Estudiantes fuerzan retroceso sobre los exámenes

Image

METRO — MARTES, 18 DE AGOSTO DE 2020

Descartan algoritmo y lo reemplazan con predicciones de notas de los profesores

El poder de los estudiantes ha obligado al Gobierno británico a hacer un vergonzoso cambio de sentido acerca de las calificaciones de los exámenes preuniversitarios A-Levels y GCSE, después de que el ministro de educación Gavin Williamson dijera hace tres días: “no habrá cambios, no habrá retrocesos”.

Williamson y el regulador de exámenes Ofqual han pedido disculpas a miles de estudiantes después de descartar el controvertido algoritmo, que rebajó las calificaciones de cuatro de cada diez resultados solo cinco días antes.

Ahora recibirán las calificaciones que habían previsto sus profesores, al igual que los alumnos de GCSE cuyos resultados se publicarán el jueves.

Mientras Boris Johnson permanecía al margen durante sus vacaciones en Escocia, el líder laborista Sir Keir Starmer dijo que la decisión fue un “giro de 180 grados tras días de confusión” y “una victoria para los miles de jóvenes que han hecho oír su voz con fuerza”.

“El manejo de esta situación por parte de los conservadores ha sido un completo fiasco,” añadió.

Asimismo, Gales e Irlanda del Norte también anunciaron que pasarían a usar las calificaciones evaluadas por los maestros, tras una decisión similar en Escocia la semana pasada.

A pesar de ello, existe el temor de que el cambio haya llegado demasiado tarde para miles de estudiantes de entornos más pobres, ya que el algoritmo — basado en el desempeño pasado de las escuelas — favorece a alumnos con educación privada.

Éstos ya habrán perdido sus universidades preferidas, y sus lugares habrán sido ocupados por otros candidatos.

El Ministerio de Educación dijo que ya no aplicaría límites al número de plazas.

La exdirectora ejecutiva del Servicio Británico de Admisiones a Universidades y Colegios (UCAS), Mary Curnock Cook, sugirió que alrededor de 55.000 estudiantes a los que se negó su primera opción ahora podrían presionar para que ésta sea reconsiderada. “Eso podría significar un caos total en el sistema de admisiones,” dijo.

Ayer, los alumnos marcharon hacia la oficina que Williamson tiene en su distrito electoral de Codsall (Staffordshire).

Larissa Kennedy, presidenta de la Unión Nacional de Estudiantes, dijo: “Esta victoria pertenece a todos los estudiantes que contaron su historia, que presionaron al Gobierno y que tomaron las calles frente a un sistema de moderación clasista, racista y discriminador.”

Por su parte, Downing Street dijo que el primer ministro británico había hablado con Williamson y conservaba la confianza tanto en él como en la directora ejecutiva de Ofqual, Sally Collier.

El presidente de Ofqual, Roger Taylor, dijo: “Desarrollamos un enfoque que también se había utilizado en otros países pero está claro que, si bien puede tener méritos técnicos de alguna manera, simplemente no ha sido una experiencia aceptable para los jóvenes. Quisiera pedirles perdón.”

Williamson dijo: “Trabajamos con Ofqual para construir el modelo más justo posible, pero está claro que el proceso de asignación de calificaciones ha resultado en inconsistencias más importantes que las que se pueden resolver mediante un proceso de apelación.”

“Lamento la angustia que esto ha causado a los jóvenes y sus padres, pero espero que este anuncio brinde ahora la certeza y la tranquilidad que merecen.”

En un aparente intento de responsabilizar a Ofqual, Williamson dijo que el regulador académico le había asegurado “constantemente” que el algoritmo era “sólido” y “justo”, y afirmó que recién vio información detallada sobre él durante el fin de semana.

—–

Esta es la madre imputada por el asesinato de su hijo de 10 años

Un fotógrafo de celebridades ha rendido homenaje a su “hermoso, brillante, curioso y artístico” hijo de 10 años, después de que presuntamente su propia madre le asesinara.

Dean Freeman se encontraba en España cuando su exesposa habría asesinado a su hijo Dylan en Acton, oeste de Londres, el domingo, dijo un representante.

La madre del niño, Olga Freeman, de 40 años [foto inserta superior izquierda], fue puesta bajo custodia después de comparecer ayer ante los magistrados de Uxbridge.

Su vecina Abby Gorton dijo: “[Freeman] Estaba en una situación desesperada y el encierro hizo esta situación más desesperante. El niño era muy autista, no hablaba; solo gritaba y se revolcaba por el suelo.”

“Apenas la veía con otros adultos o con alguna otra ayuda, y durante el confinamiento nada de nada,” agregó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s