Reino Unido se niega a financiar más garitas en el puerto de Dover

Crédito: Port of Dover / Flickr CC BY 2.0

Oficina del Gabinete rechaza pedido de £33 millones incrementando posibilidad de largas colas para cruzar el Canal de la Mancha desde el 1 de enero

La Oficina del Gabinete de Reino Unido ha rechazado una propuesta de £33 millones para duplicar la capacidad del control de pasaportes del gobierno francés en el puerto de Dover — lo que aumenta la posibilidad de largas demoras para los pasajeros después del final del período de transición del Brexit.

El puerto del Canal de la Mancha — que maneja 2,2 millones de vehículos de pasajeros cada año — había solicitado la financiación como parte de los £200 millones del Fondo de Infraestructura Portuaria (PIF) que el Gobierno anunció en octubre, para pagar las instalaciones fronterizas adicionales necesarias como resultado de la salida de Reino Unido de la UE.

Según un funcionario conocedor del asunto, Dover solicitó £33 millones para duplicar el número de cabinas de pasaportes del gobierno francés de cinco a 10 en previsión de requisitos más estrictos — como sellos en los pasaportes — después del 1 de enero.

Sin embargo, la solicitud fue rechazada y Dover recibió solo £33.000 para un proyecto no relacionado, según una lista de asignaciones PIF vista por Financial Times.

Dover ha advertido repetidamente que necesitará aumentar sustancialmente la capacidad de los controles franceses, que en virtud de un acuerdo bilateral recíproco permite verificar los pasaportes antes de abordar el tren o ferry a Francia para facilitar los flujos de tráfico.

Un informe de la Oficina Nacional de Auditoría publicado el mes pasado dijo que el peor escenario razonable del Gobierno era que las colas de pasajeros podrían durar solo una o dos horas después del 1 de enero, aunque advirtió que en el verano “las colas y los retrasos podrían ser mucho más largos”.

Tim Reardon, jefe de retirada de la UE en Dover, se hizo eco de esas advertencias en evidencia ante el comité selecto de la UE de la Cámara de los Lores el mes pasado, diciendo que los controles franceses se volverían “más intrusivos y, por lo tanto, más lentos” después del 1 de enero.

“Eso significa que necesitamos más quioscos franceses para mantener la tasa de flujo viario,” agregó, confirmando que Dover había solicitado el Fondo de Infraestructura Portuaria y tenía la “esperanza” de una respuesta positiva.

Sin embargo, Dover recibió con decepción los resultados del proceso de licitación del fondo detallados en una carta a los parlamentarios afectados. antes de un anuncio público esperado el miércoles.

Francia está desplegando 700 oficiales de aduanas e inspectores veterinarios adicionales en sus puertos del Canal — incluyendo la entrada al Túnel del Canal cerca de Calais — y ha gastado €40 millones en un nuevo sistema informático e instalaciones de manipulación. Se han pavimentado nuevas zonas de estacionamiento y se han creado zonas de reserva para camiones sin la documentación correcta.

Las agencias gubernamentales francesas también han realizado pruebas de los sistemas de control que estarán en vigor en las fronteras, independientemente de si Reino Unido y la UE llegan a un acuerdo sobre su futura relación comercial antes del final del período de transición posterior al Brexit. Un funcionario en París con conocimiento de los planes aduaneros de esta semana expresó sorpresa por el “lío” y la aparente falta de preparativos para el 1 de enero en el lado inglés del Canal de la Mancha.

En su carta, la Oficina del Gabinete explicó que el PIF había recibido más del doble de suscripciones, recibiendo 53 solicitudes por un total de £450 millones.

Después de descontar las ofertas no elegibles — como las que se considera que respaldan el desarrollo de “oportunidades comerciales más amplias” — y de forzar reducciones en algunas otras solicitudes, el fondo ha asignado £194 millones a 41 puertos en todo Reino Unido.

Entre los grandes ganadores se encontraban los puertos de la costa este, incluido Harwich, el cual recibió £22,9 millones, y los puertos de Hull, Immingham y Killingholme — que recibieron un total de casi £56 millones.

Sin embargo, el Gobierno dijo que la suscripción excesiva al fondo le había requerido financiar solo el 66 por ciento del valor de los proyectos ganadores, lo que ha decepcionado incluso a algunos postores exitosos.

Entre los puertos que advirtieron que no tenían fondos suficientes se encuentra Portsmouth, que recibió £17.1 millones — una cifra que el parlamentario laborista de la ciudad, Stephen Morgan, dijo que todavía estaba “muy por debajo” de lo que se requería.

“El financiamiento otorgado no es suficiente para cubrir las principales obras de infraestructura exigidas por el propio modelo operativo fronterizo del Gobierno, y sin fondos de contingencia adicionales no se podrá completar a tiempo,” dijo.

Port of Dover [la autoridad portuaria local] y la Oficina del Gabinete no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios.


Artículo de Peter Foster en Brighton y Victor Mallet in Paris
Publicado en Financial Times el 
miércoles, 16 de diciembre de 2020

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.ft.com/content/2a6662a0-975e-4bcd-9f5b-e241256db4df

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s