Informan a Johnson de que reglas no reducirán la tasa de contagio

i — MIÉRCOLES, 23 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Toque de queda a las 10pm, retroceso en retorno a oficinas y más límites a invitados a bodas en Inglaterra no bastarán para detener virus, dicen científicos

Boris Johnson ha sido advertido por científicos y expertos médicos de que las nuevas restricciones de Covid-19 para Inglaterra — como el toque de queda a las 10 pm para bares y restaurantes y el uso más extendido de mascarillas faciales — no serán suficientes para detener el rápido resurgimiento del coronavirus.

El primer ministro británico dijo que las nuevas restricciones podrían estar vigentes durante seis meses, e insinuó que podría imponerse un bloqueo nacional si sus últimas medidas no lograban reducir la tasa de contagio.

En un discurso televisado el martes por la noche, Johnson ha instado a la nación a “hacer gala de disciplina” para “pasar este invierno juntos”, pero dijo: “Si no se siguen las reglas que hemos establecido, entonces debemos reservarnos el derecho de ir más allá.”

Fuerte aumento en casos de Covid-19

Aunque Johnson dijo que Gran Bretaña había llegado a un “punto peligroso” en la lucha contra la enfermedad, se abstuvo de replicar la decisión de la primera ministra escocesa Nicola Sturgeon de prohibir la mezcla de hogares en Escocia a partir del miércoles.

Reino Unido registró 4.926 nuevos casos de coronavirus el martes, la cifra más alta desde principios de mayo, en medio de temores de que la tasa R — el número promedio de personas contagiadas de Covid-19 por un infectado — podría llegar a 1,4.

Otras 37 personas murieron después de dar positivo por Covid-19, luego del aumento de la tasa de mortalidad.

Un experto dijo que temía que ahora es “casi seguro” que habrá un gran aumento de la pandemia para Navidad.

Paul Hunter, profesor de medicina en la Universidad de East Anglia, dijo: “Es dudoso que las medidas que se están promulgando actualmente sean suficientes para reducir el valor R por debajo de 1 mucho antes de Navidad.”

Escocia irá más lejos

Sturgeon dijo que el médico jefe de Escocia le había informado que las propuestas del primer ministro británico “no serán suficientes para reducir la tasa R”.

La mandataria escocesa agregó: “Ellos [los científicos] enfatizan que debemos actuar, no solo con rapidez y decisión, sino también en una escala lo suficientemente significativa como para tener un impacto en la propagación del virus.”

Johnson intentó lograr un equilibrio entre evitar una emergencia sanitaria y limitar el daño a la economía de un bloqueo draconiano mientras describía sus movimientos en una declaración de Commons.

Confirmó que los pubs, bares y restaurantes solo servirán a la mesa, que se les ha ordenado cerrar a las 10 pm a partir de mañana, y que se requerirá recubrimiento facial a los pasajeros de taxi a partir de hoy, y para el personal de venta directa al público a partir de mañana.

En un cambio de mensaje, el mandatario británico ha instado al personal de oficinas a trabajar desde casa siempre les que sea posible aunque los trabajadores esenciales, constructores y personal de venta al público deberían continuar trabajando. Y anunció que las empresas que incumplan las pautas para evitar el Covid podrían recibir una multa de hasta £10.000.

Johnson también dijo que las fuerzas armadas podrían desempeñar un papel de apoyo, como proteger sitios sensibles para permitir que los agentes de policía hagan frente a los infractores de las reglas del coronavirus.

Llamado a la acción colectiva

Hizo un llamamiento al público británico para “pasar este invierno juntos”, diciendo: “Indiscutiblemente hay meses difíciles por venir. Y la lucha contra el Covid no ha terminado. Sin embargo, no tengo ninguna duda de que nos esperan grandes días. Pero ahora es el momento de que todos hagamos gala de la disciplina, decisión y espíritu de unión que nos ayudarán.”

Anteriormente, ante las críticas de parlamentarios conservadores y empresarios de que las medidas fueron demasiado lejos, Johnson insistió en que las medidas no equivalían al confinamiento total de marzo.

Sin embargo, advirtió que podrían ser necesarias medidas más estrictas si la tasa R permanece por encima de 1.

“Debo enfatizar que si todas nuestras acciones no logran llevar la R por debajo de 1, entonces nos reservamos el derecho de desplegar un mayor rigor, con restricciones significativamente mayores,” dijo ante la Cámara de los Comunes.

Pubs y restaurantes cierran a las 10pm mientras aumenta temor al Covid

THE GUARDIAN — MARTES, 22 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Johnson presenta medidas hoy, críticos dicen que no bastarán

Pubs, bares y restaurantes en Inglaterra cerrarán antes de las 10 pm a partir del jueves, bajo nuevas restricciones a nivel nacional para detener un aumento ‘exponencial’ en los casos de coronavirus.

La policía también ha recibido poderes para emitir multas de £1.000 y realizar arrestos para imponer un distanciamiento social de 2 metros en pubs y restaurantes, según ha conocido The Guardian. Se espera que Boris Johnson se dirija a la nación hoy para establecer las nuevas medidas.

Mientras los casos se duplican cada semana en Reino Unido y se espera que la segunda ola dure hasta 6 meses, funcionarios de sanidad han aconsejado al Gobierno durante el fin de semana que “actúe con fuerza y ​​rapidez”, según una fuente. Mientras tanto, al Tesoro le preocupa que muchas empresas no tuvieran un amortiguador para resistir el significativo nuevo golpe a su economía.

El nivel de alerta de Covid-19 de Reino Unido se ha elevado a 4 el lunes, lo que significa que el virus está “alto o aumentando exponencialmente” — una medida que ha dado a Johnson una razón para tomar nuevas acciones.

Así, la hostelería en Inglaterra tendrá que cerrar sus puertas a las 10 pm y ofrecer servicio de mesa solo a partir del jueves.

Sin embargo, las nuevas medidas son más suaves que las planteadas en los consejos de los asesores científicos del Gobierno (SAGE) en las últimas semanas, como el bloqueo total de dos semanas como ‘interruptor’ para detener el aumento exponencial de las infecciones.

Se entiende que las reglas no cumplen con lo que esperaban algunos líderes locales de alto nivel, y existe la preocupación de que no cambien el comportamiento de manera significativa. Irlanda del Norte ha ido más allá, prohibiendo toda reunión de hogares diferentes en espacios interiores.

Sin embargo, los bares advirtieron que sus ganancias se verían afectadas por el toque de queda a las 10 pm. Dean Mac, fundador del bar de cócteles 186 en Manchester, dijo al Manchester Evening News: “Las 10 pm es nuestra hora punta para los clientes, y donde ganamos alrededor del 60% de nuestras ganancias diarias.”

Emma McClarkin, directora ejecutiva de la Asociación Británica de Cervecerías y Pubs, dijo que las nuevas reglas pueden llevar a algunos en el sector ‘al límite’.

En Escocia, también se espera que Nicola Sturgeon anuncie nuevas medidas para combatir el virus el martes, diciendo por su cuenta de Twitter que su gabinete “acordará medidas para volver a tener el virus bajo control” después de una reunión del grupo de seguridad nacional Cobra, después de lo cual haría una declaración al Parlamento.

En un discurso televisado el lunes, los principales asesores científicos y médicos del Gobierno advirtieron que Reino Unido había “excedido un límite” para peor, y estaba en camino de recibir hasta 50.000 nuevos casos de Covid-19 por día a mediados de octubre comparados con los 6.000 de este momento — lo que podría provocar 200 muertes al día el mes siguiente.

El ministro de sanidad Matt Hancock ha enfatizado repetidamente la gravedad del aumento de contagios en los últimos días, y dijo que el cambio en el nivel de alerta de Covid “refleja el cambio significativo en la amenaza actual que representa el coronavirus”.

“Este país ahora enfrenta un punto de inflexión en su respuesta, y es vital que todos hagamos nuestra parte ahora para detener la propagación del virus y proteger vidas,” añadió.

Johnson hará una declaración ante el Parlamento hoy martes, y también se espera que se dirija a la nación horas después para indicar otras formas en que el público puede enfrentar el virus, enfatizando la necesidad de lavarse las manos, cubrirse la cara y cumplir con las medidas de distanciamiento social.

“Nadie subestima los problemas que las nuevas medidas plantearán a muchas personas y empresas,” dijo un portavoz del número 10 de Downing Street [la oficina del primer ministro británico]. “Sabemos que no será fácil, pero debemos tomar más medidas para controlar el resurgimiento de los casos del virus y proteger al NHS.”

Los datos oficiales muestran que se han triplicado los brotes relacionados con los establecimientos de comida y restaurantes, y las nuevas reglas implican transferir una mayor parte de la carga a quienes dirigen los pubs y restaurantes, en lugar de solo a los clientes, para que se obedezcan las reglas.

Reino Unido registró 4.368 casos más de coronavirus el lunes — el segundo total diario más alto desde principios de mayo, y la tercera vez este otoño que las cifras superan los 4.000.

El profesor Chris Whitty, director médico de Inglaterra, dijo que la curva de la cantidad de muertes directamente por Covid podría aumentar exponencialmente y agregó que, a diferencia de la primera ola que comenzó en marzo, “las estaciones están en nuestra contra, ahora vamos en las estaciones, finales de otoño e invierno, que benefician a los virus respiratorios y es muy probable que beneficien tanto al Covid como a la gripe”.

Whitty dijo también que el resurgimiento del virus debe verse como “un problema de 6 meses que tenemos que abordar colectivamente” pero que no sería indefinido, y que “la ciencia vendrá a rescatarnos a su debido tiempo” — lo cual muestra un indicio del progreso de una vacuna que, según Vallance, podría estar disponible para un número limitado de personas a fin de año, y más ampliamente en el segundo trimestre de 2021.

Citando un estudio de la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS), Vallance dijo que se estimaba que aproximadamente 70.000 personas en Reino Unido están ahora infectadas de Covid, y que se están contagiando unas 6.000 al día. Dijo que haber transitado el Covid anteriormente “no es en absoluto una protección” y que la gran mayoría de la población no es inmune. La respuesta de anticuerpos se desvanece con el tiempo, agregó, señalando algunos casos de reinfección.

Vallance dijo que la epidemia se estaba duplicando “aproximadamente cada siete días”. “Hay un mensaje muy simple: a medida que la enfermedad se propaga entre los grupos de edad, esperamos ver un aumento en las hospitalizaciones … lo que conducirá a un aumento en las muertes,” dijo.

El científico dijo también que ha habido un aumento en la cifra de casos positivos en todos los grupos de edad, lo cual no se debe a un aumento de las pruebas.

Sadiq Khan, el alcalde de Londres, dijo que se había reunido el lunes con líderes de gobiernos locales y expertos en sanidad pública para pedir al Gobierno que acepte aplicar nuevas restricciones en la capital. Entre ellas se incluyen el uso de mascarillas para todo el personal de hostelería y un uso más generalizado de mascarillas en todos los espacios públicos al aire libre.

“Tomar medidas firmes ahora para evitar un bloqueo más profundo y prolongado en el futuro es sin duda lo mejor para salvar vidas y proteger los empleos y nuestra recuperación económica,” dijo.

Informando a los parlamentarios en la Cámara de los Comunes, Hancock anunció una leve flexibilización de los confinamientos regionales que ahora restringen el movimiento de más de 13 millones de personas, permitiendo que los hogares en estas áreas se mezclen por razones genuinas de cuidado infantil.

“Esto cubre tanto arreglos formales como informales,” dijo Hancock, y dijo que había recibido presiones sobre el tema por parte de una serie de parlamentarios. “No permite playdates [reuniones de niños para jugar] ni fiestas, pero sí permite una relación constante de cuidado infantil, que es vital para que alguien pueda ir a trabajar.”

Sin embargo, en los Comunes, varios parlamentarios conservadores expresaron su preocupación sobre el posible alcance de las futuras restricciones. El exministro de transportes Chris Grayling, por su parte, enfatizó el coste social de los confinamientos y la diferencia en las tasas de contagio entre áreas.

“Me permito decirles que, dadas esas variaciones regionales, y con pleno conocimiento de todas las presiones que [Hancock] enfrenta, todavía no creo que se hayan presentado argumentos a favor de nuevas medidas nacionales,” dijo Grayling.

Sir Graham Brady — presidente del influyente grupo parlamentario conservador 1922 Committee que propondrá una enmienda a la Ley de Coronavirus a debatirse la próxima semana, para dar al Parlamento un mayor escrutinio de las decisiones del Gabinete — también habló en el debate, y dijo que las decisiones políticas de Hancock serían mejores si estuvieran sujetas a escrutinio.


Familias de víctimas del virus piden investigar al servicio NHS 111

Los deudos de familiares que murieron de Covid-19 en el período inicial de la pandemia están pidiendo que se investigue al servicio telefónico NHS 111, argumentando que muchas personas en estado crítico recibieron un asesoramiento inadecuado y se les dijo que se quedaran en casa.

El grupo Covid-19 Bereaved Families for Justice [Deudos de familiares muertos por el Covid-19 piden justicia] dice que aproximadamente una quinta parte de sus 1.800 miembros — más de 350 personas — creen que el NHS 111 no reconoció la gravedad de la enfermedad de sus familiares y no los dirigió a ser atendidos adecuadamente.

“Creemos que, en algunos casos, es probable que estos problemas hayan contribuido directamente a la muerte de nuestros seres queridos, debido a un retraso en la recepción del tratamiento o una falta total de mismo, llevándolos a fallecer en casa,” dijo Jo Goodman, cofundadora del grupo cuyo padre, Stuart Goodman, murió el 2 de abril a los 72 años.

Muchas familias han dicho que tuvieron problemas incluso para comunicarse con la línea telefónica 111 — el primer paso designado — así como a 111 Online, para quienes estuvieran preocupados por tener Covid-19.

El servicio registró un gran aumento en las llamadas a casi 3 millones en marzo, y cifras oficiales del NHS muestran que el 38,7% fueron abandonadas después de que las personas que llamaron esperaran más de 30 segundos para recibir una respuesta. Algunas familias que sí lograron comunicarse han dicho que los gestores de llamadas trabajaban con guiones fijos y les pedían respuestas de sí o no — lo que llevaba a que se les dijera que no necesitaban atención médica.

“A pesar de tener síntomas muy severos como decoloración de la piel, desmayos, falta total de energía, incapacidad para comer y dificultad para respirar, así como que otros miembros de la familia explicaran el nivel de angustia en que se encontraban, nada de esto se consideró suficiente para un ingreso al hospital o el envío de una ambulancia,” dijo Goodman.

Algunas familias también dicen que los factores de riesgo de salud de sus familiares — como padecer de diabetes — no se tomaron en cuenta, y que no todas las preguntas del 111 eran apropiadas para personas negras, asiáticas y de minorías étnicas, como una pregunta para verificar el recorte de la respiración que indagaba si los labios se habían vuelto azules.

Vincenzo Manta, de 62 años — propietario de la pizzería Enzo, conocida en Burnley durante 36 años — murió en el hospital Royal Blackburn el 1 de abril después de haber llamado dos veces al servicio telefónico 111, el cual le dijo que se quedara en casa y tomara paracetamol.

Su esposa, Maria Manta, dijo a The Guardian que Vincenzo — paciente de diabetes — primero perdió el sentido del gusto y el olfato y tenía dolor al ir al baño, pero en su primera llamada al 111 el 20 de marzo le dijeron que podría tener solo intoxicación alimentaria.


Starmer pide al ‘muro rojo’ que vuelva al laborismo

Keir Starmer se dirigirá personalmente a los votantes del ‘muro rojo’ que abandonaron el partido el año pasado para que “vuelvan a mirar al laborismo”, diciéndoles que su partido ama a Gran Bretaña y ahora está bajo un nuevo liderazgo.

Hablando desde Doncaster (South Yorkshire) hoy martes, en el evento por internet que se realiza en lugar de a la Conferencia Anual del Partido Laborista, Starmer enfatizará un cambio en el enfoque del laborismo desde que reemplazó a Jeremy Corbyn.

“A aquellas personas en Doncaster y Deeside, en Glasgow y Grimsby, en Stoke y en Stevenage, a aquellos que se han alejado del Laborismo, les digo esto: los escuchamos,” dirá durante la conferencia en línea. “Les pido que vuelvan a mirar hacia el Laborismo. Estamos bajo un nuevo liderazgo; amamos este país como tú.”

Si bien se calcula que los elementos clave del discurso resuenan ampliamente, en particular un compromiso para cerrar las brechas en el logro educativo y proporcionar una visión a largo plazo para la atención social, el llamamiento directo a los antiguos votantes laboristas en las ciudades del norte y Midlands forma parte de una estrategia más amplia para reposicionar la reputación del partido después de la era Corbyn.

En medio de la preocupación dentro del equipo de Starmer de que el Partido Laborista se había asociado demasiado con la crítica a Reino Unido, la esperanza es proporcionar una visión más positiva, basada en los valores de “decencia, justicia, oportunidad, compasión y seguridad”.

“Mi visión para Gran Bretaña es simple: quiero que este sea el mejor país para crecer y el mejor país para envejecer. Un país en el que ponemos a la familia primero,” dirá, según extractos del discurso difundidos por adelantado.

En un tema más personal, Starmer señalará sus propios antecedentes de haber sido el primer miembro de su familia en ir a la universidad, y su ascenso hasta convertirse en director del Crown Prosecution Service [Fiscalía de la Corona] antes de ingresar al Parlamento.

En un desafío directo al tan promocionado plan de ‘igualación’ de Boris Johnson, Starmer pedirá que oportunidades como la suya se difundan a nivel nacional.

Se inicia el segundo confinamiento

THE DAILY TELEGRAPH — MARTES, 22 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Elevan nivel de alerta luego de dura advertencia de asesores científicos | Johnson ordena a todos los pubs y hostelería en Inglaterra cerrar a las 10 pm | Regla de 6 podría ser reemplazada por nuevas restricciones a reuniones domiciliarias

Boris Johnson anunciará el martes nuevas restricciones nacionales por Covid-19, incluido el cierre temprano de pubs y el retorno al teletrabajo, en un retroceso a las libertades de los últimos meses.

El primer ministro británico ordenará a toda la hostelería en Inglaterra cerrar a las 10 pm a partir de este jueves, después de que el estado de alerta de coronavirus se elevara al segundo nivel más alto por primera vez desde junio.

En un discurso televisado a la nación el martes por la noche, Johnson dirá a los ciudadanos que regresen a trabajar desde casa cuando no se afecte negativamente a las empresas y reafirmará la necesidad de usar mascarillas, lavarse las manos y practicar el distanciamiento social.

La medida se produce después de que los asesores científicos del Gobierno advirtieran que los casos de coronavirus podrían aumentar a 50.000 por día a mediados de octubre, llegando a las 200 o más muertes por día en noviembre “si no cambiamos de rumbo”.

Chris Whitty, el director médico del Gobierno, sugirió que se necesitarían restricciones durante otros seis meses y dijo que era vital “romper todo vínculo innecesario” entre hogares.

Por el momento, Johnson no usará el bloqueo ‘interruptor’ de dos semanas que algunos de sus asesores habrían preferido, pero los ministros están tan preocupados por la creciente tasa de contagio que han discutido eliminar la Regla de 6 y prohibir directamente que las personas de diferentes hogares se mezclen socialmente.

Se espera que el Primer Ministro mantenga esa opción en reserva, pero fuentes gubernamentales de alto nivel confirmaron que sí alentará a los trabajadores a volver a trabajar desde casa si tienen la aprobación de su empleador, en un nuevo golpe a los establecimientos de restauración y venta al público que dependen del tránsito de los oficinistas para su negocio.

Los ministros del Gabinete están divididos acerca de la severidad de las restricciones que deberían imponerse, entendiéndose que el canciller Rishi Sunak y el ministro de comercio Alok Sharma se encuentran entre los que defienden el problema económico para mantener las nuevas restricciones al mínimo.

Johnson también enfrenta una reacción violenta de muchos de sus parlamentarios, quienes creen que cualquier reimposición de medidas de bloqueo será un peligro innecesario para la economía. Asimismo, un grupo de 32 destacados científicos, académicos y médicos se han dirigido por escrito al Primer Ministro instándole a “dar un paso atrás” y “reconsiderar fundamentalmente” la respuesta del Gobierno a la pandemia.

Los autores — entre los que se encuentran los profesores Sunetra Gupta y Carl Heneghan de la Universidad de Oxford — argumentan que imponer restricciones generales, que afectan tanto a las personas sanas en edad laboral como a las vulnerables, hará más daño que bien a largo plazo.

Después de una reunión del Gabinete el martes por la mañana, Johnson presidirá su primera reunión del comité de emergencia Cobra en cuatro meses, a la que asistirán los líderes de las cuatro naciones del Reino Unido.

Luego hará una declaración en el Parlamento antes de su discurso televisado a las 8 pm, donde retomará la forma en que anunció el mensaje original de “Quédate en casa” — cuando se impuso por primera vez el confinamiento.

Además de obligar a pubs y restaurantes a cerrar a las 10 pm, Johnson restringirá legalmente el sector de la hostelería al servicio de mesas únicamente, lo que significa que la compra de bebidas en el bar estará prohibida. Otras medidas que se discutirán en el Gabinete incluyen el cierre de las salas de concierto bajo techo, y un mayor retraso en los ensayos de regreso de espectáculos de deporte profesional como la Premier League.

La oficina del primer ministro dijo que el anuncio televisado incluiría “otras formas en que enfrentaremos el virus”, que serán definidas en la reunión del Gabinete.

Un portavoz de Downing Street dijo el lunes por la noche: “Nadie subestima los problemas que las nuevas medidas plantearán a muchas personas y empresas. Sabemos que esto no será fácil, pero debemos tomar más medidas para controlar el resurgimiento en los casos del virus y proteger el NHS.”

Otras 4.368 personas dieron positivo y se reportó a 11 muertos por coronavirus el lunes, mientras el Comité Conjunto de Bioseguridad recomendó que el nivel de alerta de Covid-19 de cinco etapas volviera al nivel 4 desde el nivel 3, por primera vez desde el 19 de junio.

El retroceso significa que la transmisión del virus es “alta o está aumentando exponencialmente” y que debe imponerse distanciamiento social. En el nivel 3, se produjo una “relajación gradual de las restricciones”.

En un discurso televisado el lunes junto a Sir Patrick Vallance, asesor científico en jefe del Gobierno, el profesor Whitty dijo: “Si no hacemos lo suficiente, el virus despegará otra vez, y en este momento ese es el camino que seguimos. Estamos claramente en marcha — y si no cambiamos de rumbo ahora, nos encontraremos en un problema muy difícil.”

“Tenemos que romper vínculos innecesarios entre hogares, porque esa es la forma en que se transmite este virus. Y esto significa reducir los contactos sociales sea en el trabajo […] o también en los entornos sociales.”

El profesor Whitty agregó: “Deberíamos ver esto como un problema de seis meses que tenemos que tratar colectivamente, no es indefinido.”

Sus comentarios sobre la ruptura de vínculos innecesarios entre hogares llevaron a la especulación de que las restricciones sociales más estrictas podrían producirse en solo unos días, mientras que el ministro de sanidad Matt Hancock insinuaba restricciones a la socialización de los hogares.

Hancock dijo al programa This Morning de la cadena ITV: “El lugar donde la gente contrae la enfermedad tiende a ser en entornos sociales; es decir, la gente que viene a casa o cuando uno sale y socializa, esencialmente.” Se negó a descartar el cierre total de todos los pubs en Inglaterra.

Por su parte, el alcalde londinense Sadiq Khan pedirá este martes al primer ministro que imponga medidas de confinamiento local en la capital, como un mayor uso de recubrimiento facial y una reducción del número máximo de personas en bodas y funerales, que actualmente es de 30.

Esto significará que más de 23 millones de personas en todo el país vivirán bajo algún tipo de confinamiento local.

En Irlanda del Norte, la primera ministra Arlene Foster anunció la prohibición de reunir dos o más hogares en instalaciones interiores.

Mientras tanto, un documento filtrado muestra que, en Escocia, las propuestas para un confinamiento “interruptor” de dos semanas implicaban un regreso al confinamiento total, con el cierre de las escuelas hasta después de las vacaciones de half-term (medio curso escolar), restricciones a los viajes de entre 5 y 30 millas desde los hogares de las personas, y el cierre de servicios de contacto cercano como peluquerías, cines, casinos y otros lugares de entretenimiento.

En la ciudad, los temores a un segundo bloqueo redujeron £51.000 millones al valor del índice de acciones FTSE 100 — una caída del 3.3 por ciento, que es su mayor caída en tres meses.

Larry Kudlow, asesor de la Casa Blanca, describió los informes de que “Gran Bretaña podría reiniciar un confinamiento” como “una gran preocupación” el lunes.

Por su parte, el primer ministro español Pedro Sánchez aprobó el despliegue del Ejército de Tierra en Madrid, luego de crecientes disturbios en la capital española tras el anuncio de un nuevo y estricto confinamiento.


Difunden en internet pánico por papel higiénico

Los grandes almacenes han minimizado temores de un regreso a las compras de pánico, mientras imágenes de estantes sin papel higiénico ni harina comenzaban a circular en redes sociales.

En escenas que recuerdan el inicio de la pandemia, los clientes han publicado fotos de pasillos de supermercados completamente vacíos de los populares productos mientras aumentaban los temores de una segunda ola.

Las secciones de higiene personal y los pasillos de alimentos a precio reducido fueron el objetivo de la aparentemente aprovechadora clientela en varias tiendas, lo que generó preocupación de que angustiados compradores pudieran comenzar a comprar más de lo que necesitan.

Supermercados como Tesco y Sainsbury’s hicieron hincapié en que tenían suficiente capacidad y existencias en internet y en tienda, y que no habían detectado indicios de compras al por mayor.

Se dijo que la cadena Morrisons había reinstalado a vigilantes en las puertas de sus locales para ayudar a controlar el número de compradores.

La escasez de pastas, papel higiénico, conservas y gel antibacteriano en el pico de la crisis obligó a los grandes supermercados a racionar productos para mantener sus estantes abastecidos.

El Consorcio Minorista Británico (BRC) ha instado al público a que continúe comprando como lo haría normalmente, en un intento por detener una repetición de las compras de pánico de marzo pasado.

Andrew Opie, director de alimentos y sostenibilidad del BRC, dijo: “Las cadenas de suministro son más fuertes que nunca, y no prevemos ningún problema en la disponibilidad de alimentos u otros productos bajo un confinamiento en el futuro.”

“No obstante, instamos a los consumidores a que sean considerados con los demás y compren como lo harían normalmente.”

Tesco agregó que su capacidad en internet casi se había duplicado, de 600.000 repartos semanales en marzo a 1,5 millones en septiembre, mientras que Sainsbury’s afirma que su página web ahora puede atender al doble de personas que hace seis meses.

Las acciones en supermercados y empresas de reparto de alimentos terminaron el día al alza dada la perspectiva de que las personas pasen más tiempo en casa. Tesco, Sainsbury’s y Morrisons han obtenido ganancias, mientras las empresas de delivery Domino’s y Just Eat Takeaway.com también las reportaron.

Opie agregó que la industria minorista ha hecho un “excelente trabajo” al asegurarse de que sus clientes tengan acceso a alimentos durante la pandemia, implementando pantallas de metacrilato y otras medidas de distanciamiento social.

“De ese modo, el comercio en supermercados y grandes almacenes sigue siendo un espacio seguro para los consumidores, incluso bajo confinamientos futuros,” finalizó.