‘Mínima’ esperanza de vacuna para el Covid antes de Navidad

Crédito: NHS Employers / Flickr (CC BY 2.0) 

La posibilidad de contar con la vacuna contra el coronavirus de Oxford antes de Navidad es ‘mínima’, dijo la presidenta del Grupo de Trabajo sobre Vacunas del Reino Unido.

Kate Bingham dijo que tenía ‘esperanzas’ de que los datos del ensayo del estudio de Oxford estén disponibles antes de fin de año.

Ambos estudios se encuentran actualmente en ensayos clínicos de fase 3 — lo que significa que la vacuna se ha administrado a miles de participantes para verificar su seguridad y eficacia, siendo esta la última etapa antes de que los investigadores envíen sus datos a los reguladores para su aprobación.

Bingham dijo que se sentía ‘optimista’ con los datos positivos vistos hasta ahora, pero advirtió que el público no debería asumir que una vacuna contra Covid-19 es ‘mejor’ que la vacuna contra la gripe ‘por el momento’.

También agregó que sería razonable suponer que cualquier vacuna requeriría más de una dosis.

La vacuna ideal proporcionaría protección de por vida y la menos ideal sería una que no detiene el contagio, pero sí reduce la gravedad de los síntomas. Cualquier cosa que caiga en ese espectro ya es un ‘plus’, dijo.

Cuando se le preguntó cuáles eran las posibilidades de recibir la vacuna antes de Navidad, Bingham respondió: “Creo que es una mínima, pero existe la posibilidad de que podamos recibir la vacuna Oxford antes de Navidad.”

Cuando se le preguntó qué datos de la fase 3 se reportarían este año, dijo: “Espero que haya dos vacunas en las que podamos ver los datos de la fase 3 este año.”

Sería “posible” que una vacuna esté lista este año, continuó, pero dependería de una serie de factores como asegurarse de que se recluten suficientes personas en los estudios, y luego si se observan suficientes contagios en el grupo que recibió placebo.

Una vez que se hayan recopilado suficientes datos, los reguladores los evaluarán.

“Entonces, si todo funciona sí, es posible que podamos obtener una vacuna este año, pero lo más probable es que sea el próximo,” dijo.

El Gobierno británico tiene seis vacunas candidatas en cartera, producidas por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, BioNTech y Pfizer, Valneva, Novavax, Johnson y Johnson, y GlaxoSmithKline.

Bingham dijo que la cartera estaba “distribuida entre los que están más avanzados y los que creemos que tienen más probabilidades de funcionar y ser más seguros.”

“Soy optimista de que veremos algo: cuatro de nuestras seis vacunas están ahora en estudios de fase 3, y en cada uno de ellos hemos visto datos muy positivos en los estudios clínicos de fase 1 y 2, lo que demuestra que las personas que han recibido la vacuna provocan una fuerte respuesta inmunitaria. Si se toman los anticuerpos neutralizantes que se activan, esos anticuerpos pueden matar el virus del Covid vivo,” añadió.

“Así que eso es muy positivo y es lo mejor que puede suceder en este momento.”

“Y ahora necesitamos ver si esas respuestas inmunes que vemos se traducen en protección.”

Bingham agregó: “Lo ideal es que te vacunes y entonces quedes protegido de contagio de por vida.”

“El otro extremo, el otro lado del sujetalibros por así decirlo, sería que la vacuna no detenga el contagio, sino que solo reduzca la gravedad de los síntomas.”

“Y, francamente, creo que cualquier cosa que caiga en medio de ese espectro sería una ventaja.”

“Las vacunas que tenemos contra la gripe tienen una efectividad de aproximadamente el 50 por ciento, y son inyecciones anuales, según la cepa que surja cada verano y que luego nos pondremos como vacuna para el invierno.”

“Entonces, creo que sería justo decir que no deberíamos asumir que por el momento será mejor que una vacuna contra la gripe,” continuó.

“Porque eso es un equivalente: es un virus mutante y respiratorio que ingresa por la nariz, los ojos y el tracto respiratorio.”

Bingham — que participa ella misma como voluntaria en el ensayo de la vacuna Novavax — insta a las personas mayores y de grupos étnicos minoritarios, asiáticos y negros a que se unan a los ensayos de la vacuna.

Por el momento, más de 9 de cada 10 personas en el ensayo (93 por ciento) son blancas, 4 por ciento asiáticas y menos del 0,5 por ciento negras.

“Lo que no sabemos es si las vacunas funcionarán en todos.”

“Y es por eso que estamos llevando a cabo los estudios clínicos, y es por eso que hacemos un llamado a las armas para decir a las personas que están en mayor riesgo de contagio: necesitamos que se unan a los ensayos de vacunas para que podamos demostrar que las vacunas funcionan,” sentenció.

Sus declaraciones se producen en medio de informes de que el ensayo que hace Johnson & Johnson de su vacuna Covid-19 ha sido detenido, debido a la enfermedad de un participante.

Sin embargo, los expertos enfatizan que las pausas de los ensayos son un aspecto común de la investigación clínica.

De hecho, el estudio de la Universidad de Oxford se detuvo temporalmente después de que un participante enfermara, pero se reanudó después en Reino Unido. La rama estadounidense del estudio permanece en pausa mientras los funcionarios evalúan los datos.

Stephen Evans, profesor de farmacoepidemiología en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, dijo: “Normalmente, las pausas en el reclutamiento de un ensayo no llegan a darse a conocer al público.”

“Son frecuentes cuando miles de personas sanas reciben algo nuevo, en particular una vacuna.”

“El hecho de que los ensayos estén en pausa indica que se puede confiar en que todo el proceso de monitorización de la seguridad de los participantes del ensayo está funcionando bien.”


Artículo de Ellena Cruse publicado en London Evening Standard el martes, 13 de octubre de 2020
Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres
Enlace al artículo original:
 https://www.standard.co.uk/news/health/slim-chance-covid-vaccine-christmas-a4569846.html

Asesores pidieron a Johnson un confinamiento más severo

THE DAILY TELEGRAPH — MARTES, 13 DE OCTUBRE DE 2020

Primer ministro británico desoyó a científicos gubernamentales que pedían medidas más estrictas que sistema de tres fases

Boris Johnson desautorizó a los científicos del Gobierno que presionaban por medidas nacionales de confinamiento como detener todas las reuniones domésticas y cerrar todos los pubs, ha trascendido anoche.

Documentos del Grupo Asesor Científico para Emergencias (Sage) muestran que el organismo pidió una introducción inmediata de intervenciones nacionales, diciendo que no tomar tales medidas podría resultar en “una epidemia muy grande con consecuencias catastróficas”.

Liverpool se convirtió en la única región colocada en el nivel más difícil de un nuevo sistema de bloqueo de tres niveles el lunes, con intensas negociaciones en otras áreas el lunes por la noche.

El primer ministro británico dio un paso atrás en la imposición de nuevas y duras medidas de confinamiento en otras partes del norte después de que autoridades locales se negaran a aceptarlas. Alcaldes electos y líderes municipales creen que serán cómplices de la bancarrota de las empresas si acceden a cerrar pubs, gimnasios y centros de ocio.

El lunes por la noche, documentos de Sage recientemente publicados revelaron que los asesores científicos del Gobierno habían pedido medidas nacionales. En los documentos, fechados el 20 y 21 de septiembre, los científicos pedían la consideración inmediata de cinco medidas nacionales, diciendo que ninguna de ellas sería suficiente por sí sola.

“La lista final de intervenciones no farmacéuticas que deben considerarse para su introducción inmediata incluye un ‘interruptor’ (período corto de bloqueo) para hacer retroceder la incidencia a niveles bajos; consejos de trabajar desde casa para todos aquellos que puedan; prohibir todo contacto dentro del hogar con miembros de otros hogares, excepto miembros de una burbuja de apoyo; cierre de todos los bares, restaurantes, cafés, gimnasios interiores y servicios personales (por ejemplo, peluquerías); toda la enseñanza universitaria y superior debe ser por internet a menos que la enseñanza presencial sea absolutamente esencial,” decían los documentos.

Otro documento relacionado advertía: “Dado que más del 90% de la población sigue siendo susceptible, no actuar ahora para reducir los casos dará lugar a una epidemia muy grande con consecuencias catastróficas en términos de muertes directas relacionadas con el Covid, y la capacidad del servicio de sanidad para cumplir necesidades.”

“Será necesario adoptar un paquete de intervenciones para prevenir este aumento exponencial de casos. Es poco probable que intervenciones individuales puedan reducir la incidencia.”

Los científicos sugirieron imponer medidas a nivel regional o nacional, pero continuaron enfatizando que “se necesitan medidas tanto locales como nacionales: las medidas no deben aplicarse en un área geográfica demasiado específica”.

En la reunión informativa de Downing Street el profesor Chris Whitty — director médico nacional y miembro de Sage — dijo que no estaba seguro de que las medidas “de referencia” anunciadas para las áreas de nivel 3, las que tienen las tasas de infección por Covid más altas, fueran suficientes para revertir el aumento del virus.

Johnson tuvo que advertir a las autoridades locales de que si no aceptan las medidas de bloqueo, el Gobierno las impondrá “para proteger la salud pública”. El primer ministro también enfrenta una batalla para ganarse a sus propios parlamentarios, ya que decenas de ellos amenazan con negarle su apoyo cuando los tres niveles se sometan a votaciones separadas en el Parlamento, el martes.

Insinuó que vendrían mejores noticias para las personas vulnerables que se han visto obligadas a autoaislarse, sugiriendo que el Gobierno cambiaría su enfoque debido a la “angustia mental y la soledad” que causa.

Al revelar el tan esperado sistema de tres niveles, dijo que simplificaría las complejas y confusas reglas impuestas en diferentes áreas.

El nivel más bajo, para áreas de riesgo “medio”, involucrará las restricciones actuales de la Regla de 6 y el toque de queda a las 10 de la noche para pubs y restaurantes mientras que el nivel medio — para áreas de riesgo “alto” — prohibirá la mezcla doméstica en interiores. El nivel superior para áreas de riesgo “muy alto” obligará a los pubs a cerrar a menos que puedan funcionar como restaurantes, además de prohibir la interacción doméstica en interiores y exteriores, y desaconsejar los viajes hacia y desde esas áreas.

Liverpool — que ha aceptado ser colocado en el nivel superior — recibirá £14 millones de fondos adicionales para más pruebas, con la intención de ayudar a la ciudad durante el próximo mes, después de lo cual se revisará el bloqueo.

Sin embargo, autoridades locales en otras áreas se resisten a la idea de aceptar ser incluidos en el tercer nivel. Johnson dijo que las conversaciones continúan con los líderes locales en el noroeste, noreste y Yorkshire & Humber sobre el enfoque y el apoyo disponible si se mueven al tercer nivel.

“Queremos que las autoridades locales cumplan estas disposiciones con nosotros […] pero si no podemos llegar a un acuerdo, entonces claramente es deber de un Gobierno nacional tomar las medidas necesarias para proteger la sanidad pública,” dijo.

Andy Street, el alcalde conservador de West Midlands, dijo que estaba “decepcionado” de que su área fuera colocada en el nivel 2, y agregó: “Esto no es algo que las autoridades regionales apoyen, ni lo que yo creía que iba a suceder después de las extensas conversaciones en los últimos días.”

Dijo que el enfoque del Gobierno era inconsistente, ya que West Midlands tiene solo una cuarta parte de la tasa de casos de Manchester — ciudad colocada en el mismo nivel.

Johnson reconoció que había “anomalías”, pero dijo que “inevitablemente iba a suceder en una campaña compleja contra una pandemia como ésta”.

Hablando en una conferencia de prensa en Downing Street, dijo que las últimas cifras sobre infecciones están “parpadeando como advertencias en el tablero de un avión de pasajeros, y debemos actuar ahora”.

Sin embargo, cuando se le preguntó si las medidas de cierre más estrictas serían suficientes para combatir el virus en lugares como Liverpool, el profesor Whitty dijo que no irían lo suficientemente lejos a menos que las autoridades locales acordaran confinamientos adicionales además de los obligatorios.

“No confío y nadie confía en que las propuestas de tercer nivel para las tasas más altas, si hiciéramos el caso base absoluto y nada más, sean suficientes para superarlo,” dijo.

En Liverpool, el alcalde metropolitano Steve Rotheram acordó cerrar gimnasios y centros de ocio, así como pubs, pero otras autoridades locales esperan más apoyo del Gobierno para las empresas y trabajadores afectados.

Después de haber sido elogiado repetidamente por Johnson por aceptar las nuevas medidas, Rotherham afirmó anoche que en realidad no las había aceptado.

Dijo: “Fue el Gobierno el que decidió que necesitábamos restricciones locales en nuestra área […] no fueron las autoridades locales, y es falso que indiquen lo contrario. No había elección con el nivel al que íbamos a ingresar.”

Por su parte, el canciller Rishi Sunak parecía haber ganado su batalla personal por un enfoque más “equilibrado”, ya que los planes para cerrar los pubs por completo en áreas de nivel 3 se diluyeron ligeramente para permitirles permanecer abiertos si podían operar como restaurantes.

Solo se les permitirá servir alcohol con una “comida sustancial”, pero el Gobierno no ha definido qué se considera una comida sustancial o cuántas bebidas se pueden servir con una.

Nigel Farage, el líder del Partido del Brexit, sugirió que los pubs en el nivel 2 también podrían cerrar de inmediato, porque su cantidad de clientes se desplomará como resultado de la prohibición de la interacción de hogares.

Mientras tanto, en la Cámara de los Comunes, los parlamentarios conservadores se han alineado para criticar al nuevo sistema. Sir Graham Brady, presidente del grupo conservador 1922 Committee, buscó garantías de que las áreas no permanezcan en un “estado permanente” con restricciones vigentes.

Brady dijo: “El primer ministro ha dicho que habrá un período final de cuatro semanas para las áreas con las restricciones más altas. ¿Qué tranquilidad puede dar a las áreas en los niveles 1 y 2, algunas de las cuales han tenido restricciones adicionales ya durante dos meses y medio, de que esto no se convertirá en un estado permanente?”

El parlamentario conservador Philip Davies pidió a Johnson que “vuelva a confiar en el pueblo británico para que actúe con responsabilidad”.

“En lugar de una tormenta constante de reglas arbitrarias que solo servirán para colapsar la economía y destruir negocios y empleos, ¿recordará Johnson a la gente lo que es importante — el distanciamiento social, lavarse las manos, los grupos que están en mayor riesgo, los ancianos, personas con problemas de salud, etcétera — y pondrá una vez más su confianza en el pueblo británico para actuar responsablemente?”

“Después de todo, creer que las personas toman mejores decisiones para ellos mismos, sus familias y sus comunidades que las que el estado puede tomar en su lugar es sin duda la esencia de lo que significa ser un conservador.”

Cuando se le preguntó si las medidas de confinamiento podrían continuar un año más si no se encuentra ninguna vacuna en la primavera, el profesor Whitty dijo: “Estoy extremadamente seguro de que cuando entremos en el próximo invierno lo haremos en una posición notablemente mejor que la de hoy.”