Johnson indica a ministros que se preparen para un Brexit sin acuerdo

THE GUARDIAN — VIERNES, 11 DE DICIEMBRE DE 2020

Primer ministro dice que no puede aceptar que Reino Unido ‘quede encerrado en la órbita de la UE’, pero conservadores le instan a llegar a un acuerdo

Boris Johnson ha ordenado a sus ministros que se preparen para la ‘gran posibilidad’ de un Brexit sin acuerdo advirtiendo que Reino Unido corre el riesgo de quedar “encerrado en la órbita de la UE”, mientras altos cargos conservadores le han instado a encontrar un acuerdo.

Después de una cumbre de tres horas con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen — donde no logró salvar las importantes diferencias entre ellos — el primer ministro británico dijo que estaba preparado para “hacer un esfuerzo adicional” volando a París o Berlín para conversar en persona con los líderes de la UE.

Sin embargo, dijo que la oferta actual de la UE era inaceptable, porque el bloque de los Veintisiete no puede tratar a Reino Unido como su gemelo.

“Me dijeron que esto era un poco como una cosa de gemelos, y Reino Unido es un gemelo y la UE es otro. Si la UE decide cortarse el pelo, Reino Unido tendrá que cortarse el pelo o recibirá a un castigo. O si la UE decide comprar un bolso caro, entonces Reino Unido también tiene que comprar un bolso caro o de lo contrario se le cobrarán aranceles,” dijo.

“Claramente, esa no es la forma sensata de proceder y es diferente a cualquier otro acuerdo de libre comercio. Es una forma de mantener al Reino Unido encerrado en la órbita reguladora de la UE.”

El lenguaje de Johnson se hizo eco de su condena del acuerdo Brexit de Theresa May. Después de renunciar como ministro de exteriores de May en 2018, dijo en la conferencia del Partido Conservador de ese año que Gran Bretaña no debe estar “encerrada en el rayo abductor de Bruselas”.

“Creo que debemos ser muy, muy claros. Ahora existe una gran posibilidad, una gran posibilidad, de que tengamos una solución que se parezca más a una relación australiana con la UE que a una relación canadiense con la UE,” añadió ayer jueves.

Downing Street dijo que Johnson tenía un respaldo abrumador del Gabinete para su postura — a pesar de pronósticos oficiales, que sugieren que una salida sin acuerdo eliminaría un 2% adicional del PIB de una economía que ya está fuertemente golpeada por la crisis del Covid.

“Lo que le dije al Gabinete esta noche es que sigan adelante y hagan esos preparativos. No vamos a detener las conversaciones, continuaremos negociando, pero al ver dónde estamos, creo que es vital que todos se preparen ahora para esa opción australiana,” dijo Johnson.

La opción australiana es el nombre que usa Johnson para negociar en los términos de la Organización Mundial del Comercio con la UE — lo que significa que se impondrá aranceles a una amplia gama de productos.

Mientras tanto, colas de camiones atribuidas al almacenaje por el Brexit, entregas de vacunas de Covid y tráfico navideño se acumulaban hoy en Kent por tercer día consecutivo. Se espera una gran congestión durante el fin de semana, en que se efectuará una prueba in situ de los planes de contingencia para una salida sin acuerdo.

Se colocarán barreras para crear un sistema de contraflujo como parte de lo que se ha denominado Operación Brock, el plan de contingencia a largo plazo del condado de Kent para las retenciones por el Brexit. Se están preparando planes similares — conocidos como Operación Transmisión — alrededor del puerto internacional de Portsmouth.

La contundente declaración de Johnson se produjo en medio de advertencias de altos cargos conservadores de que “el mundo está observando” cómo las negociaciones del Brexit entran en su fase final. Algunos parlamentarios manifestaron estar discutiendo si podían usar tácticas parlamentarias para bloquear una salida sin acuerdo.

Después de que la cena del miércoles por la noche entre Johnson y Ursula von der Leyen terminara en un callejón sin salida con una nueva fecha límite fijada para el domingo, los parlamentarios conservadores están cada vez más preocupados por el aumento del riesgo de una salida sin acuerdo el 1 de enero.

Tobias Ellwood, presidente del comité de defensa, dijo: “El mundo está observando esto. Se sigue muy de cerca nuestro prestigio internacional, nuestra gobernanza y cómo la desplegamos. Y lo que perdamos será enorme.”

Asimismo, Ellwood señaló las consecuencias de seguridad de una salida sin acuerdo. “Habrá repercusiones económicas pero también de seguridad. Submarinos rusos merodean nuestras aguas del Canal de la Mancha, y sus aviones hacen lo mismo con nuestro espacio aéreo. Necesitamos alianzas, y Europa debe trabajar unida. Estaríamos girando hacia el otro lado, justo el año en que asumimos la presidencia del G7.”

Por su parte, la Comisión Europea ha publicado sus propios planes de contingencia para una salida británica sin acuerdo el miércoles, que incluyen permitir que las aerolíneas británicas operen vuelos en su territorio y mantener las carreteras abiertas a los transportistas británicos durante seis meses — pero solo si Reino Unido corresponde.

En los mismos términos, Bruselas también ofrecerá a los pescadores de Reino Unido acceso a sus mares y entablará negociaciones sobre cuotas. Sin embargo, el portavoz de Johnson pareció sugerir que eso sería inaceptable y dijo: “Nunca aceptaríamos arreglos y acceso a las aguas de pesca de Reino Unido que sean incompatibles con nuestra condición de estado costero independiente.”

El exministro de exteriores británico Jeremy Hunt dijo que una salida sin acuerdo sería “un fracaso del arte de gobernar”, pero culpó a la UE por no comprender la posición de Reino Unido. “Sigo pensando que los europeos están sobreestimando el espacio político que Boris Johnson tiene en esto,” dijo. “Por eso creo que es una situación muy peligrosa.”

Damian Green, presidente del grupo de diputados conservadores One Nation, dijo: “Siempre ha sido lo mejor para Gran Bretaña salir en términos amistosos, con un acuerdo que permita que las personas y el comercio fluyan lo más libremente posible. Eso sigue siendo cierto, incluso en estos últimos días.”

El exministro Stephen Hammond agregó: “Terminar el año sin un acuerdo de libre comercio sería malo para Gran Bretaña y la UE. Realmente insto a los equipos de negociación a encontrar una solución, en beneficio de todos los ciudadanos de Europa.”

El exministro del gabinete Andrew Mitchell — partidario de la campaña de liderazgo de Johnson — dijo que era vital que se hicieran todos los esfuerzos posibles. “En esta coyuntura crítica, debemos poner todos nuestros esfuerzos para asegurar un acuerdo. No a cualquier precio; el país votó para irse y somos una nación independiente orgullosa.”

“Pero nadie debería tener dudas sobre las consecuencias económicas de seguir adelante sin un acuerdo el 1 de enero del próximo año.”

La ministra de la Oficina del Gabinete por la oposición laborista, Rachel Reeves, criticó al Gobierno por no haber logrado un acuerdo, e instó al primer ministro a tomar el control de las negociaciones y “volver con un acuerdo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s