Otro enfrentamiento por el Brexit

THE INDEPENDENT — VIERNES, 11 DE SEPTIEMBRE DE 2020

A 1.541 días de votar por salir de la Unión Europea, Reino Unido está otra vez estancado con Bruselas, mientras salida sin acuerdo se acerca más

Reino Unido está al borde de un Brexit sin acuerdo después de que el Gobierno de Boris Johnson rechazara un ultimátum de Bruselas para descartar sus planes de violar el derecho internacional.

En un brutal ataque a los planes del primer ministro británico de anular elementos del acuerdo de retirada del Brexit, el vicepresidente de la Comisión Europea Maros Sefcovic dijo que la medida de Johnson “ha dañado gravemente la confianza” y puesto en peligro la paz en Irlanda del Norte. Estableció un plazo de 20 días para que se retracte, o enfrentará acciones legales.

Con el final de la última ronda de conversaciones sobre un acuerdo comercial posterior al Brexit entre Reino Unido y la UE terminando sin señales de progreso en Londres, el negociador en jefe Michel Barnier dijo que Bruselas estaba “intensificando preparativos” para un resultado disruptivo sin acuerdo cuando finalice el proceso de transición, el 31 de diciembre.

Las conversaciones se reanudarán en Bruselas la próxima semana, pero Barnier dijo que Reino Unido no ha “transigido” en cuestiones clave sobre las que persisten “diferencias significativas” entre las dos partes, como las ayudas estatales, la pesca y la igualdad de condiciones en materia de estándares de calidad.

Esencialmente, confirmó que las “incertidumbres” sobre los estándares de sanidad y salud animal en Gran Bretaña — después de que Reino Unido deje de observar las normas de la UE el 1 de enero — significan que Bruselas no está en condiciones de confirmar el estatus de “tercero” que garantiza el derecho a exportar productos alimenticios al espacio aduanero europeo.

La posible retención de esta designación se debe al intento de Johnson de romper el acuerdo supuestamente “listo para hornear” que firmó y obligó a aprobarse en el Parlamento hace menos de un año, ya que los ministros temen que pueda bloquear las exportaciones de alimentos desde territorio británico a Irlanda del Norte — que permanece bajo las normas aduaneras de la UE.

El exlíder conservador Lord Michael Howard y el excanciller Norman Lamont se unieron a una lista cada vez mayor de altos mandos del Partido Conservador para condenar la arriesgada maniobra de Johnson — aparte de la indignación de Sir John Major, Theresa May y Lord Heseltine por propuestas que los ministros admiten configuran una violación del derecho internacional.

Lord Howard dijo a la Cámara de los Lores que Reino Unido perdería su derecho a reprochar a Rusia, China o Irán su mala conducta si muestra “tan escasa consideración por nuestras obligaciones en el tratado”, mientras que Lord Lamont dijo: “El Gobierno está en un lío terrible y en un hoyo, y no creo que esto sea fácil de justificar.” Ambos son conocidos euroescépticos [Brexiteers] que respaldaron la campaña para salir de la UE en 2016.

Con el Proyecto de Ley de Mercados Internos de Reino Unido que ha promulgado Johnson enfrentando una posible derrota en la Cámara de los Lores, hay crecientes signos de una rebelión conservadora en su segunda lectura en los Comunes que se producirá la próxima semana, ya que el Gobierno intenta forzarla en solo cinco días con la esperanza de lograr convertirlo en Ley antes de fin de año.

El proyecto de ley permitiría a los ministros de Reino Unido renunciar unilateralmente a los controles de exportación y aranceles entre Irlanda del Norte y Gran Bretaña y retener información sobre las ayudas estatales de Bruselas, en clara violación del acuerdo de retirada que firmó Johnson.

El veterano jefe de bancada conservador Sir Roger Gale prometió votar en contra del proyecto de ley “sobre la base del principio de que este Reino Unido cumple su palabra internacionalmente”, y agregó: “No me sorprendería que otras personas hicieran lo mismo.”

Asimismo, el exministro Sir Bob Neill dijo que tiene apoyo significativo para una enmienda que establezca un bloqueo parlamentario sobre los cambios del Gobierno al acuerdo de retirada.

“No somos rebeldes naturales. Todos hemos sido ministros, sabemos que este es un trabajo serio y hacemos nuestro mejor esfuerzo para tomar el trabajo en serio,” dijo. “Así que no hacemos nada tan a la ligera como esto. Así que espero que sea al menos una indicación como Gobierno de que realmente, se debe pensar mucho y con cuidado antes de seguir este camino. Por el amor de Dios, intentemos encontrar otra forma.”

En una reunión de emergencia con el ministro del gabinete Michael Gove en Londres, Sefcovic no dejó ninguna duda de que Bruselas no permitiría ser dejada como villana si las conversaciones fracasan en este tema.

“Al presentar este proyecto de ley, Reino Unido ha dañado gravemente la confianza entre la UE y Reino Unido,” dijo. “Ahora le toca al gobierno de Reino Unido restablecer esa confianza.”

Sefcovic dio a Johnson hasta finales de septiembre para retirar las medidas ofensivas de la legislación lo que, dijo, equivalía a una “violación extremadamente grave” de los términos del acuerdo de retirada que “violaría el derecho internacional, socavaría la confianza y pondría en riesgo a negociaciones de relaciones futuras en curso”.

En un comunicado posterior a las conversaciones, la Comisión Europea dijo que “no irá con medias tintas” al emprender acciones legales en el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, con sanciones financieras potencialmente significativas para Reino Unido si Johnson se mantiene firme.

A pesar de esto, hubo una respuesta desafiante de Gove, quien dijo que le había dejado “perfectamente claro” a Sefcovic que “no retiraremos esta legislación”.

Gove también restó importancia a la posibilidad de una rebelión, diciendo que ‘esperaba’ el debate de la próxima semana instando al Partido Laborista a respaldar al Gobierno.

“Esta legislación es fundamental para garantizar el acceso irrestricto de mercancías de Irlanda del Norte al resto de Reino Unido,” dijo Gove. “Somos un partido sindicalista y el Partido Laborista también lo es. Por lo tanto, espero que en toda la Cámara de los Comunes se reconozca que tenemos una obligación con la gente de Irlanda del Norte de asegurarnos de que puedan seguir teniendo acceso sin restricciones.”

Sefcovic rechazó rotundamente el argumento de Londres de que los cambios propuestos eran necesarios como una “red de seguridad” para evitar que las ambigüedades en el texto del acuerdo causen un daño no intencionado a Irlanda del Norte y pongan en peligro el proceso de paz.

“La UE no acepta el argumento de que el objetivo del proyecto de ley es proteger el Acuerdo del Viernes Santo. De hecho, opina que hace lo contrario,” dijo la Comisión en un comunicado.

Al comienzo de la semana, tanto Johnson como Lord Frost consideraron la octava ronda de negociaciones como un momento crítico para lograr un gran avance en las estancadas conversaciones comerciales, pidiendo a Bruselas que muestre “realismo” para llegar a un acuerdo antes de la fecha impuesta por el propio primer ministro — el 15 de octubre próximo.

Sin embargo, luego de tres días de discusiones en Londres, Barnier dijo: “Siguen existiendo diferencias significativas en áreas de interés esencial para la UE.”

Dijo que Reino Unido sigue rechazando garantías “indispensables” sobre la competencia leal y las normas sociales, ambientales, laborales y climáticas a cambio del acceso al mercado único europeo.

También dijo que la parte británica “no se había comprometido en otros temas importantes, como mecanismos de resolución de disputas horizontales y creíbles, salvaguardias esenciales para la cooperación judicial y aplicación de la ley, pesca o requisitos de igualdad de condiciones en las áreas de transporte y energía”.

Lord Frost dijo que las conversaciones habían sido “útiles”, pero agregó: “Aún quedan varias áreas difíciles y las divergencias en algunas siguen siendo significativas.”

“Hemos sido consistentemente claros desde el comienzo de este proceso acerca de la base sobre la cual es posible un acuerdo entre nosotros. Esos fundamentos permanecen. Hemos participado en debates en todas las áreas. Constantemente hemos realizado propuestas que prevén una competencia abierta y justa, sobre la base de altos estándares, de una manera que es apropiada para un acuerdo de libre comercio moderno entre pares soberanos y autónomos.”

“Seguimos comprometidos a trabajar duro para llegar a un acuerdo a mediados de octubre, como lo estableció el primer ministro a principios de esta semana.”

La fiscal general Suella Braverman, acérrima partidaria del Brexit, emitió una defensa del Proyecto de Ley de Mercados Internos, que dijo “asegura que el Gobierno cumpla sus compromisos para proteger la paz en Irlanda del Norte y el Acuerdo de Belfast / Viernes Santo”.

Sin embargo, su documento de posición legal fue descartado como “completamente ridículo” por un alto académico legal, después de que Braverman argumentara que el Parlamento es “soberano en el derecho interno y puede aprobar leyes que infrinjan las obligaciones del tratado de Reino Unido”.

Según las disposiciones del proyecto de ley, los ministros de Reino Unido podrán tomar medidas “sin perjuicio de cualquier ley nacional o internacional con la que puedan ser incompatibles o incoherentes,” dijo Braverman.

Por su parte, el decano de la facultad de derecho de la Universidad de Cambridge, profesor Mark Elliott, dijo que la presentación de la cuestión por parte de la fiscal general fue “rotundamente incorrecta”, afirmando: “Reino Unido puede haber abandonado la UE, pero no ha abandonado la comunidad de naciones o el orden internacional basado en reglas.”

“Las obligaciones de los tratados son vinculantes para Reino Unido, y sugerir que no lo son ‘porque el Parlamento es soberano’ es tan vergonzoso como peligroso.”

Lord Falconer, fiscal general de la oposición laborista, dijo: “La fiscal general no ofrece justificación alguna para que Reino Unido actúe en violación del protocolo de Irlanda del Norte, y no hay justificación para romper los términos de ese acuerdo.”

“Sus declaraciones no abordan el tema de una violación del derecho internacional. La fiscal general ha fallado notoriamente en su deber de defender el estado de derecho en este país.”

Christine Jardine, portavoz del Partido Liberal-Demócrata para el Brexit, dijo: “Nadie puede sorprenderse de que las medidas que ha presentado el Gobierno de Reino Unido hayan puesto en peligro la posibilidad de un acuerdo comercial.”

“Esta propuesta socava la confianza y la posición de Reino Unido en el escenario mundial.”


Diana Rigg, 1938-2020

Foto de la actriz británica fallecida ayer, quien protagonizó la película Los Vengadores y también estelarizó Juego de Tronos y 007 Al Servicio de Su Majestad.

Coronavirus: ¿por qué han aumentado los casos?

Crédito: Bernard Sharp / Creative Commons Licence

Funcionarios del Gobierno han mostrado alarma por el último aumento de casos de coronavirus, ya que los casos recién diagnosticados han superado los 2.000 durante los últimos tres días.

La tasa promedio de nuevos contagios es ahora cuatro veces mayor que a mediados de julio. El aumento es real, pero ¿es tan fuerte como parece? Aquí hay cinco puntos a considerar.

  1. El ‘pico’ fue muy subestimado

Nos hemos acostumbrado al reporte diario de una tabla de casos confirmados, que muestra el número de pruebas de Covid-19 positivas cada día. En abril, hubo días en que se registraban 6.000 nuevos casos diarios — por lo que el nivel de contagios en los últimos días parece dirigirse hacia ese pico.

Sin embargo, al comienzo de la pandemia, Reino Unido solo pudo realizar pruebas en gran medida a pacientes ingresados en un hospital. La capacidad de pruebas era limitada.

Esta prueba dirigida a una cantidad pequeña de personas significó que los contagios en la comunidad fueran pasados completamente por alto, mientras que ahora sí hacemos pruebas masivas en la comunidad. Lo que quiere decir esto es que si comparamos los números de ahora con las cifras que aparecían durante el pico, esencialmente estamos comparando peras con manzanas. O churras con merinas.

Las estimaciones de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres sugieren que pudo haber hasta 100.000 casos diarios a fines de marzo. Las pruebas a nivel masivo en la comunidad solo comenzaron en la segunda quincena de mayo.

Claramente, no todos los casos se están detectando ahora — aunque el programa de vigilancia de la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS) sugiere que una gran proporción sí lo está — mientras que al principio de la pandemia tal vez solo se detectaba el 5% de los casos.

Entonces, aunque los casos puedan estar aumentando, el nivel de contagio que se observa sigue siendo muy bajo en comparación con el pico.

  1. Las pruebas adicionales son un factor decisivo

Incluso después del lanzamiento de las pruebas masivas, el número de pruebas realizadas a diario y semanalmente sigue aumentando.

Esto se debe a que se han abierto más centros de pruebas y ha aumentado la capacidad de los laboratorios para procesar las pruebas. Significa que podemos observar más de cerca los virus que circulan en la comunidad que cuando comenzaron las pruebas masivas.

Si se observa la tendencia únicamente en términos de casos positivos, el patrón de aumento es preocupante.

Pero tenemos que tener en cuenta ese gran aumento en las pruebas: ha habido un aumento del 80% desde mediados de junio. Cuando se ajusta el número de pruebas realizadas y se calcula también el porcentaje de pruebas positivas, la tendencia de aumento parece ser menor, más lenta y más reciente.

  1. Las pruebas están dirigidas a los focos de contagio

El aumento en la capacidad de pruebas significa que el Gobierno ahora tiene un ejército flexible de instalaciones donde realizar estas pruebas. Se puede activar una red de más de 100 unidades móviles en todo el país.

Y a pesar de los problemas actuales con la capacidad de los laboratorios — lo cual ha significado que algunas personas en algunos lugares hayan tenido dificultades para hacerse una prueba — los recursos todavía se están dirigiendo hacia áreas con las tasas de contagio más altas.

Las pruebas aleatorias en los vecindarios también comenzaron en áreas de puntos críticos, y se ofreció pruebas a los ciudadanos incluso si eran asintomáticos.

Si los esfuerzos se enfocan en las áreas con tasas más altas de contagio, es más probable que se obtengan resultados positivos en las pruebas.

Es revelador que durante la última semana hasta el domingo, una cuarta parte de los casos nuevos se produjeron en las 20 áreas de autoridades locales con las tasas más altas — las cuales representan solo el 5% del total de autoridades locales.

  1. Los ingresos a hospitales no aumentan tanto como los casos

En los últimos días, las admisiones hospitalarias han comenzado a aumentar lentamente, aunque no tanto como los casos, y es demasiado pronto para saber si esto es estadísticamente significativo.

Son una pequeña fracción del número de admisiones en marzo, y están aumentando mucho más gradualmente que en la época del pico más alto.

Una teoría es que hay más pruebas que están descubriendo un mayor número de casos leves que no necesitan tratamiento. Otra es que la mayoría de los casos se dan entre personas más jóvenes — que tienen menos probabilidades de enfermar gravemente.

A pesar de esto, el aumento sugiere que el virus podría estar volviendo a afianzarse en la comunidad y que podría escalar rápidamente.

  1. Los jóvenes dan positivo a tasas más altas

Datos de Public Health England muestran que las personas en el grupo de edad de 20 a 39 años dan positivo a tasas más altas que cualquier otro grupo de edad, y a tasas más altas que al comienzo de la pandemia. Lo que es más difícil de decir es por qué.

Podría ser conductual o demográfico: es más probable que los más jóvenes tengan que salir a trabajar, tengan trabajos de cara al público, vivan en pisos compartidos y salgan a socializar.

Pero también podría ser un resultado de cómo se ha expandido la elegibilidad para las pruebas. Los grupos de edad más jóvenes tienen muchas menos probabilidades de enfermar gravemente con el coronavirus, por lo que a principios de este año no tenían que estar en un hospital — donde se les hubiera hecho la prueba.


Artículo de Rachel Schraer Nick Triggle
Publicado en BBC News el miércoles, 9 de septiembre de 2020
Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres
Enlace al artículo original en inglés:
 https://www.bbc.co.uk/news/health-54064347

Misión: £100.000 millones en pruebas de Covid

METRO — JUEVES, 10 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Se filtra plan del primer ministro para destinar el equivalente a un presupuesto completo del NHS

Boris Johnson estaría apostando £100.000 millones en un plan de la envergadura de una misión espacial, para que Gran Bretaña vuelva a ser “casi normal” al proporcionar pruebas de virus de vía rápida para cada persona en el país.

El asombroso coste de hacer pruebas hasta a 10 millones de personas al día es casi tanto como el presupuesto anual total de £130.000 millones de NHS England. La revelación se produjo a través de un memo filtrado, obtenido por la prestigiosa revista médica British Medical Journal (BMJ).

El documento salió a la luz después de que Johnson dijera que un programa de análisis masivo de saliva podría proporcionar resultados en 15 minutos y devolver a las personas su “libertad”.

El primer ministro británico confirmó ayer que la prohibición de las reuniones sociales de más de 6 personas en Inglaterra comenzará el lunes, tras un aumento en el número de casos.

Se ha reportado un total de 2.659 contagios y ocho muertes más — en el cuarto día consecutivo en que el número de nuevos pacientes ha superado los 2.000, y se han visto las cifras diarias más altas desde mayo. Johnson dijo en una rueda de prensa: “Todavía tengo la esperanza, como he dicho antes, de que, de muchas maneras, podamos volver a la normalidad en algunos aspectos de nuestras vidas para Navidad.”

“A través de esta valiente misión de pruebas diarias, todo el mundo obtiene una prueba como la de embarazo, una prueba de respuesta rápida por la mañana. Luego, 15 minutos después, se sabe si se está contagiado o no.”

“Nuestro objetivo es ese. Estamos apuntando a ello. [Pero] Como ya he dicho, no podemos estar 100% seguros de que podamos ofrecerlo en su totalidad,” añadió.

Los comentarios del primer ministro se produjeron luego que se revelara que el memorando filtrado visto por el BMJ mostraba que el Gobierno espera realizar hasta 10 millones de pruebas de resultado rápido por día a principios del próximo año. El programa, denominado Operación Moonshot, haría que se implementen las pruebas en lugares como centros de trabajo, estadios de fútbol, ​​escuelas, teatros y salas de conciertos.

A quienes resulten negativos se les entregará un “pasaporte digital” para que puedan seguir con su vida diaria “normal”.

Sin embargo, se ha cuestionado si tal programa podría cumplirse, señalando las dificultades del Gobierno para proporcionar suficiente capacidad de pruebas y los problemas actuales que tiene su estrategia de prueba y rastreo, dirigida por la baronesa Dido Harding.

Por otro lado, el profesor Martin McKee, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, dijo que los planes llevaban el sello distintivo de un Gobierno “cuya ambición supera con creces su capacidad de cumplimiento”.

“Esto no se parece tanto al Apolo 11 — que llevó a Neil Armstrong a la Luna con éxito — como se parece al Apolo 13,” concluyó.

Por su parte el doctor David Strain, miembro senior de la Asociación Médica Británica, dijo: “La estrategia de pruebas masivas es fundamentalmente defectuosa, ya que se basa en tecnología que, hasta el momento, no existe. La sugerencia del primer ministro de que esto será tan simple como ‘hacerse una prueba de embarazo’ que dará resultados en 15 minutos, es poco probable, si no imposible, en la escala de tiempo que sugiere para volver a encarrilar al país. La preocupación es que comentarios como estos puedan socavar la credibilidad de algunas de las otras muy responsables medidas que se han anunciado.”

Los propios expertos de Johnson han enviado también una señal de cautela en la sesión informativa de ayer. El asesor científico en jefe, Sir Patrick Vallance, dijo que era “completamente incorrecto asumir” que las pruebas de saliva vayan a ser “un éxito que definitivamente pueda suceder”.

El director médico Chris Whitty agregó: “Mi propia opinión es que creo que es probable que tengamos pruebas de este tipo en algún momento en un futuro no muy lejano, pero ese futuro no muy lejano cubre un rango de tiempo bastante amplio.”

El profesor Whitty también dijo que temía que el período entre ahora y la primavera será “difícil”, y agregó que la gente no debería ver las nuevas medidas como “algo a muy corto plazo”. Johnson dijo que esperaba que se pudieran introducir medidas de prueba adicionales para este invierno.

También anunció la introducción de “alguaciles del Covid” para patrullar el centro de las ciudades, planes para una mayor aplicación de las reglas de cuarentena por parte de la Fuerza Fronteriza del Reino Unido, y un requisito legal para que los pubs y restaurantes registren los datos de contacto de sus clientes.

El primer ministro dijo que las restricciones a las reuniones eran vitales para salvar vidas, y agregó: “Ahora es el momento de enfocarnos, concentrarnos y hacer cumplir la regla de 6 [… porque] el objetivo es evitar un segundo bloqueo nacional.”

Al expresar su pesar por la interrupción que se causará a las familias, dijo: “Por supuesto que no me siento cómodo con eso. Me rompe el corazón tener que insistir en estas restricciones sobre los individuos, las familias y los adultos mayores.”

NUEVAS NORMAS SOBRE REUNIONES

■ A partir del lunes, serán ilegales las reuniones sociales de más de seis personas.

■ Las reglas se aplicarán en toda Inglaterra para todas las edades.

■ Las restricciones cubren interiores y exteriores, e incluyen viviendas privadas, parques, pubs y restaurantes.

■ Los lugares de trabajo, escuelas, universidades y otros establecimientos educativos estarán exentos de las nuevas reglas.

■ Se permitirán bodas y funerales a los que asistan hasta 30 personas, junto a deportes de equipo organizados, pero deben llevarse a cabo de una manera “segura ante el Covid”.

■ Si una burbuja familiar o de apoyo tiene más de seis personas, también estará exenta.

■ Quienes sean sorprendidos infringiendo las reglas enfrentan una multa de £100, que se duplicará con cada infracción posterior hasta un máximo de £3.200.