Trump ‘recibió oxígeno’ y sus signos vitales son ‘preocupantes’

THE DAILY TELEGRAPH — DOMINGO, 4 DE OCTUBRE DE 2020

Médicos afirman que presidente norteamericano ‘está muy bien’ mientras funcionarios de la Casa Blanca los contradicen

Donald Trump recibió oxígeno el viernes porque sus signos vitales eran “muy preocupantes”, dijeron ayer fuentes cercanas al mandatario, al tiempo que funcionarios de la Casa Blanca contradecían a los médicos publicando una evaluación pesimista de su salud.

La confusión reinaba sobre el verdadero estado de la lucha del presidente de los Estados Unidos contra el Covid-19, ya que su equipo médico dijo a los reporteros que estaba “muy bien” — declaración contrarrestada por el propio jefe de gabinete de Trump momentos después, quien dijo que ‘todavía no estaba en un camino despejado’ hacia ‘una recuperación completa’.

El presidente movió ficha para disipar temores él mismo, tuiteó acerca de la ‘plaga’ y agradeció a los médicos del Centro Médico Walter Reed, escribiendo: “¡Con su ayuda, me siento bien!”

Han surgido informes contradictorios en otro día dramático en Washington, donde se confirmó que el virus se había extendido a más figuras de la Casa Blanca y a un senador norteamericano exactamente un mes antes de las elecciones en ese país, el 3 de noviembre.

La primera actualización provino de los médicos de Trump alrededor del mediodía de ayer, quienes hicieron una evaluación optimista sobre su salud diciendo que estaba ‘mejorando’, que no estaba recibiendo oxígeno y que no tenía dificultades para respirar.

Sin embargo, el doctor Sean P Conley, médico de la Casa Blanca, se negó repetidamente a descartar categóricamente que a Trump alguna vez le hubieran dado oxígeno durante su tratamiento, y en su lugar hizo comentarios cuidadosamente redactados. “Jueves sin oxígeno. Ninguno en este momento. Y ayer, con el equipo mientras todos estábamos aquí, no estaba con oxígeno,” dijo Conley en un momento — dejando abierta la posibilidad de que se le hubiera administrado algo el viernes.

Luego, The New York Times, Associated Press y ABC News informaron que Trump efectivamente había recibido oxígeno suplementario el viernes, citando fuentes cercanas al presidente. También hubo informes de que Trump había experimentado dificultades respiratorias ese día.

Informes sugieren que la salud de Trump en realidad estuvo en un estado mucho más preocupante que el admitido públicamente por los funcionarios de la Casa Blanca en ese momento, quienes insistieron en que solo tenía “síntomas leves” cuando fue trasladado al hospital el viernes por la tarde.

Esa conclusión fue reforzada por una declaración entregada por Mark Meadows, el jefe de gabinete de la Casa Blanca, al pequeño grupo de reporteros que se encontraban en el hospital momentos después de la optimista evaluación de los médicos del presidente ante las cámaras.

“Los signos vitales del presidente durante las últimas 24 horas fueron muy preocupantes y las próximas 48 horas serán críticas respecto a su cuidado. Todavía no estamos en un camino claro hacia una recuperación total,” dijo Meadows. El comentario se dio primero de manera extraoficial y luego se registró.

La falta de claridad en público sobre si Trump tomó oxígeno no fue la única confusión que surgió de los comentarios de los médicos ante cámaras.

Conley dijo en la sesión informativa que habían pasado “solo 72 horas después del diagnóstico”. Tomado literalmente, eso habría significado que Trump fue diagnosticado el miércoles a mediodía.

El comentario provocó controversia porque significa que Trump habría viajado a un evento de recaudación de fondos en su campo de golf de Bedminster el jueves sabiendo que tenía el virus, y que no se habría informado al público hasta más de 24 horas después del resultado positivo.

El tema fue finalmente aclarado por la Casa Blanca, y Conley emitió un comunicado diciendo que había dicho 72 horas en lugar del tercer día. Confirmó que el primer diagnóstico de Trump había sido el jueves por la noche.

El coronel Sean N Dooley, médico tratante de Trump, dijo en la sesión informativa: “El presidente esta mañana no está tomando oxígeno y no tiene dificultad para respirar ni caminar por la unidad médica de la Casa Blanca en la planta de arriba. Está de muy buen humor. De hecho, cuando estábamos completando nuestras rondas multidisciplinarias esta mañana, la frase que nos dejó fue ‘siento que hoy podría salir de aquí’. Y ese fue un comentario muy alentador.”

Un reportero de Vanity Fair, citando a republicanos cercanos a la Casa Blanca, afirmó que Trump había preguntado a sus asistentes antes de ser llevado al hospital: “¿Voy a salir como Stan Chera?” Chera era un amigo del presidente fallecido a causa del virus.

El gobierno estadounidense enfrentaba caos anoche, después de que el Covid-19 arrasara la Casa Blanca y el Senado detuviera el trabajo legislativo durante dos semanas.

La decisión de cerrar parcialmente el Senado se produjo después de que tres senadores republicanos dieran positivo.

En la Casa Blanca, la atención se centró en un posible evento de ‘superdifusión’ del virus — la ceremonia del Rose Garden el 26 de septiembre, donde se anunció la nominación de la jueza Amy Coney Barrett para la Corte Suprema.

Anthony Scaramucci, exdirector de comunicaciones del presidente, dijo: “Esta es una llamada de atención para el presidente y su personal. Van a llegar a una situación en la que el ala oeste y los miembros del Congreso van a tener más Covid-19 que toda Nueva Zelanda debido a esta laxitud.”

Entre los últimos en anunciar que estaban infectados estaban el director de la campaña presidencial Bill Stepien y Chris Christie, exgobernador de Nueva Jersey. Scaramucci agregó: “Es triste para mí porque muchas de estas personas son mis amigos. Hope [Hicks] es mi amiga. Le deseo lo mejor. Pero también es triste para el país porque lo hemos colocado ahora en este dilema en el que hemos politizado la ciencia, las máscaras, la sanidad y el bienestar de los ciudadanos.”

Se produjo cuando los informes sugieren que los casos de virus en ese país han aumentado en 33 estados desde fines de agosto, y más de una docena de estados han visto un aumento en los pacientes hospitalizados en los últimos días.

Trump fue uno de los 40.000 estadounidenses que dieron positivo el viernes.


Ministros estudian sistema alemán para relanzar pruebas en transporte aéreo

El Gobierno se está preparando para sacudir las reglas de cuarentena de viajes aéreos tan pronto como esta semana, indicó un ministro del Tesoro, ya que reveló que los funcionarios habían estado estudiando el sistema de pruebas alemán, que es “el mejor en su clase”.

Stephen Barclay, secretario en jefe del Tesoro, dijo que se tomaría una decisión sobre las pruebas de hisopado en aeropuertos “en los próximos días”, pero señaló el régimen de pruebas en Alemania, donde los pasajeros que llegan de países de alto riesgo pueden ser examinados rápidamente y salir antes de la cuarentena. Reino Unido ha quedado por detrás de Francia y Alemania, que introdujeron las pruebas en sus aeropuertos en agosto.

Los pasajeros que llegan a algunos aeropuertos alemanes pueden tomar un hisopo que cuesta €130 (£118) y recibir un resultado de prueba en seis horas, o pueden salir de la cuarentena después de solo 10 días con una prueba gratuita del gobierno.

En Reino Unido, todas las personas que regresan de países de alto riesgo deben autoaislarse durante 14 días.

La noticia se conoce cuando el Gobierno anunció un número récord de casos de coronavirus en un solo día, con 12,872 nuevas infecciones. El total — casi el doble que el del viernes — se atribuyó a un error técnico que significó que los casos de la semana pasada no se registraron correctamente.

Hablando ayer en la conferencia del Partido Conservador, Barclay dijo que las pruebas en aeropuertos eran ‘prioridad clave en el sector en este momento’. “Espero que Grant Shapps y Matt Hancock digan más sobre esto en los próximos días,” dijo.

“Pero desde el punto de vista del Tesoro, el tipo de cosas que esperaría que analizáramos es qué tipo de pruebas podemos realizar en aeropuertos y cómo interactúa eso con las reglas de cuarentena. ¿Cuál es el mejor en su clase a nivel internacional? Entonces miramos, por ejemplo, a algunos de los estados alemanes, que están usando estas pruebas incluso desde antes de algunas restricciones.”

The Sunday Telegraph entiende que los ministros están considerando formar un grupo de trabajo para explorar varias opciones para viajes internacionales. Barclay sugirió que el Gobierno examina opciones para ‘viajes sub-nacionales’, designando zonas seguras en países de alto riesgo y exceptuando a personas de la cuarentena. Otra opción respaldada por SAGE podría involucrar la ‘prueba dual’ — donde los viajeros entrantes deben dar negativo dos veces en cinco días para salir de la cuarentena.

Un portavoz del Ministerio de Transportes se negó anoche a admitir la pregunta sobre cuándo se haría algún anuncio y si se había tomado alguna decisión. Está previsto que Shapps, el ministro de transportes, se dirija a la conferencia mañana, pero no se espera que aborde el tema.

Los comentarios de Barclay fueron recibidos con beneplácito por el aeropuerto de Heathrow, que ha invertido en probar la infraestructura previendo un cambio de política.

Bajo el sistema, una prueba con un coste de £150 se realizaría a la llegada, y otra entre cinco y siete días después.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s