‘Ahora podremos recuperar nuestras vidas’

THE DAILY TELEGRAPH — JUEVES, 3 DE DICIEMBRE DE 2020

Primer ministro dice que 2,5 millones de personas recibirán vacuna a fin de mes | Reino Unido lidera aprobación científica en Occidente

Los británicos pronto podremos “recuperar nuestras vidas” gracias a una vacuna contra el coronavirus que se administrará a 2,5 millones de personas a finales de este mes, ha dicho Boris Johnson el miércoles.

El primer ministro británico ha elogiado el “fantástico momento” en que Reino Unido se convierte en el primer país occidental en aprobar una vacuna y sugirió que la vida podría “volver a la normalidad” en la primavera.

Las primeras dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech podrían llegar a Reino Unido tan pronto como este jueves, y el programa de vacunación masiva más grande del país comenzará el lunes.

Mayores de 80 años, personal de residencias de ancianos y trabajadores de primera línea del NHS serán los primeros en recibir la inyección, pero los planes para que los residentes de hogares de ancianos estén al frente de la fila se han cambiado debido a los “desafíos logísticos” en el transporte de la vacuna — que debe almacenarse a -70°C.

Pfizer dijo que las primeras 800.000 dosis — suficientes para inocular a 400.000 personas — ya están en camino a Reino Unido desde su fábrica en Bélgica.

Se espera que la primera fase del programa de vacunación — que cubre a todos los mayores de 50 años y a los más vulnerables en los grupos de edad más jóvenes — se complete en marzo o abril, después de lo cual las restricciones de Covid para el resto de la población podrían comenzar a relajarse.

Sin embargo, Johnson hizo una nota de advertencia contra el “exceso de optimismo o la creencia ingenua de que el peligro ha terminado”, diciendo que el sistema de niveles tendrá que permanecer en vigor durante meses y que “este no es el final, tenemos que seguir luchando”.

Por su parte, el subdirector médico nacional Jonathan Van Tham afirmó que la aparición de la vacuna no significa el fin del Covid, y pronosticó que el virus “estará con la humanidad para siempre” y se convertirá en un “problema estacional” como la gripe.

También sugirió que el uso de mascarillas y desinfectantes de manos podría tener que “persistir durante muchos años”, lo que ha dejado un desacuerdo en el aire con Johnson, quien ha sugerido que el país “volverá a la normalidad”.

El anuncio de que la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA) había aprobado la vacuna Pfizer fue seguido por un aumento del 1,2% en el índice FTSE-100, agregando £21.000 millones al valor de las principales empresas de Gran Bretaña.

El primer ministro dijo en una conferencia de prensa en Downing Street que el lanzamiento de la vacuna líder en el mundo ha sido “un gran momento” en el que “los reflectores de la ciencia” han logrado “detectar a nuestro enemigo invisible y darnos el poder de evitar que ese enemigo nos haga enfermar”.

“Ya no descansamos en la mera esperanza de volver a la normalidad el próximo año en la primavera, sino en el conocimiento seguro y certero de que tendremos éxito y que juntos recuperaremos nuestras vidas, y todas aquellas cosas de nuestras vidas que nos encantan,” agregó.

Reino Unido ha ordenado 40 millones de dosis de la vacuna Pfizer, suficientes para vacunar a 20 millones de personas con dos dosis administradas con 21 días de diferencia. La inmunidad total llega siete días después de la segunda dosis, lo que significa que alguien vacunado este lunes será inmune el 3 de enero.

El Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización del Gobierno dijo, no obstante, que hay “alguna evidencia que indica altos niveles de protección a corto plazo” después de la primera dosis.

El logro mundial de Gran Bretaña ha llevado al presidente norteamericano Donald Trump a amonestar a los funcionarios de la Administración de Alimentos y Medicamentos, por haber quedado detrás de Reino Unido.

Johnson dijo que la gente no debería “dejarse llevar” porque “inevitablemente tomará algunos meses” proteger a todas las personas vulnerables, lo que significa que “no es el final de nuestra lucha nacional”.

El profesor Van Tam advierte que si el país decide “abandonar la precaución” debido a la vacuna, esto provocará una “ola de contagios”.

El lanzamiento gradual de la vacuna involucrará a diferentes grupos etarios que se vacunarán en orden comenzando por los mayores, junto con personal del NHS y trabajadores asistenciales. Para cuando todos los mayores de 50 años hayan sido vacunados, el 99 por ciento de los más vulnerables de la sociedad habrá sido protegido.

La próxima semana, los mayores de 80 años, personal del hogares de ancianos y trabajadores del NHS comenzarán a vacunarse en 50 hospitales, seguido de un despliegue más amplio en 1.000 centros de vacunación. A principios de enero, las inyecciones deben estar en residencias, farmacias locales y otros establecimientos comunitarios.

Sir Simon Stevens, director ejecutivo del NHS, dijo que la “logísticamente complicada” tarea de distribuir la vacuna dificultará que se inicie la vacunación de los residentes en hogares de ancianos.

Las vacunas vienen en paquetes de 975 que no se pueden dividir según las reglas actuales — lo que significa que una gran cantidad se desperdiciará si se llevan a hogares de ancianos. Sir Simon dijo que esperaba que la MHRA acepte que los paquetes se dividieran en unas semanas, con lo cual se podrían transportar a hogares de ancianos.

El miércoles, Downing Street descartó otorgar en un futuro cercano ningún “pasaporte de inmunidad” a las personas que hayan recibido la inyección, diciendo que Johnson no tenía intención de “decir a algunos que tienen un privilegio o derecho a ciertas cosas, y a otras personas que no lo tienen” cuando millones están a pocos meses de poder recibir una vacuna.

Según una encuesta de YouGov realizada el miércoles, el 70 por ciento de los británicos tiene confianza en la vacuna y el 20 por ciento dice que tiene poca o ninguna confianza en que sea segura. La doctora June Raine, directora de la MHRA, dijo que “no se ha escatimado esfuerzos” al evaluar la seguridad de la inyección.

Es probable que la segunda fase del programa de vacunación — que cubre a personas de 16 a 50 años — se priorice en función de la ocupación que tengan, y que los trabajadores esenciales sean los primeros.

Cuando se le preguntó si la vacuna significaba que las personas podrían deshacerse de las mascarillas para siempre, el profesor Van Tam dijo: “No creo que vayamos a erradicar el coronavirus nunca. Creo que estará con la humanidad para siempre. Creo que podemos llegar a un punto en el que el coronavirus se convierta en un problema estacional.”

“¿Que si creo que llegará un gran momento en el que hagamos una fiesta masiva, y nos quitemos las mascarillas y el desinfectante de manos, y que digamos ya está, que quedó atrás, como el fin de la guerra? No, no lo creo.”

Los hábitos adquiridos durante la pandemia, que “claramente detuvieron la propagación de otros virus respiratorios” así como del coronavirus, “quizás persistan durante muchos años y puede ser bueno, si los detienen”, dijo.

No obstante, Johnson pareció alarmado ante la sugerencia de que medidas como el uso de máscaras pudiera persistir, y dijo: “Sí, tal vez, pero creo que deseamos volver a la vida lo más cerca posible de lo normal.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s