas de Nivel 4 se han disparado absolutamente en los últimos días … Tenemos un largo camino por recorrer para resolver esto,” dijo en el programa periodístico dominical de Sophy Ridge en Sky News.

Johnson presidirá una reunión de emergencia del grupo gubernamental de seguridad Cobra el lunes, para discutir “el flujo constante de carga hacia y desde Reino Unido”, así como las restricciones a los viajes internacionales, dijo un portavoz de Downing Street, y agregó que se esperaban más reuniones desde el domingo por la noche “para asegurarnos de que existan planes sólidos”.

Francia dijo que utilizaría su suspensión de viaje de 48 horas desde Reino Unido para acordar un nuevo régimen de pruebas en colaboración con sus socios de la UE. Entretanto se apreciaron largas colas de pasajeros dentro de la estación de St Pancras, el domingo por la tarde, mientras intentaban tomar el Eurostar a París.

Rod McKenzie, director de políticas de la RHA, dijo: “La prohibición francesa tendrá un efecto devastador en la cadena de suministro.”

“Hemos visto en los últimos días las colas en ambos lados del canal debido al acaparamiento por el Brexit, la fiebre navideña y ahora los cierres de fronteras significarán que todo, incluidos los suministros de alimentos perecederos, se verá afectado.”

Dublín impondrá una prohibición de 48 horas a los viajes desde Gran Bretaña, ha confirmado el ministro de transportes de Irlanda, mientras que Alemania suspendió los vuelos a partir de la medianoche del domingo.

Holanda fue el primer país en anunciar una prohibición de viaje, que permanecerá vigente hasta al menos el 1 de enero. Bélgica también dijo que suspendería las llegadas de vuelos y trenes desde Gran Bretaña a partir de la medianoche durante 24 horas.

Italia, Austria y la República Checa, El Salvador, Rumania y Bulgaria también anunciaron prohibiciones de vuelos, mientras que Suecia también impondrá restricciones de viaje.

Sir Charles Walker — vicepresidente del influyente grupo parlamentario conservador 1922 Committee — dijo que creía que los ministros sabían desde antes del viernes que iban a cancelar la Navidad. “Sospecho que el Gobierno ya sabía que iban a cancelar la Navidad el miércoles y jueves, mientras todavía le decían a la Cámara de los Comunes que planeaban seguir adelante,” dijo en el programa The World This Weekend de BBC Radio 4.

Un portavoz de Downing Street ha desestimado tal afirmación. “El primer ministro fue informado de la alta tasa de transmisión de la nueva variante del virus y su rápida propagación en el sureste el viernes por la tarde. Tuvimos que tomar medidas rápidas para contener la enfermedad y frenar su propagación,” dijo.

Otro conservador dijo a The Guardian que parlamentarios de un grupo de WhatsApp estaban “furiosos” por la decisión de último minuto del primer ministro, que ha dejado los planes de miles de personas hechos un caos. “Este es un fracaso de liderazgo que quizás nunca se nos va a perdonar. Mucha gente culpaba a Dominic Cummings por los errores que cometíamos antes. Ahora, todo recae en el primer ministro,” dijo el legislador.

Por su parte, el líder laborista Sir Keir Starmer ha criticado la falta de acción decisiva de Johnson sobre la nueva cepa. “Fue descaradamente obvio la semana pasada que el plan del primer ministro para una Navidad libre para todos era un riesgo demasiado grande.”

“Y, sin embargo, en lugar de escuchar las preocupaciones y tomarlas en serio, el primer ministro hizo lo que siempre hace. Desmintió las afirmaciones, se revolvió el pelo y luego hizo un comentario frívolo,” dijo en una conferencia de prensa el domingo.

“Es un acto de negligencia grave por parte de un primer ministro que una vez más ha quedado retratado,” agregó.

En una conferencia de prensa de Downing Street el sábado, Johnson dijo estar ‘muy compungido’ por haber tomado las medidas, pero que la evidencia científica no le había dejado otra opción.

El anuncio de Johnson fue un duro golpe para muchas empresas que esperaban recuperar algunas ventas previas a la Navidad, y provocó que el público creara aglomeraciones en estaciones de tren de Londres — imágenes publicadas en las redes sociales mostraban grandes multitudes en la estación de St Pancras, esperando para abordar trenes con destino a Leeds.

El anuncio de Johnson fue seguido de nuevas restricciones en Escocia y Gales. Gales entró en el Nivel 4 desde la medianoche del sábado. Se debía flexibilizar las reglas para permitir que la gente celebre la Navidad del 23 al 28 de diciembre, pero en cambio la relajación ahora solo se permitirá el mismo día de Navidad.

La primera ministra escocesa Nicola Sturgeon anunció una prohibición de viajar a Escocia desde el resto de Reino Unido, y dijo que el nivel más alto de restricciones por coronavirus se aplicaría en todo el país durante tres semanas a partir del Boxing Day, el 26 de diciembre.

Cuatro de los cinco partidos políticos que comparten el poder en Irlanda del Norte están convocando a una reunión de emergencia del ejecutivo para discutir la nueva cepa de Covid-19 que se encuentra en Inglaterra.

Los acontecimientos preocupantes del domingo se concentraron en la prevalencia de la cepa del virus VUI2020/12/01, recientemente identificada.

El Grupo Asesor de Amenazas de Virus Respiratorios Nuevos y Emergentes (NERVTAG) presentó evidencia de esta variante que se estaba propagando mucho más rápido que otras versiones, y que las restricciones de Nivel 3 existentes no pudieron reducir su propagación.

La doctora Yvonne Doyle, directora médica de Public Health England, dijo: “Este fuerte y repentino aumento es motivo de grave preocupación”.

La mayoría de los casos nuevos se concentraron en Londres y el sureste inglés donde se cree que se originó la nueva cepa — aunque todavía es demasiado pronto para afirmar que están vinculados a ella.

Cancelan la Navidad por proliferación de virus mutante

THE SUNDAY TIMES — DOMINGO, 20 DE DICIEMBRE DE 2020

Indican a 16 millones de personas quedarse en casa este 25 de diciembre | Escocia cierra su frontera por cancelación de feriado de 5 días

Los planes navideños para millones de familias se han visto sumidos en el caos anoche, después de que se introdujeran restricciones más estrictas contra el coronavirus para contener una cepa altamente infecciosa del virus.

Boris Johnson dio a conocer las restricciones de Nivel 4 para Londres, el sureste y partes del este de Inglaterra que evitarán que 16,4 millones de personas se reúnan en interiores durante el período festivo.

La decisión de eliminar la relajación planificada de las reglas de Covid para Navidad se atribuyó a la propagación de la cepa mutante, que ha disparado las tasas de contagio.

Los ministros han alertado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el brote, y esperan que otros países impidan que los residentes de Reino Unido atraviesen sus fronteras.

Se cree que la cepa — denominada VUI2020/12/01 — es responsable de la mayoría de los nuevos contagios en Londres, donde las unidades de cuidados intensivos (UCI) ya están funcionando a toda o casi toda su capacidad, y se está cancelando toda atención ambulatoria no esencial.

El primer ministro británico dijo que entiende lo importante que es la Navidad para las personas, pero advirtió que sin acción “las infecciones aumentarían, los hospitales colapsarían y muchos miles más perderían la vida”.

“Cuando el virus cambia su método de ataque, debemos cambiar nuestro método de defensa. Y como vuestro primer ministro, creo sinceramente que no tengo otra alternativa,” afirmó.

Por su parte, el director médico nacional Chris Whitty dijo que la cepa mutante no parecía causar tasas de mortalidad más altas ni ser más resistente a las vacunas Covid-19, pero es hasta un 70% más contagiosa.

Cuando se le preguntó qué diría a las personas que estaban empacando apresuradamente para marcharse de viaje tratando de escapar de la capital por Navidad, Whitty dijo: “Por favor, deshagan sus maletas.”

Mark Drakeford, el primer ministro de Gales, dijo que todo el país entraría en el nuevo nivel con tres millones de personas a las que se les dijo que permanezcan en casa.

A su vez, Nicola Sturgeon anunció la prohibición de viajar entre Escocia y el resto de Reino Unido, diciendo que el movimiento a través de la frontera “no está permitido para ningún propósito, excepto los más esenciales”.

La primera ministra dijo que Escocia continental pasaría a las restricciones de Nivel 4 durante tres semanas a partir del Boxing Day [26 de diciembre].

Las últimas restricciones entraron en vigor a la medianoche, cerrando con efecto inmediato todas las tiendas no esenciales como peluquerías, centros de ocio bajo techo y cines.

Johnson dijo que las reuniones sociales se limitarían a reunirse con una persona de otro hogar, en áreas públicas y al aire libre.

Las excepciones son para las burbujas de apoyo, el cuidado de niños y los padres separados, así como el culto comunitario.

Para el resto de Inglaterra, el levantamiento de las restricciones que permitirá que hasta tres hogares se mezclen durante el período festivo se limitará al día de Navidad. Se advierte a las personas que no visiten áreas de Nivel 4 y se les prohíbe pernoctar.

Las últimas cifras de todo Reino Unido muestran que 3.050 personas han muerto durante la última semana después de haber recibido resultados positivos de Covid-19, con más de 173.000 personas dando positivo.

El análisis realizado por científicos del grupo asesor sobre amenazas de virus respiratorios nuevos y emergentes sugiere que la nueva variante podría aumentar el número R (tasa de contagio) en 0,4 o más.

Johnson dijo: “Sí, la Navidad de este año será diferente, muy diferente, pero debemos ser realistas. Estamos sacrificando la oportunidad de ver a nuestros seres queridos esta Navidad para tener una mejor oportunidad de proteger sus vidas y así poder verlos en las próximas Navidades.”

Las medidas se revisarán el 30 de diciembre, aunque el primer ministro insinuó que es probable que se mantengan estrictas restricciones hasta bien entrado el próximo nuevo. Dijo: “[La gente] no debe romper las reglas en Año Nuevo. Es muy, muy importante enfatizar eso.”

Downing Street dijo que habría una presencia policial significativa para evitar que la gente rompa las reglas y celebre la víspera de Año Nuevo con reuniones masivas.

La semana pasada, el primer ministro británico había dicho que sería “inhumano” descartar los planes para relajar las restricciones del Covid-19 durante el período festivo entre el 23 y el 27 de diciembre. Sin embargo, cambió de táctica después de dos reuniones del comité de operaciones del Covid-19, el viernes por la noche y ayer. La decisión fue ratificada en una reunión de emergencia del Gabinete.

Sir Keir Starmer, el líder laborista, dijo: “Millones de familias estarán desconsoladas si se estropean sus planes navideños.” Dijo que, hace solo tres días, Johnson había dicho al público que tuviera una “feliz Navidad”.

El Parlamento está en receso, lo que significa que no habrá votación sobre las medidas. Pero en una señal de una posible rebelión por venir, Mark Harper, quien preside el Covid Recovery Group de parlamentarios conservadores, dijo: “Debemos poner fin al ciclo devastador de repetidas restricciones y confinamientos, recuperar el apoyo y la confianza del público y comenzar a vivir en una de forma sostenible de nuevo.”

Fuentes de la oficina del primer ministro dijeron que esperaban que otros países prohibieran la entrada a los británicos — lo que refleja las acciones tomadas después de que se identificara una cepa mutante en Dinamarca. A las personas del Nivel 4 se les prohibirá irse de vacaciones al extranjero.