Quiten el toque de queda

METRO — LUNES, 28 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Johnson enfrenta fuertes reacciones por aglomeraciones de bebedores en las calles a las 10 de la noche

Boris Johnson ha enfrentado anoche llamados para reconsiderar el toque de queda a los pubs a las 10 de la noche, mientras conservadores descontentos preparan una votación en contra de su uso ‘draconiano’ del poder.

Mientras cientos de miles de personas fueron expulsadas simultáneamente de bares y restaurantes, el primer ministro fue acusado de convertir a los ciudadanos en criminales con leyes en constante cambio.

El alcalde de Liverpool, Joe Anderson, ha tuiteado imágenes de cientos de personas saliendo de fiesta por el centro de esa ciudad. “El cierre de las 10 de la noche simplemente empeora las cosas, no las mejora,” dijo. “Esto es lo que se ha repetido en todo Reino Unido.”

El ministro de justicia de la oposición David Lammy agregó: “[La medida de] Las 10 de la noche ha llevado a una situación en la que la gente sale de los pubs, pasea por las ciudades y potencialmente está propagando el virus.”

Ayer se registraron 5.693 nuevos contagios — la cifra más alta registrada un domingo — junto a 17 muertes.

El miércoles, los laboristas podrían unir fuerzas con hasta 60 conservadores rebeldes cuando se renueve la Ley de Coronavirus.

Sir Graham Brady, presidente del poderoso grupo parlamentario 1922 Committee, ha presentado una enmienda que requeriría que los parlamentarios voten sobre cualquier nueva medida por adelantado. El parlamentario conservador Steve Baker se encuentra entre los que apoyarán la enmienda, diciendo a Sophy Ridge de la cadena televisiva Sky News el domingo: “No puedes saber realmente si eres un criminal o no con tanta ley entrando en vigor y cambiando tan rápido.”

“La libertad muere cuando el Gobierno ejerce poderes draconianos sin escrutinio parlamentario, socavando el estado de derecho al tener un manto cambiante de reglas que nadie puede entender.”

Sin embargo, el ministro de cultura Oliver Dowden advirtió que los parlamentarios corren el riesgo de empeorar la crisis. “Es importante, cuando las cosas avanzan rápidamente, que el Gobierno tenga el poder de actuar con rapidez,” dijo.

En el primer fin de semana del toque de queda, los centros urbanos de pueblos y ciudades se llenaron de juerguistas. En Londres — donde la tasa de infección se ha triplicado en las últimas semanas — la zona de ocio de Soho estaba repleta. Los bebedores hacían cola en lugares fuera de los off-licence [tiendas de abarrotes] después de los últimos pedidos, mientras que las multitudes se empujaban para subir al metro. Y la policía de Birmingham ordenó a más de 1.000 personas que se dispersaran saliendo de varios lugares, incluido un salón de masajes.

Por su parte, la cadena de pubs Greene King ha pedido al Gobierno que reconsidere tanto el toque de queda a las 10 pm como el servicio a la mesa obligatorio en pubs y bares. Un portavoz dijo que las medidas ‘no han sido bien pensadas’ y que el sector de la hostelería estaba siendo “un objetivo injusto”.

“Los clientes se iban todos a la vez; algunos iban a comprar más alcohol en las tiendas para ir a bebérselo en otros lugares,” añadió.


Identifican a sospechoso de balacera policial

Fotos inferiores (izq.) del fallecido sargento policía Matt Ratana y su pareja Sue Busby, y del sospechoso del asesinato Louis De Soyza, de 23 años

Policía iniciará controles sorpresa por coronavirus

DAILY MAIL — LUNES, 28 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Agentes policiales harán cumplir reglas de autoaislamiento desde hoy mientras crece revuelta conservadora contra fuertes medidas

La policía llevará a cabo controles aleatorios y actuará siguiendo ‘soplos’ para hacer cumplir las nuevas y estrictas reglas de autoaislamiento de Covid-19 a partir de hoy.

Las personas a las que se ordenó ponerse en cuarentena después de que ellos o un contacto dieran positivo en la prueba del virus podrían tener a los agentes tocándoles la puerta para verificar que no estén saliendo de su hogar.

La medida se produce en medio de una creciente revuelta de los parlamentarios conservadores por la forma en que el gobierno de Boris Johnson está infringiendo las libertades con las restricciones para hacer frente a la pandemia.

Señalando una dura represión, la ministra del interior Priti Patel advirtió anoche que los ministros “no permitirán que quienes infrinjan las reglas reviertan el progreso logrado con tanto esfuerzo por la mayoría que respeta la ley”.

A partir de hoy, las personas de toda Inglaterra están obligadas por ley a ponerse en cuarentena durante diez días si dan positivo en la prueba de Covid-19 o si la entidad prestataria NHS Test and Trace se comunica con ellos.

Aquellos que no se autoaíslen, o los empleadores que obliguen al personal a presentarse a trabajar, serán castigados con multas de hasta £10.000.

La policía se empleará para “verificar el cumplimiento” de las reglas e investigará afirmaciones de informantes de que una persona que debería estar en cuarentena esté incumpliendo el requisito.

En otros sucesos:

Los ministros enfrentan una presión cada vez mayor para revisar el ‘caótico’ toque de queda que han dispuesto a las 10 de la noche para pubs y restaurantes, después de que provocara grandes multitudes en los centros de las ciudades;

Una encuesta de Daily Mail muestra que un tercio de los pacientes han evitado o retrasado hacer una cita con su GP (médico de cabecera) en los últimos seis meses;

Ayer se agregaron tres áreas más de Gales del Sur a la lista de confinamientos locales, lo que significa que 2/3 de la población galesa está ahora sujeta a restricciones;

El Partido Laborista ha pedido un aplazamiento del nuevo período universitario en Inglaterra después de que 1.700 estudiantes encerrados en Manchester no pudieran averiguar si tenían Covid-19;

Las universidades enfrentan crecientes presiones para reembolsar las tasas de matrícula luego que miles de estudiantes enfrentaran confinamientos, cursos solo por internet y la perspectiva de pasar la Navidad sin volver a casa;

Más de 10 millones de británicos han descargado la aplicación de rastreo de virus;

Los ministros han prometido que durante el invierno proporcionarían equipo de protección personal (EPP) para cuatro meses al personal sanitario y de atención de primera línea.

De otro lado, el Primer Ministro podría sufrir una derrota enormemente dañina en cuestión de días por su uso de la legislación de emergencia para hacer aprobar las restricciones de Covid-19 en la Cámara de los Comunes sin un debate adecuado.

Los parlamentarios conservadores están cada vez más enfadados por la imposición de la Regla de 6 sin debate en el Parlamento, y creen que tienen muchas posibilidades de ganar una votación el miércoles.

El Gobierno ha anunciado ayer que había habido otros 5.693 casos de coronavirus confirmados por laboratorio. Si bien es un aumento en el total del domingo pasado, no se acerca a la duplicación que el asesor científico en jefe Sir Patrick Vallance había sugerido la semana pasada que estaba en camino.

Anoche, los ministros revelaron los pasos que tomarán para garantizar que las personas cumplan con las reglas de autoaislamiento. El Gobierno dijo que “utilizaría los recursos de la policía para verificar el cumplimiento” en las áreas del país con las tasas más altas de enfermedad y en las personas de grupos de alto riesgo.

Los agentes “investigarán y sancionarán los casos graves y notorios de incumplimiento” y “actuarán en casos en los que terceros hayan identificado a otros que dieron positivo en las pruebas pero que no se autoaíslan”.

Las reglas establecen que si alguien recibe un resultado positivo en la prueba, la ley le requiere que se autoaísle durante diez días después de mostrar los síntomas por primera vez, o diez días después de la fecha de la prueba si no tuvo síntomas.

Otros miembros del hogar deben autoaislarse durante 14 días después de la aparición de los síntomas o después de la fecha de la prueba positiva.

Si alguien recibe instrucciones de autoaislarse porque ha tenido contacto cercano con alguien fuera de su hogar que ha dado positivo en la prueba, está legalmente obligado a aislarse durante el período indicado por NHS Test and Trace.

Los usuarios de la aplicación de rastreo de contactos del NHS no están cubiertos por las nuevas reglas. Son anónimos y el Gobierno no puede obligarlos a aislarse.

Las personas con ingresos más bajos que no puedan trabajar desde casa y han perdido ingresos como resultado serán elegibles para un nuevo “pago de ayuda de prueba y rastreo” de £500.

La obligación legal de autoaislarse tiene excepciones, como aquellos que necesitan evitar una enfermedad durante su aislamiento.