Johnson podría cerrar pubs a pesar de creciente oposición laborista

THE DAILY TELEGRAPH — JUEVES, 8 DE OCTUBRE DE 2020

Líder Keir Starmer redobla la apuesta insinuando que podría retirar apoyo de su partido cuando toque de queda se someta a votación

Boris Johnson considera cerrar pubs y restaurantes en unos días, en medio de la creciente oposición de Sir Keir Starmer a la estrategia de bloqueos del Gobierno.

Se espera que el primer ministro británico anuncie que la hostelería en las áreas más afectadas del país tendrán que cerrar mientras las tasas de contagio continúen disparándose fuera de control.

Hasta ahora Johnson ha podido contar con el apoyo del Partido Laborista para las medidas de control del coronavirus, pero ese apoyo empezó a desmoronarse después de que Sir Keir exigiera ver la “base científica” para el toque de queda actual de las 10 de la noche.

El líder del laborismo [foto principal] dejó en claro que podría retirar el apoyo de sus parlamentarios cuando el toque de queda se someta a votación la próxima semana, diciendo que la medida debe ser revisada si no hay pruebas firmes para implantarla.

Con hasta 100 parlamentarios conservadores dispuestos a rebelarse contra el Gobierno respecto al toque de queda, el Parlamento podría revertir la política de Johnson. También pone en duda otras medidas de confinamiento como el posible cierre de pubs, porque también deben ser aprobadas por los Comunes.

Se espera que los ministros ofrezcan a los rebeldes laboristas y conservadores una compensación al prometer atenuar el toque de queda de las 10 pm en áreas que no estén sujetas a restricciones locales.

El ministro de sanidad Matt Hancock, por su parte, dio un indicio claro de que la hostelería en las áreas con las tasas de Covid más altas deberán cerrar, ya que dijo a los líderes empresariales que los datos más recientes sobre las fuentes de contagio “no son buenas noticias” para el sector.

En Escocia, la primera ministra Nicola Sturgeon anunció un cierre hostelero de 16 días en las áreas más afectadas, mientras los pubs y restaurantes en el resto del país tienen prohibido vender alcohol en interiores y deben cerrar a las 6 pm.

Se podría anunciar nuevos cierres locales antes del fin de semana en áreas como Nottingham — donde la tasa de infección se ha disparado de 59 a 382 casos por cada 100.000 personas en una semana.

También se espera que Johnson anuncie un nuevo sistema de ‘semáforo’ de cierres locales el lunes, con restricciones predeterminadas para áreas de bajo, medio y alto riesgo.

Un borrador del modelo — oficialmente llamado Local Covid Alert Levels — incluye cierres de bares y restaurantes en la sección ‘roja’, pero Downing Street dijo que aún no se había tomado una decisión final sobre las restricciones exactas que se impondrán.

Johnson esperaba revelar la estrategia hoy jueves, pero ha tenido problemas para acordar el plan con los ministros de alto rango del Gabinete. También enfrenta el peligro de que la política sea derrotada en los Comunes si no cuenta con el apoyo laborista.

Hasta ahora, Johnson podía contar con el respaldo de los parlamentarios de Sir Keir para anular cualquier oposición de los rebeldes conservadores, pero sin esa garantía el plan podría tener dificultades para ser aprobado por el Parlamento.

En una conferencia telefónica con el gremio empresarial CBI el miércoles Hancock advirtió claramente que se está considerando el cierre de los pubs, ya que dijo: “Fuera de su hogar y socializando entre hogares, el índice más alto en la incidencia de transmisión probable — medido por el lugar donde las personas tienen contactos — lamentablemente es la hostelería.”

“Ahora, obviamente, ese hallazgo no es una buena noticia en términos de la acción política que tenemos que tomar para ese sector.”

Se entiende que el Tesoro ha elaborado planes de financiación adicional para el sector de la hostelería, si los locales se ven obligados a cerrar por primera vez desde que se les permitió reabrir en julio. Se espera que el Gobierno retrase cualquier anuncio sobre el cierre de bares hasta que esté listo para anunciar un paquete financiero al mismo tiempo.

Varias ‘palomas’ — funcionarios negociadores que buscan conciliar posiciones — del Gabinete que están a favor de medidas de bloqueo más estrictas han instado a Johnson a cerrar bares en el noreste y noroeste, después de que ‘horribles’ datos internos mostraran que las tasas de contagio entre los mayores de 60 años han aumentado a “niveles seriamente preocupantes”, según una fuente.

Otro informante de Whitehall dijo: “El panorama es realmente difícil y desolador. Estamos llegando a un punto en el que no estamos lejos de ver una tensión real en los hospitales y eso es preocupante.”

Se entiende que funcionarios del Tesoro han dejado en claro a los gremios hosteleros que comparten sus preocupaciones sobre las propuestas de cerrar pubs y restaurantes, y les han pedido que presenten pruebas sobre el impacto que tendrá en los empleos y las empresas.

Se produjo cuando la cadena de pubs Greene King anunció que cerrará docenas de sus locales con la pérdida de 800 puestos de trabajo, culpando al “continuo endurecimiento de las restricciones comerciales” de la caída en los ingresos.

Según un acuerdo alcanzado con los legisladores la semana pasada, el Parlamento debe aprobar cualquier medida de cierre nacional antes de que se introduzcan, lo que significa que el sistema de ‘semáforos’ — que probablemente incluirá cierres de pubs en las zonas más afectadas — debe someterse a votación.

Sir Keir señaló el miércoles por primera vez que el Gobierno no puede confiar en una garantía de apoyo laborista para sus restricciones al coronavirus, cuestionando la legitimidad del toque de queda actual de las 10 de la noche.

Starmer también ha pedido al primer ministro que publique las pruebas que demuestren que hay una base científica para el toque de queda en pubs, bares y restaurantes, y que “revise la regla” si no puede hacerlo.

Dijo que 19 de las 20 áreas sometidas a medidas locales durante dos meses habían visto aumentar las tasas de contagio.

Cifras oficiales muestran que hasta las 9 am del miércoles había habido 14.162 casos más de coronavirus confirmados por laboratorio en Reino Unido, y otras 70 personas murieron dentro de los 28 días posteriores a la prueba positiva de Covid-19.

Sir Keir dijo: “El Primer Ministro no puede explicar porqué un área entra en restricción, no puede explicar cuáles son las diferentes restricciones, no puede explicar cómo terminan las restricciones — esto se está volviendo ridículo.”

“La semana que viene, esta Cámara votará si se aprueba la regla de las 10 de la noche. El Primer Ministro sabe que hay opiniones profundamente arraigadas en todo el país de diferentes maneras sobre esto. Ahora surge una pregunta: ¿hay una base científica para la ¿Regla de las 10 de la noche?”

El miércoles, el Gobierno retiró de la agenda el debate sobre el toque de queda que estaba programado para el lunes y, en cambio, los parlamentarios debatirán el asunto el próximo miércoles y se someterá a votación retroactiva. Si los legisladores votan en contra del toque de queda, esto obligará al Gobierno a cancelarlo.

Los rebeldes conservadores que se oponen al toque de queda creen que el Gobierno está ganando tiempo para hacer una concesión — lo cual podría ayudarlo a ganar apoyo para el cierre de pubs en las áreas más afectadas.

Un parlamentario conservador de alto rango dijo: “Las conversaciones continúan con los jefes de bancada, y espero que el Gobierno anuncie un compromiso la próxima semana.”

“Podríamos terminar con los últimos pedidos obligatorios para evitar que la gente compre bebidas hasta las 10 de la noche y luego salgan a las calles a la vez, o podríamos terminar con un toque de queda más tarde o el cierre escalonado de pubs.”

“Pero si el Gobierno pone a votación el toque de queda, perderá.”

Un portavoz de Downing Street se negó a comentar sobre si se ha planeado el cierre de pubs, declarando sobre el toque de queda: “La política se mantiene bajo revisión, pero el toque de queda sigue vigente.”


Inmunidad de rebaño podría haber salvado más vidas que confinamiento

El distanciamiento social generalizado y el cierre de las escuelas pueden haber costado más vidas que si se hubiera permitido que la inmunidad colectiva se desarrollara lentamente en la comunidad, sugiere un estudio.

Un nuevo análisis del modelo de la Imperial University que llevó al confinamiento en marzo muestra que cerrar las escuelas y evitar que los jóvenes se mezclen puede haber tenido el efecto contraintuitivo de causar más muertes.

En un estudio publicado en la revista médica British Medical Journal (BMJ), la Universidad de Edimburgo predijo que, durante toda la pandemia, mantener a los niños fuera de las aulas aumentaría las muertes entre 80.000 y 95.000. Asimismo, el distanciamiento social de todos los ciudadanos, en lugar de solo los mayores de 70 años, podría costar entre 149.000 y 178.000 vidas.

Expertos dicen que el virus pudo propagarse más rápido a las personas vulnerables una vez que se introdujeron las medidas de confinamiento, que si se hubiera permitido que se acumulara algún nivel de inmunidad en los jóvenes.

La noticia se conoce luego de que miles de científicos de todo el mundo firmaran la Declaración de Great Barrington, pidiendo el fin del confinamiento para personas jóvenes y saludables.

El Gobierno inició el confinamiento en el país después de que el modelado de Imperial mostrara que 500.000 personas podrían morir y el NHS se vería abrumado.

Pero Imperial también había predicho que ninguna estrategia de mitigación podría reducir las muertes a menos de 200,000 sin una vacuna, y la supresión del virus simplemente retrasaría un resurgimiento aún más letal.

Los autores del nuevo documento — que redescubrieron las cifras en su reevaluación — dijeron que el Gobierno parecía haber elegido proteger el NHS a corto plazo, en lugar de salvar vidas durante toda la epidemia. Aunque redujo la demanda máxima de camas de UCI, prolongó la epidemia, lo que provocó más muertes por Covid-19 en el largo plazo.

El autor principal, Graeme Ackland — profesor de simulación informática en la Universidad de Edimburgo — dijo: “En marzo, el Gobierno tuvo que tomar una decisión: ¿querían salvar vidas o ahorrar camas?”

“El confinamiento significa que el número de muertes disminuye, por lo que hay una ganancia a corto plazo, pero esto tiene un costo a largo plazo. Si no se hubiera hecho nada, todo habría terminado ahora. Habría sido absolutamente horrible, pero se acabaría. Ni siquiera habría sido completamente irrazonable no haber hecho nada.”

Las cifras que muestran los peligros del cierre de escuelas y el distanciamiento social generalizado se informaron en el documento original de Imperial pero muchos expertos los pasaron por alto, se afirma.

“Hablé con gente del SPI-M y del [grupo de asesores científicos del Gobierno] SAGE, y no los habían visto,” agregó el profesor Ackland.

El portavoz del Primer Ministro dijo: “Hemos considerado toda la gama de opiniones científicas durante el curso de esta pandemia, y continuaremos haciéndolo.”


‘Beatles’ jihadistas fueron detenidos en manifestación en Londres

Los militantes británicos del Estado Islámico conocidos como ‘Los Beatles’ fueron arrestados en una protesta en apoyo de los ataques terroristas del 11 de septiembre en la embajada norteamericana en Londres meses antes de viajar a Siria, trascendió en una acusación criminal publicada el miércoles.

Alexanda Kotey y El Shafee Elsheikh fueron detenidos mientras asistían a una manifestación del grupo Muslims Against Crusaders [Musulmanes contra los cruzados] el 11 de septiembre de 2011 — lo que ha generado dudas sobre cómo la pareja logró evadir a las autoridades británicas para unirse a los yihadistas que luchaban en Siria.

Los dos londinenses fueron acusados ​​por fiscales estadounidenses en el Distrito Este de Virginia el miércoles, por tortura y asesinato de rehenes británicos y estadounidenses.

En una revelación vergonzosa para las autoridades británicas, la fiscalía norteamericana afirma que los dos hombres fueron “radicalizados en Londres”, revelando que habían sido arrestados previamente durante la protesta del grupo activista frente a la embajada de Estados Unidos.

Muslims Against Crusaders era una facción de un grupo creado por el predicador extremista Omar Bakri Mohammed, a quien The Telegraph reveló más tarde como reclutador para el Estado Islámico, y quien tenía vínculos con el conocido predicador de odio Anjem Choudhary.

A la protesta para conmemorar el décimo aniversario de los ataques del 11 de septiembre — durante la cual se quemó la bandera estadounidense — también asistieron Choudhary y Siddhartha Dhar, conocido como Jihadi Sid, quien se convirtió en ejecutor de Estado Islámico y vocero del grupo terrorista.

Muslims Against Crusaders fue declarado proscrito por Theresa May — entonces ministra del interior — solo dos meses después, en noviembre de 2011.

La Policía Metropolitana no pudo responder a preguntas sobre porqué fueron arrestados Kotey y Elsheikh, ni lo qué sucedió con su caso.

Los agentes policiales han enfrentado preguntas sobre cómo pudieron los terroristas viajar a Siria solo 11 meses después de su arresto, en agosto de 2012, a pesar de sus arrestos y sus vínculos con una organización terrorista prohibida.

Una vez en Siria, la pareja conformó la mitad de una célula de cuatro hombres provenientes del oeste de Londres — conocidos como ‘Los Beatles’ — junto a Muhammed Emwazi, que había estado en el radar del MI5 desde 2009, en que se le negó la entrada a Tanzania.

Kotey, de 36 años, y Elsheikh, de 33, llegaron a Estados Unidos desde Irak temprano en la mañana, y deben comparecer ante un tribunal federal para responder a los cargos de conspiración para cometer homicidio, toma de rehenes con resultado de muerte y apoyo material a una organización terrorista extranjera.

Su juicio — que probablemente tendrá lugar a principios del próximo año — se convertirá en el juicio por terrorismo de más alto perfil en la historia reciente.

A pesar de ello los hombres — a quienes se ha revocado la ciudadanía británica — no enfrentarán la pena de muerte, luego que Estados Unidos acordara descartar la pena capital tras las objeciones de Reino Unido.

Al comentar sobre los cargos, Bethany Haines, hija del trabajador humanitario británico David Haines — asesinado por el grupo en una ejecución en video en 2014 — acogió con agrado la acusación pero dijo que estaba “decepcionada” de que no se hiciera más hincapié en los crímenes cometidos contra su padre.

La hija de la víctima dijo a The Telegraph que esperaba que los hombres dieran información que ella y otros familiares habían estado esperando durante mucho tiempo.

“Continúan torturando a las familias ocultando la información sobre dónde están sus cuerpos,” dijo. “Rezo para que esto salga a la luz en el juicio, para que podamos tener un cierre.”


Las ‘fake news’ sobre la gripe vienen de él

METRO — MIÉRCOLES, 7 DE OCTUBRE DE 2020

Facebook retira publicación de Trump y Twitter le censura luego de que presidente restara importancia a mortal virus

Donald Trump ha sido acusado anoche de difundir fake news [noticias falsas] luego de que Twitter y Facebook censuraran sus publicaciones, donde decía que el coronavirus es ‘mucho menos letal’ que la gripe.

Un día después de decir al público que no se preocupe por el Covid-19 — que ha matado a más de 210.000 estadounidenses — el presidente de Estados Unidos utilizó a los gigantes de las redes sociales para minimizar la gravedad del virus.

En cuestión de horas, Facebook eliminó sus comentarios y Twitter puso una advertencia, diciendo que su tuit “violó las reglas sobre la difusión de información engañosa y potencialmente dañina relacionada con el Covid-19”.

Trump fue dado de alta del hospital el lunes, cuatro días después de dar positivo por el virus. Se quitó la mascarilla tan pronto como llegó a la Casa Blanca.

Entre una avalancha de publicaciones en las redes sociales — incluida una declaración donde decía “¡ME SIENTO GENIAL!” — el mandatario escribió: “¡Se acerca la temporada de gripe! Muchas personas cada año, a veces más de 100.000, y a pesar de la vacuna, mueren a causa de la influenza. ¿Vamos a cerrar nuestro país? No, hemos aprendido a vivir con eso, al igual que estamos aprendiendo a vivir con el Covid, ¡en la mayoría de las poblaciones es mucho menos letal!”

Facebook eliminó la publicación, mientras su vicepresidente de comunicaciones y asuntos globales — y también ex viceprimer ministro británico — Nick Clegg dijo: “Nosotros eliminamos la información incorrecta sobre la gravedad de Covid-19.”

Por su parte, la red social Twitter permitió que la publicación se mantuviera pero adjuntándole una advertencia que decía: “Este tuit violó las reglas de Twitter sobre difusión de información engañosa y potencialmente dañina relacionada con el COVID-19. Sin embargo, Twitter ha determinado que puede ser de interés para el público que el tuit siga siendo accesible.”

La Organización Mundial de la Salud estima que cada año se producen hasta 650.000 muertes en todo el mundo asociadas con la gripe. El número de personas que han muerto por Covid-19 llegó a 1 millón el martes de la semana pasada.

Los intentos de Trump de restar importancia al virus han sido condenados por científicos y por Joe Biden — su rival en las elecciones presidenciales del próximo mes.

El doctor David Nace, de la Universidad de Pittsburgh, dijo: “Tenemos que ser realistas en esto: el Covid es una amenaza para la población estadounidense. La mayoría de la gente no tiene tanta suerte como el presidente.”

A su vez, Biden dijo: “¿Qué es esta cosa machista de ‘no voy a usar mascarilla’? ¿Cuál es el problema? Es un gran problema, ¿les molesta eso? Sean patriotas, por amor de Dios; cuídense, pero cuiden también al prójimo.”

Las últimas encuestas sitúan a Trump en el 41 por ciento y a Biden en el 57 por ciento.

El presidente indicó que tenía intenciones de seguir adelante con el segundo debate televisivo de la próxima semana con su rival en Miami, y tuiteó: “¡Será genial!”

Trump, de 74 años, y su esposa Melania, de 50, revelaron el viernes que ambos dieron positivo por Covid-19 luego de una reunión de 200 personas en la Casa Blanca.

El lunes, el mandatario parecía tener problemas con su respiración. Pero ayer martes, su médico Sean Conley dijo que el presidente tuvo una “primera noche de descanso en casa” y “siguió estando extremadamente bien”.