Número récord de jóvenes reciben ‘benefits’

THE DAILY TELEGRAPH — MIÉRCOLES, 2 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Temen efecto del Covid-19 en menores de 25 años mientras Gabinete lanza plan de empleo de £2 mil millones

Cifras oficiales han mostrado el miércoles que un número récord de jóvenes ha solicitado benefits [prestaciones por desempleo] debido a la pandemia de coronavirus, mientras los ministros se preparan a lanzar un plan de empleo de £2.000 millones para quienes deciden abandonar los estudios en un «esfuerzo nacional» para restaurar la economía del Reino Unido.

Las estadísticas oficiales publicadas por el Gobierno muestran que 250.000 menores de 25 años más empezaron a recibir Universal Credit [prestación global de subvenciones múltiples] durante el confinamiento, lo que hace que sean ahora un total de 538.000.

Las cifras surgen en medio de crecientes preocupaciones por la economía, mientras el impulso del Gobierno para que las personas vuelvan al trabajo parecía fracasar el martes — con datos que sugieren que menos de la mitad de la fuerza laboral regresó a sus oficinas.

El miércoles, el canciller Rishi Sunak y Therese Coffey, la ministra de trabajo y pensiones, lanzarán un nuevo programa denominado KickStart, que hará que el Gobierno pague los salarios de los menores de 25 años recién contratados durante seis meses.

Sunak dijo: “No se trata solo de impulsar la economía de nuestro país, es una oportunidad para impulsar las carreras de miles de jóvenes que de otra manera podrían quedar atrás como resultado de la pandemia.»

«El plan abrirá la puerta a un futuro más brillante para una nueva generación y garantizará que Reino Unido se recupere con más fuerza como país.»

En el primer día del regreso de la nación al trabajo después de las vacaciones de verano, Boris Johnson ha intentado adoptar un tono optimista diciendo que «una gran cantidad» de personal había regresado a las oficinas.

El primer ministro británico dijo a su Gabinete que las personas estaban regresando a sus centros de trabajo en «grandes cantidades en todo nuestro país» y que, aunque «todavía vamos a tener más de esta enfermedad, este maldito Covid,» estaba «absolutamente seguro de que podremos hacer frente a esos brotes».

El mandatario también expresó que “poco a poco este increíble país se está recuperando”, diciendo a sus ministros: “En los últimos meses hemos estado navegando en medio de un vendaval, no hay duda … es necesario virar aquí y allá en respuesta a los hechos a medida que se desarrollan, cambiando igual que el viento, pero hemos ido firmemente en la dirección, en el rumbo que nos propusimos, y no nos hemos desviado de ese rumbo.»

A pesar del optimismo de Johnson, el metro de Londres registró el martes solamente un tercio del número de pasajeros en comparación con el mismo día del año pasado, los niveles de congestión en las horas pico en algunas de las ciudades más grandes de Gran Bretaña se redujeron en más de la mitad, y las oficinas operaban al 50% de su capacidad debido a las reglas de distanciamiento social.

También se supo que la aseguradora global Aviva se prepara para el regreso de tan solo el 10% de los 17.000 empleados que tiene en la City londinense este mes, mientras que se espera que una proporción similar de los 5.500 trabajadores de las oficinas de Credit Suisse en Canary Wharf regresen esta semana.

Lloyd’s of London, por su parte, reabrió el martes después de cerrar durante cinco meses pero solo opera al 45 por ciento de su capacidad, mientras que JP Morgan se prepara a que aproximadamente el 30 por ciento de sus 12.000 trabajadores en Londres regresen la próxima semana.

La última investigación de Morgan Stanley también muestra que Gran Bretaña está quedando atrás comparada con el resto de Europa en el regreso a las oficinas, con casi el 75 por ciento de los trabajadores que han regresado a su lugar de trabajo habitual — en comparación con el 56 por ciento del Reino Unido.

De otro lado, las escuelas comenzaron su reapertura ayer martes, en una medida que se espera ayude a los padres a regresar al trabajo.

Sin embargo, Molly Kingsley, cofundadora de Us For Them — grupo activista de padres de familia — dijo que la falta de school clubs [actividades extraescolares] para antes y después de clases significa que es «totalmente imposible» para muchos regresar a la oficina a tiempo completo.

El martes, Tony Abbott — candidato favorito a la presidencia de la relanzada Junta de Comercio de Gran Bretaña — fue la última figura política de alto nivel en advertir que el efecto económico del coronavirus es «desastroso».

El exprimer ministro de Australia cuestionó si la respuesta es proporcional a la enfermedad, declarando al grupo de expertos Policy Exchange: «Desde una perspectiva de salud, esta pandemia ha sido grave. Desde una perspectiva económica, ha sido desastrosa.»

El aumento de nuevos solicitantes de beneficios entre marzo y julio significa que 1 de cada 13 — de un total de 7 millones de británicos entre 16 y 24 años de edad — ha solicitado Universal Credit.

El martes por la noche Sir Iain Duncan Smith, exlíder del Partido Conservador, dijo que existe un riesgo real de que estos jóvenes queden con «cicatrices salariales» al verse obligados a solicitar los benefits tan temprano en sus vidas.

Sir Iain — responsable de la creación del Universal Credit mientras fue ministro de de trabajo y pensiones — dijo que los ministros «tienen que hacerlos volver al trabajo porque, si no lo hacen, llevarán una cicatriz salarial en la espalda y serán difíciles de contratar».

“Asimismo, dejarán el hábito del trabajo. Si un joven no ingresa temprano al mundo laboral, entonces se le hace muy difícil ingresar más tarde. Ahora es el momento en que lo perjudicas o lo ayudas,” dijo.

Con el programa KickStart, el Gobierno financiará completamente cada puesto de trabajo pagando a los jóvenes el 100% del salario mínimo nacional, el NI [seguro nacional] y las contribuciones a las pensiones de cada uno de ellos durante 25 horas a la semana, a partir de noviembre.

Los empleadores completarán este salario, mientras que el Gobierno también pagará a los empleadores £1.500 para que les proporcionen apoyo y capacitación, además de ayudarles a pagar los uniformes y otros costos.

Escribiendo en The Telegraph, Coffey dijo que el plan KickStart era parte de un «esfuerzo nacional» para combatir el coronavirus y asegurarse de que Reino Unido se recupere con más fuerza.

En un ajuste de los planes, se pedirá a los empleadores que ofrezcan menos de 30 puestos de trabajo que publiquen sus ofertas a través de un ayuntamiento o grupo empresarial, para ahorrar tiempo y dinero.


Escolares tendrán exámenes de recuperación

Las escuelas de Inglaterra organizarán pruebas para ver cuánto se han retrasado académicamente los niños durante el confinamiento, ha dicho el ministro de educación Gavin Williamson.

El Gabinete considera con prioridad máxima la evaluación a los estudiantes de Años 11 y 13, porque informará su decisión sobre cuánto posponer los exámenes preprofesionales GCSE y A-Levels de 2021.

Funcionarios del Ministerio de Educación (DfE) elaboran planes sobre cómo las escuelas pueden evaluar a los alumnos en sus conocimientos de una manera «no engorrosa». Williamson dijo en la Cámara de los Comunes que la evaluación comparativa de los alumnos sería “absolutamente vital” para informar las políticas del Gobierno durante el próximo año.

Casi cuatro de cada 10 escuelas en Inglaterra reabrieron completamente ayer por primera vez desde que comenzó el confinamiento en marzo, y el resto reabrirá a principios de la próxima semana.

Robert Halfon — presidente conservador del comité selecto de educación de la Cámara — le preguntó a Williamson si era necesario un ejercicio de evaluación comparativa «urgente» para ayudar al Gobierno a decidir cuándo deben realizarse los exámenes GCSE y A-Levels el próximo año. Williamson dijo era «algo que estamos analizando y que haremos, y trabajaremos en todo el sector para asegurarnos de que haya una comprensión clara de dónde se encuentran algunas de las brechas de aprendizaje que tienen los niños, para que podamos lidiar mejor con ellas».

Si bien la prioridad del DfE es evaluar a los estudiantes que se presenten a los exámenes públicos el próximo verano, las pruebas podrían implementarse para todos los alumnos de secundaria.

A principios de este año, los ministros prometieron un fondo de recuperación de £1.000 millones para pagar tutores privados a niños desfavorecidos.

Aún así, Williamson desea que esto se gaste de una manera «basada en la evidencia» para garantizar que ayude a quienes más lo necesitan.

Un estudio encontró que los niños han quedado académicamente por detrás de las niñas, y algunos ahora se han retrasado hasta seis meses.

La mayoría de los niños se ha retrasado tres meses por faltar a clases y reducir su trabajo escolar, según la encuesta que hizo la Fundación Nacional para la Investigación Educativa a 3.000 directores y maestros en 2.200 escuelas.

Los ministros esperan que esta semana marque el inicio de un regreso masivo de trabajadores a sus oficinas, ya que los padres finalmente quedarán liberados para regresar a sus lugares de trabajo.

Sin embargo, según la encuesta Parents Omnibus realizada por YouGov, 1 de cada 6 padres (17%) estaba «considerando seriamente» no enviar a sus hijos de regreso a la escuela.

La encuesta se conoce luego de que el ministro de escuelas Nick Gibb insistiera en que las reglas sobre la asistencia a la escuela — incluidas las multas para los padres que no envíen a sus hijos — se aplicarán a partir de hoy a las escuelas en Inglaterra. «La escuela es obligatoria en este país,» dijo a Sky News. “Las multas siempre han sido el último recurso para los directores, pero es un último recurso, una herramienta que tienen para asegurarse de que los jóvenes asistan a clases.”


Leyes de espionaje redefinirán la palabra ‘enemigo’

La legislación sobre espionaje será actualizada para facilitar la persecución de filtraciones de información oficial a empresas extranjeras, según planes de la Comisión Jurídica.

La comisión propone reescribir la Ley de Secretos Oficiales para reemplazar ‘enemigo’ con las palabras ‘poder extranjero’, ampliando el alcance de la legislación para incluir así a grupos terroristas, y ‘entidades’ como empresas controladas por un gobierno extranjero.

En medio de controversias sobre empresas como el gigante de telecomunicaciones chino Huawei, y el uso de especialistas en ciberpiratería que hacen estados extranjeros, la comisión dijo que la definición actual de ‘enemigo’ estaba desactualizada y no era clara para los tribunales.

«Debe redefinirse para garantizar que incluya no solo a gobiernos extranjeros y aquellos que pretendan ejercer o asumir el papel de gobiernos fuera del territorio del Reino Unido, sino también a aquellos involucrados en terrorismo y entidades dirigidas y controladas por un gobierno extranjero,» dice el informe de la comisión.

La comisión advirtió que las leyes británicas «ya no son adecuadas para su propósito» debido a los avances tecnológicos de los últimos 20 años, y debían reformarse para proteger al país de futuras filtraciones de datos y espionaje.

La medida se produce luego del informe de este verano del comité de inteligencia y seguridad de los Comunes sobre la interferencia rusa en el Reino Unido, que destaca la necesidad de fortalecer las leyes de contraespionaje.

La comisión recomendó que el alcance de las leyes de espionaje de Gran Bretaña tampoco se limite exclusivamente a ciudadanos británicos. En cambio, recomendó que un ciudadano extranjero sea responsable de ser procesado por espionaje siempre que hubiera un «vínculo significativo entre su comportamiento individual y los intereses del Reino Unido».

En la actualidad, no es un delito que un ciudadano o un funcionario público no británico espíe contra Reino Unido mientras se encuentra en el extranjero.

El informe también propone reducir el nivel de la prueba para el enjuiciamiento de funcionarios públicos acusados ​​de filtrar información en virtud de la Ley de Secretos Oficiales de 1989. La policía y los fiscales ya no tendrían que probar que la información filtrada dañó al estado, sino que solo tendrán que demostrar que el funcionario o contratista sabía o creía que causaría daño.

El Parlamento también debe considerar aumentar la sentencia máxima de prisión de dos años para las filtraciones más graves, dijo. Sin embargo, agregó que debería haber una defensa legal de interés público disponible para cualquier persona — incluidos civiles y periodistas — acusada de un delito de divulgación no autorizada en virtud de la ley.

Si se determina que la divulgación es de interés público, el acusado no sería culpable.

El profesor Penney Lewis, comisionado de derecho penal, dijo: “En los últimos 20 años el mundo ha avanzado, pero estas leyes vitales que protegen nuestra seguridad nacional no se han actualizado. Necesitan una reforma urgente.»

«Nuestras recomendaciones ayudarán a darle al Gobierno las herramientas que necesita para responder al espionaje y las filtraciones.»


Johnson pone en su sitio al Gabinete

Foto del primer ministro británico Boris Johnson y miembros del Parlamento, preparándose para la foto de familia oficial marcando el reinicio de las sesiones legislativas luego de las vacaciones de verano, en una reunión en el edificio de la Foreign Office [Ministerio de Asuntos Exteriores] siguiendo reglas de distanciamiento social. Es un nuevo comienzo también para la Oficina del Gabinete, que ahora tiene un ‘centro de comando’ que une al complejo legislativo de Whitehall con el número 10 de Downing Street [las oficinas del Primer Ministro]. La medida ha sido diseñada para agilizar la maquinaria gubernamental.