Solo unos pocos obtendrán pruebas de Covid racionadas

METRO — JUEVES, 17 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Prioridad para hospitales y residencias de ancianos harán que no llegue a contagiados sintomáticos

Se podrá negar la toma de pruebas de coronavirus incluso a personas con síntomas, según los planes de racionamiento de pruebas a ponerse en marcha si la crisis se agudiza, puede revelar The Daily Telegraph.

Una lista de prioridades elaborada por funcionarios de sanidad sugiere que las pruebas rutinarias podrían restringirse a hospitales, residencias de ancianos, ciertos trabajadores esenciales y escuelas.

La noticia se conoce luego que Reino Unido registrara casi 4.000 casos nuevos de Covid-19 por primera vez desde mayo, pasando de 3.539 a 3.991 casos en un día.

Por su parte, Boris Johnson dijo ayer que su Gobierno estaba haciendo todo lo posible para evitar un cierre nacional, que dijo que sería “desastroso”.

Sin embargo, los ministros estaban preparados para anunciar nuevas medidas de confinamiento, con toques de queda a decretarse en pubs y una prohibición de reuniones domésticas en el noreste donde Sunderland, Gateshead, Newcastle, South Tyneside, Northumberland y el condado de Durham ya están listos para volver al bloqueo debido a un aumento en los casos.

Las restricciones — que afectarán a 2 millones de personas a partir de la medianoche de hoy — incluyen un toque de queda a las 10 pm para pubs y restaurantes, prohibición de visitas de y a otros hogares, y consejos para evitar interacciones excepto en el trabajo, escuela o universidad.

El primer ministro británico advirtió anoche que serán necesarias más medidas nacionales de toque de queda si la Regla de 6 no logra reducir los contagios.

Mientras tanto, las escuelas planean trabajar a tiempo parcial si continúa el caos de las pruebas. Los directores escolares han advertido que, a menos que el Gobierno controle las pruebas, deberán indicar a los alumnos una rotación de asistencia de dos semanas de clase y dos semanas de descanso.

Geoff Barton, secretario general de la Asociación de Líderes Escolares y Universitarios, dijo que miles de alumnos y maestros tendrían que quedarse en casa mientras esperaban los exámenes. “No estoy tratando de alarmar, pero esto parece estar desmoronándose,” dijo.

El Primer Ministro admitió ayer por primera vez que el sistema de pruebas tenía ‘grandes problemas’. A pesar del aumento de casos, los retrasos en la publicación de los resultados de las pruebas hicieron que el porcentaje de personas que recibió su resultado positivo al día siguiente de la prueba cayera del 63% a principios de mes a solo 8% esta semana. Los ministros dijeron que dicho aumento fue causado porque hubo demasiadas personas pidiendo pruebas cuando no tenían síntomas o no habían sido contactadas por NHS Test and Trace.

Las autoridades dijeron que personas que no cumplían con los criterios de elegibilidad habían tomado una cuarta parte de la capacidad, incluidos los padres preocupados con niños en el mismo grupo que un alumno con síntomas.

El ministro de sanidad Matt Hancock dijo que se mostraba contrario a introducir controles de elegibilidad ya que quería que aquellos con síntomas tuvieran acceso rápido.

Sin embargo, fuentes gubernamentales dijeron que sí están considerando limitar las pruebas a los grupos de mayor riesgo si continúa la demanda. Aquellos en áreas de “lista de observación” con niveles preocupantes de propagación de Covid también estarían en los primeros lugares de la lista de pruebas.

En la parte inferior de la lista estaría el público en las áreas que no sufren brotes importantes, así como las empresas. Hasta ahora, los ministros habían sugerido que se podría utilizar pruebas generalizadas como una forma de que más personas volvieran a trabajar.

Una fuente del Gobierno dijo: “Todavía no estamos en la etapa de restringir el acceso a las pruebas para quienes tienen síntomas.” Ayer, Johnson dijo en la Cámara de los Comunes que son necesarias nuevas restricciones como la Regla de 6 para derrotar al virus.

Dijo anoche que la única forma de salvar las Navidades familiares era “ser duro ahora” para que la regla se pueda levantar antes del período festivo.

Admitiendo que el sistema actual no podía hacer frente, dijo a los funcionarios del comité de enlace del Parlamento que “trabajarían día y noche” para alcanzar las 500.000 pruebas diarias.

Cuando se le preguntó sobre su ambición de implementar pruebas masivas en la Operación Moonshot para toda la población, Johnson admitió que la tecnología parecía estar “muy lejos” de llegar.

En otros lugares, en medio de caóticas escenas, varias salas hospitalarias de urgencias emitieron súplicas desesperadas al público para que se mantuviera alejado después de que un gran número de personas en Bolton, Liverpool y Plymouth acudiera a los hospitales en busca de pruebas de Covid.


“Vi que la patrullera se acercaba al bote y lo llevaba hacia aguas británicas”

Poco después de las 7 de la mañana, apareció a la vista la patrullera de 105 toneladas de la armada francesa. Mientras el P726 Aramis estaba quieto en el horizonte al otro lado del Canal de la Mancha vimos, frente a él, una pequeña embarcación flotando en el agua agitada.

Dieciséis inmigrantes afganos, entre ellos cuatro mujeres y dos niños [foto], luchaban contra el viento en un inflable peligrosamente sobrecargado y necesitaban ayuda, ya a una milla dentro de aguas territoriales francesas.

Sin embargo, en lugar de traer al grupo mojado y tembloroso a bordo y devolverlo a Francia, el barco francés guió al bote hacia aguas británicas donde lo abandonaron rápidamente — una práctica de la que se ha acusado a los franceses durante mucho tiempo, pero que nunca había sido presenciada por un periodista independiente hasta ahora.

En el transcurso de 90 minutos, vi cómo la armada francesa enviaba un pequeño bote propio — ofreciendo inicialmente a los inmigrantes agua embotellada y chalecos salvavidas — antes de dirigirse hacia Gran Bretaña, pidiéndoles que los siguieran. Intercalado entre la gran patrullera de la armada de Francia y una embarcación Zodiac no mucho más grande que la suya — tripulado por efectivos de la Gendarmerie con máscaras faciales — el grupo achicaba agua con furia mientras se acercaban a las aguas británicas.

Y luego, en la ruta marítima más transitada del mundo y sin que nadie les agitara las manos como despedida, se vieron obligados a valerse por sí mismos.

A pesar de las repetidas promesas del presidente francés, el ministro del interior y otros altos funcionarios de ese país, no hubo evidencia alguna de cooperación con las autoridades británicas.

Hace apenas unos días, Emmanuel Macron se comprometió a “intensificar” la cooperación con el Reino Unido “contra los traficantes de inmigrantes”, mientras Boris Johnson establecía que “el objetivo del Reino Unido era detener las operaciones de contrabando y evitar que los barcos llegaran a nuestras costas”. Ambos “acordaron trabajar juntos con un espíritu de cooperación para abordar el problema”.

A pesar de ello, ayer por la mañana los barcos franceses simplemente se fueron sin que hubiera rastro de la Fuerza Fronteriza Británica en el área mientras los exhaustos refugiados continuaban su camino, golpeados por el creciente oleaje.

Un hombre de barba con una camiseta oscura se sentó a horcajadas sobre la proa del inflable y arrastró la pierna en el agua, para sacarla con un cartón de leche. Una adolescente con hiyab chilló al ser envuelta por una ola. Un hombre en un lungee — sombrero tradicional afgano — gritó para preguntar en qué dirección estaba Reino Unido. Y luego un niño pequeño se asomó por debajo de una sudadera con capucha gris con una sonrisa radiante, mostrándonos el pulgar hacia arriba. Estaban en aguas británicas.

Pero pudimos ver claramente que no estaban fuera de peligro: el viento había comenzado a levantarse.

Durante 40 minutos se abrigaron a nuestro lado de sotavento, protegidos del oleaje. Detrás pasó el arrastrero holandés Willem Van Der Zwan, de 9.500 toneladas. Al lado pasó un ferry de la línea P&O. Delante pasó un buque portacontenedores de Grimaldi Lines.

La pequeña embarcación avanzó a duras penas por el agua, sin capitán, mapa ni idea de cuán lejos estaba Gran Bretaña. Hasta que terminó apareciendo una embarcación de patrulla costera de la Fuerza Fronteriza británica, parecía que éramos nosotros quienes tendríamos que rescatar a los navegantes. A pesar de que Reino Unido ha gastado millones en aviones de observación, drones y vigilancia, pareció que solo hizo falta una pequeña embarcación de pesca para alertar a las autoridades británicas del deterioro de la situación en el mar.

Cuando la patrulla británica llegó al lugar, el viento soplaba a 28 nudos. Los inmigrantes corrían peligro de ser arrastrados por la borda o de hundirse.

Finalmente, el grupo fue puesto a salvo por funcionarios con EPP y mascarillas faciales. En el cielo sobrevolaba un dron del aeropuerto de Lydd.

Fueron llevados a tierra en Dover, envueltos en mantas de aluminio. Un hombre en la orilla reportó por Twitter que habían llegado otros “16 INMIGRANTES ILEGALES”.

Las 16 llegadas se suman a las otras 6,300 que llegarán a nuestras costas en 2020 — tres veces más que el año pasado.

“Se habrían hundido si no hubiéramos estado allí,” dijo nuestro capitán, que no quiso ser identificado. “Lo que han hecho los franceses es una vergüenza.”

Autoridades francesas dijeron anoche a The Telegraph: “En vista de la cantidad de barcos que intentan cruzar, los recursos estatales deben evaluar el nivel de angustia de cada una de las embarcaciones, y priorizar según las necesidades y riesgos en que se encuentra cada una de ellas.”

Finalmente, agregaron que habían devuelto a Francia a 24 personas en dos barcos ese día.


Oficinas cerrarán si aumentan casos, dicen ministros

El personal de oficina recibirá una orden de ‘trabajar desde casa’ dentro de quince días si la regla de los seis no logra reducir las infecciones por Covid-19, advirtieron los ministros.

La actual escasez de pruebas de virus significa que los empleadores no tendrán más remedio que enviar a más trabajadores a casa — lo que agrava la ya débil recuperación económica, dijeron líderes empresariales.

Fuentes gubernamentales de alto nivel dijeron que se necesitaría dos semanas para evaluar si la Regla de 6 ha reducido las infecciones. Si no es así, es posible que se requieran más medidas de confinamiento.

De otro lado, los negocios de venta minorista han advertido que más pubs, cafés y restaurantes que dependen de los trabajadores de oficina para su oficio cerrarán, si no hay un retorno generalizado al trabajo de oficina.

El número de personas que regresan a sus lugares de trabajo ha aumentado desde que las escuelas reabrieran a principios de mes, pero es probable que se revierta si la Regla de 6 no reduce la tasa de infección. Ayer, otras 3.991 personas dieron positivo por el virus — el doble de la cifra diaria a principios de mes.

Con la admisión del Primer Ministro ayer de que la demanda de pruebas está superando la oferta, y el ministro de sanidad advirtiendo que podrían pasar semanas antes de que se resuelva el problema, líderes empresariales han dicho que los empleadores no tendrían más remedio que decirle a más personal que trabaje desde casa si los casos continúan creciendo.

Matthew Fell — director de políticas del gremio empresarial CBI — dijo: “Si queremos alentar con éxito a que más personas vayan a su lugar de trabajo de manera segura, entonces el sistema de prueba y rastreo es un componente clave.” Por su parte Adam Marshall, director general de las Cámaras de Comercio Británicas, dijo: “Un programa de prueba y rastreo verdaderamente completo es esencial.”

Mientras tanto el profesor Kevin Fenton, director del regulador Public Health England en Londres, dijo que pronto podrían imponerse toques de queda en toda la capital si aumentan los casos allí.


Primer ministro pacta con rebeldes luego de renuncia de asesor

Boris Johnson ha llegado a un acuerdo con los rebeldes al interior de su partido, aceptando darles la última palabra para anular el acuerdo de divorcio del Brexit anoche — aunque fue demasiado tarde para evitar que uno de sus principales consejeros legales le presentara su renuncia.

Downing Street esperaba persuadir a Lord Keen — asesor legal de alto nivel — de que cambiara de opinión, luego de que éste presentara su renuncia ayer por la mañana.

Sin embargo, su posición no cambió después de que Johnson prometiera imponer un “escrutinio parlamentario adicional” sobre el controvertido proyecto de ley del mercado interior al aceptar una enmienda de Lord Keen que decía que luchaba por encontrar un “argumento respetable” para justificar los planes del primer ministro. “Durante la semana pasada, me ha resultado cada vez más difícil compaginar lo que considero que son mis deberes como oficial de la ley, con sus intenciones políticas con respecto al Proyecto de Ley del Mercado Interno”, escribió en la carta de renuncia que dirigió al Primer Ministro.

Sir Bob Neill, miembro principal de la bancada del Partido Conservador, dijo que le había sido “cada vez más difícil conciliar” sus obligaciones como abogado con las disposiciones del proyecto de ley.

Mientras tanto, los rebeldes conservadores dijeron que habían forjado el “esquema principal” de su acuerdo el lunes por la noche antes de la votación inicial de los Comunes, durante una ‘constructiva’ reunión con Johnson.

Fuentes sugirieron que la nueva enmienda era “casi idéntica” a la de Sir Bob — que busca evitar que el Gobierno infrinja el derecho internacional sin una votación.

El acuerdo se finalizó ayer cuando los parlamentarios se reunieron con Johnson en su oficina de la Cámara de los Comunes. Se entiende que Oliver Lewis — uno de los principales asesores del Brexit del Gobierno — ha desempeñado un papel clave en la intermediación de este acuerdo.

Downing Street dijo que la enmienda proporcionaría un “mandato democrático más explícito” y que ello agregaba “seguridad jurídica”. También se entiende que pone una capa adicional de protección contra la revisión judicial.

En una declaración conjunta con Sir Bob, un portavoz de Downing Street agregó: “Damos la bienvenida a la forma en que el grupo parlamentario se ha unido en estos temas. Existe un acuerdo casi unánime de que el Gobierno debe poder utilizar estos poderes como último recurso, que debe haber certeza jurídica y que no se requieren más enmiendas a estos poderes.”

Ed Miliband, el ministro de comercio de la oposición, dijo que la resolución “no soluciona el problema de violar la ley, dañar nuestra reputación en todo el mundo y nuestra prosperidad futura”.

“Sobre la base de la declaración de esta noche, este proyecto de ley aún infringe el derecho internacional, reabre el debate sobre el Brexit y el Partido Laborista seguirá oponiéndose a él,” añadió.

Se produce cuando la perspectiva de un acuerdo comercial para el Brexit parecía acercarse, y los negociadores de Reino Unido mostraban su disposición a ceder en el punto de fricción de la pesca. Se ha sugerido que Reino Unido podría ceder el control de las aguas de pesca alrededor de las islas del Canal de la Mancha, en un intento de resolver una disputa clave en las negociaciones con la UE.

Mascota mata a bebé de 12 días de nacido

METRO — JUEVES, 17 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Primera foto de niño de 12 días de nacido y su madre

Una cariñosa madre mira con adoración a su hijo recién nacido pocos días antes de que uno de los perros de la familia le quitara la vida.

El pequeño Elon (en la foto) tenía solo 12 días de nacido cuando fue atacado en el moisés donde descansaba por Teddy, el perro chow-chow de raza mixta mascota de la familia, en la ciudad de Doncaster.

Los padres Abigail Ellis, de 27 años, y su prometido Stephen Joynes, de 35, fueron arrestados bajo sospecha de homicidio por negligencia grave. Fueron liberados posteriormente bajo fianza.

La tragedia ocurrió después de que la madre de cuatro hijos publicara una foto en Facebook de Elon, acurrucado en su pecho con sus pequeñas manos juntas. En la publicación escribió: “Nuestro hermoso bebé. Lo amo muchísimo.”

Un vecino dijo: “Abi es una gran madre, nunca tuvieron mucho dinero pero esos niños nunca les faltó de nada. Sus hijos mayores (la madre de Elon tenía tres hijos de una relación anterior) se portaban muy bien.”

Mientras los vecinos colocaban arreglos florales en el exterior de la casa familiar, un hombre — que se identificó como Keith, diciendo que era tío de Elon — afirmó que el perro atacó al bebé después de saltar de un corral. “El perro no estaba en la casa. Estaba encerrado en el jardín,” dijo. “Era un perro tan grande y mullido. Era como un osito de peluche. Hasta su nombre era Teddy. Simplemente no me imaginaba que hiciera algo así.”

Los vecinos dijeron que Ellis había luchado para aceptar la pérdida de su anterior pareja por sepsis hace 18 meses, pero que estaba “encantada” de estar esperando un bebé con su nuevo novio.

La policía de South Yorkshire dijo que los oficiales fueron llamados a la casa de la familia a las 3.30 pm del domingo. Un portavoz dijo: “Un perro mordió a un bebé de 12 días de nacido sufriendo heridas graves. El niño fue trasladado al hospital, pero lamentablemente murió poco tiempo después. El perro ha sido eliminado.”