Destacados pediatras atacan a conservadores por comidas escolares gratuitas

THE OBSERVER — DOMINGO, 25 DE OCTUBRE DE 2020

Más de 2.000 especialistas infantiles respaldan campaña de futbolista Marcus Rashford para garantizar que niños tengan qué comer

Miles de especialistas en salud infantil de Gran Bretaña se han unido para condenar al Gobierno por su negativa a financiar comidas gratuitas para niños desfavorecidos en Inglaterra durante las vacaciones escolares, en medio de una campaña popular sobre el tema encabezada por el seleccionado inglés y estrella del Manchester United, Marcus Rashford [en la foto principal, jugando en un partido contra el Chelsea, ayer].

Con un número creciente de ayuntamientos y empresas este fin de semana ofreciendo comida gratuita, más de 2.000 pediatras de todo Reino Unido han firmado una carta expresando su conmoción por la decisión. Afirman que garantizar que los niños tengan suficiente para comer es una de las “responsabilidades humanas más básicas”.

La carta — coordinada por el Real Colegio de Pediatría y Salud Infantil y vista por The Observer — dice: “Todos los días vemos el impacto del hambre y la desnutrición en nuestro trabajo como pediatras. No es inusual que cuidemos de niños que no tienen suficiente para comer o que no tienen acceso a una comida sustancial fuera de lo que se ofrece en la escuela.”

“Hacemos un llamado al gobierno de Reino Unido para que iguale las promesas de los gobiernos de Gales y Escocia y del ejecutivo de Irlanda del Norte, de continuar proporcionando comidas gratuitas a niños de bajos ingresos durante las próximas semanas y luego extender esto al menos hasta las vacaciones escolares de Pascua.”

La carta elogia a Rashford como una “fuente de inspiración” para su campaña, que anoche continuaba atrayendo una oleada de apoyos. Cientos de empresas más se han inscrito para ayudar a proporcionar comidas este fin de semana y decenas de ayuntamientos — incluyendo a prominentes autoridades lideradas por el Partido Conservador — han acordado financiar programas locales. Una petición en internet generada por Rashford ahora tiene más de 700.000 firmas, mientras que el Partido Laborista planea avergonzar al Gobierno al convocar a otra votación en la Cámara de los Comunes sobre el tema.

Russell Viner, presidente del Royal College, dijo a The Observer: “rara vez he visto tanta ira entre nuestros miembros”. Añadió: “Nos preocupamos por los niños que no tienen suficiente para comer. Vemos demasiados de ellos. Es desgarrador que se haya convertido en una parte normal de nuestros trabajos y que el hambre sea demasiado común para millones de familias en Reino Unido. Hay una oportunidad de corregir esto. No tiene sentido hablar de nivelar el país, ambición que apoyamos, mientras nos estamos negando a ofrecer un alivio temporal a niños y familias.”

La intervención se produce en medio de la frustración de muchos parlamentarios conservadores que quieren que se revierta la decisión antes de las vacaciones de Navidad. Un importante legislador dijo que los ministros estaban cometiendo un “error enorme” al negarse a respaldar la campaña de Rashford. Se estima que la exitosa campaña de Rashford para proporcionar vales de comida durante las vacaciones de verano costó £126 millones.

Sin embargo, otros parlamentarios conservadores causaron enojo al criticar la campaña. Ben Bradley, parlamentario por Mansfield, fue acusado de vincular las comidas gratuitas con ‘antros de droga’ y ‘burdeles’ en comentarios en redes sociales aunque luego dijo que sus comentarios habían sido sacados de contexto.

Por su parte Selaine Saxby, parlamentaria de North Devon, se disculpó después de aparentemente criticar a las empresas que regalan comida. Philip Davies, parlamentario por Shipley, también enfrentó una reacción violenta por su respuesta fulminante a un elector de 16 años que había cuestionado su oposición a extender las comidas escolares gratuitas.

Los ministros también enfrentan críticas después de que se supo que a escuelas en algunas de las áreas más desfavorecidas del país se les ha dicho que ya no recibirán ordenadores portátiles para ayudar a los alumnos a aprender de forma remota.

Las asignaciones de ordenadores portátiles para alumnos desfavorecidos se han reducido drásticamente en un 80%. Un portavoz del Ministerio de Educación dijo que estas asignaciones se estaban orientando “de manera más efectiva” a los niños, escuelas y áreas del país que tienen “mayor necesidad”. Los gobiernos de Escocia y Gales ya han ampliado las comidas gratuitas durante las vacaciones escolares hasta la próxima Semana Santa. En Irlanda del Norte, los niños recibirán comidas durante la pausa de medio trimestre de este mes.

Cifras oficiales de principios de este año sugieren que 1,4 millones de niños desfavorecidos son elegibles para comidas escolares gratuitas en Inglaterra, pero se cree que ha aumentado durante la pandemia.

La preocupación entre los expertos en salud infantil aumenta la presión sobre los ministros. El doctor Max Davie, oficial de mejoramiento de la salud en el Royal College of Pediatrics and Child Health, dijo: “Somos un país rico. No deberíamos tener que luchar por vales de comida cuando estamos en medio de una pandemia.”

La doctora Liz Whittaker, pediatra consultora del St Mary’s Hospital de Londres, dijo: “Perderse las comidas no es solo pasar hambre en un día individual, tiene un impacto duradero en la vida de una persona joven. Es imposible justificar cualquier argumento de que esto ahorra dinero al estado.”

Mientras tanto, los casos de Covid continúan aumentando. El sábado se anunciaron otras 23.012 pruebas positivas, junto con 174 muertes más. Otros 1.139 ingresaron en el hospital.

Robert Halfon — presidente conservador del comité selecto de educación — pidió al Gobierno que reconsidere y revise la provisión de alimentos para niños pobres.

“El Gobierno tiene que solucionar esto”, dijo. “Necesitan sentarse con gente como Marcus Rashford y su grupo de trabajo, que ha implicado a algunas de las mayores empresas de alimentos. Deben establecer un plan a largo plazo para combatir el hambre de alimentos de los niños, no solo mirando la implementación de cupones de comida escolar gratuitos en Navidad temporalmente durante la pandemia de coronavirus, sino también la implementación de clubes de desayuno, la introducción de un programa de actividades festivas y el examen de [el nivel de apoyo para] crédito universal.”

A última hora del sábado, el exministro de la infancia Tim Loughton se convirtió en el último conservador en pedir al Gobierno que cambie de rumbo. “Ahora presionaré a los ministros para que revoquen esta decisión para las vacaciones de Navidad,” dijo.

Sin embargo, los ministros insistieron en que había una “mejor manera” de abordar el problema del hambre infantil. La baronesa Barran, ministra de la sociedad civil, dijo al programa Today de BBC Radio 4: “El Gobierno ha puesto a disposición más de £200.000 millones para proteger los ingresos y los medios de vida de las personas. Hemos trabajado muy de cerca con organizaciones benéficas que operan bancos de alimentos en todo el país. Existen diferentes enfoques sobre cómo hacemos esto, pero hemos utilizado todas las palancas posibles para tratar de asegurarnos de que las personas estén seguras y bien a medida que avanzamos.”

“Hemos proporcionado más dinero a través del crédito universal, hemos proporcionado más dinero a las autoridades locales y creemos que es una mejor manera de abordar este problema.”


Johnson esperará resultado de elecciones norteamericanas antes de decisión del Brexit sin acuerdo

Altas personalidades de gobiernos europeos creen que Boris Johnson está esperando el resultado de las elecciones presidenciales de Estados Unidos antes de decidir finalmente si arriesgarse a hundir a Reino Unido en un Brexit sin acuerdo, según un exembajador británico en la UE.

Ivan Rogers — quien fue representante permanente de Reino Unido en Bruselas de 2013 a 2017 — dijo a The Observer que una opinión compartida por ministros y funcionarios con los que ha hablado en las últimas semanas en varias capitales europeas es que Johnson está esperando su momento, y es mucho más probable que opte por una salida sin acuerdo si su amigo y partidario del Brexit, Donald Trump, vence a su retador demócrata Joe Biden.

Rogers dijo: “Varias fuentes de alto nivel en las capitales me han dicho que creen que Johnson esperará que se aclare el resultado de las elecciones presidenciales antes de decidir finalmente si no llega a ‘ningún acuerdo’ con la UE, o concluir que esto es demasiado arriesgado con Biden rumbo a la Casa Blanca, y por lo tanto vivir con un acuerdo de libre comercio muy subóptimo (para Johnson).”

El exembajador en la UE — quien renunció bajo el mandato de Theresa May debido a desacuerdos sobre la estrategia del Brexit — sigue en contacto regular con figuras gubernamentales de alto nivel en las capitales de la UE. Rogers dijo que si Trump gana, él y otros en Europa creen que Johnson pensará que “la historia va por su camino” con su aliado de derecha todavía en la Casa Blanca. Por lo tanto, es más probable que el primer ministro concluya que puede llegar a un acuerdo comercial rápido y sustancial entre Estados Unidos y Reino Unido tras el Brexit que si Biden asume como presidente después de las elecciones del 3 de noviembre. Por el contrario, una administración Biden priorizaría la reconstrucción de las relaciones con la UE, dañadas por Trump.

Rogers se unió a otros exdiplomáticos de Reino Unido anoche para advertir que una administración demócrata bajo Biden resultaría enormemente problemática para Johnson y el gobierno de Reino Unido, amenazando la llamada ‘relación especial’. “No creo que ni Biden ni su equipo principal sean anti-británicos, pero creo que no están impresionados ni por Johnson ni por su equipo principal,” dijo.

“Creen que [Johnson] fue uno de los primeros y más enérgicos defensores de Trump, y que el pensamiento brexiteer — que creen ha dañado la unidad de Occidente — tiene muchos paralelismos con el ‘trumpismo’. Así que realmente dudo que haya mucha calidez en la relación personal. Y la de Biden simplemente no sería una administración que considere la integración europea como algo negativo.”

“La ausencia de Reino Unido de la UE lo hará claramente menos influyente, porque ya no podrá liderar el pensamiento europeo sobre los problemas geoestratégicos que serán de gran importancia para Biden. Así que [Biden] volverá a poner a Berlín y París, y de hecho a Bruselas, en el centro del pensamiento estadounidense: no sin críticas, porque Estados Unidos seguirá teniendo serios problemas con los enfoques de la UE sobre cuestiones económicas y de seguridad.”

Kim Darroch — exembajador de Reino Unido en Washington que renunció al cargo en 2019 después de la filtración de cables diplomáticos en los que calificaba a la administración Trump de ‘inepta’ — dijo que Biden podría incluso favorecer un acuerdo comercial entre Estados Unidos y la UE en lugar de uno con Reino Unido.

Darroch dijo: “Quienquiera gane en noviembre, la base de la relación (colaboración en defensa, seguridad e inteligencia) seguirá siendo tan fuerte como siempre. Pero si es Biden, es probable que haya algunos problemas. A los demócratas no les gusta el Brexit ni lo apoyan. Pueden dar prioridad a los acuerdos comerciales con la región del Pacífico o la UE antes que cualquier acuerdo entre Reino Unido y Estados Unidos. Bloquearán un acuerdo comercial con nosotros si creen que estamos poniendo en riesgo el Acuerdo de Viernes Santo [acerca de la frontera de Irlanda del Norte]. Y recuerdan y resienten los comentarios de Johnson en 2016 acerca de que ‘el presidente en parte keniano’ tiene ‘una aversión ancestral por el imperio británico’, por no mencionar que Johnson dijo a los diplomáticos estadounidenses que Trump estaba ‘haciendo grande a Estados Unidos nuevamente’.”

La semana pasada la ministra de negocios internacionales Liz Truss insistió en que aún se podía llegar a un acuerdo con la UE, aunque persisten importantes desacuerdos antes de que finalice el período de transición del Brexit el 31 de diciembre. Las principales áreas de discusión son, entre otras, los derechos pesqueros, las reglas de competencia posteriores al Brexit y cómo se haría cumplir cualquier acuerdo.

Revelan que ancianos pagaron el precio de proteger al NHS del Covid-19

THE SUNDAY TIMES — DOMINGO, 25 DE OCTUBRE DE 2020

Se negaba cuidados intensivos a mayores de 80 años y se tomaron medidas drásticas para que pabellones no colapsen

Las personas mayores fueron excluidas de hospitales y unidades de cuidados intensivos (UCI) durante el apogeo de la primera ola de la pandemia, como parte de los esfuerzos para evitar que el NHS se desborde, revela una investigación de Insight.

Los documentos — redactados a pedido de Chris Whitty, director médico de Inglaterra — diseñaron pautas, denominadas “herramientas de clasificación”, que luego se utilizaron para evitar que muchos pacientes ancianos con Covid-19 accedieran a respiradores en las UCI. Uno de los documentos advertía a los médicos que cualquier persona mayor de 80 años debía ser excluida.

Los médicos de UCI dicen que los criterios de clasificación establecidos en los documentos — que otorgan puntuaciones por edad, fragilidad y enfermedad — se utilizaron en hospitales de Manchester, Liverpool, Londres, las Midlands y el sureste.

El Ministerio de Sanidad insiste en que la guía nunca se publicó formalmente, pero numerosas fuentes han dicho que fue ampliamente distribuida y utilizada por hospitales y médicos.

Un médico de cuidados intensivos describió cómo la herramienta de triaje impidió la admisión en UCI de tantos pacientes ancianos en su hospital, que muchas camas de cuidados críticos quedaban vacías. En cambio, se dejaba que los pacientes murieran en las salas.

Datos del NHS obtenidos por Insight revelan grandes diferencias en la forma en que se usaban los cuidados intensivos para diferentes grupos de edad.

Los pacientes mayores de 80 años representaron el 60% del total de muertes por el virus, pero solo el 2,5% del grupo de edad que ingresó en el hospital tuvo acceso a UCI. Sin embargo, muchos de la pequeña minoría de los ancianos de ese grupo que sí ingresaron fueron dados de alta con vida más tarde.

Las cifras sugieren que solo una de cada nueve personas que murieron por coronavirus había recibido tratamiento en UCI. También muestra que la proporción de personas mayores de 60 años que recibieron tratamiento en UCI se redujo a la mitad, mientras aumentaba la presión durante el apogeo de la pandemia.

Los nuevos hallazgos desmienten las afirmaciones de Matt Hancock, el ministro de sanidad, de que “todas las personas que necesitaron atención pudieron recibir esa atención” durante la primera ola, y han llevado a pedidos de mayor apertura sobre el terrible precio que se pagó para proteger el NHS, de modo que se puedan aprender lecciones en la segunda ola.

Como parte de una investigación de tres meses sobre el manejo de la crisis por parte del Gobierno durante las semanas de confinamiento, este periódico ha hablado con más de 50 testigos, incluidos médicos, paramédicos, familias en duelo, organizaciones benéficas, trabajadores de residencias, políticos y asesores gubernamentales.

Nuestras investigaciones desenterraron evidencia de que se tomaron una variedad de medidas que impidieron que las personas fueran al hospital:

● En algunas regiones, se pidió a los GP [médicos de cabecera] que identificaran a sus pacientes ancianos frágiles que se quedarían en casa incluso si estuvieran gravemente enfermos con el virus. Los centros hospitalarios locales proporcionaron listas de pacientes para que los médicos consideraran excluirlos.

● NHS England emitió una guía para las autoridades sanitarias que establecía grupos de personas mayores — incluidos todos los pacientes en residencias y aquellos que habían pedido no ser resucitados — que normalmente no deberían ser trasladados al hospital sin el permiso de un médico superior.

● Se les dijo a los equipos de ambulancia y admisión que fueran más selectivos sobre quién debería ser llevado al hospital. Un paramédico informó haber visitado un caso tras otro en el que personas habían muerto de ataques cardíacos después de haber sido dejadas demasiado tiempo para deteriorarse en sus hogares mientras sufrían el virus.

● Los propietarios de las residencias expresaron su frustración porque a sus pacientes se les negó el acceso al hospital. Uno describió cómo ocho pacientes murieron por el virus en la residencia antes de que el hospital comenzara a admitir a sus residentes nuevamente. Los cinco que fueron al hospital después de eso sobrevivieron.

Las revelaciones se producen después de que el profesor Neil Ferguson — cuyo modelo influyó en la decisión de cierre en marzo — advirtiera que “el sistema de salud no podrá hacer frente” si los casos de coronavirus continúan aumentando al ritmo actual este otoño.

El doctor Chaand Nagpaul, presidente de la Asociación Médica Británica, dijo: “Es evidente que un gran número de pacientes no recibieron la atención que necesitaban y eso se debe a que el servicio de sanidad no tenía los recursos … Ahora estamos entrando en una segunda crisis sin haber aprendido lecciones cruciales, incluso para salvar vidas.”

El parlamentario conservador David Davis, exministro del Brexit, dijo que la estrategia del Gobierno tuvo “consecuencias fatales para miles de personas, cuyas vidas pudieron haber sido rescatadas”, y añadió: “La política parece haber prestado mínima atención a quienes más la necesitaban. Es profundamente incorrecto que el Gobierno no se haya sincerado con el público sobre esta tragedia.”

El Ministerio de Sanidad dijo que la “herramienta de clasificación” fue encargada por Whitty y los otros directores médicos de Reino Unido. Dijo que era parte de la planificación para el peor de los casos y “cuando quedó claro que esto no sucedería, la guía no se desarrolló más y, por lo tanto, nunca se distribuyó ni se implementó.”

El viernes, el profesor Stephen Powis — director médico nacional del NHS — emitió un comunicado diciendo que todos los pacientes habían sido tratados por igual. Dijo: “El NHS instruyó repetidamente al personal que a ningún paciente que pudiera beneficiarse del tratamiento se le debía negar y, gracias a las personas que siguen las directrices del Gobierno, incluso en el punto álgido de la pandemia no hubo escasez de respiradores y camas de UCI.”


Cuarentena de Covid de siete días… y ni uno solo para el ‘jet set’

Las personas a las que se indica que permanezcan en casa porque un miembro del hogar tiene coronavirus pronto tendrán que autoaislarse durante tan solo 7 días, después de una negativa generalizada a cumplir con el período actual de 14 días.

Por otra parte los empresarios de la City londinense [centro financiero de la ciudad], los gestores de fondos de inversión y los ejecutivos corporativos que vuelen a Reino Unido estarán exentos del período de cuarentena de 14 días, según los planes para “promover el Reino Unido global”.

Boris Johnson ha ordenado a la unidad Covid de Downing Street que elabore reglas — que entrarán en vigor en dos semanas — que reduzcan el período de aislamiento a un máximo de 10 días, con una semana como período ideal.

La medida se produce después de que se dijera al primer ministro que el período de 14 días era una ‘barrera’ para el respeto de las reglas, y de que encuestas privadas del Gobierno sugirieran que la gente hará lo que se les diga si el período es de siete días.

Los ministros consideran que un mayor cumplimiento es esencial para que funcionen los confinamientos locales. Al ritmo actual de crecimiento del virus, los hospitales estarán tan llenos como lo estuvieron durante el primer pico para el 6 de noviembre.

“Vamos a hacer una revisión de la política de aislamiento de 14 días para aumentar el cumplimiento,” dijo una fuente gubernamental de alto nivel.

“Las opiniones que nos llegan dicen que a la gente realmente le cuesta eso de los 14 días. Es mucho tiempo de estar en casa.”

“Si obtiene una proporción mucho mayor de personas que se autoaíslen durante 7 días, eso proporcionaría un beneficio general en comparación con el mucho menor número de personas que lo hacen durante 14 días. Si las personas no se van a autoaislar en absoluto, los beneficios de reducirlo a siete días podrían ser significativos.”

El ministro de comercio Alok Sharma, y Liz Truss, ministra de negociaciones internacionales, son “comprensivos” con los pedidos de excepción que les hace la City. Sin embargo el plan corre el riesgo de enfadar al resto de los ciudadanos, cuyas esperanzas de tomar ‘escapadas’ de vacaciones a medio plazo esta semana se basaron en la necesidad de autoaislarse 14 días al regresar de países como Francia y España, o arriesgarse a pagar una multa de £1.000.

Lucy Powell — ministra de negociaciones internacionales de la oposición — dijo anoche: “Es imposible creer que los ministros se estén enfocando en doblar las reglas para individuos de alto patrimonio en lugar de arreglar su sistema de prueba, rastreo, seguimiento y aislamiento, que no les funciona.”

Las pautas se aplicarían a banqueros, administradores de fondos de inversión y ejecutivos involucrados en acuerdos de alto valor. En la actualidad, solo unos pocos puestos de trabajo — como trabajadores de alcantarillado, de las fuerzas armadas, transportistas y personas que viajan semanalmente al extranjero — están exentos.

“Parece ridículo que las personas que vienen a Reino Unido por cinco o seis reuniones en un día y luego vuelan se vean obligadas a ponerse en cuarentena, especialmente cuando la mayoría de ellos vienen en jets privados y tienen un automóvil con chofer,” dijo una fuente del Gobierno.

“Los cambios deberán ser fáciles de implementar y controlar, porque lo que no queremos es que la gente venga a Londres para un día de reuniones y luego se vaya a hacer turismo durante cinco.”

Un aportante de fondos al Partido Conservador dijo que la excepción era “eminentemente sensata”. Pero se entiende que los funcionarios advirtieron que los cambios podrían generar divisiones.

El informe del grupo de trabajo mundial sobre viajes del Gobierno se publicará a mediados de noviembre.

Steve Baker — el parlamentario conservador que derrotó a David Cameron y Theresa May por las medidas clave del Brexit — está planeando un Grupo de Investigación del Covid (CRG) para luchar por políticas alternativas para el Covid-19, siguiendo el modelo del grupo ERG que tienen los brexiteers de línea dura.

Baker está trabajando en estrecha colaboración con Sir Graham Brady — presidente del grupo parlamentario conservador 1922 Committee — y se entiende que tiene a 90 parlamentarios listos para formar dicho grupo.


Príncipe Andrés planea regreso a sus deberes reales

El duque de York tiene la intención de volver a sus funciones públicas y “servir a su país” nuevamente, alegando que cuenta con el respaldo de la Reina y la familia real.

El príncipe Andrew, de 60 años — quien dejó sus funciones oficiales hace un año por su amistad con el pedófilo estadounidense convicto Jeffrey Epstein — está decidido a “apoyar a la monarquía” y retomar un “papel público”.

Las revelaciones se producen casi un año después de su desastrosa entrevista con Emily Maitlis en el programa Newsnight de la BBC, donde no mostró simpatía por las víctimas de Epstein.

Se entiende que el duque está ideando un ‘replanteamiento’ de su papel que le lleve a regresar a algunas funciones públicas el próximo año, si logra resolver los problemas legales con las autoridades estadounidenses que investigan a Epstein — quien murió en prisión el año pasado. Sin embargo fuentes reales cuestionaron la afirmación del duque, de que cuenta con el apoyo de la realeza para volver a la vida pública.

Andrew continúa siendo perseguido por la controversia sobre sus vínculos con Epstein y las afirmaciones de una de sus víctimas, Virginia Giuffre — cuando llevaba su apellido de soltera, Roberts — de que tuvo relaciones sexuales con el duque en tres ocasiones a sus 17 años. Andrew ha negado repetidamente estas acusaciones.

Una fuente cercana a Andrew dijo que se estaba “enfocando en el camino a seguir” y que confía en limpiar su nombre, pero que se mantiene “filosófico” acerca de que no puede “continuar con normalidad”.

“El duque está dedicando tiempo a averiguar cómo puede servir a su país y apoyar a la monarquía en el futuro, y qué más podría querer hacer con su vida,” dijo la fuente. “Está encerrado en el Royal Lodge [su casa en la finca real de Windsor], pensando en su futuro servicio y función pública. Tiene algunos pensamientos claros.”

“Es muy sensible al estado de ánimo del público, y muy consciente de que el público es el actor más importante. Siente que cuenta con el apoyo de la familia, mucho, incluidos todos sus hermanos y sus padres.”