Parlamento se une en defensa de libertad de expresión

THE SUNDAY TIMES — DOMINGO, 6 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Indignación luego de que bloqueo interrumpiera producción de 1.5 millones de diarios

Boris Johnson se ha unido a ministros y parlamentarios para condenar a los manifestantes medioambientales que se atrincheraron en las inmediaciones de las imprentas de algunos de los principales periódicos de Reino Unido, declarando que la prensa libre es “vital” para la lucha contra el cambio climático.

El primer ministro británico calificó la protesta de la plataforma ambientalista Extinction Rebellion en dos imprentas de News Corporation, el viernes por la noche, como “completamente inaceptable”.

Más de 100 manifestantes utilizaron vehículos y candados de bambú para bloquear carreteras cerca de las plantas de la imprenta Newsprinters en Broxbourne, Hertfordshire y Knowsley, cerca de Liverpool, a última hora del viernes.

Newsprinters publica diarios de News Corp — propiedad del magnate periodístico Rupert Murdoch — como The Sun, The Times, The Sun on Sunday y The Sunday Times, así como The Daily Telegraph y The Sunday Telegraph, el Daily Mail y Mail On Sunday, y el London Evening Standard.

Los manifestantes también bloquearon otra planta en Holytown, cerca de Motherwell, para interrumpir la distribución de The Scottish Sun.

Para esta tarde, la policía dijo que unas 79 personas habían sido arrestadas durante la acción, que retrasó la entrega de periódicos a los quioscos el sábado por la mañana. Las manifestaciones terminaron poco después de las 11 de la mañana y se desmantelaron los candados.

A través de Twitter, Johnson — otrora reportero y columnista de un periódico — dijo: “Una prensa libre es vital para hacer que el Gobierno y otras instituciones poderosas rindan cuentas sobre temas críticos para el futuro de nuestro país, como la lucha contra el cambio climático.”

“Es completamente inaceptable tratar de limitar el acceso del público a las noticias de esta manera.”

La ministra del interior Priti Patel ha descrito la protesta como un “ataque a nuestra prensa libre” mientras Robert Jenrick, el ministro de vivienda, dijo que era obra de “una minoría intolerante”.

Los laboristas también condenaron a los manifestantes a través de Emily Thornberry, ministra de comercio internacional de la oposición, describiendo la situación como “muy preocupante”.

Ian Murray, director ejecutivo de la Sociedad de Editores, agregó: “Todos tienen derecho a protestar pacíficamente y hacer oír su voz; después de todo, de eso se trata una prensa libre. Pero no es aceptable que aquellos que desean que solo se escuche su voz intenten silenciar la de los demás.”

Extinction Rebellion ha pedido disculpas a los quioscos de prensa y a los clientes por la interrupción, pero agregó que “no se disculpará con Murdoch por interrumpir su agenda” y afirmó que la prensa libre estaba “bajo ataque de un gobierno autoritario fallido”.

El grupo agregó: “Si usted no puede recibir su periódico esta mañana, es porque estamos en rebelión contra la inacción del gobierno sobre la emergencia climática y ecológica. Hay gente muriendo, y pronto no podremos alimentar a nuestros hijos.”

En respuesta a las críticas de Patel, el grupo de campaña medioambiental también acusó a la prensa de generar “división y odio”.

Un portavoz de Newsprinters dijo: “La impresión durante la noche en dos plantas de Newsprinters fue interrumpida por la actividad de Extinction Rebellion. Gracias a otros socios de la industria, la impresión se trasladó a otras plantas.”

El portavoz describió los bloqueos como “un ataque a toda la prensa libre”.

Tobias Ellwood, parlamentario conservador y presidente del comité selecto de defensa, afirmó que Extinction Rebellion “ha perdido de vista … cómo se hace una campaña” sobre “un tema muy importante”.

Hablando en Times Radio, dijo: “El Gobierno ha hecho mucho, pero obviamente podría haber hecho más y tenemos que trabajar para transmitir ese mensaje para que todos podamos ser más conscientes de la huella de carbono que creamos. Pero lo que están haciendo aquí es alejar a más personas. Me temo que la propia organización ha sido secuestrada.”

Stuart Reddish, presidente de la Federación de Minoristas Independientes, dijo que los miembros de su gremio estaban lidiando con clientes enojados en todo el país, que no pudieron comprar su periódico diario. “Los quioscos de periódicos han desempeñado un papel fundamental durante el Covid-19 para hacer que los periódicos lleguen a las manos de los lectores, y esta acción no es útil en un momento en el que cada venta cuenta,” dijo.

Ayer temprano Rupert Read, líder de Extinction Rebellion, dijo que grupos “parásitos” de extrema izquierda estaban tratando de aprovechar las protestas climáticas para promover sus causas políticas. Read dijo que su agrupación era cada vez más consciente de grupos como el Partido Socialista de los Trabajadores (SWP) y la Liga de Jóvenes Comunistas (YCL) — que buscan promover sus propios objetivos a través de Extinction Rebellion, plataforma la cual tiene una política estricta de mantenerse apolítica.

La protesta conforma el primer día de una programación de diez días de acciones organizadas del grupo en Londres, Manchester y Cardiff.

Extinction Rebellion emitió una declaración en la que renegaba del socialismo, tras acusaciones de parlamentarios y comentaristas conservadores de que se había convertido en un vehículo para la extrema izquierda. Eso, a su vez, provocó una reacción violenta dentro de la organización, con varias ramas regionales y el ala juvenil rechazando tal declaración. La ruptura se produjo después de que miembros de la YCL — el ala juvenil del Partido Comunista de Gran Bretaña — fueran fotografiados en una protesta de Extinction Rebellion en Parliament Square sosteniendo una pancarta que decía “Socialismo, no extinción” junto a una hoz y un martillo.

Un artículo en Challenge, la revista oficial del grupo, declara que “la presencia de miembros de YCL en la manifestación fue. . . no para apoyar a XR [Extinction Rebellion] organizacionalmente, sino para hacer propaganda del socialismo”.

El SWP, un partido trotskista, ha animado a sus miembros a asistir a las protestas y han aparecido puestos de reclutamiento en las manifestaciones. Se afirma que el partido — que también fue acusado de intentar secuestrar las protestas de Black Lives Matter este verano — envió un correo electrónico a sus miembros el año pasado diciéndoles que se unieran a Extinction Rebellion para promover sus propios objetivos.

Read dijo a The Times: “Cualquier organización parasitaria que esté tratando de usar a XR es preocupante, y estoy seguro de que hay grupos que intentan infiltrarse en nosotros”. Hizo hincapié en que Extinction Rebellion no pertenecía a una sola ideología y estaba comprometido a exigir que el Gobierno celebrara asambleas ciudadanas para decidir la política.

Ayer, manifestantes del grupo atacaron las sedes del Banco de Inglaterra y del Home Office [Ministerio del Interior]. Hasta ahora, más de 500 personas han sido detenidas en Londres desde el martes.

El grupo exige que los parlamentarios adopten lo que los activistas llaman el “proyecto de ley de emergencia climática y ecológica” respaldado por Caroline Lucas — parlamentaria del Partido Verde — que busca vincular al Gobierno con sus compromisos del Acuerdo de París sobre el cambio climático.

Ni el SWP ni la YCL han respondido a una solicitud de comentarios.


Ferroviarias reducirán 10% de sus servicios

Los ferrocarriles británicos operarán en otoño un horario de servicios 10% por debajo del nivel prepandémico, lo que forzará a pasajeros a tiempos de espera más largos y la pérdida de algunas rutas.

Algunos trenes que circulaban cada hora lo harán cada dos horas, algunas rutas directas que conectan las regiones con Londres están siendo suspendidas, y algunos servicios de alta velocidad para aeropuertos y viajeros desaparecerán.

Algunas líneas tendrán recortes de hasta un 35%. Los trenes nocturnos y de fin de semana serán los más afectados, ya que los operadores concentrarán recursos en servicios escolares y de pasajeros.

Los nuevos horarios — que se implementarán gradualmente a partir de mañana — son la primera gran renovación desde que el Gobierno nacionalizara efectivamente los ferrocarriles, al comienzo del confinamiento. La medida, también, amenaza el objetivo de Boris Johnson de que Gran Bretaña vuelva a moverse.

Aunque los servicios se han recuperado de las profundidades de la pandemia cuando cayeron brevemente al 50%, muchos operadores siguen funcionando muy por debajo de su nivel normal de servicio:

– CrossCountry Trains, cuyas rutas incluyen Aberdeen a Penzance, seguirá funcionando a solo el 65% de los niveles anteriores a Covid, Northern Trains estará al 80%, GTR — que opera los servicios de Gatwick, Great Northern, Southern y Thameslink — estará al 87%.
– Al encontrarse en un punto de inflexión al máximo de su capacidad, Northern Trains suspenderá una concurrida ruta de 29 trenes al día de Manchester Piccadilly a Rose Hill en el área de Stockport, desde el 14 de septiembre hasta justo antes de Navidad, culpando el impacto que el Covid-19 ha tenido en su fuerza laboral.
– GWR dijo que se estaba enfocando en proporcionar trenes para el regreso al trabajo, en perjuicio de los servicios nocturnos y de fin de semana — los domingos se llevarán la peor parte de los recortes, ya que el servicio funcionará al 76% del horario normal. Algunos servicios rápidos de lunes a viernes entre Bristol y Londres no se restablecerán por ahora.
– GTR no está restaurando su servicio Gatwick Express entre el centro de Londres y el aeropuerto, y sí restringirá sus trenes de Brighton a Londres a solamente seis en lugar de ocho. Sus servicios Great Northern Metro en dirección Moorgate, que solían ser de 12 por hora, quedarán en una frecuencia horaria de 8.
– Northern Trains dijo que su ruta de Leeds a Chester — que pasaba cada hora parando en Manchester Victoria — ahora solo pasará cada dos horas. Habrá recortes similares en su ruta de Lincoln a Leeds a través de Sheffield.
– Los servicios Eurostar a París y Bruselas no pararán en Kent hasta 2022, cortando 11 servicios diarios de Ashford International y Ebbsfleet International.

Los operadores ferroviarios advirtieron que no es probable que se restablezcan muchos servicios en los horarios de invierno — lo que significa que los niveles no deben pasar del 90% hasta el próximo mes de mayo, como muy pronto.

Con pocos trenes en funcionamiento, los récords de puntualidad han mejorado drásticamente con aproximadamente el 95% de los trenes que llegan ahora dentro de los cinco minutos de su hora prevista.

Una reducción en los servicios reducirá los costes en un momento en que el contribuyente está apuntalando a las compañías operadoras de trenes, con un apoyo a los ingresos de sus trabajadores de alrededor de £700 millones al mes.

Darren Shirley, director ejecutivo de la plataforma activista Campaign for Better Transport, fue mordaz. “Lo que básicamente están diciendo es que los trenes funcionan muy bien si no tienen pasajeros. Si llegamos a un punto en el que vamos a volver a los niveles de transporte que vimos antes del cierre, ¿qué significa eso para la calidad del servicio?”

Susie Homan, directora del Rail Delivery Group, que representa a las compañías ferroviarias, dijo: “A medida que regresen más pasajeros, queremos que puedan viajar con confianza, lo que significa que, además de impulsar la limpieza antiviral y garantizar que las personas usen la cara revestimientos, tenemos que ejecutar un servicio que sea más confiable que antes.”

Por su parte, el Ministerio de Transportes dijo: “La sugerencia de que vamos a aceptar menos servicios en la red ferroviaria a largo plazo es inexacta y falsa. Hemos pedido a los operadores que aumenten los niveles de servicio antes del regreso de los alumnos a las escuelas, asegurando que se mantengan los niveles actuales de excelente confiabilidad.”


El legado del confinamiento: dedos nerviosos en el aula

Muchos niños han jugado a juegos informáticos en su ordenador durante tanto tiempo — debido al confinamiento — que sus dedos y pulgares no han dejado de temblar desde que regresaron a clases la semana pasada.

Algunas escuelas han informado que han tenido que sacar a los niños a correr y hacer otras formas de ejercicio físico para tratar de calmar sus compulsiones.

Después de casi seis meses en casa — en algunos casos yendo a la cama hasta las 5 de la mañana después de pasar horas jugando en internet — muchos sufren al hacer frente a los rigores de un día escolar normal. Algunos se quedan dormidos en sus escritorios.

Steve Chalke, fundador de Oasis Community Learning — que dirige 52 escuelas primarias y secundarias — dijo: “Va a llevar mucho tiempo, incluso un año escolar, recuperar las rutinas en la vida de algunos de estos niños.”

“Están muy atrasados en lo que respecta a enfocarse y concentrarse. Sus dedos se mueven nerviosamente buscando otras cosas. El gaming [uso de juegos informáticos] y el tiempo frente a la pantalla son adictivos”.


Mi vida como madre de los Wikibebés

Foto de Stella Moris, novia del fundador de WikiLeaks Julian Assange, con sus hijos Max (derecha) y Gabriel (izquierda), concebidos mientras el padre se encontraba refugiado en la embajada de Ecuador. Moris era parte de su equipo legal; Assange se dispone a impedir su extradición a Estados Unidos esta semana en la corte.

Llama al 111 en vez de ir a Urgencias

THE DAILY TELEGRAPH — SÁBADO, 5 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Se pedirá a los pacientes que llamen al 111 antes de acudir a urgencias hospitalarias, bajo controvertidas reformas que implantará el NHS.

Esquemas piloto instando a los pacientes que no necesitan una ambulancia a reservar citas para acudir a urgencias ya están en funcionamiento. Los jefes del NHS dicen que los objetivos son reducir el hacinamiento en A&E [urgencias hospitalarias], y dirigir a las personas al lugar “más apropiado”.

Aquellos que consideren acudir a A&E deberán llamar al 111 o buscar la opción correcta en la página web del servicio. A los que se considere que necesitan tratamiento se les dará un tiempo para asistir, mientras que el resto será dirigido al mejor lugar para recibir atención.

Sin embargo, los médicos temen que las reformas puedan crear obstáculos mortales para quienes necesitan atención de emergencia, tras los informes de muertes entre quienes no recibieron tratamiento durante el confinamiento.

Cifras muestran que las muertes causadas por presión arterial alta han aumentado en un tercio entre los menores de 65 años, en los dos meses que terminaron el 10 de julio.

Se observaron tendencias similares en las muertes causadas por arritmias cardíacas, mientras que las muertes por diabetes aumentaron en una cuarta parte en este grupo. Mientras tanto, el número de muertes e ingresos hospitalarios por coronavirus ha caído a mínimos históricos.

Ya se están llevando a cabo pruebas del programa 111 First en Portsmouth, Cornwall. Newcastle y Blackpool, y continuará con zonas de Londres en breve. Los jefes del NHS planean esquemas piloto en cada región antes de una implementación completa en diciembre.

Sin embargo, el doctor Chris Moulton — ex vicepresidente del Royal College of Emergency Medicine y consultor de A&E en el complejo hospitalario Bolton NHS Foundation Trust — dijo: “Lo último que uno quiere en una emergencia es tener la obligación de hacer una llamada telefónica. Necesitamos volver a la medicina cara a cara y abrir el acceso a los pacientes de inmediato.”

Los altos cargos de la sanidad dijeron que quienes necesiten una ambulancia no serían derivados, e insistieron en que los pacientes que acudieran a Urgencias sin cita no serían rechazados.

A pesar de ello, la revista médica Health Service Journal informó que, en al menos tres ocasiones, el programa piloto de Portsmouth hizo que se indicara a pacientes con heridas leves que fueron al hospital sin previo aviso que llamaran al 111 después de ser evaluados. El fideicomiso hospitalario de la Universidad de Portsmouth insistió en que ningún paciente sería rechazado de A&E.

Las cifras de ONS muestran un número creciente de muertes por una serie de afecciones, especialmente problemas cardíacos. Las organizaciones benéficas dijeron que los pacientes habían pagado “un alto precio” por el acceso restringido al NHS durante el cierre y advirtieron que las medidas tomadas para limitar la atención presencial durante el Covid no deben convertirse en “la nueva normalidad”.

Las estadísticas que cubren el período hasta el 10 de julio mostraron 1.129 muertes relacionadas con presión arterial alta entre menores de 65 años, cuando se esperaban alrededor de 843. También hubo 323 muertes causadas por arritmias, en comparación con un promedio de cinco años de 242.

Rachel Power, directora ejecutiva de la Asociación de Pacientes, dijo que cualquier cambio en el acceso a Urgencias requiere un manejo cuidadoso. “Apoyamos las iniciativas para ayudar a que los pacientes reciban la atención adecuada,” dijo. “Si eso significa que pueden llamar al 111, programar una cita y ser atendidos el mismo día sin tener que esperar horas en Urgencias, será una mejora.”

“No apoyaríamos la creación de nuevas barreras para la atención de los pacientes.”

El mes pasado, un estudio de 50.000 pacientes encontró muertes por los tipos de ataque cardíaco más comunes aumentó casi un 40 por ciento durante el encierro. Suscitó advertencias de que el mensaje de Stay At Home [Quédate en casa] del Gobierno puede haber disuadido a los pacientes en crisis médica de buscar ayuda. El número de asistentes a urgencias cayó un 50% en algunos momentos durante la pandemia.

El profesor Stephen Powis, director médico del NHS, dijo que el modelo 111 First ayudaría a garantizar que los departamentos de A&E no se abarroten. Dijo a los parlamentarios que la medida también tenía como objetivo garantizar que las personas recibieran la atención más adecuada.

La doctora Katherine Henderson, presidenta del Royal College of Emergency Medicine, dijo que las citas en A&E también ayudarían a prevenir el hacinamiento en un momento en que el NHS intentaba mantener el distanciamiento social.

Un portavoz del NHS dijo: “Los médicos de cabecera (GPs), enfermeras, paramédicos y otras personas que trabajan en el servicio telefónico y de internet 111 del NHS ya han desempeñado un papel clave para ayudar a millones a obtener la atención y el asesoramiento adecuados de manera segura durante los últimos seis meses.”

“Lanzaremos una importante campaña de información pública para garantizar que las personas sepan cómo pueden obtener la atención que necesitan de la manera más segura posible,” añadió.


La UE ‘hará a un lado a Barnier’ en último esfuerzo para lograr acuerdo

Se espera que Michel Barnier sea dejado de lado por los líderes de la UE, para intentar lograr un gran avance en las negociaciones sobre un tratado comercial con Reino Unido.

Representantes de los 27 estados miembros del bloque esperan que Ursula von der Leyen, la presidenta de la Comisión Europea, allane el camino para que los jefes de estado y de gobierno intervengan en las estancadas conversaciones del Brexit en un discurso el 16 de septiembre.

Los líderes de la UE esperan que la intervención para que las conversaciones avancen ayude a salvar las profundas divisiones entre las dos partes, lo que permitirá que Barnier, el principal negociador del Brexit de la UE, y su homólogo británico, Lord Frost, acuerden los detalles.

Este mes están programadas dos rondas más de negociaciones comerciales, la primera en Londres la semana que viene. Las relaciones entre Reino Unido y la UE se han convertido en recriminaciones mutuas, y ambas partes se culpan mutuamente por el estancamiento después de que no se avanzara en los problemas centrales, la pesca y las ayudas estatales.

Ahora se está acabando el tiempo, y Barnier advirtió previamente que se debe llegar a un acuerdo antes de finales de octubre para que la UE tenga tiempo de ratificar el acuerdo antes de fin de año.

Por su parte, Boris Johnson insistió ayer en que Reino Unido “prosperará enormemente de una forma u otra” después del final del período de transición del Brexit en diciembre, con o sin un acuerdo comercial.

El Primer Ministro dijo: “Debemos asegurarnos de que la gente entienda que, al final del año, pase lo que pase, saldremos de la UE, saldremos del período de transición.”

“Vamos a salir de esto. Es absolutamente vital que nuestros socios comprendan que el Reino Unido va a hacer lo que tenemos que hacer,” dijo.

“Si tenemos que tener un acuerdo al estilo de Australia, una solución al estilo de Australia, eso es lo que lograremos y prosperaremos poderosamente de una forma u otra.”

“Por supuesto, podrían ser sensatos y darnos una solución al estilo de Canadá, que después de todo le han dado a Canadá, y espero que lo hagan, pero estamos listos para cualquiera de las dos eventualidades.”

Eso vino después de informes de que los funcionarios en Downing Street ahora consideren que la posibilidad de que Reino Unido salga sin un acuerdo es del 70 por ciento.

Los diplomáticos de la UE han advertido que las expectativas para la ronda de conversaciones de la próxima semana en Londres son “extremadamente bajas”, dado que los líderes no discutirán el Brexit en su cumbre del 25 de septiembre.

Barnier había estado presionando para que los líderes se involucraran.

A pesar de ello las propuestas han sido rechazadas por Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, que está descontento con la falta de avances en las conversaciones.

Eso significaría que el Brexit solo se debatiría en la próxima reunión del Consejo Europeo en octubre, antes de la fecha límite de fin de mes para un acuerdo.

La Comisión Europea se ha negado a comentar sobre ningún aspecto del discurso sobre el estado de la Unión a cargo de Von der Leyen.

Sin embargo, un diplomático de la UE dijo que esperaban que Von der Leyen “preparara el escenario para dejar de lado a Barnier y Frost para encontrar una solución política de alto nivel”. Se espera que ella, la canciller alemana Angela Merkel — cuyo país ocupa la presidencia de la UE — y Michel se hagan cargo de las conversaciones de Bruselas.

A pesar de la creciente presión, cualquier fracaso para romper el estancamiento del Brexit en las negociaciones comerciales en Londres la próxima semana no será “fatal” para las posibilidades de lograr el acuerdo antes de la fecha límite de no acuerdo, han dicho diplomáticos de la UE.

Uno dijo: “Siempre esperamos avances, pero no estamos conteniendo la respiración.”

“La próxima ronda sería buena, pero la ausencia de progreso no será fatal.”

“La cosa será diferente si la segunda ronda de septiembre también fracasa,” agregaron.

Otro diplomático dijo: “La ventana para cerrar un trato se cerrará rápidamente. El tiempo simplemente se estaría acabando”.

Escribiendo en Twitter anoche, Lord Frost dijo: “Hemos programado mucho tiempo para las discusiones, como deberíamos en este punto de las conversaciones. Sin embargo, la UE sigue insistiendo en que cambiemos nuestras posiciones sobre las ayudas estatales y la pesca si queremos que haya debates sustantivos sobre cualquier otra cosa.”

“Desde el principio hemos tenido claro lo que podemos aceptar en estas áreas, que son fundamentales para nuestra condición de país independiente,” escribió.

“Negociaremos de manera constructiva, pero la postura de la UE puede, de manera realista, limitar el progreso que podemos lograr la próxima semana.”


Trump ordenó destitución de embajador británico por declaraciones filtradas

Donald Trump ordenó la destitución de Sir Kim Darroch, embajador de Gran Bretaña en Washington, luego de que cables filtrados mostraran al diplomático haciendo comentarios despectivos sobre él, dijeron fuentes a The Daily Telegraph.

En una ruptura notable de las normas diplomáticas, se entiende que el presidente de Estados Unidos dijo a John Bolton, su asesor de seguridad nacional, que “sacara de aquí” a Sir Kim después de que se publicaran los cables, en julio de 2019.

Bolton dijo a este periódico que, después de recibir la llamada, telefoneó a Sir Mark Sedwill, el jefe del servicio civil, y dijo: “Las cosas van a empeorar a menos que pueda averiguar cómo sacarlo.”

Se entiende que Sir Mark reaccionó con fuerza. Una fuente que trabajaba en la Casa Blanca y ayudó a manejar las consecuencias lo describió como “furioso” y “prendido fuego”. Sin embargo a los pocos días Sir Kim, hoy Lord Darroch, se había marchado.

Un presidente de Estados Unidos que exige la destitución de un embajador británico es una ruptura radical con los precedentes. Un historiador que alguna vez ocupó el puesto más alto de historia norteamericana en la Universidad de Cambridge dijo que no se podía pensar en un ejemplo moderno similar.

El episodio salió a la luz cuando este periódico habló con más de 20 personas que presenciaron el contacto entre Reino Unido y Estados Unidos cerca de Trump y obtuvieron detalles de las notas oficiales de la reunión, que revelaron las tensiones impuestas a la relación especial. Así, también se puede informar que:

– La Casa Blanca presionó repetidamente para que Trump se quedara en el Palacio de Buckingham en una visita de estado como lo había hecho antes Barack Obama, dijeron las fuentes;
– Los asesores de la Casa Blanca temían que Trump tuviera un “ataque de histeria” si veía a manifestantes y trabajaron con funcionarios de Reino Unido para evitar que eso sucediera, según un asesor de Washington;
– Sir Mark se quejó con el principal asesor de seguridad nacional de Trump en un correo electrónico visto por The Telegraph sobre un tuit presidencial que calificó de “inexacto, entrometido y ofensivo”;
– Trump instó repetidamente a Theresa May, la entonces primera ministra, a adoptar una postura más dura en las conversaciones sobre el Brexit para crear una “palanca” y se sintió frustrado porque ella ignoró su consejo, dijeron las fuentes

El presidente de Estados Unidos había expresado en privado su oposición a la independencia de Escocia, y temió que esto condujera al final del torneo Open de golf.

La disputa por el embajador se desencadenó cuando el diario The Mail on Sunday publicó los cables diplomáticos filtrados. En los memorandos, Lord Darroch describía a Trump como que “irradia inseguridad” y llamó a los funcionarios de gobierno de su primera administración de “ineptos”.

Bolton — que entonces era asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca — dijo a The Telegraph: “Creo que la mañana en que aparecieron, Trump me llamó y me dijo ‘sáquenlo de aquí’.” Añadió: “Así que llamé a [Sir Mark] Sedwill. Salió en la prensa en Gran Bretaña, obviamente todo el mundo lo sabía.”

“Le dije: ‘Esto no va a terminar bien, tienes que sacarlo’. Obviamente, no quería hacerlo. Y dije: ‘Entiendo porqué no quieres hacerlo. Solo digo que estamos en un punto aquí donde las cosas van a empeorar a menos que puedas averiguar cómo sacarlo.’ Así que eso se prolongó durante un par de días hasta que creo que finalmente se dieron cuenta de que esto no era un problema más para nadie, y luego lo retiraron.”

Tony Badger, el exprofesor del programa Paul Mellon de Historia Estadounidense en la Universidad de Cambridge — su puesto de historia de ese país más prestigioso — dijo que no recordaba que otro presidente moderno hubiera ordenado la destitución de un embajador británico. Lord Darroch finalmente renunció.

Eso se produjo después de que Boris Johnson, entonces el líder en la carrera por el liderazgo conservador, se negara a decir en un debate televisivo que mantendría a Lord Darroch como embajador si ganaba. Los cables se publicaron el 7 de julio de 2019. Lord Darroch anunció su renuncia el 10 de julio.

Lord Darroch y la Casa Blanca no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Johnson nombra a ‘misógino’ Abbott como asesor comercial

THE GUARDIAN — SÁBADO, 5 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Opiniones de funcionario australiano sobre mujeres, homosexuales y crisis climática le hacen inadecuado para el papel, según críticos

Boris Johnson ha designado a Tony Abbott como asesor comercial oficial de Reino Unido, desafiando la condena generalizada del historial de misoginia y homofobia del ex primer ministro australiano y sus opiniones sobre la emergencia climática.

Abbott — cuya nominación al cargo provocó críticas de partidos de oposición, organizaciones benéficas y activistas LGBT y ambientales — se encuentra entre los nueve asesores externos designados para la Junta de Comercio. La junta, resucitada por Theresa May, tiene como objetivo ayudar a dar forma a la política comercial británica posterior al Brexit.

La ministra de comercio internacional Liz Truss — quien se negó a respaldar los puntos de vista de Abbott cuando se le preguntó sobre ellos en una entrevista televisiva la semana pasada — dijo que los asesores eran “un grupo diverso de personas que comparten la creencia de Gran Bretaña en la libre empresa, la democracia, altos estándares y el comercio basado en reglas”.

Otros asesores externos no remunerados de la junta incluyen al ex eurodiputado conservador y ferviente ‘Brexiteer’ Daniel Hannan y a la exministra de sanidad laborista Patricia Hewitt.

Sin embargo, la elección de Abbott — controvertido y a menudo impopular primer ministro de Australia desde 2013 hasta que fue derrocado por sus colegas del Partido Liberal en 2015 — es lo que ha suscitado ira y preocupación.

Abbott — quien ha llegado a describir el aborto como ‘salida fácil’ y a sugerir que los hombres están mejor adaptados que las mujeres para ejercer autoridad — se ganó la reputación de personificar lo que muchos en Australia han visto como un enfoque demasiado machista de la política.

Sus opiniones alcanzaron prominencia internacional en 2012 cuando la entonces primera ministra de Australia, Julia Gillard, utilizó un discurso ampliamente compartido en el Parlamento para criticar sus opiniones.

Abbott — quien antes se oponía al matrimonio igualitario — también ha sugerido que el cambio climático “probablemente está haciendo el bien”, y ha relacionado las políticas para combatirlo con “gente primitiva que mataba cabras para apaciguar a los dioses de un volcán”.

La sugerencia de que podría convertirse en asesor comercial provocó la condena del líder laborista, Keir Starmer, quien dijo que tenía “preocupaciones reales” sobre su idoneidad, y que él no nombraría a Abbott si fuera primer ministro.

Tras el anuncio del nombramiento Emily Thornberry — ministra de comercio internacional de la oposición — dijo: “Primero, su historial de declaraciones ofensivas es tan largo y repetitivo que habla de sus serios defectos de carácter, el cual no creo que deba representar a Gran Bretaña en el escenario mundial.”

“Y en segundo lugar, el hecho de que no tenga experiencia en negociaciones comerciales detalladas, que no comprenda el Brexit, que no crea en el cambio climático, que no se preocupe por los derechos de los trabajadores y que no tenga reparos en acabar con la industria automovilística de Australia significa, en mi opinión, que no tiene aptitud para este rol.”

“Tony Abbott es, por tanto, un nombramiento equivocado se vea desde donde se vea.”

Activistas por la igualdad y el medio ambiente — como el actor Sir Ian McKellen y Russell T Davies, guionista de la afamada serie de televisión Doctor Who — firmaron previamente una carta instando al Gobierno a no nombrar a Abbott en la junta.

“Este es un hombre que ha descrito el aborto como ‘salida fácil’ y sugerido que los hombres pueden estar ‘por fisiología o temperamento más adaptados para ejercer autoridad o dar órdenes’,” dice la carta.

Caroline Nokes, presidenta conservadora del comité de selección de mujeres e igualdad, dijo a la BBC: “No creo que este sea un hombre que debería estar cerca de nuestra Junta de Comercio”. Al describir su esperado nombramiento como “horrible”, agregó: “¿Es el tipo de hombre que quiero que nos represente a nivel mundial? No.”

La líder adjunta del Partido Nacional Escocés (SNP) en Westminster, Kirsten Oswald, dijo que el nombramiento era “más que indefendible”.

“Si una persona tiene puntos de vista misóginos, homofóbicos, que respaldan a Trump y niegan el cambio climático, además de decir que algunos adultos mayores con Covid-19 deberían poder morir, y eso la habilita para un papel con este Gobierno conservador en la promoción internacional del Reino Unido, entonces ésta no es la Gran Bretaña global sino Little Britain [alusión a una comedia televisiva]”, añadió.

A última hora de la noche del viernes, Abbott emitió un comunicado diciendo que estaba “complacido de haber sido anunciado como asesor de la reconstituida Junta de Comercio del Reino Unido”, y agregó: “Es importante para el resto del mundo que Gran Bretaña aproveche al máximo sus oportunidades posteriores al Brexit y estoy orgulloso de ser parte de ello.”

Después de varios días de entrevistas en que varios de los ministros de Johnson parecieron no querer respaldar a Abbott, Downing Street [la oficina del primer ministro] insistió el viernes en que no se había tomado ninguna decisión — lo que abre la posibilidad de otro cambio de sentido.

El jueves, el ministro de sanidad Matt Hancock pareció expresar su inquietud por la medida en una entrevista televisiva, negándose a aceptar que Abbott fuera una persona “apta y adecuada” para asumir un papel oficial en Reino Unido.

A pesar de ello — durante una visita a Solihill el viernes — Johnson defendió a Abbott, calificándolo como “una persona que fue elegida por el pueblo de la gran nación liberal democrática de Australia”, al tiempo que enfatizó que “no estaba de acuerdo con todos quienes sirven al Gobierno en un puesto no remunerado en cientos de comités en todo el país”.

Johnson dijo que si bien no compartía algunas de las opiniones de Abbott, creía que la experiencia de Abbott como primer ministro australiano le hacía adecuado para el puesto.

Johnson se ha negado repetidamente a dar marcha atrás bajo intensas críticas a los nombramientos, como se demostró también por las crisis que involucraron a Dominic Cummings y al ministro de vivienda y comunidades, Robert Jenrick.

Es probable que Downing Street haya calculado que las preocupaciones sobre los puntos de vista de Abbott serán equilibradas por los votantes que aplauden la negativa a ceder ante las críticas — señal de una guerra cultural más amplia contra los valores progresistas, que los asesores de Johnson están cada vez más dispuestos a combatir.

Sin embargo, no es una medida libre de riesgos, ya que Abbott tiende a ser franco en muchos temas. En un discurso con preguntas y respuestas que dio el martes, Abbott criticó lo que denominó “dictaduras de la salud” por el Covid-19, diciendo que el coste económico de los confinamientos significa que se debería permitir que las familias consideren dejar morir a sus parientes ancianos con coronavirus.

Dijo que faltan políticos “que piensen como economistas de la salud, listos para plantear preguntas incómodas sobre el nivel de muertes con las que podríamos tener que vivir”.


Miles incumplen la cuarentena, dice la policía

Fuerzas policiales de todo el país lidian con miles de posibles violaciones de las reglas de cuarentena relativas a turistas que pueden no estar autoaislándose después de viajes al extranjero, puede revelar The Guardian.

Las solicitudes de “más acciones” han sido presentadas por funcionarios de la Fuerza Fronteriza y autoridades de sanidad pública, quienes han recibido la tarea de garantizar que las personas que regresen del extranjero cumplan con la reglamentación diseñada para detener la propagación del coronavirus.

Los detalles trascendieron luego de que los principales científicos advirtieran que Reino Unido se acerca rápidamente a un momento crucial. Con otro aumento en el número de casos positivos registrados el viernes, se ha instado a las personas a seguir las reglas o arriesgarse al regreso de un confinamiento generalizado en todo Reino Unido.

“Estamos en un punto en el que existe el riesgo de que la transmisión a larga escala del Covid pueda aumentar nuevamente,” dijo Catherine Noakes, profesora de ingeniería ambiental en la Universidad de Leeds y miembro del Grupo Asesor Científico para Emergencias del Gobierno (SAGE).

“La transmisión depende de la cantidad de contacto entre las personas, y si las escuelas y universidades regresan y muchas más personas regresan al trabajo, es probable que aumente el nivel de contacto dentro de las comunidades.”

La advertencia se produjo cuando las cifras diarias del Gobierno mostraron 1.940 nuevos casos — la cifra más alta registrada desde mayo — y las continuas luchas políticas internas entre Inglaterra, Escocia y Gales por sus diferentes enfoques.

En otros sucesos relacionados:

– Public Health England (PHE) ha identificado a Leeds como “área de preocupación” luego de un aumento en su número de casos, ya que las pruebas de coronavirus comenzaron a agotarse en partes del noreste de Inglaterra;
– Documentos de SAGE revelan que los científicos dijeron a los ministros que era “muy probable” que hubiera brotes significativos del virus en instituciones de educación superior en este período. Dijeron que había un riesgo “crítico” de que los estudiantes contagiados sembraran brotes en todo Reino Unido;
– Los gobiernos de Escocia y Gales han acusado a la administración de Boris Johnson de ignorar los consejos científicos sobre la cuarentena de los viajeros que regresan de Portugal y Grecia;
– El grupo aeroportuario más grande de Reino Unido ha instado al Gobierno a introducir urgentemente pruebas de coronavirus para las llegadas internacionales, diciendo que hay “incertidumbre y confusión continuas en torno a las restricciones que enfrentarán los británicos cuando viajen al extranjero”.

El período de autoaislamiento de 14 días es un requisito para cualquier persona que regrese a Reino Unido después de un viaje internacional, con excepción de ciertos países. Sin embargo, los países de la lista de exenciones varían en todo Reino Unido, lo que genera una mayor confusión sobre exactamente qué restricciones se espera que cumplan las personas.

Aquellos que están obligados a autoaislarse en Inglaterra pueden ser contactados por PHE para verificar que están siguiendo la normativa. Si no responden después de varios intentos, los detalles de la persona son remitidos a la policía por la Fuerza Fronteriza, que luego envía a un oficial a la dirección de la casa de la persona.