Francia bloquea conversaciones del Brexit

THE TIMES — SÁBADO, 5 DE DICIEMBRE DE 2020

Macron emite advertencia de veto

Gran Bretaña ha acusado a Francia de llevar las conversaciones sobre el Brexit al borde del colapso, al exigir concesiones de último momento a cambio de un acuerdo.

Las discusiones entre las dos partes se suspendieron anoche después de que Michel Barnier — negociador principal de la Unión Europea — tendiera una emboscada a Gran Bretaña por insistencia del presidente Macron.

La UE exige que el Gobierno permita el acceso de las flotas pesqueras europeas a las aguas de Reino Unido durante una década después del período de transición. También quiere poder subsidiar industrias en los 27 países sin estar sujeta a las mismas reglas estrictas que los británicos. A menos de cuatro semanas para el final del período de transición, Boris Johnson mantendrá hoy conversaciones de emergencia con Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea. Un alto funcionario del Gobierno dijo que el primer ministro dejaría en claro que la propuesta “no es algo que podamos aceptar o vender”.

El portavoz de Johnson dijo: “El tiempo es muy escaso y estamos en un punto muy difícil de las conversaciones. Lo cierto es que no podremos llegar a un acuerdo que no respete nuestros principios fundamentales sobre soberanía, pesca y control.”

En un comunicado, Barnier y Lord Frost — negociador principal de Gran Bretaña — dijeron que después de una semana de discusiones ‘no se cumplen las condiciones para un acuerdo’, citando ‘divergencias significativas’ en el llamado ‘campo de juego nivelado’, la gobernanza y la pesca.

Altos funcionarios en Londres y Bruselas culparon de la línea dura al presidente Macron, después de que el ministro de Europa del líder francés advirtiera que Francia vetaría un acuerdo si no respetaba sus intereses. Clément Beaune dijo a la emisora ​​de radio Europe 1: “Si hay un trato que no es bueno, que en nuestra evaluación no corresponde a esos intereses, nos opondremos.”

Una fuente europea de alto nivel dijo: “Este es Macron haciéndose el De Gaulle. Tiene un enfoque muy doméstico, pero la sutileza diplomática de un toro en una tienda de loza. Podría destrozarlo todo.”

Barnier regresa hoy a Bruselas. Mañana discutirá el acuerdo con los embajadores europeos.

Se entiende que las nuevas demandas se presentaron inesperadamente en una reunión con Lord Frost, el jueves.

Barnier dijo que la UE quería poderes para imponer aranceles punitivos a las exportaciones británicas si Gran Bretaña se apartaba de las leyes ambientales y laborales de la UE. También se entiende que exigió una exclusión voluntaria de la Comisión Europea sobre las reglas de ayudas estatales — lo que permitiría a Bruselas apoyar a las industrias de todo el bloque como parte de su plan de recuperación de Covid. Esto podría poner a Gran Bretaña en desventaja frente a Francia, España o Italia, países que se espera se beneficien de la mayor parte del fondo de la UE.

Un funcionario británico dijo que las nuevas demandas eran “completamente irreales”.

Análisis

En el lenguaje diplomático, la referencia en la declaración de anoche de Michel Barnier y Lord Frost a “divergencias significativas” puede traducirse como una disputa seria [escribe Oliver Wright]. Downing Street no ocultó su enfado ante las tres nuevas demandas presentadas por la UE.

La primera fue la variación de un tema: que Reino Unido debe estar obligado a acatar las normas ambientales o sociales de la UE.

El segundo es nuevo: que la Comisión Europea está exenta de las disposiciones sobre ayudas estatales. Esto permitiría al bloque canalizar dinero hacia las industrias de la UE, por ejemplo, para los planes de recuperación del coronavirus, mientras que Reino Unido no podría hacerlo.

Finalmente, en el antiguo escollo de la pesca, la UE ahora renunciará solo al 18 por ciento de sus cuotas. Los nuevos arreglos entrarán en vigor después de una década.

En lo único en lo que pueden estar de acuerdo Londres y Bruselas es que las nuevas exigencias se impusieron por insistencia de Francia, con el apoyo de España e Italia.

El hecho es que todas las partes quieren un acuerdo. El problema es que con tan poco tiempo restante, los peligros de un error de cálculo son mayores y el riesgo de una salida sin acuerdo “accidental” es mayor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s