Johnson, presionado para activar confinamiento nacional

THE DAILY TELEGRAPH — VIERNES, 16 DE OCTUBRE DE 2020

Primer ministro lucha para salvar plan de tres niveles frente a la presión del laborismo, los científicos y el NHS

Boris Johnson se ha visto envuelto — el jueves por la noche — en un enfrentamiento con los alcaldes laboristas y sus propios asesores de sanidad, por sus planes para confinamientos locales.

Andy Burnham, alcalde metropolitano de Manchester, efectivamente mantuvo al Gobierno como rehén, exigiéndole más fondos para apoyar que se ponga a su ciudad en el nivel máximo de restricciones, mientras autoridades sanitarias advertían de que podría ser necesario un confinamiento nacional con “interruptores automáticos”.

Mientras tanto Sadiq Khan, el alcalde de Londres, fue acusado de obligar a los ministros a imponer nuevas y draconianas restricciones a la capital, que diezmarán su economía.

Se espera que Johnson imponga el nivel más alto de restricciones por el Covid-19 en las zonas metropolitanas de Manchester el viernes con o sin el consentimiento de Bunham, mientras que anoche Lancashire estaba cerca de aceptar el estatus de Nivel 3.

El primer ministro británico enfrenta ahora una intensa lucha para salvar la política de tres niveles. Sus propios asesores científicos creen que, en última instancia, el sistema fallará, y que se necesitará ‘interruptores’ potencialmente en todas las vacaciones escolares que quedan.

El subdirector médico del gobierno Jonathan Van-Tam también pareció haber descartado su apoyo al enfoque de niveles, al decir a los líderes del Norte que un confinamiento nacional era la única política que garantizaba que funcionaría.

Esto llevó a Burnham a acusar al Gobierno de utilizar a las ciudades del norte como “conejillos de indias” para una estrategia experimental “que sus propios expertos le dicen que podría no funcionar”.

Líderes hospitalarios se han unido a los que piden un “disyuntor” para aliviar la presión sobre las camas de las salas.

Chris Hopson, director ejecutivo de NHS Providers, dijo que el servicio enfrenta una “tormenta perfecta” de personal cansado, la pérdida de hasta un 30 por ciento de la capacidad para mantener separados a los pacientes de Covid de los que no lo son, e intentos de hacer “tres cosas a la vez”.

Cuando se le preguntó si pensaba que se requería un ‘interruptor’, Hopson dijo: “Tengo la sensación de que lo que tenemos que hacer es ir con la mayor cautela para asegurarnos de que el NHS tiene capacidad para tratar a todos los pacientes de invierno […] Es decir, sí.”

Irlanda del Norte ya ha introducido un confinamiento de un mes, mientras el gobierno de Gales ha indicado que anunciará un ‘interruptor’ durante el semestre escolar en los próximos días.

Johnson no ha descartado un confinamiento nacional de dos semanas en Inglaterra, comenzando en el half term [vacaciones de medio curso escolar], pero está desesperado por evitar medidas en todo el país.

Los ministros creen que el primer ministro anunciará una serie de ‘interruptores’ regionales a fines de la próxima semana si el sistema de tres niveles no logra detener el aumento de casos de coronavirus. El viernes, los casos en Reino Unido se situaron en 18.980, con 138 muertes.

Mientras tanto, parlamentarios conservadores acusaron a Downing Street de imponer restricciones a Londres para apaciguar al Norte. Los legisladores del Partido Conservador también sugirieron que el país estaba siendo puesto en “confinamiento por la espalda” después de que las últimas medidas dejaran a más de la mitad de la población de Reino Unido viviendo bajo alguna forma de restricciones mejoradas.

En un día difícil para Johnson, una serie de reuniones que sostuvo con líderes del Norte no logró persuadirlos de que aceptaran el estatus de nivel 3 para la zona metropolitana de Manchester y Lancashire.

Se esperaba que Matt Hancock, el secretario de salud, anunciara el estado de nivel 3 para el Noroeste a las 11.30, pero en su lugar presentó un anuncio sobre el destino de Londres en lo que se consideró un intento de calmar los enfrentamientos entre el norte y el sur.

En una serie de ásperas reuniones los alcaldes del Norte, autoridades municipales e incluso parlamentarios conservadores criticaron el estatus de nivel 3, exigiendo que Johnson restablezca el furlough [plan de retención de empleo] para pagar el 80 por ciento de los salarios si la gente no puede trabajar.

El Gobierno se negó a ceder, lo que significa que ahora se espera que el primer ministro imponga un confinamiento más estricto en Manchester con o sin el consentimiento de sus autoridades. Se entendió que funcionarios de Whitehall estaban redactando la reglamentación para Manchester — que se presentará en el Parlamento el viernes.

Después de que las conversaciones entre ministros y autoridades locales terminaran amargamente, Burnham convocó una conferencia de prensa en la que dijo que el Norte estaba “harto de ser maltratado” y estaba siendo tratado “como conejillos de indias” para una estrategia experimental de confinamiento regional.

Dijo que el profesor Van-Tam le había dicho que un confinamiento en todo el país era “lo único seguro que funciona”.

“Nos piden que pongamos en riesgo los trabajos, hogares y negocios de nuestros residentes y una gran parte de nuestra economía, por una estrategia que sus propios expertos les dicen que podría no funcionar,” agregó. “Nunca apoyaríamos eso … están dispuestos a intentar sacrificar empleos y negocios aquí para intentar salvarlos en otro lugar.”

Fuentes gubernamentales insistieron en que la restauración del furlough exigida por Burnham “no va a suceder”. Uno de ellos dijo: “Están usando esto como una oportunidad para sacar algo más de dinero de nosotros, pero no va a funcionar. No vamos a ceder en esto.”

Burnham encontró un aliado en Sir Graham Brady — parlamentario conservador por Altrincham y Sale West, y también presidente del grupo parlamentario conservador 1922 Committee — que dijo: “El peligro es que si intentas hacer estas cosas sin consentimiento, la gente pierde la paciencia muy rápidamente.”

“Tenemos una demostración muy clara en este momento de que si no se cuenta con el apoyo de los miembros del Parlamento, sin el apoyo de las autoridades municipales y también con la oposición del Alcalde, es evidente que no hay un amplio consenso para esta medida, que es lo que sería necesario. Y creo eso que ejecutarla sería una tontería.”

Hancock respondió diciendo que las autoridades del noroeste deberían “dejar de lado la política partidaria”.

“La situación en el noroeste de Inglaterra es grave,” dijo el secretario de salud. “El número de casos está aumentando exponencialmente, el número de personas en el hospital se ha duplicado en los últimos 12 días […] Este es un momento en que las personas se tienen que unir, para que podamos controlar este virus.”

Khan había presionado activamente para que Londres pasara del nivel 1 al nivel 2, diciendo que el NHS estaba luchando para hacer frente a la escasez de personal a medida que aumentaba la tasa de contagios.

Essex, York, Chesterfield, el noreste de Derbyshire y Barrow-in-Furness también fueron colocadas en el segundo nivel pero los parlamentarios conservadores cuestionaron las restricciones en la capital, diciendo que habían sido utilizadas para apaciguar a las autoridades del Norte.

El exlíder conservador Sir Iain Duncan Smith dijo que muchos distritos de Londres tenían bajas tasas de contagio y que las medidas generales para toda la ciudad fueron consideradas por los votantes como “un nivel 2 a todo Londres para detener el argumento de la división Norte-Sur”.

Sir Iain también dijo que, con el 51% de la población viviendo ahora bajo restricciones reforzadas, “mi preocupación ahora es que lleguemos a un ‘interruptor automático’ nacional poco a poco”.

Sir Bob Neill — parlamentario conservador por Bromley y Chislehurst — ha instado a Johnson a que reconsidere, diciendo a The Telegraph: “Ciertamente creo que está mal pensado, es políticamente inepto e ingenuo. No creo que esté justificado por la evidencia. Londres es mucho más grande que cualquiera de las otras ciudades de las que estamos hablando. Muestra una mala comprensión de Londres, y simplemente aplastará los negocios en los suburbios.”

El promedio de siete días de casos nuevos en la capital se ha elevado a 97 por cada 100.000 habitantes. En Ealing — el distrito más afectado — la tasa de casos es de 145, mientras que en Bexley el nivel es más bajo con solo 69.

Bob Blackman — parlamentario conservador por Harrow East — agregó: “He estado diciendo que es ridículo que tratemos a Londres como un todo. Este enfoque general, cuando las tasas de contagio son muy diferentes entre los distritos, es una tontería.”

El viernes, científicos del Gobierno sugerían que se debían programar confinamientos ‘interruptores’ para todos los períodos de vacaciones escolares siguientes en el futuro previsible.

De otro lado, asesores indicaron que la Regla de 6 es ‘inútil’ y de hecho aumenta los riesgos de transmisión. Creen que una serie de confinamientos de dos semanas en half term, Navidad y el próximo año es la mejor manera de minimizar las interrupciones.

Por su parte, los vicerrectores se están preparando para un bombardeo de pruebas de fin de período para llevar a los estudiantes universitarios a casa por Navidad, diciendo que un encierro de quince días es ‘una tontería’.

Las autoridades universitarias se oponen a las propuestas del Gobierno de colocar a los estudiantes en confinamiento efectivo durante dos semanas antes de Navidad, manteniéndolos en el campus con toda la enseñanza por internet.

La medida está diseñada para cumplir con la promesa de Johnson de “llevar a los estudiantes a casa de manera segura en Navidad”, pero evitando que el Covid se propague con el movimiento masivo de estudiantes al final del trimestre.


Reino Unido, ‘decepcionado’ porque UE incumple promesa de intensificar conversaciones comerciales

El principal negociador británico para el Brexit ha dicho estar “decepcionado” de que los líderes de la Unión Europea renunciaran a su compromiso de intensificar las negociaciones comerciales en una cumbre de Bruselas el jueves por la noche.

Hoy viernes, Boris Johnson hará una declaración sobre si llevará a cabo su amenaza de salir de las conversaciones comerciales y se preparará para negociar en los términos de la OMC con la UE a partir del 1 de enero, después del final del período de transición.

El negociador en jefe David Frost dijo que estaba “sorprendido de que [la] UE ya no se comprometa a trabajar ‘intensamente’ para alcanzar un acuerdo comercial” y acusó a Bruselas de “un enfoque inusual para llevar a cabo una negociación”.

Líderes de la UE dijeron que Reino Unido tenía que tomar “las medidas necesarias para hacer posible un acuerdo” y ceder en los temas de pesca, garantías de ‘igualdad de condiciones’ y la aplicación del acuerdo en una cumbre celebrada el 15 de octubre, fecha límite de Johnson para un acuerdo “esté a la vista”.

Lord Frost — cuyo consejo influirá en la decisión final de Johnson — dijo en Twitter que “también le sorprendió la sugerencia de que, para llegar a un acuerdo, todos los movimientos futuros deben provenir de Reino Unido”.

En lugar de ceder a las demandas del primer ministro británico de mantener conversaciones diarias, los líderes de la UE pidieron en un comunicado que las negociaciones “continúen”, e instaron a la Comisión Europea a intensificar la planificación sin acuerdo. Los borradores anteriores de las conclusiones de la cumbre habían exigido “negociaciones intensificadas” antes de la fecha límite de la UE a finales de octubre, pero esa indicación se diluyó en el camino.

Michel Barnier, el negociador principal de la UE, intentó mitigar el daño y dijo que se reunirá con los negociadores británicos en Londres la próxima semana. Fuentes de Reino Unido dijeron que esta cita aún estaba por confirmar.

“Las negociaciones no han terminado. Queremos darle a estas negociaciones todas las oportunidades para que tengan éxito. Le diré a David Frost que estamos preparados para acelerar las negociaciones en los próximos días,” dijo Barnier.

Emmanuel Macron advirtió que nunca sacrificaría a pescadores franceses por un acuerdo comercial. El presidente francés exigió el acceso continuo a las aguas de Reino Unido el próximo año, y dijo que Reino Unido tenía que someterse a las “condiciones” del bloque. “Nosotros no elegimos el Brexit,” dijo. “Es la elección del pueblo británico.”

Angela Merkel, la canciller alemana, dijo: “Queremos un acuerdo, pero obviamente no a cualquier precio. Tiene que ser un acuerdo justo que sirva a los intereses de ambas partes. Vale la pena todos los esfuerzos.” Fuentes del gobierno alemán han señalado que un Brexit sin acuerdo significaría que la UE perdería no solo unas cuantas, sino todas sus oportunidades de pesca.

Xavier Bettel, primer ministro de Luxemburgo (país que no tiene litoral), dijo que la UE estaba unida apoyando las demandas de Macron. “La pesca no es la principal prioridad de mi país, pero sería una locura decir que no nos importa,” dijo. “La UE es un club.”

Mark Rutte dijo que esperaba que Johnson renovara su compromiso de llegar a un acuerdo en su declaración. El Primer Ministro de los Países Bajos dijo también que es hora de “dejar de hablar con palabras como ‘continuar’ o ‘intensificar'” y de comenzar las rondas finales de negociación.

“Gran Bretaña ya ha impuesto tantos plazos que han ido y vuelto,” dijo, antes de agregar que los líderes le habían dado a Barnier la flexibilidad necesaria para lograr el acuerdo.

Ursula von der Leyen — quien sostuvo conversaciones con Johnson el miércoles por la noche — dijo que hasta ahora se había hecho mucho “buen trabajo” en las conversaciones. La presidenta de la Comisión Europea abandonó la cumbre antes de tiempo, para aislarse después de que un miembro de su personal diera positivo por coronavirus.

Los líderes de la UE discutieron las negociaciones del Brexit en detalle durante dos horas y cuarto, y cada líder de la UE tomó la palabra por turnos para su primer debate completo sobre el tema este año. Merkel dijo que ha habido “algún movimiento” en las conversaciones entre los líderes sobre el Brexit.

Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, repitió la demanda del bloque para que Gran Bretaña elimine las cláusulas de la Ley del Mercado Interior — que anula el Acuerdo de Retirada del Brexit.

Diplomáticos de alto rango de la UE predijeron que si Reino Unido hace concesiones, se podría convocar otra cumbre de emergencia a mediados de noviembre para dar una bendición política al acuerdo.


Advierten de muertes por 25 millones de citas médicas perdidas

Más de 25 millones de citas médicas se han perdido debido a la pandemia de coronavirus, y el organismo de control del NHS advirtió que la crisis podría provocar muertes por cáncer.

La Comisión de Calidad de la Atención (CQC) dijo que el acceso a los médicos de familia sigue siendo peor de lo que era antes del confinamiento, lo que genera preocupación de que sea difícil para las personas con problemas de salud ver a un médico.

Cancer Research UK dijo que, desde marzo, más de 350.000 personas que normalmente habrían sido remitidas urgentemente al hospital con sospecha de cáncer no han recibido esa orden de transferencia.

Dijo que demasiados pacientes habían tenido dificultades para conseguir una cita o habían tenido miedo de ver a su médico de cabecera, por temor a ser una carga para el servicio de salud o para no contraer Covid-19.

La revelación se conoce después de que estudios sugirieran que las demoras en el diagnóstico este año podrían significar 35.000 muertes adicionales.

El informe anual sobre el estado de la atención que emite la CQC dijo que la pandemia había causado “una agitación sísmica”, que corría el riesgo de causar abismos entre diferentes sectores de la sociedad, especialmente los más vulnerables.

Las cifras oficiales muestran que, entre marzo y agosto, hubo 26,7 millones de citas médicas menos que el año pasado.

Ian Trenholm, director ejecutivo de CQC, dijo: “A medida que el país se confinó, el número de citas con el médico de cabecera se redujo significativamente. Y hubo un movimiento muy, muy definido hacia las citas no presenciales, ya sea por teléfono o video y en internet.”

Si bien los médicos de cabecera estaban trabajando arduamente para aumentar el acceso que tienen, todavía se atiende a menos pacientes, dijo, y agregó: “Si se analiza todo el año, la cantidad de citas médicas perdidas se traduce en millones de personas potencialmente; no ver a su médico de cabecera, no recibir un diagnóstico temprano de las condiciones.”

Los funcionarios expresaron su preocupación de que algunas partes del NHS estén enviando “señales inadvertidas” que disuaden a los pacientes de recibir atención, con carteles en las puertas y mensajes sobre restricciones de servicio, mientras que algunos pacientes tenían dificultades para navegar por los sistemas telefónicos y en internet.

Estadísticas oficiales de NHS Digital muestran que incluso en agosto, mucho después de que se levantara el confinamiento, los médicos de cabecera tenían 2,7 millones de citas menos que en el mismo mes de 2019. Las cifras incluyen consultas por teléfono y video, que representaron casi la mitad de las citas en agosto.

En total, se realizaron 119,5 millones de citas en el semestre, frente a 146 millones en el mismo período de 2019.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s