Revelan que ancianos pagaron el precio de proteger al NHS del Covid-19

THE SUNDAY TIMES — DOMINGO, 25 DE OCTUBRE DE 2020

Se negaba cuidados intensivos a mayores de 80 años y se tomaron medidas drásticas para que pabellones no colapsen

Las personas mayores fueron excluidas de hospitales y unidades de cuidados intensivos (UCI) durante el apogeo de la primera ola de la pandemia, como parte de los esfuerzos para evitar que el NHS se desborde, revela una investigación de Insight.

Los documentos — redactados a pedido de Chris Whitty, director médico de Inglaterra — diseñaron pautas, denominadas “herramientas de clasificación”, que luego se utilizaron para evitar que muchos pacientes ancianos con Covid-19 accedieran a respiradores en las UCI. Uno de los documentos advertía a los médicos que cualquier persona mayor de 80 años debía ser excluida.

Los médicos de UCI dicen que los criterios de clasificación establecidos en los documentos — que otorgan puntuaciones por edad, fragilidad y enfermedad — se utilizaron en hospitales de Manchester, Liverpool, Londres, las Midlands y el sureste.

El Ministerio de Sanidad insiste en que la guía nunca se publicó formalmente, pero numerosas fuentes han dicho que fue ampliamente distribuida y utilizada por hospitales y médicos.

Un médico de cuidados intensivos describió cómo la herramienta de triaje impidió la admisión en UCI de tantos pacientes ancianos en su hospital, que muchas camas de cuidados críticos quedaban vacías. En cambio, se dejaba que los pacientes murieran en las salas.

Datos del NHS obtenidos por Insight revelan grandes diferencias en la forma en que se usaban los cuidados intensivos para diferentes grupos de edad.

Los pacientes mayores de 80 años representaron el 60% del total de muertes por el virus, pero solo el 2,5% del grupo de edad que ingresó en el hospital tuvo acceso a UCI. Sin embargo, muchos de la pequeña minoría de los ancianos de ese grupo que sí ingresaron fueron dados de alta con vida más tarde.

Las cifras sugieren que solo una de cada nueve personas que murieron por coronavirus había recibido tratamiento en UCI. También muestra que la proporción de personas mayores de 60 años que recibieron tratamiento en UCI se redujo a la mitad, mientras aumentaba la presión durante el apogeo de la pandemia.

Los nuevos hallazgos desmienten las afirmaciones de Matt Hancock, el ministro de sanidad, de que “todas las personas que necesitaron atención pudieron recibir esa atención” durante la primera ola, y han llevado a pedidos de mayor apertura sobre el terrible precio que se pagó para proteger el NHS, de modo que se puedan aprender lecciones en la segunda ola.

Como parte de una investigación de tres meses sobre el manejo de la crisis por parte del Gobierno durante las semanas de confinamiento, este periódico ha hablado con más de 50 testigos, incluidos médicos, paramédicos, familias en duelo, organizaciones benéficas, trabajadores de residencias, políticos y asesores gubernamentales.

Nuestras investigaciones desenterraron evidencia de que se tomaron una variedad de medidas que impidieron que las personas fueran al hospital:

● En algunas regiones, se pidió a los GP [médicos de cabecera] que identificaran a sus pacientes ancianos frágiles que se quedarían en casa incluso si estuvieran gravemente enfermos con el virus. Los centros hospitalarios locales proporcionaron listas de pacientes para que los médicos consideraran excluirlos.

● NHS England emitió una guía para las autoridades sanitarias que establecía grupos de personas mayores — incluidos todos los pacientes en residencias y aquellos que habían pedido no ser resucitados — que normalmente no deberían ser trasladados al hospital sin el permiso de un médico superior.

● Se les dijo a los equipos de ambulancia y admisión que fueran más selectivos sobre quién debería ser llevado al hospital. Un paramédico informó haber visitado un caso tras otro en el que personas habían muerto de ataques cardíacos después de haber sido dejadas demasiado tiempo para deteriorarse en sus hogares mientras sufrían el virus.

● Los propietarios de las residencias expresaron su frustración porque a sus pacientes se les negó el acceso al hospital. Uno describió cómo ocho pacientes murieron por el virus en la residencia antes de que el hospital comenzara a admitir a sus residentes nuevamente. Los cinco que fueron al hospital después de eso sobrevivieron.

Las revelaciones se producen después de que el profesor Neil Ferguson — cuyo modelo influyó en la decisión de cierre en marzo — advirtiera que “el sistema de salud no podrá hacer frente” si los casos de coronavirus continúan aumentando al ritmo actual este otoño.

El doctor Chaand Nagpaul, presidente de la Asociación Médica Británica, dijo: “Es evidente que un gran número de pacientes no recibieron la atención que necesitaban y eso se debe a que el servicio de sanidad no tenía los recursos … Ahora estamos entrando en una segunda crisis sin haber aprendido lecciones cruciales, incluso para salvar vidas.”

El parlamentario conservador David Davis, exministro del Brexit, dijo que la estrategia del Gobierno tuvo “consecuencias fatales para miles de personas, cuyas vidas pudieron haber sido rescatadas”, y añadió: “La política parece haber prestado mínima atención a quienes más la necesitaban. Es profundamente incorrecto que el Gobierno no se haya sincerado con el público sobre esta tragedia.”

El Ministerio de Sanidad dijo que la “herramienta de clasificación” fue encargada por Whitty y los otros directores médicos de Reino Unido. Dijo que era parte de la planificación para el peor de los casos y “cuando quedó claro que esto no sucedería, la guía no se desarrolló más y, por lo tanto, nunca se distribuyó ni se implementó.”

El viernes, el profesor Stephen Powis — director médico nacional del NHS — emitió un comunicado diciendo que todos los pacientes habían sido tratados por igual. Dijo: “El NHS instruyó repetidamente al personal que a ningún paciente que pudiera beneficiarse del tratamiento se le debía negar y, gracias a las personas que siguen las directrices del Gobierno, incluso en el punto álgido de la pandemia no hubo escasez de respiradores y camas de UCI.”


Cuarentena de Covid de siete días… y ni uno solo para el ‘jet set’

Las personas a las que se indica que permanezcan en casa porque un miembro del hogar tiene coronavirus pronto tendrán que autoaislarse durante tan solo 7 días, después de una negativa generalizada a cumplir con el período actual de 14 días.

Por otra parte los empresarios de la City londinense [centro financiero de la ciudad], los gestores de fondos de inversión y los ejecutivos corporativos que vuelen a Reino Unido estarán exentos del período de cuarentena de 14 días, según los planes para “promover el Reino Unido global”.

Boris Johnson ha ordenado a la unidad Covid de Downing Street que elabore reglas — que entrarán en vigor en dos semanas — que reduzcan el período de aislamiento a un máximo de 10 días, con una semana como período ideal.

La medida se produce después de que se dijera al primer ministro que el período de 14 días era una ‘barrera’ para el respeto de las reglas, y de que encuestas privadas del Gobierno sugirieran que la gente hará lo que se les diga si el período es de siete días.

Los ministros consideran que un mayor cumplimiento es esencial para que funcionen los confinamientos locales. Al ritmo actual de crecimiento del virus, los hospitales estarán tan llenos como lo estuvieron durante el primer pico para el 6 de noviembre.

“Vamos a hacer una revisión de la política de aislamiento de 14 días para aumentar el cumplimiento,” dijo una fuente gubernamental de alto nivel.

“Las opiniones que nos llegan dicen que a la gente realmente le cuesta eso de los 14 días. Es mucho tiempo de estar en casa.”

“Si obtiene una proporción mucho mayor de personas que se autoaíslen durante 7 días, eso proporcionaría un beneficio general en comparación con el mucho menor número de personas que lo hacen durante 14 días. Si las personas no se van a autoaislar en absoluto, los beneficios de reducirlo a siete días podrían ser significativos.”

El ministro de comercio Alok Sharma, y Liz Truss, ministra de negociaciones internacionales, son “comprensivos” con los pedidos de excepción que les hace la City. Sin embargo el plan corre el riesgo de enfadar al resto de los ciudadanos, cuyas esperanzas de tomar ‘escapadas’ de vacaciones a medio plazo esta semana se basaron en la necesidad de autoaislarse 14 días al regresar de países como Francia y España, o arriesgarse a pagar una multa de £1.000.

Lucy Powell — ministra de negociaciones internacionales de la oposición — dijo anoche: “Es imposible creer que los ministros se estén enfocando en doblar las reglas para individuos de alto patrimonio en lugar de arreglar su sistema de prueba, rastreo, seguimiento y aislamiento, que no les funciona.”

Las pautas se aplicarían a banqueros, administradores de fondos de inversión y ejecutivos involucrados en acuerdos de alto valor. En la actualidad, solo unos pocos puestos de trabajo — como trabajadores de alcantarillado, de las fuerzas armadas, transportistas y personas que viajan semanalmente al extranjero — están exentos.

“Parece ridículo que las personas que vienen a Reino Unido por cinco o seis reuniones en un día y luego vuelan se vean obligadas a ponerse en cuarentena, especialmente cuando la mayoría de ellos vienen en jets privados y tienen un automóvil con chofer,” dijo una fuente del Gobierno.

“Los cambios deberán ser fáciles de implementar y controlar, porque lo que no queremos es que la gente venga a Londres para un día de reuniones y luego se vaya a hacer turismo durante cinco.”

Un aportante de fondos al Partido Conservador dijo que la excepción era “eminentemente sensata”. Pero se entiende que los funcionarios advirtieron que los cambios podrían generar divisiones.

El informe del grupo de trabajo mundial sobre viajes del Gobierno se publicará a mediados de noviembre.

Steve Baker — el parlamentario conservador que derrotó a David Cameron y Theresa May por las medidas clave del Brexit — está planeando un Grupo de Investigación del Covid (CRG) para luchar por políticas alternativas para el Covid-19, siguiendo el modelo del grupo ERG que tienen los brexiteers de línea dura.

Baker está trabajando en estrecha colaboración con Sir Graham Brady — presidente del grupo parlamentario conservador 1922 Committee — y se entiende que tiene a 90 parlamentarios listos para formar dicho grupo.


Príncipe Andrés planea regreso a sus deberes reales

El duque de York tiene la intención de volver a sus funciones públicas y “servir a su país” nuevamente, alegando que cuenta con el respaldo de la Reina y la familia real.

El príncipe Andrew, de 60 años — quien dejó sus funciones oficiales hace un año por su amistad con el pedófilo estadounidense convicto Jeffrey Epstein — está decidido a “apoyar a la monarquía” y retomar un “papel público”.

Las revelaciones se producen casi un año después de su desastrosa entrevista con Emily Maitlis en el programa Newsnight de la BBC, donde no mostró simpatía por las víctimas de Epstein.

Se entiende que el duque está ideando un ‘replanteamiento’ de su papel que le lleve a regresar a algunas funciones públicas el próximo año, si logra resolver los problemas legales con las autoridades estadounidenses que investigan a Epstein — quien murió en prisión el año pasado. Sin embargo fuentes reales cuestionaron la afirmación del duque, de que cuenta con el apoyo de la realeza para volver a la vida pública.

Andrew continúa siendo perseguido por la controversia sobre sus vínculos con Epstein y las afirmaciones de una de sus víctimas, Virginia Giuffre — cuando llevaba su apellido de soltera, Roberts — de que tuvo relaciones sexuales con el duque en tres ocasiones a sus 17 años. Andrew ha negado repetidamente estas acusaciones.

Una fuente cercana a Andrew dijo que se estaba “enfocando en el camino a seguir” y que confía en limpiar su nombre, pero que se mantiene “filosófico” acerca de que no puede “continuar con normalidad”.

“El duque está dedicando tiempo a averiguar cómo puede servir a su país y apoyar a la monarquía en el futuro, y qué más podría querer hacer con su vida,” dijo la fuente. “Está encerrado en el Royal Lodge [su casa en la finca real de Windsor], pensando en su futuro servicio y función pública. Tiene algunos pensamientos claros.”

“Es muy sensible al estado de ánimo del público, y muy consciente de que el público es el actor más importante. Siente que cuenta con el apoyo de la familia, mucho, incluidos todos sus hermanos y sus padres.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s