Reino Unido prohibirá calefacción a gas en 2035

Crédito: Kaustav Bhattacharya / flickr (CC BY-NC-ND 2.0)

Subvenciones de £5.000 ayudarán, pero nuevas bombas calefactoras aún son costosas y difíciles de instalar

Durante 50 años, la calefacción a gas ha sido un pilar en el hogar. Sin embargo, sus días están contados.

Según la política climática insignia de Boris Johnson — que se dará a conocer mañana en el período previo a la cumbre climática Cop26 — se prohibirá tener calderos nuevos en los hogares británicos a partir de 2035.

La política es fundamental para el compromiso legalmente consagrado del Gobierno de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero del Reino Unido a un “cero neto” para mediados de siglo. La calefacción doméstica es responsable de aproximadamente una quinta parte de las emisiones de Reino Unido, y los políticos han aceptado durante mucho tiempo que el gas ya no tiene futuro en los hogares británicos.

A cambio, respalda una serie de alternativas. Los ministros ansían ver nuevas redes de calefacción urbana que compartirán el calor entre los edificios. Las calderas de hidrógeno también cuentan con apoyos pero aún faltan años para su introducción, y el Gobierno admite que no puede tomar una decisión sobre el futuro de la tecnología durante al menos otros cinco años.

Por ahora, las bombas de calor eléctricas son la única alternativa viable a las calderas para la mayoría de los hogares, y el gobierno anunciará mañana subvenciones de hasta £ 5,000 para quienes hagan el cambio.

La prohibición de las calderas es el primer gran cambio que la mayoría de nosotros tendrá que hacer en el camino hacia un futuro con bajas emisiones de carbono. Reino Unido ya ha hecho grandes avances en la lucha contra el cambio climático, con una caída de las emisiones de gases de efecto invernadero del 49 por ciento desde 1990. Pero el cambio hasta ahora ha sido en gran parte imperceptible. La construcción de parques eólicos en el mar y el cierre de centrales eléctricas de carbón son responsables de la mayor parte del progreso climático de Gran Bretaña hasta ahora, algo que apenas ha afectado a nuestra vida diaria.

El siguiente paso — reducir las emisiones restantes — tendrá un impacto mucho mayor. Durante los próximos 20 años los coches que conducimos, los alimentos que comemos y la forma en que viajamos tendrán que cambiar.

Sobre todo, se transformará la forma en que calentamos nuestros hogares. Hasta 25 millones de hogares en Reino Unido se calientan con calderas de gas. Los funcionarios enfatizan que nadie se verá obligado a quitar su sistema existente pero, cuando éste deje de funcionar, no habrá reemplazo similar disponible.

Los ministros se han animado a tomar esta acción mediante encuestas consistentes que sugieren que el abordaje del cambio climático es cada vez más popular entre los electores.

Pero hay una advertencia: una nueva investigación sugiere que, cuando se trata de aceptar el impacto de estas políticas, el público ya no está tan interesado. Una encuesta de 5.665 personas realizada por Climate Engagement Partnership — una asociación entre Ipsos Mori y el Centro para el Cambio Climático y las Transformaciones Sociales — encontró que el 83 por ciento de los encuestados están, de hecho, preocupados por el cambio climático.

El 64 por ciento también respalda la acción del Gobierno para reducir las emisiones del uso de energía en el hogar. Pero tan pronto como se les pregunta a las personas si respaldarían la eliminación gradual de las calderas de gas, limitando sus propias opciones de calefacción doméstica, el apoyo cae al 41 por ciento.

Lorraine Whitmarsh, profesora de psicología ambiental en la Universidad de Bath y directora del Centro para el Cambio Climático y las Transformaciones Sociales, dijo: “Ahora estamos viendo niveles prácticamente récord de implicación y preocupación por el cambio climático.”

Sin embargo, mucha gente no se da cuenta de lo que significará tomar medidas contra el calentamiento global, dijo. “El Gobierno debe ser transparente en cuanto a que habrá un cambio, porque muchas personas no se dan cuenta del impacto que vamos a tener.”

Las bombas calefactoras no son nada nuevo pues existen desde hace años, pero solo se instalan 27.000 anualmente. En 2020, Boris Johnson dijo que quería que esta cifra aumentara a 600.000 para 2028. Sus asesores climáticos han recomendado que para 2030 debe haber 5,5 millones de bombas calefactoras en hogares británicos.

Estos dispositivos, que funcionan como acondicionadores de aire inverso, toman calor del aire o del suelo y lo utilizan para producirlo a través de radiadores o sistemas de calefacción conectados al suelo. Son extremadamente eficientes, convirtiendo cada kilovatio-hora de electricidad en tres o cuatro kilovatios-hora de calor. Las calderas de gas son mucho menos eficientes y cada unidad de energía produce menos de una de calor.

Fundamentalmente, las bombas de calor también son de energía limpia. La combustión de gas produce dióxido de carbono, y mucho. En conjunto, todas las calderas de gas de los hogares británicos producen el doble de CO2 que las centrales eléctricas de gas del país. En comparación — siempre que la electricidad utilizada para alimentar las bombas de calor provenga de fuentes verdaderamente ecológicas — su trabajo solo deja agua como secuela.

Sin embargo, las bombas no son baratas de operar. Debido a que la electricidad ahora cuesta aproximadamente cinco veces más que el gas, kilovatio-hora por kilovatio-hora, la electricidad necesaria para hacer funcionar una bomba de calor durante un año costará alrededor de £64 más que el gas necesario para calentar una casa.

El Gobierno ya había intentado alterar el sistema de subsidios para cambiar esto, encareciendo el gas y abaratando la electricidad, pero la crisis del precio del gas ha significado que esto se posponga hasta la próxima primavera como muy pronto.

Sin embargo, un obstáculo mayor es el coste y la dificultad de la instalación. Una unidad de bomba de calor con fuente de aire cuesta entre £7.000 y £13.000 según el Energy Saving Trust y, dependiendo de la propiedad, las facturas de instalación pueden aumentar significativamente y demorar varios días en completarse. Esto se compara con una caldera de gas que costaría aproximadamente £2.500 y tardaría medio día en instalarse.

El programa de subvenciones está diseñado para reducir estos costes y aumentar la producción, lo que a su vez los reducirá aún más. Las cifras de la industria han dicho a los ministros que esperan que las bombas calefactoras bajen de precio para igualar el de los calderos en cuestión de años.

Los analistas coinciden en que los subsidios pueden ayudar, señalando el ejemplo de la energía eólica marina. En 2014, el gobierno de coalición anunció lo que era en ese momento un controvertido y costoso sistema de subsidios para parques eólicos frente a las costas británicas. La generosidad de los acuerdos dio a las compañías eléctricas un precio garantizado de £150 por megavatio-hora. La energía eólica experimentó un auge, y desde entonces el precio ha caído a menos de £40, poniendo fin a la necesidad de subvenciones.

Jonny Marshall, economista senior del grupo de expertos de la Resolution Foundation, dijo que la nueva subvención de £5.000 promete impulsar la industria de las bombas de calor de una manera similar. “Si se puede hacer algo para preparar el mercado, reducir el coste y mejorar la aceptación, los beneficios se extenderán a todos y, lo que es muy importante, eso incluye a aquellos con ingresos más bajos.”

Una vez que aumente la demanda, las empresas comenzarán a capacitar a ingenieros de calefacción para instalar los sistemas, dijo, lo cual ya es tendencia en Finlandia y otros países escandinavos que tienen industrias de bombas calefactoras en auge.

“Una fecha de finalización para las ventas de calderas da una señal clara a la industria, los instaladores y los dueños de propiedades para que preparen alternativas más limpias,” dijo Marshall.

Greg Jackson, fundador y director ejecutivo de Octopus Energy, está de acuerdo en que las subvenciones son cruciales. “No es una cosa simbólica. Es demasiado bajo como para que podamos hacerlo a gran escala. Algunos de los regímenes de subvenciones anteriores han sido demasiado generosos. No podían permitirse suficientes para hacer una diferencia a escala.”

“También había que solicitarlo y podrían pasar meses. Todo lo que hizo fue subsidiar una cantidad muy pequeña de instalaciones costosas y complicadas. Esto parece tener un esquema de subsidios mucho mejor diseñado.”

Sin embargo, el coste no es el único obstáculo. Si bien las bombas calefactoras son eficientes, funcionan mejor calentando radiadores o sistemas de calefacción por suelo radiante a unos 50°C. Los calderos de gas, en comparación, se calientan hasta aproximadamente 70°C. Esto significa que las bombas funcionan mejor si una casa está bien aislada — lo cual no es común en muchos hogares de Gran Bretaña.

Jackson insiste en que esto no es un problema, si se aborda con sensatez. “Aproximadamente el 40 por ciento del parque de viviendas de Reino Unido se compone de adosados de tres y cuatro dormitorios con regulaciones de construcción desde la década de 1970 en adelante. No son grandes ni tienen fugas, y son más fáciles de aislar. Al enfocarnos en esos hogares al principio, a los que las bombas de calor se adaptarán bien, podemos construir una industria que sea eficiente. Cuando reduzcamos los costes al hacerlo, podremos hacer las viviendas restantes, las casas victorianas y eduardianas con goteras, mucho más fácilmente. Es muy simple: primero haces las cosas fáciles y luego sigues adelante.”

Otro problema es que las bombas de calor requieren de un tanque, si también se van a utilizar para proporcionar agua caliente. Sin embargo, el 70 por ciento de los hogares con calefacción de gas en Reino Unido han retirado los tanques y en su lugar han instalado calderos combinados. Muchos lofts que solían contener estos tanques se han convertido en habitaciones libres u oficinas en el hogar.

Los ingenieros están trabajando en la producción de bombas calefactoras sin tanque, y algunos dicen que están tentadoramente cerca de una solución. Pero por ahora, la perspectiva de reinstalar voluminosos tanques podría resultar un obstáculo serio, y muchas personas se mostrarán reacias al cambio hasta que la fecha límite de 2035 los obligue a hacerlo.

Artículo de Ben Spencer
Publicado/actualizado en The Times el domingo, 17 de octubre de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.thetimes.co.uk/article/out-of-gas-boilers-will-be-banned-by-2035-8lxhkgdkn

6 crisis… y Johnson de veraneo

HOY — LUNES, 11 DE OCTUBRE DE 2021

6 crisis . . . y Johnson de veraneo

Boris Johnson se ha tomado un avión para disfrutar del buen tiempo en España, pero el panorama en casa no se ve tan bueno.

El primer ministro está en Marbella con su esposa Carrie y su hijo Wilf desde el viernes, luego de asistir a la conferencia del Partido Conservador en Manchester.

Se cree que se alojará en una villa de lujo en la Costa del Sol hasta el jueves, donde las temperaturas son de unos cálidos 24°C, mientras millones de británicos en Reino Unido sienten el frío invierno y enfrentan un aumento vertiginoso en sus facturas de energía, escasez de alimentos y combustible, y el impacto del recorte al Crédito Universal.

Una fuente de Westminster dijo: ‘Está bien que el primer ministro se tome un descanso, pero el momento en que lo hace muestra lo lejos que está del ciudadano que enfrenta facturas, facturas y más facturas.’

El secretario de comercio Kwasi Kwarteng dijo que es razonable que el primer ministro se tome un descanso, después de un año difícil en que fue hospitalizado con Covid-19 y perdió a su madre. ‘Creo que se ha ido. No estoy seguro de adónde,’ dijo a Times Radio.

Entonces, ¿habrá gas o no?

Tesoro descarta apoyar a empresas de energía mientras ministro Kwasi Kwarteng está ‘convencido’ de que Reino Unido no sufrirá escasez de gas

Portadas del día

The Times – Conflicto ministerial por ayuda a empresas
The Telegraph – Tesoro desmiente a Kwarteng por crisis de energía
The Guardian – Listas de espera del NHS activan ola de abusos al personal
Metro – Mira quién no habla
i news – Enfrentamiento por rescate a empresas
Daily Mirror – En casa de amigotes
Daily Mail – Solo un GP por cada 2000 pacientes
Financial Times – Gupta gana tiempo con £50m más para plantas de acero británicas
The Independent – Ministro alarmado por enorme crisis de covid

Pánico energético marca el comienzo de ‘nueva era nuclear’

THE SUNDAY TIMES — DOMINGO, 26 DE SEPTIEMBRE DE 2021

Escasez de combustible impulsa plan para construir mini reactores en Reino Unido

Boris Johnson respalda una nueva generación de reactores nucleares luego de que Gran Bretaña cayera en las garras de una crisis energética.

Se entiende que los ministros han adoptado un ‘cambio de enfoque’ hacia la energía nuclear, que el primer ministro británico considera esencial para que el Gobierno logre sus objetivos energéticos para 2050, así como su proyecto de ‘nivelación’ social.

El secretario de comercio Kwasi Kwarteng está listo a aprobar la financiación para que Rolls-Royce cree una flota de mini reactores. Rolls-Royce cree que el proyecto de instalar al menos 16 plantas podría crear 40.000 puestos de trabajo para el año 2050 en las Midlands, el norte de Inglaterra y otros lugares.

Un consorcio liderado por la empresa de ingeniería ha obtenido los £210 millones necesarios para activar la financiación complementaria del dinero de los contribuyentes. Será el primer desarrollador de ‘pequeños reactores modulares’ (SMR) en presentar sus diseños a los reguladores.

En una señal de que se ha alcanzado un consenso en la cúpula del Gobierno, el Tesoro — que era visto como obstáculo para nuevos proyectos nucleares porque los costos habían estado aumentando — también concluyó que se necesita más energía nuclear.

En una reunión sobre crisis energética celebrada el viernes por la mañana, el canciller Rishi Sunak dejó en claro que pensaba que las instalaciones nucleares debían desempeñar un papel más destacado en la futura política energética de Reino Unido.

Una fuente cercana a Sunak dijo: “Su opinión general es que deberíamos haber estado haciendo esto hace diez años cuando era más barato, pero no podemos depender siempre de la energía eólica y solar.”

Los ministros han anunciado un plan de emergencia para combatir la escasez de combustibles y sus consecuencias mediante la contratación de nuevos conductores de vehículos pesados ​​(HGV). Bajo ese plan:

● Se otorgarán visas a 5.000 conductores de HGV y 5.500 trabajadores avícolas del exterior hasta Navidad, y se capacitará a 4.000 personas como conductores de HGV;
● Se enviará alrededor de 1 millón de cartas a todos los conductores que posean una licencia de HGV, animándolos a regresar a la industria;
● Se utilizarán examinadores del Ministerio de Defensa para aumentar la capacidad de prueba de vehículos pesados ​​durante los próximos 12 meses;
● Un contingente de conductores militares de camiones cisterna están en espera.

La Oficina del Gabinete también ha pedido propuestas a industrias estratégicas para mejorar la capacidad de Reino Unido para prevenir y recuperarse de grandes accidentes, peligros ambientales y maliciosos, y riesgos para la salud humana, animal y vegetal. George Balmer, director ejecutivo de la Asociación de Minoristas de Gasolina, dijo: “El plan abarca todo tipo de sectores, y el objetivo es convertirse en el país más resistente del mundo.”

Downing Street dijo: “[La energía nuclear] está muy en nuestra agenda. Realmente no tenemos ninguna opción. Necesitamos ponernos en acción si queremos a llegar a los objetivos de 2050 y garantizar la seguridad energética.”

El apoyo estatal a los SMR, que generan alrededor de 450 megavatios — aproximadamente una séptima parte de la producción de centrales nucleares convencionales como Hinkley Point — fue revelado en el plan de diez puntos del primer ministro para una revolución industrial ‘verde’, publicado en noviembre pasado. El Gobierno se ha comprometido a tomar una decisión final de inversión en al menos una nueva planta de energía nuclear para 2024.

Una fuente gubernamental de alto nivel dijo que el reciente aumento de los precios del gas, que coincidió con vientos inusualmente lentos en el Mar del Norte, había subrayado la necesidad de invertir más en energía nuclear.

Por su parte, una fuente importante de Whitehall afirmó que la crisis energética estaba empujando al Gobierno a ser ‘más ambicioso’. Se entiende que los ministros aceptan la lógica presentada a Johnson por expertos en energía: se requerirá al menos seis nuevos grandes reactores nucleares, cada uno de los cuales genera alrededor de tres gigavatios, y 20 mini reactores de 450MW para satisfacer las necesidades energéticas y los objetivos de reducción de carbono de Reino Unido. El sistema eléctrico de Gran Bretaña debe descarbonizarse para 2035 para llegar a la meta de energías limpias — conocida como ‘cero neto’ — para 2050.

“La crisis energética ha demostrado claramente que Reino Unido está demasiado expuesto a la volatilidad de los mercados de gas, y la única forma de solucionar esto es reducir la dependencia de combustibles fósiles,” dijo el funcionario.

El Gobierno está en conversaciones con el fabricante estadounidense Westinghouse respecto a una nueva planta en Anglesey. El proyecto se sumaría a una segunda planta nuclear en Hinkley Point (Somerset) que ya está en construcción, y una propuesta para un nuevo reactor en Sizewell (Suffolk) que se encuentra en etapa avanzada de planificación.

Las siete plantas nucleares de Gran Bretaña proporcionan alrededor del 17 por ciento de las necesidades eléctricas del país, pero esto se reducirá casi a la mitad para 2024.

Tim Stone — presidente de la Asociación de la Industria Nuclear — dijo: “No tiene mucho sentido perseguir el cero neto sin garantizar que nuestro suministro de energía sea seguro, confiable y asequible, además de ecológico. La energía nuclear hace eso, pero si el Gobierno es serio debe actuar, después de años de vacilaciones, para poner en marcha las grandes centrales eléctricas y la flota de pequeños reactores que se necesitan ahora.”

Gabinete se prepara para lo peor

HOY — VIERNES, 24 DE SEPTIEMBRE DE 2021

Gabinete se prepara para lo peor

La presión del aumento de precios de la energía en Reino Unido ha hecho que el Gobierno ‘se prepare para lo peor’.

El ministro de pequeñas empresas Paul Scully dijo a la BBC que trabaja muy de cerca con el regulador Ofgem para proteger a los clientes si más empresas quebraran.

Casi 1,5 millones de clientes han sido afectados en solo 2 semanas por el colapso de las energéticas ante el aumento de precios del gas.

830.000 clientes combinados podrían migrar a proveedores nuevos, potencialmente más costosos. Todos los consumidores afectados seguirán recibiendo energía mientras Ofgem designe un nuevo proveedor.

El aumento global en los precios del gas ha impactado a los proveedores de gas más pequeños y nuevos, debido a que la reapertura de las economías y la alta demanda de Asia ha reducido suministros a Europa.

Scully dijo que no haría especulaciones, pero al ser preguntado qué haría el Gobierno si los precios no volvieran a bajar, dijo: ‘Tenemos que prepararnos para lo peor.’

A metros de su casa

• Policía cree que maestra primaria Sabina Nessa fue asesinada en una caminata de 5 minutos en parque del sureste de Londres

• Sospechoso de 38 años, detenido

Portadas del día

The Times – Gobierno insta a la calma ante cortes en BP
The Telegraph – Alarma en BP provoca racionamiento
The Guardian – Advierten de crítica escasez de combustibles
Metro – Sabina: hay un detenido de 38 años
The Independent – Cierran estaciones de servicio por falta de transportistas
Daily Express – Mantengan la calma… y se mantendrá el comercio
Daily Mirror – Asesinada camino a primera cita
i news – Racionan combustible por falta de transportistas
Daily Mail – Y ahora se nos vacía el depósito

Gobierno: “no hay crisis del gas… por ahora”

HOY — LUNES, 20 DE SEPTIEMBRE DE 2021

Gobierno: “no hay crisis del gas… por ahora”

Alok Sharma ha insistido en que ‘no hay preocupación inmediata’ sobre una escasez de energía este invierno, ante advertencias de otro invierno incómodo.

El secretario de energía y negocios Kwasi Kwarteng sostendrá discusiones de urgencia con el sector energético hoy, después la quiebra de dos proveedores de energía británicos, Utility Point y People’s Energy, que dejaron de cotizar en bolsa esta semana. Se trata de la sexta y séptima empresas de energía en quebrar este año, después de que el aumento de los precios hiciera inviables el negocio.
Los precios de la energía han sufrido un aumento récord, fomentando advertencias de que una posible escasez podría implicar un invierno duro para los británicos.

Utility Point, con sede en Bournemouth, proporcionaba energía a 220.000 clientes, mientras que People’s Energy de Londres tenía 350.000.

Sharma dijo a Sky News el domingo que ‘las personas que lean lo que hay en la prensa estarán preocupadas por el suministro de energía’, pero que tales temores son infundados.

Adele estrena novio

Cantante de Tottenham, de 33 años, publica por primera vez una imagen con su nueva pareja, representante de estrellas del baloncesto como LeBron James

Portadas del día

The Times – Contribuyentes pagarán rescate de energéticas
The Telegraph – Johnson presionará a Estados Unidos para permitir viajes desde Reino Unido
The Guardian – Conversaciones urgentes para contener temores por alza del gas
Metro – ¿Crisis? ¿Qué crisis?
The Independent – £8.200 millones para indemnizar errores del NHS
Daily Star – Adiós, Boycie
Daily Mirror – Adiós, Greavsie
i news – Energéticas en crisis exigen fin de tope de precios
Financial Times – Energéticas buscan apoyo de emergencia para capear crisis del gas

i – JUEVES 08/03/2018

El espía ruso fue envenenado con gas nervioso: un agente que acudió a auxiliar a las víctimas en Salisbury está en coma. La policía dice que Sergei Skripal y su hija Yulia fueron atacados deliberadamente, en la primera vez que se usa esta sustancia en un ataque en territorio británico

La reina Isabel II recibe al heredero al trono de Arabia Saudí

Juventus ataca rápido y hunde al Tottenham Hotspur: los italianos vencen en Wembley con dos goles en dos minutos, por la eliminatoria de la Liga de Campeones

METRO – JUEVES 08/03/2018

Los especialistas que investigan el envenenamiento de un ex agente ruso y su hija han confirmado que se utilizó un agente de gas nervioso y

que se cree que fue un acto deliberado, ha revelado ayer

Mark Rowley, comisionado asistente de la Policía Metropolitana. Tanto Sergei Skripal como su hija Yulia permanecen en estado crítico en el hospital; fueron encontrados desplomados en un banco en Salisbury, Wiltshire, el domingo.

Rowley dijo que, “en resumen, esto se está tratando como un incidente importante que involucra intento de asesinato por administración de un agente nervioso. Como saben, estas dos personas siguen gravemente enfermas en el hospital: lamentablemente, además, un oficial de policía que fue de los primeros en asistir a la escena y responder al incidente también se encuentra ingresado en condición grave; ‘la policía de Wiltshire está, por supuesto, brindando todo el apoyo a su familia. Aunque ahora estamos en condiciones de confirmar que sus síntomas son resultado de la exposición a un agente nervioso, no proporcionaré más información en este momento sobre la sustancia exacta que se ha identificado”.

Vladimir Putin ha dicho que “aquellos que nos sirven veneno eventualmente se lo tragarán, y se envenenarán a sí mismos”.