‘Tenemos que tomar decisiones difíciles’

THE DAILY TELEGRAPH — VIERNES, 25 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Canciller británico elimina el ‘furlough’

Rishi Sunak ha eliminado el plan de protección de empleo del Gobierno — conocido como furlough — porque dijo que sería ‘fundamentalmente incorrecto’ salvar puestos de trabajo que solo fueran ‘viables’ a través del apoyo de los contribuyentes.

En su lugar, el canciller británico ha anunciado un nuevo programa de apoyo a los trabajadores, pero dijo que no sería suficiente para ‘salvar todos los trabajos ni a todas las empresas’, y se negó a descartar que el número de desempleados llegue a los 4 millones.

Sunak dijo que el furlough, que finaliza el 31 de octubre, no se extenderá sino que será reemplazado por un nuevo programa de apoyo laboral en el que el Gobierno ayudará complementando los salarios de cualquiera que trabaje al menos un tercio de sus horas normales.

Sunak siempre había indicado que el furlough tendría que llegar a su fin, aunque tuvo que mostrar ayer a los empleadores una dura prueba de realidad diciendo que tendría que haber un ‘ajuste más permanente’ de la economía y que “no era sostenible ni asequible” continuar con el paquete anterior de apoyo a la pandemia.

Tres millones de personas permanecen en furlough, y más de un millón de ellas podrían quedar sin trabajo a fines del próximo mes, según estimados independientes.

El nuevo programa de subsidio salarial hará que las empresas paguen el 55 por ciento de los salarios a tiempo completo de los empleados — incluso si solo trabajan el 33 por ciento del tiempo — lo que dejará a criterio de los empresarios las difíciles decisiones de despedir a las personas.

El grupo de expertos del Instituto de Estudios Fiscales (IFS, por sus siglas en inglés) advirtió que el plan era ‘significativamente menos generoso’ que el furlough, y que se traducirá en un “fuerte aumento del desempleo” ya que los puestos de trabajo que dependían de la financiación estatal dejarán de existir.

Sunak dijo que estaría ‘mintiendo’ si tuviera que calcular cuántas personas podrían ser despedidas, y agregó: “No puedo prometer a todos que podrán volver a los trabajos que tenían.”

Mientras los nuevos casos de coronavirus alcanzaron los 6.634 el jueves — el total diario más alto de la pandemia hasta ahora — Sunak advirtió que el daño económico del virus se había vuelto mucho más largo que el ‘período temporal de interrupción’ que había previsto originalmente.

“Hemos hablado frecuentemente de este virus en términos de vidas perdidas, pero el precio que está pagando nuestro país es más amplio que eso,” dijo.

Agregó que tendría que tomar ‘decisiones difíciles en el futuro’ para reparar la economía — en un claro indicador de una subida de impuestos — y dijo que le gustaría que aparato del estado se redujera para mantener los impuestos lo más bajos posible.

De otro lado, Downing Street se ha visto obligado a negar una pugna en la cúpula del Gobierno después de que Boris Johnson eligiera visitar a la policía en Northamptonshire en lugar de estar al lado de su Canciller en los Comunes haciendo el anuncio.

En un correo electrónico a los miembros de Partido Conservador el jueves por la noche, Sunak adoptó un tono marcadamente diferente al del Primer Ministro, diciendo que “nuestras vidas ya no pueden ser mantenidas en pausa”.

La escala de la rebelión conservadora contra el manejo que ha hecho el Gobierno de la pandemia de coronavirus también quedó clara cuando 42 parlamentarios conservadores respaldaron públicamente una enmienda a una votación la próxima semana que le daría al Parlamento — no a los ministros — la última palabra para imponer nuevas restricciones por el Covid. La mayoría de trabajo del Gobierno de 85 escaños hará que se necesiten 43 rebeldes para bloquear dicha enmienda.

El nuevo esquema de subsidio salarial fue una de las cinco medidas anunciadas por el Canciller para ayudar a las empresas y a las personas durante el duro invierno que se avecina.

Los planes de préstamos a empresas permanecerán abiertos durante más tiempo con hasta 10 años para devolverlos, el IVA se reducirá al 5 por ciento para las empresas de hostelería y turismo durante dos meses más hasta finales de marzo, las facturas del IVA se podrán pagar durante un período más largo y se ampliará la ayuda a los ingresos para los autónomos.

La empresa analista Capital Economics estimó el coste de los anuncios en unos £5.000 millones.

Sunak dijo que el plan de protección de empleo fue “la política correcta en el momento en que la introdujimos”, pero “a medida que la economía se reabre, es fundamentalmente incorrecto mantener a las personas en trabajos que solo existen gracias al furlough.”

“Necesitamos crear nuevas oportunidades y permitir que la economía avance, y eso significa apoyar a las personas para que tengan trabajos viables que brinden una seguridad genuina.”

“Como he dicho durante esta crisis, no puedo salvar a todas las empresas. No puedo rescatar todos los trabajos. Ningún canciller podría hacerlo.”

El desempleo actualmente es del 4,1 por ciento, pero la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria estima que aumentará al 9,7 por ciento este año y podría alcanzar un máximo del 13,2 por ciento el próximo año, lo que significa que 4 millones de personas quedarían sin trabajo.

Sunak dijo: “El desempleo ya está aumentando y seguirá aumentando, ya hemos perdido 700.000 puestos de trabajo este año.” Dijo que no sabía cuántos trabajos más se perderían, pero se negó a descartar una cifra superior a los 4 millones, y agregó: “Los pronósticos independientes no son una buena lectura.”

El nuevo Plan de Apoyo al Empleo — que tendrá una duración de 6 meses a partir de principios de noviembre — hará que el estado y los empleadores aumenten los salarios del personal que trabaja al menos un tercio de sus horas normales, un baremo mucho más bajo de lo esperado.

Los empleadores pagarán al personal su salario completo por las horas que trabajen y un tercio de su salario por las horas que no trabajen, mientras que el estado contribuirá con otro tercio y el empleado renunciará a un tercio.

Así, los trabajadores recibirán el 77 por ciento de su salario completo — comparado con el 80 por ciento al comienzo del furlough — y el estado contribuirá con el 22 por ciento de dicho salario a tiempo completo.

En una conferencia de prensa en Downing Street, Sunak indicó que estaría dispuesto a financiar medidas adicionales si fueran necesarias.

“Si me preguntas si estoy listo para hacer más a medida que evolucione la situación, por supuesto que lo estoy,” dijo.

La directora general del gremio empresarial CBI, Dame Carolyn Fairbairn, ha saludado los “audaces pasos” que ha dado el Tesoro y dijo: “El apoyo salarial, los aplazamientos de impuestos y la ayuda para los autónomos reducirán el terrible efecto de la innecesaria pérdida de puestos de trabajo mientras Reino Unido combate el virus.”

Sin embargo Paul Johnson, del Instituto de Estudios Fiscales, dijo: “No sé cuántos trabajos puede salvar esto. Claramente, se perderán una cantidad significativa de puestos de trabajo.”

Torsten Bell, del think tank [centro de estudios económicos] Resolution Foundation, dijo que los empleadores estarían mejor si despidieran a dos personas y contrataran a una a tiempo completo, en lugar de pagar más al personal a tiempo parcial por las horas que trabajan.

“Definitivamente no va a evitar el aumento del desempleo, especialmente para las personas de bajos ingresos,” dijo.

Sunak dijo que los recortes en el sector público deben considerarse a largo plazo para ayudar a pagar el costo de los paquetes de rescate del coronavirus.

Cuando se le preguntó si el sector público también debería “poner su granito de arena” reduciendo los costos, Sunak dijo: “Si está hablando del tamaño del Gobierno, estoy de acuerdo.”

“Creo que el hecho de que el estado sea lo más ligero y ágil posible significa que no tendría que recaudar tantos ingresos fiscales para las personas y que las personas se quedarían con una mayor parte del dinero que ganan, en lugar de tener que entregarlo […] para pagar los servicios que queremos.”

Dejó en claro que se necesitarán aumentos de impuestos a largo plazo para pagar el costo de los planes de rescate — que hasta ahora han costado £317.000 millones según el Instituto de Gobierno.

“Es absolutamente necesario que vigilemos nuestras finanzas públicas y que nos aseguremos de estar en una posición sólida y sostenible. Es solo por las decisiones que tomaron los cancilleres anteriores antes de que yo asumiera este cargo que nuestras finanzas públicas están en una posición sólida, y rindo homenaje a mis predecesores por tomar esas decisiones difíciles […] Obviamente tendré que tomar decisiones igual de difíciles en el futuro a medida que avancemos en el camino de regreso a la sostenibilidad,” agregó Sunak.

En el correo electrónico enviado a los miembros de su partido, Sunak pareció distanciarse de los sombríos pronunciamientos de Boris Johnson a principios de semana, diciendo: “Nuestras vidas ya no pueden quedar en pausa. Desde mayo, hemos tomado medidas para liberar nuestra economía y nuestra sociedad.”

“Hicimos estas cosas porque la vida significa más que simplemente existir. Encontramos significado y esperanza a través de nuestros amigos y familiares, a través de nuestro trabajo, a través de nuestra comunidad.”

Empresario gastronómico vapulea a Johnson por ‘decir tonterías’

METRO — JUEVES, 24 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Ministro de exteriores aumenta confusión con declaraciones sobre reglas en restaurantes

El fundador de la cadena de sandwicherías Pret a Manger ha acusado a Boris Johnson de poner en peligro ‘millones’ de puestos de trabajo con su estrategia para reprimir el coronavirus, mientras el número de casos alcanzaba un máximo de cinco meses.

Julian Metcalfe dijo que el primer ministro británico estaba “diciendo tonterías que suenan como de Churchill” al arriesgar el futuro de las empresas alentando a las personas a trabajar desde casa durante otros seis meses.

Sus declaraciones se producen luego que un miembro del grupo asesor del gobierno SAGE criticara las nuevas restricciones de Johnson, por no ir lo suficientemente lejos. El profesor John Edmunds dijo que la legislación es “el peor escenario posible” y llega “demasiado tarde”, lo cual abre la posibilidad de nuevas medidas drásticas.

Mientras los ciudadanos trataban de digerir las nuevas reglas, el ministro de exteriores Dominic Raab se sumó a la confusión afirmando erróneamente que los clientes de establecimientos de comida rápida no podrían hacer cola.

Ayer se registraron 6.178 nuevos casos de Covid en Reino Unido — un aumento del 37 por ciento en una semana, y el total más alto desde el 1 de mayo. En un leve rayo de esperanza, el número de muertes se mantuvo igual que el día anterior, en 37.

Por su parte, el canciller británico Rishi Sunak describirá hoy un reemplazo para el furlough [programa de protección de empleo], que termina el próximo mes. Según los informes, está considerando un plan de complemento salarial similar al de Alemania, donde las empresas pueden reducir las horas de trabajo de los empleados y el estado recupera los salarios perdidos.

Ayer, Sunak descartó los planes para presentar un Presupuesto en otoño. “Ahora no es el momento adecuado para delinear planes a largo plazo; la gente quiere vernos enfocados en el aquí y ahora,” dijo el también secretario del Tesoro.

Todos los pubs y restaurantes deben cerrar a las 10 pm a partir de hoy como parte de las nuevas restricciones del primer ministro, quien dijo que podrían durar seis meses más.

Las personas que infrinjan las reglas sobre el uso de mascarillas enfrentan multas de £200, y los planes para volver a llevar espectadores a eventos deportivos han sido suspendidos. Las reuniones sociales ya están limitadas a seis personas.

Metcalfe — quien también preside la cadena de restaurantes Itsu — condenó lo que llamó una estrategia “vaga” y “devastadora” diciendo al programa World At One de BBC Radio 4: “A menos que tengamos algo de claridad, odio pensar cuántas personas terminarán siendo despedidas; es desgarrador.”

“Nuestro primer ministro, este hombre que aparece sentado con sus tonterías del Union Jack, ahí es donde necesitamos liderazgo. Recurrir a toda una nación y decir que te quedes en casa durante seis meses y soltar algunas tonterías que suenan como de Churchill … [Decir que] ‘Lo lograremos’ es terriblemente inútil para este país.”

Kate Nicholls, directora ejecutiva del gremio hostelero UK Hospitality, acusó al Gobierno de crear “confusión” para las empresas que “merecen algo mejor”.

El gremio — junto a la British Beer and Pub Association y el British Institute of Innkeeping — advirtió que la industria estaba “al borde del abismo” y que una de cada cuatro empresas se enfrentaría al colapso a finales de año debido a las nuevas restricciones.

A pesar de esto, Raab insistió en que el enfoque del Gobierno ha sido “centrado, equilibrado y proporcionado”, aunque planteó la posibilidad de un segundo confinamiento a nivel nacional a menos que “todos sigan las reglas”.

El profesor Edmunds, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, sugirió que el toque de queda a las 10 pm para bares y restaurantes tendría un efecto ‘trivial’ en el control de la propagación del virus.

El lunes había 1.469 personas en el hospital con Covid-19, frente a las 1.324 del domingo y las 920 de la semana anterior, según revelan últimas cifras. Había 211 pacientes con respirador el martes, frente a los 181 del lunes y los 115 de la semana anterior — el nivel más alto desde el 5 de julio.

El peor día de ingresos hospitalarios fue el 12 de abril, con 19.876 pacientes y 3.301 ingresados siendo tratados con respirador. Lo peor para la pérdida de vidas fue el 21 de abril con 1.224 víctimas.

■ Las últimas restricciones a la vida diaria para hacer frente al coronavirus son un “fracaso del Gobierno”, dijo ayer por la noche Sir Keir Starmer en un discurso de televisión. El líder laborista dijo que, aunque apoyaba las medidas, “no eran inevitables”. Sir Keir también pidió un ‘Plan B’ para salvar puestos de trabajo y la economía, a medida que se elimina el furlough actual para los trabajadores. “A pesar de todos los sacrificios y el heroísmo del pueblo británico, está claro que todavía no lo hemos superado,” advirtió Sir Keir.