Empresario gastronómico vapulea a Johnson por ‘decir tonterías’

METRO — JUEVES, 24 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Ministro de exteriores aumenta confusión con declaraciones sobre reglas en restaurantes

El fundador de la cadena de sandwicherías Pret a Manger ha acusado a Boris Johnson de poner en peligro ‘millones’ de puestos de trabajo con su estrategia para reprimir el coronavirus, mientras el número de casos alcanzaba un máximo de cinco meses.

Julian Metcalfe dijo que el primer ministro británico estaba “diciendo tonterías que suenan como de Churchill” al arriesgar el futuro de las empresas alentando a las personas a trabajar desde casa durante otros seis meses.

Sus declaraciones se producen luego que un miembro del grupo asesor del gobierno SAGE criticara las nuevas restricciones de Johnson, por no ir lo suficientemente lejos. El profesor John Edmunds dijo que la legislación es “el peor escenario posible” y llega “demasiado tarde”, lo cual abre la posibilidad de nuevas medidas drásticas.

Mientras los ciudadanos trataban de digerir las nuevas reglas, el ministro de exteriores Dominic Raab se sumó a la confusión afirmando erróneamente que los clientes de establecimientos de comida rápida no podrían hacer cola.

Ayer se registraron 6.178 nuevos casos de Covid en Reino Unido — un aumento del 37 por ciento en una semana, y el total más alto desde el 1 de mayo. En un leve rayo de esperanza, el número de muertes se mantuvo igual que el día anterior, en 37.

Por su parte, el canciller británico Rishi Sunak describirá hoy un reemplazo para el furlough [programa de protección de empleo], que termina el próximo mes. Según los informes, está considerando un plan de complemento salarial similar al de Alemania, donde las empresas pueden reducir las horas de trabajo de los empleados y el estado recupera los salarios perdidos.

Ayer, Sunak descartó los planes para presentar un Presupuesto en otoño. “Ahora no es el momento adecuado para delinear planes a largo plazo; la gente quiere vernos enfocados en el aquí y ahora,” dijo el también secretario del Tesoro.

Todos los pubs y restaurantes deben cerrar a las 10 pm a partir de hoy como parte de las nuevas restricciones del primer ministro, quien dijo que podrían durar seis meses más.

Las personas que infrinjan las reglas sobre el uso de mascarillas enfrentan multas de £200, y los planes para volver a llevar espectadores a eventos deportivos han sido suspendidos. Las reuniones sociales ya están limitadas a seis personas.

Metcalfe — quien también preside la cadena de restaurantes Itsu — condenó lo que llamó una estrategia “vaga” y “devastadora” diciendo al programa World At One de BBC Radio 4: “A menos que tengamos algo de claridad, odio pensar cuántas personas terminarán siendo despedidas; es desgarrador.”

“Nuestro primer ministro, este hombre que aparece sentado con sus tonterías del Union Jack, ahí es donde necesitamos liderazgo. Recurrir a toda una nación y decir que te quedes en casa durante seis meses y soltar algunas tonterías que suenan como de Churchill … [Decir que] ‘Lo lograremos’ es terriblemente inútil para este país.”

Kate Nicholls, directora ejecutiva del gremio hostelero UK Hospitality, acusó al Gobierno de crear “confusión” para las empresas que “merecen algo mejor”.

El gremio — junto a la British Beer and Pub Association y el British Institute of Innkeeping — advirtió que la industria estaba “al borde del abismo” y que una de cada cuatro empresas se enfrentaría al colapso a finales de año debido a las nuevas restricciones.

A pesar de esto, Raab insistió en que el enfoque del Gobierno ha sido “centrado, equilibrado y proporcionado”, aunque planteó la posibilidad de un segundo confinamiento a nivel nacional a menos que “todos sigan las reglas”.

El profesor Edmunds, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, sugirió que el toque de queda a las 10 pm para bares y restaurantes tendría un efecto ‘trivial’ en el control de la propagación del virus.

El lunes había 1.469 personas en el hospital con Covid-19, frente a las 1.324 del domingo y las 920 de la semana anterior, según revelan últimas cifras. Había 211 pacientes con respirador el martes, frente a los 181 del lunes y los 115 de la semana anterior — el nivel más alto desde el 5 de julio.

El peor día de ingresos hospitalarios fue el 12 de abril, con 19.876 pacientes y 3.301 ingresados siendo tratados con respirador. Lo peor para la pérdida de vidas fue el 21 de abril con 1.224 víctimas.

■ Las últimas restricciones a la vida diaria para hacer frente al coronavirus son un “fracaso del Gobierno”, dijo ayer por la noche Sir Keir Starmer en un discurso de televisión. El líder laborista dijo que, aunque apoyaba las medidas, “no eran inevitables”. Sir Keir también pidió un ‘Plan B’ para salvar puestos de trabajo y la economía, a medida que se elimina el furlough actual para los trabajadores. “A pesar de todos los sacrificios y el heroísmo del pueblo británico, está claro que todavía no lo hemos superado,” advirtió Sir Keir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s