Parlamento se une en defensa de libertad de expresión

THE SUNDAY TIMES — DOMINGO, 6 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Indignación luego de que bloqueo interrumpiera producción de 1.5 millones de diarios

Boris Johnson se ha unido a ministros y parlamentarios para condenar a los manifestantes medioambientales que se atrincheraron en las inmediaciones de las imprentas de algunos de los principales periódicos de Reino Unido, declarando que la prensa libre es “vital” para la lucha contra el cambio climático.

El primer ministro británico calificó la protesta de la plataforma ambientalista Extinction Rebellion en dos imprentas de News Corporation, el viernes por la noche, como “completamente inaceptable”.

Más de 100 manifestantes utilizaron vehículos y candados de bambú para bloquear carreteras cerca de las plantas de la imprenta Newsprinters en Broxbourne, Hertfordshire y Knowsley, cerca de Liverpool, a última hora del viernes.

Newsprinters publica diarios de News Corp — propiedad del magnate periodístico Rupert Murdoch — como The Sun, The Times, The Sun on Sunday y The Sunday Times, así como The Daily Telegraph y The Sunday Telegraph, el Daily Mail y Mail On Sunday, y el London Evening Standard.

Los manifestantes también bloquearon otra planta en Holytown, cerca de Motherwell, para interrumpir la distribución de The Scottish Sun.

Para esta tarde, la policía dijo que unas 79 personas habían sido arrestadas durante la acción, que retrasó la entrega de periódicos a los quioscos el sábado por la mañana. Las manifestaciones terminaron poco después de las 11 de la mañana y se desmantelaron los candados.

A través de Twitter, Johnson — otrora reportero y columnista de un periódico — dijo: “Una prensa libre es vital para hacer que el Gobierno y otras instituciones poderosas rindan cuentas sobre temas críticos para el futuro de nuestro país, como la lucha contra el cambio climático.”

“Es completamente inaceptable tratar de limitar el acceso del público a las noticias de esta manera.”

La ministra del interior Priti Patel ha descrito la protesta como un “ataque a nuestra prensa libre” mientras Robert Jenrick, el ministro de vivienda, dijo que era obra de “una minoría intolerante”.

Los laboristas también condenaron a los manifestantes a través de Emily Thornberry, ministra de comercio internacional de la oposición, describiendo la situación como “muy preocupante”.

Ian Murray, director ejecutivo de la Sociedad de Editores, agregó: “Todos tienen derecho a protestar pacíficamente y hacer oír su voz; después de todo, de eso se trata una prensa libre. Pero no es aceptable que aquellos que desean que solo se escuche su voz intenten silenciar la de los demás.”

Extinction Rebellion ha pedido disculpas a los quioscos de prensa y a los clientes por la interrupción, pero agregó que “no se disculpará con Murdoch por interrumpir su agenda” y afirmó que la prensa libre estaba “bajo ataque de un gobierno autoritario fallido”.

El grupo agregó: “Si usted no puede recibir su periódico esta mañana, es porque estamos en rebelión contra la inacción del gobierno sobre la emergencia climática y ecológica. Hay gente muriendo, y pronto no podremos alimentar a nuestros hijos.”

En respuesta a las críticas de Patel, el grupo de campaña medioambiental también acusó a la prensa de generar “división y odio”.

Un portavoz de Newsprinters dijo: “La impresión durante la noche en dos plantas de Newsprinters fue interrumpida por la actividad de Extinction Rebellion. Gracias a otros socios de la industria, la impresión se trasladó a otras plantas.”

El portavoz describió los bloqueos como “un ataque a toda la prensa libre”.

Tobias Ellwood, parlamentario conservador y presidente del comité selecto de defensa, afirmó que Extinction Rebellion “ha perdido de vista … cómo se hace una campaña” sobre “un tema muy importante”.

Hablando en Times Radio, dijo: “El Gobierno ha hecho mucho, pero obviamente podría haber hecho más y tenemos que trabajar para transmitir ese mensaje para que todos podamos ser más conscientes de la huella de carbono que creamos. Pero lo que están haciendo aquí es alejar a más personas. Me temo que la propia organización ha sido secuestrada.”

Stuart Reddish, presidente de la Federación de Minoristas Independientes, dijo que los miembros de su gremio estaban lidiando con clientes enojados en todo el país, que no pudieron comprar su periódico diario. “Los quioscos de periódicos han desempeñado un papel fundamental durante el Covid-19 para hacer que los periódicos lleguen a las manos de los lectores, y esta acción no es útil en un momento en el que cada venta cuenta,” dijo.

Ayer temprano Rupert Read, líder de Extinction Rebellion, dijo que grupos “parásitos” de extrema izquierda estaban tratando de aprovechar las protestas climáticas para promover sus causas políticas. Read dijo que su agrupación era cada vez más consciente de grupos como el Partido Socialista de los Trabajadores (SWP) y la Liga de Jóvenes Comunistas (YCL) — que buscan promover sus propios objetivos a través de Extinction Rebellion, plataforma la cual tiene una política estricta de mantenerse apolítica.

La protesta conforma el primer día de una programación de diez días de acciones organizadas del grupo en Londres, Manchester y Cardiff.

Extinction Rebellion emitió una declaración en la que renegaba del socialismo, tras acusaciones de parlamentarios y comentaristas conservadores de que se había convertido en un vehículo para la extrema izquierda. Eso, a su vez, provocó una reacción violenta dentro de la organización, con varias ramas regionales y el ala juvenil rechazando tal declaración. La ruptura se produjo después de que miembros de la YCL — el ala juvenil del Partido Comunista de Gran Bretaña — fueran fotografiados en una protesta de Extinction Rebellion en Parliament Square sosteniendo una pancarta que decía “Socialismo, no extinción” junto a una hoz y un martillo.

Un artículo en Challenge, la revista oficial del grupo, declara que “la presencia de miembros de YCL en la manifestación fue. . . no para apoyar a XR [Extinction Rebellion] organizacionalmente, sino para hacer propaganda del socialismo”.

El SWP, un partido trotskista, ha animado a sus miembros a asistir a las protestas y han aparecido puestos de reclutamiento en las manifestaciones. Se afirma que el partido — que también fue acusado de intentar secuestrar las protestas de Black Lives Matter este verano — envió un correo electrónico a sus miembros el año pasado diciéndoles que se unieran a Extinction Rebellion para promover sus propios objetivos.

Read dijo a The Times: “Cualquier organización parasitaria que esté tratando de usar a XR es preocupante, y estoy seguro de que hay grupos que intentan infiltrarse en nosotros”. Hizo hincapié en que Extinction Rebellion no pertenecía a una sola ideología y estaba comprometido a exigir que el Gobierno celebrara asambleas ciudadanas para decidir la política.

Ayer, manifestantes del grupo atacaron las sedes del Banco de Inglaterra y del Home Office [Ministerio del Interior]. Hasta ahora, más de 500 personas han sido detenidas en Londres desde el martes.

El grupo exige que los parlamentarios adopten lo que los activistas llaman el “proyecto de ley de emergencia climática y ecológica” respaldado por Caroline Lucas — parlamentaria del Partido Verde — que busca vincular al Gobierno con sus compromisos del Acuerdo de París sobre el cambio climático.

Ni el SWP ni la YCL han respondido a una solicitud de comentarios.


Ferroviarias reducirán 10% de sus servicios

Los ferrocarriles británicos operarán en otoño un horario de servicios 10% por debajo del nivel prepandémico, lo que forzará a pasajeros a tiempos de espera más largos y la pérdida de algunas rutas.

Algunos trenes que circulaban cada hora lo harán cada dos horas, algunas rutas directas que conectan las regiones con Londres están siendo suspendidas, y algunos servicios de alta velocidad para aeropuertos y viajeros desaparecerán.

Algunas líneas tendrán recortes de hasta un 35%. Los trenes nocturnos y de fin de semana serán los más afectados, ya que los operadores concentrarán recursos en servicios escolares y de pasajeros.

Los nuevos horarios — que se implementarán gradualmente a partir de mañana — son la primera gran renovación desde que el Gobierno nacionalizara efectivamente los ferrocarriles, al comienzo del confinamiento. La medida, también, amenaza el objetivo de Boris Johnson de que Gran Bretaña vuelva a moverse.

Aunque los servicios se han recuperado de las profundidades de la pandemia cuando cayeron brevemente al 50%, muchos operadores siguen funcionando muy por debajo de su nivel normal de servicio:

– CrossCountry Trains, cuyas rutas incluyen Aberdeen a Penzance, seguirá funcionando a solo el 65% de los niveles anteriores a Covid, Northern Trains estará al 80%, GTR — que opera los servicios de Gatwick, Great Northern, Southern y Thameslink — estará al 87%.
– Al encontrarse en un punto de inflexión al máximo de su capacidad, Northern Trains suspenderá una concurrida ruta de 29 trenes al día de Manchester Piccadilly a Rose Hill en el área de Stockport, desde el 14 de septiembre hasta justo antes de Navidad, culpando el impacto que el Covid-19 ha tenido en su fuerza laboral.
– GWR dijo que se estaba enfocando en proporcionar trenes para el regreso al trabajo, en perjuicio de los servicios nocturnos y de fin de semana — los domingos se llevarán la peor parte de los recortes, ya que el servicio funcionará al 76% del horario normal. Algunos servicios rápidos de lunes a viernes entre Bristol y Londres no se restablecerán por ahora.
– GTR no está restaurando su servicio Gatwick Express entre el centro de Londres y el aeropuerto, y sí restringirá sus trenes de Brighton a Londres a solamente seis en lugar de ocho. Sus servicios Great Northern Metro en dirección Moorgate, que solían ser de 12 por hora, quedarán en una frecuencia horaria de 8.
– Northern Trains dijo que su ruta de Leeds a Chester — que pasaba cada hora parando en Manchester Victoria — ahora solo pasará cada dos horas. Habrá recortes similares en su ruta de Lincoln a Leeds a través de Sheffield.
– Los servicios Eurostar a París y Bruselas no pararán en Kent hasta 2022, cortando 11 servicios diarios de Ashford International y Ebbsfleet International.

Los operadores ferroviarios advirtieron que no es probable que se restablezcan muchos servicios en los horarios de invierno — lo que significa que los niveles no deben pasar del 90% hasta el próximo mes de mayo, como muy pronto.

Con pocos trenes en funcionamiento, los récords de puntualidad han mejorado drásticamente con aproximadamente el 95% de los trenes que llegan ahora dentro de los cinco minutos de su hora prevista.

Una reducción en los servicios reducirá los costes en un momento en que el contribuyente está apuntalando a las compañías operadoras de trenes, con un apoyo a los ingresos de sus trabajadores de alrededor de £700 millones al mes.

Darren Shirley, director ejecutivo de la plataforma activista Campaign for Better Transport, fue mordaz. “Lo que básicamente están diciendo es que los trenes funcionan muy bien si no tienen pasajeros. Si llegamos a un punto en el que vamos a volver a los niveles de transporte que vimos antes del cierre, ¿qué significa eso para la calidad del servicio?”

Susie Homan, directora del Rail Delivery Group, que representa a las compañías ferroviarias, dijo: “A medida que regresen más pasajeros, queremos que puedan viajar con confianza, lo que significa que, además de impulsar la limpieza antiviral y garantizar que las personas usen la cara revestimientos, tenemos que ejecutar un servicio que sea más confiable que antes.”

Por su parte, el Ministerio de Transportes dijo: “La sugerencia de que vamos a aceptar menos servicios en la red ferroviaria a largo plazo es inexacta y falsa. Hemos pedido a los operadores que aumenten los niveles de servicio antes del regreso de los alumnos a las escuelas, asegurando que se mantengan los niveles actuales de excelente confiabilidad.”


El legado del confinamiento: dedos nerviosos en el aula

Muchos niños han jugado a juegos informáticos en su ordenador durante tanto tiempo — debido al confinamiento — que sus dedos y pulgares no han dejado de temblar desde que regresaron a clases la semana pasada.

Algunas escuelas han informado que han tenido que sacar a los niños a correr y hacer otras formas de ejercicio físico para tratar de calmar sus compulsiones.

Después de casi seis meses en casa — en algunos casos yendo a la cama hasta las 5 de la mañana después de pasar horas jugando en internet — muchos sufren al hacer frente a los rigores de un día escolar normal. Algunos se quedan dormidos en sus escritorios.

Steve Chalke, fundador de Oasis Community Learning — que dirige 52 escuelas primarias y secundarias — dijo: “Va a llevar mucho tiempo, incluso un año escolar, recuperar las rutinas en la vida de algunos de estos niños.”

“Están muy atrasados en lo que respecta a enfocarse y concentrarse. Sus dedos se mueven nerviosamente buscando otras cosas. El gaming [uso de juegos informáticos] y el tiempo frente a la pantalla son adictivos”.


Mi vida como madre de los Wikibebés

Foto de Stella Moris, novia del fundador de WikiLeaks Julian Assange, con sus hijos Max (derecha) y Gabriel (izquierda), concebidos mientras el padre se encontraba refugiado en la embajada de Ecuador. Moris era parte de su equipo legal; Assange se dispone a impedir su extradición a Estados Unidos esta semana en la corte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s