‘Demasiado tarde para cancelar la Navidad’

THE DAILY TELEGRAPH — MIÉRCOLES, 16 DE DICIEMBRE DE 2020

Johnson pide a familias que se autoaíslen antes de reunirse mientras resiste oposición a la burbuja navideña por el Covid

Boris Johnson está decidido a seguir adelante con los planes para permitir que las familias se reúnan esta Navidad, pero instará a las personas a aislarse antes de unirse a otros hogares, entiende The Telegraph.

Se espera que el Gobierno emita una guía más sólida sobre lo que las personas pueden hacer durante el período festivo en los próximos días, evitando cambiar las reglas que autorizan la reunión de tres hogares durante cinco días, del 23 al 27 de diciembre.

Se entiende que a Downing Street le preocupaba que si se cancelaban los planes navideños, ello podría conducir a un menor cumplimiento de las reglas en enero y más tarde en el invierno. Durante meses, los ministros han prometido una relajación durante la Navidad si el público seguía las oleadas de nuevas reglas, incluido el confinamiento y la introducción de niveles.

También aumentan los temores sobre la salud mental, si las familias que planean reunirse ahora se vieran obligadas a pasar la temporada festiva a solas.

Los planes de relajación navideños, anunciados el mes pasado, fueron objeto de creciente escrutinio por parte de científicos, algunos parlamentarios y médicos, luego del fuerte aumento en los contagios que obligó a colocar a Londres y partes del sudeste en el Nivel 3 de restricciones.

Asimismo, los ayuntamientos echaron el freno a sus planes de cerrar las escuelas antes de las vacaciones de Navidad, después de que el Gobierno anunciara que las pruebas masivas en todas las escuelas comenzarían en enero para ayudar a mantener bajas las tasas de contagio.

Por su parte, el ministro de la oficina del gabinete Michael Gove sostuvo conversaciones con los líderes de Gales, Escocia e Irlanda del Norte el martes por la noche. Ninguno pidió públicamente un replanteamiento completo de las reglas pero, en cambio, la atención se centra en endurecer la orientación en las discusiones que se espera reanudar el miércoles.

Una fuente del Gobierno dijo: “Hemos establecido las reglas, la gente sabe cuáles son, sería un error cambiarlas tan cerca de Navidad cuando la gente ya ha hecho planes.”

Sin embargo, el informante agregó: “El primer ministro querrá dejar claro a la gente que minimizar el riesgo para ellos y sus seres queridos es algo que sin duda deben considerar.”

Fuentes cercanas a Nicola Sturgeon dijeron que no habrá cambios en los arreglos en Escocia, y señalaron que “la gente ya habrá hecho sus planes”.

Expresaron su preocupación de que la cancelación del plan de la ‘burbuja’ hubiera llevado a un “todos contra todos”, y dijeron que la Primera Ministra se concentraría en cambio en endurecer las restricciones dentro de su sistema de cinco niveles.

El Gobierno instará a los británicos a que se autoaíslen antes de unirse a otros hogares para la Navidad, que permanezcan en su localidad dentro de lo posible, y que piensen detenidamente llevar a cabo sus planes de reunirse con ancianos y personas clínicamente vulnerables.

La nueva guía llega después de que crecientes voces del exministro de sanidad Jeremy Hunt, el Partido Laborista e incluso el editor de la prestigiosa publicación médica British Medical Journal, pidieron una revisión de las reglas navideñas.

Sin embargo Will Wragg — parlamentario conservador por Hazel Grove — predijo que muchas personas desafiarían cualquier cambio de reglas a estas alturas, y cumplirían con sus planes de reunirse con familiares.

“La gente lo va a hacer de todos modos. Es mejor no tener gente resentida con un Gobierno que les dice que no pueden reunirse,” dijo.

Craig Mackinlay, parlamentario conservador por Thanet y miembro del Grupo de Investigación del Covid, también advirtió que el Gobierno corría el riesgo de “un cumplimiento deficiente” si cambiaba su guía navideña tan cerca de la fecha.

“Ponerse en nuevos niveles de complicación nunca es bienvenido y el resultado es un menor cumplimiento porque la gente, comprensiblemente, no sabrá lo que se supone que debe hacer. Todos los cambios han sido muy confusos para que las personas los sigan,” acotó.

Mackinlay agregó: “Otra preocupación es que, si cambiaran la duración del período ahora, la gente ya ha reservado sus boletos de tren y ha hecho reservas que no se pueden deshacer. Existe el problema de la pérdida de dinero y también un potencial real de caos en el transporte público si la gente tiene menos días para viajar.”

Científicos señalaron que la investigación del Imperial College — publicada hace tan solo tres semanas — mostraba que la posibilidad de contraer un virus al reunirse en casa durante un período corto era bastante baja.

El profesor Paul Hunter, profesor de Medicina en la Universidad de East Anglia, dijo: “A pesar de lo que al menos un profesor ha dicho al aire, estar en una casa con una persona infectada no significa con certeza que contraerá la infección.”

“Si te quedas con una persona infectada menos de cinco días, entonces el riesgo es de aproximadamente uno de cada ocho. Si esa persona es asintomática, el riesgo es aún menor, alrededor del cinco por ciento, o uno de cada 20.”

“Mi opinión personal es que, para muchas personas, los beneficios potenciales de poder pasar algún tiempo con sus seres queridos superan los riesgos.”

El profesor Nick Loman, del Instituto de Microbiología e Infecciones de la Universidad de Birmingham — parte del equipo que descubrió la nueva mutación viral — también dijo que la variante tampoco era una razón para cancelar la relajación de las restricciones durante la Navidad.

“Uno toma ese tipo de decisiones en función de la tasa de crecimiento del virus y el valor R predicho, no sobre la base de si hay una variante o no,” dijo.

Durante la llamada telefónica entre representantes de las cuatro naciones se discutieron varias opciones, incluido el mantenimiento del status quo junto con una campaña de conciencia pública intensificada para garantizar que las personas entiendan los riesgos de reunirse con sus familiares.

Gove, Sturgeon, la primera ministra norirlandesa Arlene Foster, y el primer ministro galés Mark Drakeford, también examinaron opciones para romper los planes actuales, como la reducción de la ventana de relajación de cinco días a solamente cuatro o tres, aunque no estuvieron de acuerdo sobre la duración.

En las conversaciones también se consideró reducir el número de hogares que podrían formar ‘burbuja’ de tres grupos familiares a dos, al igual que las opciones para reducir el contagio mientras las personas viajan para ver a familiares.

Hablando antes de las conversaciones, una fuente galesa indicó que era poco probable que Drakeford impulsara cambios, ya que estaba al tanto de los beneficios para la salud mental de las personas que no habían visto a sus familiares durante varios meses.

Una fuente de Westminster dijo a The Telegraph: “No tenemos planes de cambiar nuestras regulaciones básicas en tres hogares durante cinco días, pero estamos ansiosos por mantener un enfoque en todo Reino Unido si podemos, por lo que habrá una nueva reunión mañana con más discusiones.”

“La gente debe asegurarse de celebrar la Navidad de la manera más segura posible, pero queremos que las familias puedan pasar tiempo juntas,” concluyó el informante.

Se entiende que el Gobierno buscará enviar un mensaje contundente de que tres hogares durante cinco días es “un límite, no una meta”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s