Mascarillas por un año a pesar de llegada de la vacuna

THE DAILY TELEGRAPH — MIÉRCOLES, 9 DE DICIEMBRE DE 2020

Advertencias quitan brillo al V-Day a medida que aumentan temores sobre informe de vacuna Oxford

Es posible que los ciudadanos tengan que usar mascarillas durante un año más, a pesar de que el programa nacional de vacunación de Gran Bretaña marca el inicio de un “momento decisivo”, dijo Sir Patrick Vallance.

A medida que los hospitales de todo el país comenzaban a administrar las inyecciones a los más vulnerables, el asesor científico principal del Gobierno sugirió que las restricciones podrían permanecer vigentes mucho después de su implementación completa.

El martes se registraron escenas de júbilo en todo el país, mientras el programa comenzaba.

Margaret Keenan — quien cumplirá 91 años la próxima semana — fue la primera persona en el mundo en recibir una inyección fuera de ensayos clínicos, denominándolo “el mejor regalo de cumpleaños anticipado”.

La semana que viene el NHS ampliará su programa de vacunación, con el reparto de las inyecciones de Pfizer más allá de los pimeros 70 hospitales a alrededor de 300 consultas de médicos generales, destinadas a personas de 80 años o más.

El ministro de sanidad dijo que espera que “varios millones” de personas sean vacunadas para Navidad.

Sin embargo, la alegría se vio atenuada por advertencias por parte de ministros, de que quienes reciben la vacuna no deben poder esperar libertades adicionales como abrazar a un nieto.

Asimismo, el asesor científico principal fue más allá al sugerir que se puede esperar que el público todavía use mascarillas el próximo invierno, debido a la falta de evidencia que demuestre si las vacunas previenen la transmisión, o que detengan la aparición del virus.

Mientras tanto, se temía que una vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca no fuera tan útil como se pensó en un principio. Científicos dijeron que los datos detallados publicados en la prestigiosa revista médica The Lancet mostraron que se necesita más investigación para demostrar que puede proteger a los ancianos.

Hace tres semanas, investigadores tras las vacunas Oxford anunciaron que éstas tenían tasas de eficacia del 90 por ciento entre los que recibieron media dosis, seguida de una dosis completa varias semanas después.

Sin embargo, entre los que recibieron dos dosis completas, la eficacia fue solo del 62 por ciento, en comparación con una tasa de eficacia del 95 por ciento mostrada para la inyección de Pfizer.

Los científicos dijeron que los hallazgos detallados en el artículo de The Lancet — que mostró que una minoría de los que participaron en el estudio eran ancianos — han dejado a los reguladores con un “dilema”.

Los datos de Oxford están siendo estudiados actualmente por la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA), que decidirá si aprueba su aplicación.

El informe mostró que la prueba de media dosis sólo “proporciona una sugerencia” de que sería más eficaz, y dice que se necesita más investigación. Ninguno de los que recibieron la vacuna de media dosis tenía más de 55 años, mientras que solo el 12 por ciento de los que participaron en un análisis de la dosis completa eran personas mayores.

El estudio también encontró que el régimen de dos dosis solo juega un papel pequeño en la prevención de la transmisión.

Expertos dijeron que los reguladores ahora estarían en el dilema de aprobar la vacunación de dosis baja o permitir que se use en personas mayores.

Sin embargo, fuentes gubernamentales dijeron que una tasa de eficacia del 62 por ciento proporcionaría igualmente una protección significativa a la población, por encima de las tasas dadas por las inyecciones anuales para la gripe. Dijeron que las decisiones las tomaría el regulador, con la esperanza de obtener esta autorización antes de Navidad.

Una de estas fuentes destacó los comentarios anteriores del subdirector médico, profesor Jonathan Van Tam, de que el país no podía permitirse “hacer de lo perfecto enemigo de lo bueno”, instando a los elegibles a tomar cualquier vacuna que se les ofrezca.

Sin embargo, hubo advertencias el martes de que Gran Bretaña “no está fuera de peligro” todavía, y se les dijo a los que recibieron la vacuna que no deberían esperar libertades adicionales.

El martes, el Gobierno dijo que tener la vacuna no permitiría que las personas dejen de distanciarse socialmente o de usar máscaras porque no está claro si la inyección previene el contagio, por lo que aún pueden pasar el virus a otros. También se advirtió a las personas que visitan hogares de ancianos que solo deben abrazar y tomar de la mano a sus familiares si usan equipos de protección personal (EPP), incluso si han dado negativo en el test de coronavirus.

Por su parte, el ministro de sanidad Matt Hancock dijo que monitorearían las tasas de contagio a medida que se lanzara la vacuna y que — aunque las vacunas brindan una “ruta de salida” de la pandemia — los ciudadanos deben seguir las reglas.

Aunque se espera que millones de personas estén vacunadas para Navidad, solo habrán recibido la primera dosis y no estarán completamente protegidas hasta enero, advirtió.

El ministro instó repetidamente al público a “no estropearlo todos” los esfuerzos por combatir el virus, ahora que el programa de vacunación está en marcha.

A su vez, Sir Patrick dijo: “Puede ser que el próximo invierno, incluso con la vacunación, necesitemos medidas como seguir llevando la mascarilla puesta; aún no sabemos qué tan buenas serán las vacunas para prevenir el contagio del virus.”

El científico del Gobierno también dijo que tomaría “bastante tiempo” asegurarse de que todos en los grupos prioritarios reciban sus inyecciones, e instó al público a “ceñirse a las reglas”.

Sir Patrick dijo que el público no podía darse el lujo de “bajar la guardia” mientras se lanza la vacuna.

El parlamentario conservador Mark Harper, presidente del Covid Recovery Group (CRG), instó al Gobierno a establecer cómo se restaurarán las libertades a los británicos que han recibido la inyección.

“Es una noticia realmente positiva que los más vulnerables al Covid-19 ahora estén comenzando a vacunarse,” dijo a The Telegraph.

“Ellos se estarán preguntando, una vez que hayan recibido su segunda dosis y estén completamente protegidos, qué tan rápido pueden comenzar a ver a sus hijos y nietos y volver a la normalidad. Sería un beneficio real si el Gobierno pudiera establecer eso tan pronto como sea posible.”

El doctor Simon Clarke — profesor asociado de Microbiología Celular de la Universidad de Reading — dijo que los resultados del ensayo en The Lancet “presentan a los reguladores una especie de dilema”.

Dijo que si bien los datos eran “más convincentes” para aquellos que recibieron media dosis en su primera inyección — donde también se observó una reducción en la transmisión asintomática — este grupo era pequeño y no incluía personas mayores.

“Sigue siendo posible que, si los reguladores permitieran que la vacuna se usara de esta manera, el grupo de mayor riesgo podría no estar protegido,” dijo.

El doctor Julian Tang — virólogo clínico honorario en Ciencias Respiratorias, Universidad de Leicester agregó: “Una menor eficacia de la vacuna corre el riesgo de dejar una gran proporción potencialmente desprotegida, a pesar de estar vacunada.”

“Aquellos que han sido vacunados y piensan que son inmunes pueden comportarse con mayor libertad, lo que puede servir para propagar más el virus si se contagian.”

El martes, el equipo de vacunas de la Universidad de Oxford dijo que esperaba ver la aprobación regulatoria “en las próximas semanas”.

El profesor Andrew Pollard, profesor de Infección e Inmunidad Pediátricas en la Universidad de Oxford, dijo que se necesita una variedad de vacunas diferentes para vencer la pandemia.

“Creo que lo que necesitamos son vacunas en los brazos de las personas y, personalmente, creo que debemos ser completamente agnósticos sobre qué vacuna usamos, porque queremos múltiples vacunas, lo antes posible.”

La directora médica adjunta, doctora Jenny Harries, dijo: “Una vacuna que demuestre ser eficaz es aquella que salvará vidas.”

“La MHRA ha autorizado el uso de la vacuna Pfizer / BioNTech basándose en una evaluación de su seguridad, calidad y eficacia, y el JCVI (Comité Conjunto sobre Vacunación e Inmunización) ha brindado asesoramiento sobre la prioridad para el uso de esa vacuna.”

“Actualmente tenemos una vacuna autorizada para su uso en Reino Unido, y es especulativo comparar otros productos en esta etapa. Todas las posibles vacunas futuras se evaluarán exactamente con el mismo rigor.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s