Plan de 3 etapas para régimen de confinamiento en Inglaterra

THE GUARDIAN — LUNES, 5 DE OCTUBRE DE 2020

Documentos del Gobierno sugieren posible cierre de pubs y reglas de contacto social más estrictas

Se está elaborando un nuevo sistema de confinamiento de tres niveles para Inglaterra, ya que existen documentos gubernamentales filtrados donde se allana el camino para posibles restricciones más severas, como el cierre de pubs y la prohibición de todo contacto social fuera del grupo doméstico.

El borrador del plan estilo semáforo — que ha sido visto por The Guardian — está diseñado para simplificar el mosaico actual de restricciones localizadas, que se aplican a aproximadamente una cuarta parte de Reino Unido. También revela medidas más duras que podría imponer el Gobierno a nivel local o nacional si los casos de Covid no se controlan.

El domingo, el número de casos aumentó en 22.961 después de conocerse que más de 15.000 resultados de pruebas no se habían transferido previamente a sistemas informáticos, incluidos los rastreadores de contactos.

Llamado Marco de distanciamiento social propuesto para el Covid-19 y con fecha del 30 de septiembre, el proyecto aún no ha sido aprobado por la oficina del primer ministro británico y las medidas aún podrían diluirse.

El nivel de alerta 3, el más grave, contiene medidas más estrictas que las que se han visto hasta ahora en los bloqueos locales desde el inicio de la pandemia. Entre otras, las medidas incluyen:

Cierre de negocios de hostelería y ocio.

Ningún contacto social fuera de su hogar en ningún entorno.

Restricciones a las pernoctaciones fuera de casa.

Se prohíben deportes organizados no profesionales u otros grupos y actividades de pasatiempos comunitarios, como clubes sociales en centros comunitarios.

Los lugares de culto podrán permanecer abiertos.

Las escuelas no se mencionan en el borrador. Una fuente del Gobierno dijo que esto se debe a que Boris Johnson ha dejado en claro que el cierre de aulas sería el último recurso y que la reapertura de las escuelas se consideró dentro de Whitehall como un éxito relativo.

Se espera que cualquier intento de imponer medidas más estrictas provoque nuevas iras entre los parlamentarios conservadores, que probablemente exigirán una votación en el Parlamento en caso de que entren en vigor.

Una fuente del Gobierno dijo que las medidas en el borrador de documento, particularmente aquellas bajo el nivel de alerta 3, no se habían finalizado y que el documento aún debía ser aprobado por los ministros en el comité de operaciones de Covid y por el primer ministro británico.

Marcado como ‘oficial – sensible’, dice que el Grupo Asesor Científico para Emergencias del Gobierno (SAGE) ha advertido que un paquete de medidas, en lugar de cambios individuales, será más efectivo para controlar la propagación del virus.

El trabajo indica que “se ha recomendado evitar que los hogares se mezclen, y cerrar negocios y lugares en los que haya una estrecha interacción social. como la mejor manera de reducir la R” — refiriéndose a la tasa de contagio que el Gobierno pretende mantener por debajo de 1.

El sistema de tres niveles debería mejorar el cumplimiento de las reglas: «La investigación nos dice que las personas agradecerían una estructura más clara y simple para los consejos y las reglas que deben seguir,» dice, reconociendo que «muchas personas no tienen un entendimiento claro de las reglas que les son aplicables”.

El documento dice que el nivel de alerta 3 «se activará en áreas geográficas o nacionalmente cuando las medidas de alerta de nivel 2 no hayan contenido la propagación del virus, o donde haya habido un aumento significativo en el contagio».

En el nivel de alerta 2, las personas no deben encontrarse con otras fuera de su hogar ni en viviendas o jardines privados aparte de su burbuja de apoyo, ni en pubs, restaurantes u otros entornos. El nivel 2 “se activará en áreas geográficas o nacionalmente cuando haya habido un aumento en la transmisión que no se pueda contener a través de respuestas locales”.

Las visitas a las residencias de ancianos solo se permitirán en circunstancias excepcionales y los viajes deben limitarse a fines esenciales, aunque las vacaciones están permitidas dentro de los hogares.

La gente puede seguir practicando deportes de equipo organizados. Las bodas estarán limitadas a 15 asistentes y no se permitirían recepciones, y el número de funerales también se reduce de 30 a 15 asistentes.

El nivel de alerta 1 contiene restricciones actualmente vigentes en Inglaterra, incluida la Regla de 6 para reuniones en interiores y exteriores, el uso de recubrimiento facial, el toque de queda a las 10 de la noche para pubs y hostelería, y números limitados a 15 en bodas y 30 en funerales.

Una fuente de Whitehall dijo que los niveles estaban destinados a ser «estándares mínimos» y que también se tomarían en cuenta las circunstancias locales específicas.

Downing Street declinó hacer comentarios. Una fuente del Gobierno dijo que se trataba de un «borrador inicial y que los ministros aún están considerando propuestas».

El ministro de sanidad de la oposición, Jon Ashworth, dijo que el Partido Laborista había pedido durante mucho tiempo una simplificación de las reglas, y dijo que los ministros ahora deben dejar en claro los criterios que se aplicarán para poner las áreas en diferentes niveles de alerta.

“Vastas franjas del norte de Inglaterra y las Midlands están bajo alguna forma de bloqueo, con miles de reglas diferentes para aplicar,” dijo Ashworth. “En los últimos días, Boris Johnson se metió en un lío total con estas reglas, confirmando que la forma ad hoc en que se toman las decisiones genera confusión.”

Johnson tuvo que disculparse recientemente por sugerir que la gente podría reunirse en los jardines de los pubs en el noreste de Inglaterra después de malinterpretar las reglas, un error que un ministro del Gabinete atribuyó a una pregunta «con trampa».

Ashworth dijo que los cierres significaban “preguntas sin respuesta sobre el próximo semestre escolar o Navidad” y dijo que las familias necesitan saber que su área estaba siendo tratada de manera justa y recibiendo apoyo.

“Keir Starmer ha pedido que se apliquen criterios claros cuando un área se bloquea y cómo se sale de ese bloqueo. Los ministros ahora están admitiendo lo confuso que ha sido su enfoque,” dijo.

Un portavoz del Ministerio de Sanidad dijo: “Estamos viendo que los casos de coronavirus aumentan a un ritmo rápido en todo el país y, dada la gravedad de este virus, es vital que todos desempeñen su papel siguiendo la Regla de 6, lavándose las manos, practicando el distanciamiento social y usando mascarilla en espacios cerrados.»

“Como hemos demostrado, estamos preparados para actuar con decisión cuando sea necesario y, por supuesto, es correcto mirar cómo nos aseguramos de que todos comprendan y cumplan las restricciones que nos mantendrán a todos a salvo.”


Administraban oxígeno a Trump porque sus niveles bajaban, admite médico

Los médicos de Donald Trump han dicho que sus niveles de oxígeno habían bajado repentinamente dos veces en dos días y que estaba tomando medicamentos normalmente recetados para casos severos de coronavirus, pero insistieron en que su condición estaba mejorando y que podría ser dado de alta el lunes.

Los mensajes contradictorios entregados fuera del complejo hospitalario militar Walter Reed en Bethesda (Maryland, cerca de Washington, DC) se sumaron a la confusión sobre la condición del presidente, así como a las sospechas de que el equipo médico estaba difundiendo una versión engañosamente optimista siguiendo instrucciones de la Casa Blanca.

Trump publicó un mensaje de vídeo el domingo por la noche diciendo que estaba «recibiendo excelentes informes de los médicos» y luego pasó junto a una multitud de sus partidarios en las puertas del hospital en su caravana. Estaba enmascarado pero acompañado por agentes del Servicio Secreto dentro de su vehículo blindado y herméticamente sellado — lo que los exponía a la posibilidad de infección.

«Dando un paseo alegre frente al [complejo] Walter Reed, el presidente pone en grave riesgo a su destacamento del Servicio Secreto,» tuiteó Jonathan Reiner, profesor de medicina y cirugía en la Universidad George Washington, señalando que cuando los médicos entran en contacto con un paciente de Covid, usaban equipo de protección personal completo. «Este es el colmo de la irresponsabilidad.»

El apoyo de los seguidores que vitoreaban fue el último movimiento en un esfuerzo concertado de la Casa Blanca para enfatizar el vigor continuo del presidente. Esa campaña ha incluido fotos de él en un escritorio en el hospital firmando papeles que resultaron, en una inspección cercana, ser páginas en blanco.


La Maratón de Londres más inusual de todas

Atletas de élite han completado vueltas al londinense St James’s Park mientras otros 43.000 corredores de 109 países completaron las 26.2 millas (42 kilómetros) en circuitos locales en todo el mundo, desde China hasta la lluviosa población inglesa de Shepton Mallet en Somerset (foto).

Trump apuesta por nuevos fármacos radicales para vencer al virus

THE SUNDAY TIMES — DOMINGO, 4 DE OCTUBRE DE 2020

Reina confusión sobre verdadero estado de salud de mandatario pero dice a los médicos: ‘podría irme de aquí hoy’

Donald Trump ha confiado su recuperación del Covid-19 a un fármaco experimental en medio de afirmaciones de que sus «signos vitales» se vieron afectados por el virus y su recuperación pende de un hilo.

Anoche se cruzaron mensajes contradictorios sobre la condición del presidente. Si bien su médico dijo que estaba «muy bien», el jefe de gabinete de la Casa Blanca describió las 24 horas anteriores como «muy preocupantes».

Más tarde, Trump lanzó un video desde su habitación del hospital en el que dijo que se sentía “mucho mejor” y esperaba “volver pronto”.

En un vídeo de cuatro minutos en Twitter, Trump, con aspecto pálido, dijo que ‘no se sentía muy bien’ al llegar al hospital y que los próximos días serían cruciales en su lucha contra el coronavirus.

Trump fue trasladado al hospital el viernes por la noche después de recibir una dosis única de un cóctel de fármacos potenciadores de anticuerpos fabricado por una empresa estadounidense, Regeneron. También comenzó a usar un medicamento antivírico, remdesivir, que ha tenido efectos positivos al acortar ligeramente los tiempos de recuperación del paciente, pero es costoso y aún no ha mostrado beneficios más amplios.

La velocidad con la que el presidente de 74 años pasó de ser candidato presidencial a conejillo de indias humano tratado en un hospital sorprendió a los Estados Unidos, y generó preocupaciones sobre las elecciones presidenciales a solo 31 días de distancia. No se sabe de ningún otro paciente que haya sido tratado con estos dos potentes fármacos tan pronto después del contagio.

El médico de Trump, Sean Conley, dijo que el presidente estaba «muy bien» en su suite del Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, cerca de Washington. «Por el momento no hay motivo de preocupación», dijo. Otro médico dijo que Trump le había dicho: «Siento que hoy podría salir de aquí».

Pero minutos después Mark Meadows, jefe de gabinete de Trump, dio una evaluación más sobria y dijo al grupo de prensa de la Casa Blanca: «Los signos vitales del presidente durante las últimas 24 horas fueron muy preocupantes y las próximas 48 horas serán críticas en términos de su atención. Todavía no estamos en un camino claro hacia una recuperación total.»

Conley se mostró evasivo sobre si a Trump le habían dado oxígeno suplementario, y solo dijo que no lo había recibido ayer. Los medios de comunicación informaron que Trump estaba ‘sin aliento’ y que le dieron oxígeno en la Casa Blanca el viernes. Trump tuiteó anoche: «¡Me siento bien!» y agregó: «Se ha logrado un progreso tremendo en los últimos 6 meses en la lucha contra esta PLAGA.»

También hubo confusión sobre cuándo se diagnosticó a Trump. En la conferencia de prensa del sábado, Conley dijo que había sido «72 horas antes» — lo que significa que Trump supo que tenía la enfermedad el miércoles, 36 horas antes de que su condición se hiciera pública. En el período intermedio, viajó a Minnesota para una manifestación y luego a Nueva Jersey para un evento de recaudación de fondos, lo que planteó la posibilidad de que haya expuesto innecesariamente a cientos de personas más al contagio hasta que comenzó a sentirse enfermo. Funcionarios de la Casa Blanca dijeron que el cronograma declarado por el médico era inexacto, y el propio Conley emitió una aclaración más tarde.

No está claro exactamente porqué Trump fue tratado tan rápidamente con poderosos medicamentos experimentales si solo experimentaba síntomas leves. El propio presidente lleva mucho tiempo a favor de flexibilizar las restricciones al acceso a tratamientos prometedores que no necesariamente han recibido la aprobación del gobierno. En 2018, firmó una ley de «derecho a intentar» para ayudar a pacientes con enfermedades terminales.

Los primeros resultados de los ensayos de Regeneron en casi 300 pacientes estadounidenses se publicaron el martes, tres días antes de que los médicos de Trump solicitaran una autorización especial para administrar el medicamento al presidente.

Ayer se informó que el director ejecutivo de Regeneron, doctor Leonard Schleifer, conoce a Trump desde hace años y era miembro de su club de golf en el condado de Westchester, Nueva York. «Todo lo que podemos decir es que [la Casa Blanca] pidió poder usar [la droga] y hemos tenido el agrado de complacerlo,» dijo Schleifer.

Ayer, Trump recibió la segunda de las cinco dosis previstas de remdesivir.

Conley dijo: «Le estamos monitorizando muy de cerca.»

Por su parte Gabriel Sherman, reportero de la revista Vanity Fair, tuiteó que Trump había dicho cuando lo llevaron al hospital el viernes: “¿Voy a terminar como Stan Chera? ¿Seguro?” — en una referencia a un amigo suyo, quien murió de Covid-19 en abril.

La enfermedad suele alcanzar un punto crítico 10 días después del contagio. Es posible que no se sepa hasta finales de esta semana si el presidente se dirige hacia la recuperación o una recaída. El Covid-19 no siempre progresa como esperan los médicos. Los pacientes que parecen estar recuperándose pueden colapsar al final de una semana de recuperación; otros han pasado largos períodos en ventiladores y luego mejoraron.

Las drogas sintéticas Regeneron se convirtieron en parte de los ensayos de investigación más grandes de Gran Bretaña el mes pasado. Se utilizaron por primera vez en un paciente del NHS en un hospital cerca de Middlesbrough el domingo pasado, y se distribuirán este fin de semana a hasta 60 hospitales en el norte de Inglaterra.

Hasta ayer, cinco pacientes de tres hospitales del NHS habían recibido una dosis única de Regeneron por vía intravenosa. El primero está en tratamiento en el Hospital Universitario de North Tees, en una de las zonas más afectadas del país por el virus.

Martin Landray — profesor de medicina y epidemiología en la Universidad de Oxford y codirector del ensayo en Reino Unido — dijo que el área de Leicester también era una prioridad y que el medicamento debe comenzar a llegar a los pabellones hospitalarios mañana.

«Hay muchas buenas razones para pensar que este es un tratamiento realmente prometedor … pero no ha sido probado,» dijo.

El primer ministro británico Boris Johnson se ha comunicado con la familia de Trump el viernes por la noche. Dijo que el presidente norteamericano es «fuerte».

El secretario de estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, ha acortado su viaje a Asia y partirá hacia Japón el domingo, pero no irá a Mongolia y Corea del Sur como se había planeado originalmente tras el diagnóstico de Trump.

Trump ‘recibió oxígeno’ y sus signos vitales son ‘preocupantes’

THE DAILY TELEGRAPH — DOMINGO, 4 DE OCTUBRE DE 2020

Médicos afirman que presidente norteamericano ‘está muy bien’ mientras funcionarios de la Casa Blanca los contradicen

Donald Trump recibió oxígeno el viernes porque sus signos vitales eran «muy preocupantes», dijeron ayer fuentes cercanas al mandatario, al tiempo que funcionarios de la Casa Blanca contradecían a los médicos publicando una evaluación pesimista de su salud.

La confusión reinaba sobre el verdadero estado de la lucha del presidente de los Estados Unidos contra el Covid-19, ya que su equipo médico dijo a los reporteros que estaba «muy bien» — declaración contrarrestada por el propio jefe de gabinete de Trump momentos después, quien dijo que ‘todavía no estaba en un camino despejado’ hacia ‘una recuperación completa’.

El presidente movió ficha para disipar temores él mismo, tuiteó acerca de la ‘plaga’ y agradeció a los médicos del Centro Médico Walter Reed, escribiendo: «¡Con su ayuda, me siento bien!»

Han surgido informes contradictorios en otro día dramático en Washington, donde se confirmó que el virus se había extendido a más figuras de la Casa Blanca y a un senador norteamericano exactamente un mes antes de las elecciones en ese país, el 3 de noviembre.

La primera actualización provino de los médicos de Trump alrededor del mediodía de ayer, quienes hicieron una evaluación optimista sobre su salud diciendo que estaba ‘mejorando’, que no estaba recibiendo oxígeno y que no tenía dificultades para respirar.

Sin embargo, el doctor Sean P Conley, médico de la Casa Blanca, se negó repetidamente a descartar categóricamente que a Trump alguna vez le hubieran dado oxígeno durante su tratamiento, y en su lugar hizo comentarios cuidadosamente redactados. “Jueves sin oxígeno. Ninguno en este momento. Y ayer, con el equipo mientras todos estábamos aquí, no estaba con oxígeno,” dijo Conley en un momento — dejando abierta la posibilidad de que se le hubiera administrado algo el viernes.

Luego, The New York Times, Associated Press y ABC News informaron que Trump efectivamente había recibido oxígeno suplementario el viernes, citando fuentes cercanas al presidente. También hubo informes de que Trump había experimentado dificultades respiratorias ese día.

Informes sugieren que la salud de Trump en realidad estuvo en un estado mucho más preocupante que el admitido públicamente por los funcionarios de la Casa Blanca en ese momento, quienes insistieron en que solo tenía «síntomas leves» cuando fue trasladado al hospital el viernes por la tarde.

Esa conclusión fue reforzada por una declaración entregada por Mark Meadows, el jefe de gabinete de la Casa Blanca, al pequeño grupo de reporteros que se encontraban en el hospital momentos después de la optimista evaluación de los médicos del presidente ante las cámaras.

“Los signos vitales del presidente durante las últimas 24 horas fueron muy preocupantes y las próximas 48 horas serán críticas respecto a su cuidado. Todavía no estamos en un camino claro hacia una recuperación total,” dijo Meadows. El comentario se dio primero de manera extraoficial y luego se registró.

La falta de claridad en público sobre si Trump tomó oxígeno no fue la única confusión que surgió de los comentarios de los médicos ante cámaras.

Conley dijo en la sesión informativa que habían pasado «solo 72 horas después del diagnóstico». Tomado literalmente, eso habría significado que Trump fue diagnosticado el miércoles a mediodía.

El comentario provocó controversia porque significa que Trump habría viajado a un evento de recaudación de fondos en su campo de golf de Bedminster el jueves sabiendo que tenía el virus, y que no se habría informado al público hasta más de 24 horas después del resultado positivo.

El tema fue finalmente aclarado por la Casa Blanca, y Conley emitió un comunicado diciendo que había dicho 72 horas en lugar del tercer día. Confirmó que el primer diagnóstico de Trump había sido el jueves por la noche.

El coronel Sean N Dooley, médico tratante de Trump, dijo en la sesión informativa: “El presidente esta mañana no está tomando oxígeno y no tiene dificultad para respirar ni caminar por la unidad médica de la Casa Blanca en la planta de arriba. Está de muy buen humor. De hecho, cuando estábamos completando nuestras rondas multidisciplinarias esta mañana, la frase que nos dejó fue ‘siento que hoy podría salir de aquí’. Y ese fue un comentario muy alentador.»

Un reportero de Vanity Fair, citando a republicanos cercanos a la Casa Blanca, afirmó que Trump había preguntado a sus asistentes antes de ser llevado al hospital: «¿Voy a salir como Stan Chera?» Chera era un amigo del presidente fallecido a causa del virus.

El gobierno estadounidense enfrentaba caos anoche, después de que el Covid-19 arrasara la Casa Blanca y el Senado detuviera el trabajo legislativo durante dos semanas.

La decisión de cerrar parcialmente el Senado se produjo después de que tres senadores republicanos dieran positivo.

En la Casa Blanca, la atención se centró en un posible evento de ‘superdifusión’ del virus — la ceremonia del Rose Garden el 26 de septiembre, donde se anunció la nominación de la jueza Amy Coney Barrett para la Corte Suprema.

Anthony Scaramucci, exdirector de comunicaciones del presidente, dijo: “Esta es una llamada de atención para el presidente y su personal. Van a llegar a una situación en la que el ala oeste y los miembros del Congreso van a tener más Covid-19 que toda Nueva Zelanda debido a esta laxitud.»

Entre los últimos en anunciar que estaban infectados estaban el director de la campaña presidencial Bill Stepien y Chris Christie, exgobernador de Nueva Jersey. Scaramucci agregó: “Es triste para mí porque muchas de estas personas son mis amigos. Hope [Hicks] es mi amiga. Le deseo lo mejor. Pero también es triste para el país porque lo hemos colocado ahora en este dilema en el que hemos politizado la ciencia, las máscaras, la sanidad y el bienestar de los ciudadanos.»

Se produjo cuando los informes sugieren que los casos de virus en ese país han aumentado en 33 estados desde fines de agosto, y más de una docena de estados han visto un aumento en los pacientes hospitalizados en los últimos días.

Trump fue uno de los 40.000 estadounidenses que dieron positivo el viernes.


Ministros estudian sistema alemán para relanzar pruebas en transporte aéreo

El Gobierno se está preparando para sacudir las reglas de cuarentena de viajes aéreos tan pronto como esta semana, indicó un ministro del Tesoro, ya que reveló que los funcionarios habían estado estudiando el sistema de pruebas alemán, que es «el mejor en su clase».

Stephen Barclay, secretario en jefe del Tesoro, dijo que se tomaría una decisión sobre las pruebas de hisopado en aeropuertos «en los próximos días», pero señaló el régimen de pruebas en Alemania, donde los pasajeros que llegan de países de alto riesgo pueden ser examinados rápidamente y salir antes de la cuarentena. Reino Unido ha quedado por detrás de Francia y Alemania, que introdujeron las pruebas en sus aeropuertos en agosto.

Los pasajeros que llegan a algunos aeropuertos alemanes pueden tomar un hisopo que cuesta €130 (£118) y recibir un resultado de prueba en seis horas, o pueden salir de la cuarentena después de solo 10 días con una prueba gratuita del gobierno.

En Reino Unido, todas las personas que regresan de países de alto riesgo deben autoaislarse durante 14 días.

La noticia se conoce cuando el Gobierno anunció un número récord de casos de coronavirus en un solo día, con 12,872 nuevas infecciones. El total — casi el doble que el del viernes — se atribuyó a un error técnico que significó que los casos de la semana pasada no se registraron correctamente.

Hablando ayer en la conferencia del Partido Conservador, Barclay dijo que las pruebas en aeropuertos eran ‘prioridad clave en el sector en este momento’. “Espero que Grant Shapps y Matt Hancock digan más sobre esto en los próximos días,” dijo.

“Pero desde el punto de vista del Tesoro, el tipo de cosas que esperaría que analizáramos es qué tipo de pruebas podemos realizar en aeropuertos y cómo interactúa eso con las reglas de cuarentena. ¿Cuál es el mejor en su clase a nivel internacional? Entonces miramos, por ejemplo, a algunos de los estados alemanes, que están usando estas pruebas incluso desde antes de algunas restricciones.»

The Sunday Telegraph entiende que los ministros están considerando formar un grupo de trabajo para explorar varias opciones para viajes internacionales. Barclay sugirió que el Gobierno examina opciones para ‘viajes sub-nacionales’, designando zonas seguras en países de alto riesgo y exceptuando a personas de la cuarentena. Otra opción respaldada por SAGE podría involucrar la ‘prueba dual’ — donde los viajeros entrantes deben dar negativo dos veces en cinco días para salir de la cuarentena.

Un portavoz del Ministerio de Transportes se negó anoche a admitir la pregunta sobre cuándo se haría algún anuncio y si se había tomado alguna decisión. Está previsto que Shapps, el ministro de transportes, se dirija a la conferencia mañana, pero no se espera que aborde el tema.

Los comentarios de Barclay fueron recibidos con beneplácito por el aeropuerto de Heathrow, que ha invertido en probar la infraestructura previendo un cambio de política.

Bajo el sistema, una prueba con un coste de £150 se realizaría a la llegada, y otra entre cinco y siete días después.