Incumple la ley

Image

THE INDEPENDENT — MIÉRCOLES, 9 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Ministro admite que los cambios del primer ministro al Brexit infringen tratado internacional | Otros países no podrán confiar más en nosotros, dice Theresa May | Funcionario principal del Gobierno dimite por intento de deshacer acuerdo

El plan de Boris Johnson de reescribir unilateralmente parte de su acuerdo de retirada del Brexit violará el derecho internacional, ha admitido el ministro de Irlanda del Norte Brandon Lewis, lo que ha provocado una ola de condena de todo el espectro político británico.

Hablando en el Parlamento el martes por la tarde, el ministro del Gabinete dijo que las propuestas reveladas por el Gobierno esta semana eran ilegales de “una manera muy específica y limitada”.

Theresa May ha advertido a su sucesor que otros países podrían pensarlo dos veces antes de confiar en Reino Unido en el futuro, mientras que otros parlamentarios del propio partido de Lewis acusaron al Gobierno de poner el honor de Gran Bretaña “en venta”.

El ministro hizo la admisión a una Cámara de los Comunes atónita pocas horas después de que el abogado principal del Gobierno, Sir Jonathan Jones, renunciara abruptamente a su cargo en medio de informes de que estaba preocupado por la ilegal medida. Es el sexto funcionario superior de Whitehall que se retira este año.

“Sí, esto viola el derecho internacional de una manera muy específica y limitada,” dijo Lewis a los parlamentarios durante un debate sobre las propuestas.

“Estamos tomando poderes para no aplicar el concepto de efecto directo de la ley de la UE requerido por el Artículo 4 en una circunstancia determinada, muy estrictamente definida. Hay un precedente claro para el Reino Unido y, de hecho, otros países que necesitan considerar sus obligaciones internacionales a medida que cambian las circunstancias.”

La reacción a la admisión del ministro el martes fue rápida. Sir Bob Neill, el parlamentario conservador que preside el Comité de Justicia de los Comunes, dijo: “Cualquier incumplimiento, o posible incumplimiento, de las obligaciones legales internacionales que hemos contraído es inaceptable, independientemente de si es de manera ‘específica’ o ‘limitada’ . La adhesión al estado de derecho no es negociable.”

El veterano parlamentario conservador Sir Roger Gale dijo que Reino Unido no debe “socavar su credibilidad internacional”, y agregó: “Gran Bretaña es un país honorable, y ese honor no está en venta ni en trueque.”

George Freeman — parlamentario conservador que anteriormente presidió la unidad de política de Downing Street — agregó: “¿Qué es ese sonido que escuchas? El sonido de la Corte Suprema, preparándose a recordar a los ministros que violar la ley intencionalmente, incluso de una manera muy específica y limitada, es, bueno, ilegal.”

Los comentarios también causaron revuelo en el exterior. Nathalie Loiseau — eurodiputada que forma parte del grupo de coordinación del Brexit del Parlamento Europeo — dijo: “Señor ministro, no se infringe el derecho internacional de una manera específica y limitada. Se infringe o no. No se puede ser medio ilegal, como no se puede estar medio embarazada.”

En Irlanda, el político del Fine Gael Neale Richmond bromeó: “¿Está bien si alguien roba un automóvil o roba un banco de una manera muy específica y limitada? No, no está bien.”

Horas antes, Theresa May había advertido que dar marcha atrás en los acuerdos internacionales podría dañar la reputación de Reino Unido con otros países. Preguntó a Lewis en persona: “El gobierno de Reino Unido firmó el acuerdo de retirada con el protocolo de Irlanda del Norte, este parlamento votó ese acuerdo de retirada en la legislación de Reino Unido. El Gobierno ahora está cambiando la operación de ese acuerdo. Dado eso, ¿cómo puede el Gobierno convencer a sus futuros socios internacionales de que se puede confiar en que Reino Unido cumplirá con las obligaciones legales de los acuerdos que firma?”

Según el acuerdo de retirada, Reino Unido acordó suscribirse para implementar el código de aduanas de la UE en Irlanda del Norte. El código incluye las llamadas declaraciones sumarias de salida, que son documentos que los comerciantes deben completar cuando exportan mercancías. A pesar de aceptar implementar el código, el Gobierno de Reino Unido ahora dice que estas declaraciones no deberían ser necesarias.

Durante las elecciones generales, Boris Johnson afirmó que el acuerdo de retirada no impondría nuevos trámites a las empresas norirlandesas que exportan a Gran Bretaña, lo que no es cierto. Los detalles de la implementación del protocolo se están discutiendo en un comité conjunto de funcionarios de la UE y Reino Unido; la delegación británica está dirigida por Michael Gove.

De otro lado, la libra esterlina se ha desplomado frente al dólar estadounidense el martes, debido a los crecientes temores de un Brexit sin acuerdo, cayendo un 1,6% a $1,30 dólares. El jefe negociador de la UE, Michel Barnier, debe llegar a Londres el miércoles para continuar las conversaciones. Ambas partes se han sentido pesimistas ante cualquier perspectiva de progreso esta semana, con solo un mes para mediados de octubre, en que Johnson dice que abandonará las conversaciones.

Cuando se le preguntó si Johnson ahora lamentaba haber firmado el acuerdo de retirada y su protocolo de Irlanda del Norte, el portavoz oficial del primer ministro dijo: “No”.

Insistió en que el Gobierno sigue comprometido con la implementación de ambos, a pesar de la próxima legislación que permitirá a los ministros de Reino Unido anular unilateralmente las medidas acordadas con Bruselas.

El portavoz dijo: “Firmamos el protocolo con la convicción de que sus ambigüedades se resolverían este año en [el] comité conjunto. Eso todavía puede suceder.”

“Esperamos que aún sea posible un acuerdo, pero como Gobierno responsable no podemos permitir que se asienten las posiciones temporales predeterminadas.”

El portavoz dijo que Johnson había “descartado públicamente” previamente la implementación de una serie de disposiciones contenidas en el acuerdo de retirada alcanzado con Bruselas.

“En varias ocasiones, el primer ministro ha descartado públicamente las declaraciones sumarias de exportación sobre mercancías que se trasladan desde Irlanda del Norte a Gran Bretaña, y los aranceles sobre mercancías que se trasladen de Gran Bretaña a Irlanda del Norte,” dijo el portavoz.

“Lo hizo antes de que se acordara el acuerdo de retirada con la Unión Europea.”

Todo el país enfrenta ‘gran esfuerzo’ para evitar segunda ola de Covid, advierte ministro

Crédito: Brandon Gregory / Creative Commons

Comentarios de Robert Jenrick se producen luego de promulgarse medidas más estrictas para zonas de Escocia y Gales

Todas las personas en Reino Unido deben asumir el “gran esfuerzo” de prevenir una segunda ola de coronavirus, ha dicho un ministro del Gobierno, mientras la localidad de Caerphilly en el sur de Gales se preparaba para iniciar su confinamiento local, y se expedían medidas más estrictas para Escocia.

El ministro de vivienda y comunidades Robert Jenrick se hizo eco de las afirmaciones del oficial médico adjunto del Gobierno, profesor Jonathan Van-Tam, quien advirtió que Reino Unido enfrentará a “un viaje lleno de baches en los próximos meses” si la gente no se toma el virus en serio.

“Es un gran esfuerzo para todos nosotros ahora seguir la instrucción lo más al pie de la letra que podamos, o enfrentaremos mayores restricciones a finales de este año,” dijo Jenrick a Sky News el martes. “Nadie quiere ver un regreso a las restricciones nacionales completas como las que teníamos a principios de este año,” agregó.

Se reportaron otros 2.948 casos de coronavirus en Reino Unido — confirmados por laboratorio — a las 9 de la mañana del lunes, luego de los 2.988 reportados el domingo, la cifra diaria más alta desde mayo.

“La gente se ha relajado demasiado,” dijo Van-Tam el lunes. “Ahora es el momento de volver a comprometernos y darnos cuenta de que esta es una amenaza continua para nosotros.”

“Estas últimas cifras realmente nos muestran que por mucho que a la gente le gustaría decir ‘bueno, ya se fue’, esto no se ha ido. Y si no tenemos cuidado, si no nos tomamos esto increíblemente en serio a partir de este momento, vamos a tener un viaje lleno de baches durante los próximos meses,” añadió.

Mientras Reino Unido continuaba intentando sofocar brotes regionales, se ha informado a los habitantes de Caerphilly que no pueden entrar ni salir de la ciudad sin una excusa razonable, cuando se impongan nuevas restricciones a partir de las 6 pm de hoy martes.

Se espera que el bloqueo local dure al menos hasta octubre, dijo el ministro de sanidad de Gales Vaughan Gething.

Gething dijo que se estaba produciendo una transmisión comunitaria de Covid-19 y que, si la gente no respeta las restricciones, es probable que se “salga de control” y tenga “consecuencias nacionales”.

En declaraciones a BBC Radio Wales, Gething dijo: “El distanciamiento social se ha roto.” Dijo que el problema había sido causado por una combinación de viajeros regresando de Europa y las reuniones domiciliarias.

Defendió la decisión de no cerrar los pubs, argumentando que no se estaba produciendo una “transmisión significativa” en tales entornos, pero agregó que esto se seguiría revisando.

No hay ninguna sugerencia de que se vaya a establecer bloqueos de carreteras para evitar ingresos y salidas del distrito del condado de Caerphilly.

Las reuniones en interior quedarán prohibidas y todos los mayores de 11 años deberán usar máscaras en las tiendas. Es la primera vez que esta medida se ha hecho obligatoria en Gales.

El distrito de South Wales ha tenido 133 nuevos casos de Covid-19 en los últimos siete días — es decir, una tasa de 55,4 casos por cada 100.000 habitantes — lo cual es una de las tasas más altas de Reino Unido.

Las escuelas, bares y restaurantes no se cerrarán bajo las restricciones. Las visitas de asistencia sanitaria podrán continuar.

Mientras tanto, las restricciones a visitas domiciliarias en el oeste de Escocia se han ampliado una semana más, y ahora incluyen también East Dunbartonshire y Renfrewshire.

Las restricciones — que entraron en vigor por primera vez a partir de la medianoche del lunes — se introdujeron después de que nuevas cifras mostraran 86 nuevos casos positivos de coronavirus en el área del NHS para Glasgow y Clyde.

La primera ministra escocesa Nicola Sturgeon dijo que la medida se produce después de un “aumento continuo de nuevos casos de Covid-19”.

Sturgeon dijo a través de Twitter: “Entiendo que esta no será una buena noticia para quienes viven en estas áreas, pero es necesario para ayudarnos a limitar la propagación de la Covid. Actuar ahora nos da el tiempo y el espacio para proteger a las personas y tener más control sobre el virus.”


Artículo de Helen Pidd y Steven Morris
Publicado en The Guardian el martes, 8 de septiembre de 2020
Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres
Enlace al artículo original en inglés:
https://www.theguardian.com/uk-news/2020/sep/08/all-of-uk-facing-big-burden-to-prevent-covid-second-wave-warns-minister

Sin deber nada a nadie

Image

METRO — MARTES, 8 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Harry y Meghan liquidan deuda al fisco por £2,4 millones después de firmar contrato con Netflix

Los duques de Sussex han reembolsado los £2,4 millones de libras esterlinas de los contribuyentes con los que renovaron su residencia de Frogmore Cottage, días después de firmar un contrato con Netflix por unos £112 millones.

La propiedad, dentro de la finca del Castillo de Windsor, les fue regalada por la reina Isabel II luego de su boda — en la que se desembolsaron £32 millones — en 2018. Solo vivieron allí brevemente antes de renunciar como miembros de la realeza y dirigirse a Estados Unidos con su hijo Archie, donde recientemente han comprado una mansión de £14,7 millones en California.

“El duque de Sussex ha hecho una contribución al Sovereign Grant [fondos con que se subvencionan las actividades de la Casa Real],” dijo ayer el portavoz del príncipe.

“Esta contribución […] ha cubierto completamente los costes de renovación que necesitaba Frogmore Cottage, propiedad de Su Majestad la Reina, y seguirá siendo la residencia en Reino Unido del duque y su familia.”

Harry, exoficial del ejército y la actriz Meghan Markle — que saltó a la fama con el drama televisivo estadounidense Suits — saldaron su deuda con la nación después de sellar su multimillonario acuerdo, por el que producirán documentales, películas y programas para niños para el gigante estadounidense del streaming.

Se rumora que el contrato incluye un documental sobre la difunta madre del príncipe — la princesa Diana de Gales — fallecida en un accidente automovilístico en 1997. Una fuente dijo que la pareja ahora era ‘totalmente independiente financieramente’ y que veían el pago como ‘otro paso significativo en su nueva vida’.

La fuente agregó: “Nunca hubo ninguna solicitud de la Reina ni del Crown Estate [el portafolio de activos fijos inmobiliarios de la Corona] para pagar esto, pero era algo que ellos querían hacer.”

“No querían que se les percibiera como usuarios de dinero de los contribuyentes.”

La pareja había acordado devolver los £2,4 millones al renunciar como miembros de la realeza, en marzo pasado. Venían pagando plazos de £18.000 al mes — lo que les habría tomado más de 11 años pagar.

También acordaron cubrir el costo anual estimado de £4 millones para su seguridad personal.

Las exigencias de que la pareja saldara toda la cuenta de las reformas de Frogmore aumentaron después de que se conociera el acuerdo con Netflix.

“Claramente, cualquiera que tome prestado dinero de los contribuyentes debe devolverlo lo antes posible,” dijo el parlamentario conservador Sir Geoffrey Clifton-Brown, del comité de cuentas públicas de la Cámara de los Comunes.

Se dice que Harry y Meghan están “financiando” su propia seguridad.


Futbolistas de la selección inglesa rompen cuarentena con chicas en hotel de Reikiavik

Dos chicas islandesas filmaron a Mason Greenwood y Phil Foden mientras preguntaban a las estrellas de la selección de fútbol de Inglaterra cómo las iban a camuflar para que ingresen al hotel donde se alojaba el equipo.

Nadia Sif Lindal Gunnarsdottir, de 20 años, y su prima Lara Clausen, de 19, publicaron imágenes en las redes sociales de los futbolistas haciendo arreglos para evadir a los efectivos de seguridad.

Foden, mediocampista del Manchester City de 20 años, y Greenwood, delantero del Manchester United de 18, fueron expulsados y enviados vergonzosamente de regreso ​​a casa ayer por el técnico de Inglaterra Gareth Southgate, por haber infringido las estrictas reglas de cuarentena.

Retroceso de primer ministro sobre el Brexit ‘dañará intereses británicos’

Image

THE INDEPENDENT — MARTES, 8 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Downing Street niega que cambios ‘vayan a romper’ acuerdo de salida

Boris Johnson ha sido advertido de que corre el riesgo de ‘dañar enormemente’ los intereses nacionales de Gran Bretaña y su posición en el escenario mundial, al reaccionar Bruselas con alarma a sus amenazas de abandonar las negociaciones comerciales de la UE y romper partes clave de su acuerdo de retirada del Brexit.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, advirtió que la implementación completa del acuerdo que Johnson firmó el año pasado era una obligación legal y condición para cualquier acuerdo comercial futuro con la UE, mientras que los partidos anti-Brexit de Irlanda del Norte emitían una declaración advirtiendo que apartarse del acuerdo socavaría el proceso de paz.

A pesar de todo, Downing Street negó estar “rompiendo” el acuerdo de retirada y su protocolo sobre Irlanda del Norte, insistiendo en que el primer ministro estaba comprometido a implementar ambos en su totalidad, y que simplemente estaba haciendo “aclaraciones” para evitar confusiones cuando el período de transición del Brexit británico finalice, este 31 de diciembre.

Grupos empresariales han instado al primer ministro a reenfocar su atención en evitar una salida desordenada ‘indeseable y peligrosa’ de la UE. Logistics UK, el organismo comercial del sector del transporte de mercancías, advirtió que la última táctica arriesgada de Johnson “podría poner en peligro la capacidad de las empresas británicas para mantener el comercio con Gran Bretaña”.

En vísperas de la última y más crucial ronda de conversaciones comerciales, que se inauguró en Londres el martes, Reino Unido envió un triple golpe a todo el proceso de negociación — hasta ahora estancado por diferencias sobre la pesca, las ayudas estatales y las demandas de la UE de igualdad de condiciones en los estándares.

Tras un artículo del negociador en jefe David Frost confirmando que Reino Unido está listo para salir “sin ningún acuerdo”, Johnson declaró un plazo autoimpuesto el 15 de octubre para llegar a un acuerdo o retirarse de la mesa.

Afirmó que salir de la UE sin un acuerdo comercial — a lo que se refiere como un “acuerdo comercial de estilo australiano” — sería “un buen resultado para Reino Unido” a pesar de que el análisis del Tesoro sugiere que reduciría hasta un 9% el PIB.

Hablando antes de las conversaciones del martes en Londres, Lord Frost dijo: “Me sentaré con Michel Barnier y llevaré a casa nuestro claro mensaje de que debemos avanzar esta semana si queremos llegar a un acuerdo a tiempo. Llevamos ya seis meses hablando y ya no podemos darnos el lujo de recorrer un terreno trillado. Necesitamos ver más realismo por parte de la UE sobre nuestro estatus como país independiente.”

Por su parte, Downing Street confirmó que la legislación que se presentará en Westminster el miércoles permitirá al Gobierno anular elementos del acuerdo de retirada del año pasado, previamente aclamado por Johnson como un “gran negocio” que estaba “listo para el horno” respecto a su implementación total.

Las amenazas se produjeron cuando una nueva encuesta de YouGov mostró que la mitad de los electores (50 por ciento) cree que salir sin un acuerdo comercial sería un mal resultado para Reino Unido, frente a menos de una cuarta parte (24 por ciento) que piensa que sería bueno.

Según los planes de Johnson, las disposiciones del Inland Market Bill y del Finance Bill — proyectos de ley que se convertirán en ley para Navidades — permitirán a los ministros de Reino Unido decidir unilateralmente:

– Qué mercancías exportadas desde el territorio continental británico a Irlanda del Norte están “en riesgo” de viajar a la UE y, por lo tanto, sujetas a aranceles;

– Qué subvenciones a empresas de Reino Unido se refieren a Irlanda del Norte y deben notificarse a Bruselas; y

– Que las empresas de Irlanda del Norte no necesitan presentar declaraciones resumidas de exportación para envíos a Gran Bretaña.

El portavoz oficial del primer ministro dijo que las “aclaraciones” evitarían consecuencias no deseadas — como la imposición de aranceles a una gama excesiva de productos — que resulten del fracaso de un comité conjunto Reino Unido / UE para atar los cabos sueltos del protocolo. Las medidas caducarían una vez que el comité — presidido por el ministro de la Oficina del Gabinete Michael Gove y el vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic — hubieran resuelto los problemas pendientes, dijo.

El vocero también dejó en claro que el Gobierno no daría a la UE detalles de sus planes para futuros subsidios de ayuda estatal a las empresas británicas antes de la fecha límite de Johnson, diciendo que “no es algo que esté dentro del alcance de ningún acuerdo de libre comercio normal.”

En un tuit cuidadosamente redactado, von der Leyen dejó en claro que seguir adelante con los planes de Johnson corre el riesgo de colapsar las conversaciones, y pondría en tela de juicio la reputación internacional de confiabilidad de Reino Unido.

“Confío en que el Gobierno británico implemente el acuerdo de retirada, el cual es una obligación de derecho internacional y requisito previo para cualquier asociación futura,” escribió, y agregó que las disposiciones sobre Irlanda del Norte eran “esenciales para proteger la paz y la estabilidad en la isla y la integridad de la mercado único”.

El presidente del comité de comercio del Parlamento Europeo, Bernd Lange, dijo que la medida de Johnson ha confirmado que su firma en la declaración política del año pasado con la UE “no valía ni el papel en el que estaba escrita”, y ha convertido las conversaciones comerciales en una “farsa”.

Por su parte Iratxe García, presidenta del grupo socialista en el Parlamento Europeo, dijo que “es increíble” que el primer ministro se vaya a retractar de un acuerdo que negoció hace menos de un año. “Esto se trata de confianza, y se está agotando,” dijo. “Los acuerdos deben mantenerse.”

El ministro de asuntos exteriores de Irlanda, Simon Coveney, lanzó un tuit inquietante: “Sería una forma muy imprudente de proceder.”

El excanciller Philip Hammond — expulsado por Johnson del grupo parlamentario conservador por oponerse al Brexit sin acuerdo — dijo: “Salir sin un acuerdo no sería un ‘buen resultado para Reino Unido’, ni sería lo que Boris prometió a los partidarios del Brexit.”

“Reino Unido es un estado de derecho, y tratar de legislar a nivel nacional para anular el derecho internacional sería un paso increíblemente peligroso y seguramente conduciría a un conflicto con el poder judicial. También dañaría enormemente nuestra posición en el escenario mundial.”

El portavoz de Johnson insistió en que el Gobierno siempre había dejado claro que actuaría para garantizar acceso irrestricto a todo el mercado interno de Reino Unido para las empresas de Irlanda del Norte.

“Estamos tomando medidas limitadas y razonables para aclarar elementos específicos del protocolo de Irlanda del Norte en la legislación nacional, para eliminar cualquier ambigüedad y garantizar que el Gobierno siempre pueda cumplir sus compromisos con el pueblo de Irlanda del Norte,” dijo.

No obstante, el presidente del comité de la Cámara de los Comunes sobre la relación futura con la UE, Hilary Benn, dijo a The Independent: “Es sorprendente que el Gobierno aparentemente sugiera tomar poderes legislativos para hacer el trabajo del comité conjunto.”

“Eso, obviamente, generará a la UE cierta inquietud y preocupación porque el Gobierno firmó por voluntad propia este acuerdo. Es un tratado legalmente vinculante y uno esperaría que el Gobierno cumpliera sus términos.”

Sobre el particular, el exministro del gabinete conservador Stephen Dorrell — hoy presidente del grupo de campaña European Movement [Movimiento Europeo] — dijo que Johnson estaba “poniendo en riesgo nuestros intereses nacionales esenciales” con su postura “asombrosamente inepta”.

La perspectiva de cambios en los términos del protocolo de Irlanda del Norte ha generado preocupación entre los líderes empresariales de la región.

El Grupo Empresarial de Trabajo sobre el Brexit de Irlanda del Norte dijo que, si bien “no es perfecto”, el protocolo acordado el año pasado al menos evitaría “algunas de las peores consecuencias de un resultado caótico no negociado”.

“Las empresas continúan pidiendo la certeza que necesitamos para prepararnos para el final del período de transición,” dijo el grupo.

Stephen Kelly, director ejecutivo del gremio norirlandés Manufacturing NI, dijo que los esfuerzos para garantizar un acceso sin restricciones al mercado británico para las empresas de Irlanda del Norte no deben poner en riesgo los acuerdos establecidos en el protocolo.

Advirtiendo que las empresas estaban siendo colocadas en una “posición injusta”, Kelly dijo: “Un fin de año desordenado no es bienvenido y es peligroso. Para nosotros, sigue siendo cierto que un acuerdo comercial sin aranceles ni cuotas entre Reino Unido y la UE redunda en interés de todos, y todo el enfoque debe centrarse en lograr ese objetivo.”

Además, cuatro partidos anti-Brexit de Irlanda del Norte — Sinn Fein, el SDLP, la Alianza y los Verdes — han emitido una declaración conjunta advirtiendo que apartarse de los términos del protocolo sería “un impactante acto de mala fe que socavaría críticamente el marco político y el proceso de paz del Acuerdo de Viernes Santo”.

La ministra de Irlanda del Norte por la oposición Louise Haigh dijo: “Es imposible creer que el Gobierno está, una vez más, jugando un juego peligroso para Irlanda del Norte y sacrificando nuestra posición internacional en el altar de la incompetencia del primer ministro.”

El organismo comercial Logistics UK — cuyos miembros incluyen empresas que trasladan mercancías dentro y fuera del Reino Unido por aire, mar y tierra — dijo que estaba “preocupado por los informes de que el gobierno de Reino Unido puede poner en peligro la capacidad de las empresas británicas para mantener el comercio de Gran Bretaña anulando elementos clave del Acuerdo de Retirada de la UE, lo cual podría poner en riesgo cualquier negociación posterior con la Unión Europea”.

Por su parte, el politólogo Alex Veitch, dijo: “A solo 16 semanas del final del período de transición para la salida de Reino Unido de la UE, esto tendría graves consecuencias para las cadenas de suministro británicas, dejando un tiempo muy limitado para que la industria de la logística reaccione y se prepare a las nuevas condiciones comerciales, especialmente mientras la industria se acerca a su pico comercial navideño.”

“Logistics UK, como grupo empresarial que representa a un sector que respalda a todas las áreas de la economía, insiste en que un acuerdo de libre comercio debe seguir siendo la prioridad para que los negociadores garanticen que el movimiento de mercancías hacia y desde Europa pueda continuar con pocas limitaciones, para que Reino Unido siga haciendo negocios efectivamente con sus socios comerciales más cercanos y más antiguos.”


Madre pide cannabis medicinal

Foto de Charlotte Caldwell, quien hace campaña por la prescripción de cannabis medicinal para tratar de epilepsia a su hijo Billy.