Sunak, forzado a presentar nuevos ‘furlough’ locales

FINANCIAL TIMES — SÁBADO, 10 DE OCTUBRE DE 2020

Gobierno pagará hasta 66% de salarios de empresas hosteleras obligadas a cerrar

El canciller Rishi Sunak ha presentado un nuevo plan de retención de empleo — conocido como furlough — de escala local, avaluado en miles de millones de libras, para los trabajadores de pubs, restaurantes y otras empresas que se hayan visto obligadas a cerrar, mientras el país se prepara para un invierno de confinamientos focalizados debido al coronavirus.

Se están elaborando restricciones más fuertes por el Covid para el norte de Inglaterra, y se espera que el primer ministro británico Boris Johnson haga un anuncio el lunes, junto con un nuevo sistema de bloqueo de tres niveles.

Los nuevos datos publicados ayer mostraron que ahora hay 3.090 pacientes de Covid-19 ingresados en hospitales ingleses — 7 menos que el día de marzo en que se impuso el bloqueo nacional.

Jonathan Van Tam, subdirector médico del Gobierno, advirtió en una reunión privada que la situación era ‘crítica’.

El ‘nuevo furlough‘ solo estará disponible para empresas obligadas a cerrar debido a las restricciones destinadas a frenar el virus. Las empresas del sector de la hostelería en áreas donde el nivel de contagio es el más alto deben cerrar sus puertas. Johnson todavía está sopesando si incluir otros sectores, como el de peluquería.

En medio de crecientes críticas por parte de las autoridades locales del norte — como Manchester y Liverpool — sobre las intenciones del Gobierno, Sunak lanzó el viernes un nuevo paquete de apoyo laboral por el Covid, el segundo en dos semanas.

A partir del 1 de noviembre, los trabajadores de establecimientos forzados a cerrar en Inglaterra recibirán el 66 por ciento de sus salarios habituales por parte del estado, hasta un máximo de £2.100 al mes.

Los empleadores no estarán obligados a pagar el impuesto a los salarios, y solo se les pedirá que cubran el National Insurance y las contribuciones a pensiones.

El Tesoro también pagará subvenciones en efectivo a las empresas obligadas a cerrar por confinamientos locales para ayudar con sus costes fijos, con pagos vinculados a valores imponibles — que representan el costo de alquiler de la propiedad — de hasta £3.000 mensuales pagaderos cada dos semanas.

El programa tendrá una duración de seis meses, aunque en enero se realizará una revisión para examinar si los “niveles y criterios” siguen siendo adecuados. Se espera que cueste cientos de millones de libras al mes, según un funcionario del Tesoro.

La noticia se conoció horas después de que datos oficiales mostraran que la economía británica creció menos de lo esperado en agosto a pesar del impulso a la hostelería, lo que ha aumentado la presión sobre los responsables políticos para que ofrezcan más apoyo.

El anuncio del viernes — que refleja un aumento en las tasas de contagio en las ciudades del norte — se produce después de la decisión de la primera ministra escocesa Nicola Sturgeon de cerrar todos los pubs y restaurantes en el centro de Escocia.

Jack Spensley, gerente del pub The Dickens en Middlesbrough, saludó el anuncio. “Estábamos en un punto en el que pensamos que íbamos a tener que despedir a algunos de ellos [de su personal],” dijo Spensley. “La extensión del plan significa que podemos mantener a nuestro personal leal y recuperarlo, lo cual es una buena noticia.”

El nuevo furlough local ha sido anunciado como una expansión del plan de apoyo laboral del canciller, que no ha sido tan generoso al solo incluir subsidios salariales de hasta 22 por ciento para los empleadores de trabajadores a tiempo parcial. El plan extiende efectivamente el actual sistema de furlough, subsidiando los salarios donde los empleados no pueden trabajar en absoluto y los empleadores pueden cubrir solo una pequeña parte del coste.

La medida marca un repentino cambio de rumbo por parte de Sunak, quien durante meses ha insistido en que el furlough completo no podría continuar más allá de finales de octubre.

Hace solo dos semanas, con los casos de coronavirus claramente en aumento, el canciller expuso los detalles de su plan de economía para el invierno, incluido el plan de apoyo al empleo, diciendo que sería “fundamentalmente incorrecto” mantener a las personas en trabajos que solo existían a través de subvenciones salariales.

Anneliese Dodds, la canciller de la oposición, acusó a Sunak de “incompetencia en serie” y dijo: “Ahora está rompiendo su plan económico de invierno antes del otoño, porque se ha dado cuenta de cuántos puestos de trabajo están en riesgo.”

Muchos empresarios han dicho que el nuevo programa no evitaría la pérdida de miles de puestos de trabajo.

Kate Nicholls, directora ejecutiva del gremio comercial UKHospitality, dijo: “Es un buen primer paso […] pero no ayuda en nada a las empresas que se enfrentan a reducciones de ingresos del 30 al 50 por ciento debido a las restricciones nacionales. Solo se aplica si [el establecimiento] cierra.”

Las empresas solo pueden reclamar la subvención mientras estén sujetas a restricciones estatales, y los trabajadores deberán haber estado sin trabajar durante al menos una semana. Las empresas que cierren sus locales pero sigan proporcionando entregas de alimentos seguirán siendo elegibles.

Sunak dijo que siempre había prometido hacer “todo lo que fuera necesario” para proteger los empleos y los medios de vida durante la pandemia de Covid-19. “La extensión del plan de apoyo al empleo proporcionará una red de seguridad para las empresas en todo Reino Unido que deben cerrar temporalmente sus puertas.”

Los pagos se aplicarán no solo a las empresas atrapadas en las nuevas restricciones — incluidos los bowlings [salas de bolos] — sino también a clubes nocturnos y lugares de entretenimiento para adultos, que han permanecido cerrados por órdenes del Gobierno desde el comienzo de la crisis.

Sin embargo, no ayuda a un gran número de establecimientos deportivos y musicales a los que se permite abrir, pero les es inútil hacerlo debido a la falta de clientes.

Las subvenciones son solo para Inglaterra, pero el Tesoro otorgará £1.300 millones a las administraciones descentralizadas de Escocia, Gales e Irlanda del Norte para financiar estas u otras medidas de apoyo.

Mark Drakeford, primer ministro de Gales, dijo que su país no contempla cerrar negocios de hostelería, ya que propagaban la infección solo en casos aislados.


Clubes de fútbol recortan un tercio de gasto en transferencias por falta de público

Los clubes de fútbol de todo el mundo han recortado drásticamente sus gastos en transferencias de jugadores estrella este verano, ya que la pandemia del coronavirus ha afectado sus ingresos porque los fanáticos no pueden acudir a los estadios.

Al optar Lionel Messi por quedarse en el FC Barcelona en lugar de forzar un traspaso a otro club, el mercado perdió lo que hubiera sido el mayor acuerdo de su historia.

El gasto en transferencias se ha reducido en casi un tercio en comparación con el del año pasado, lo que subraya el problema que enfrentan los clubes de fútbol. En la mayoría de los países, se están jugando partidos en estadios prácticamente vacíos después de que las televisiones recibieran reembolsos por cientos de millones de euros, debido a la alteración generalizada del cronograma de partidos de la temporada pasada.

El organismo rector internacional del deporte dijo que el valor de las transferencias internacionales en el fútbol masculino ha caído un 30 por ciento hasta los $3.900 millones en la última ventana de transferencias. Los datos de la FIFA abarcan desde el 1 de junio hasta el 5 de octubre.

Es la primera vez desde 2016 que el valor de las tarifas de transferencia ha quedado por debajo de los $5.000 millones, según muestran los datos. El número de transferencias pagadas se redujo en una cuarta parte, y los clubes optaron por fichar a jugadores que estaban fuera de contrato para ahorrar dinero.

Emilio García Silvero, director legal y de compliance de la FIFA, dijo que era la primera vez en una década que la cantidad de jugadores comprados y vendidos había disminuido. El número de transacciones de transferencia de jugadores cayó un 18 por ciento, a 7.424.

La Asociación de Clubes Europeos (ECA) — que encabeza el presidente del Juventus, Andrea Agnelli — ya advirtió que los principales clubes de la región enfrentan un déficit de ingresos de €3.600 millones debido a la pandemia.

Alguno acuerdos por jugadores sí se han producido, y algunos clubes han continuado derrochando dinero.

Según Transfermarkt — una página web de datos futbolísticos — en el perfil alto de la ventana de transferencias se encuentran los £72 millones del Chelsea por el pase de Kai Havertz desde el Bayer Leverkusen, y la compra de Leroy Sané del Manchester City por £40,5 millones.

La FIFA dio a conocer que los clubes ingleses fueron los que más gastaron, acumulando tarifas de transferencia totales de $1.250 millones — más del doble de la cantidad gastada en Italia. Los equipos españoles han recibido la mayor cantidad en tarifas de transferencia, con $672 millones.

La Premier League — a día de hoy la competición de fútbol nacional con más inversión en todo el mundo — advirtió que los clubes ingleses se enfrentan a perder £100 millones mensuales si no se permite a los aficionados volver a los estadios.

Mientras los 20 mejores clubes del país — que perdieron £700 millones a causa de la pandemia la temporada pasada — lidian con la negativa del gobierno británico de permitir que el público regrese a los estadios, la liga inglesa ha puesto a disposición partidos adicionales para su transmisión.

Sky Sports y BT — sus dos principales emisoras — retransmitirán los partidos que no iban a ser difundidos en octubre usando la modalidad de pay per view (pago por visión) a £14.95 por partido, dijo la entidad.