Idiotas de fiesta

Image

METRO — LUNES, 24 DE AGOSTO DE 2020

Asistentes ignoran advertencias de brote del virus mientras policía interviene al menos 100 reuniones masivas en todo Reino Unido

La violencia se ha desatado cuando la policía tomó medidas enérgicas contra al menos 100 concentraciones masivas ilegales, incluidas varias raves [fiestas electrónicas], durante el fin de semana.

Efectivos policiales han enfrentado una avalancha de llamadas, y se teme que lo peor llegue durante los días festivos ya que desafiantes personas siguen ignorando las advertencias del coronavirus.

En Birmingham — punto crítico de Covid-19 — los agentes han clausurado más de 70 reuniones ilegales. Una fiesta en las afueras de esa ciudad contaba con dos carpas y un DJ. En Lancashire, más de 150 jóvenes asistieron a una fiesta en el embalse de Entwistle — a mitad de camino entre Blackburn y Bolton, poblaciones que han experimentado un fuerte aumento en los casos de virus.

Los agentes clausuraron rápidamente el evento, arrestaron al organizador y confiscaron su equipo. El jefe de policía adjunto Terry Woods dijo en Twitter: «Más de 150 jóvenes ahora regresan a sus familias para posiblemente transmitir el virus.» La policía también intervino reuniones ilegales en Greater Manchester, Norfolk y Huddersfield, donde elementos antisociales arrojaron proyectiles a los efectivos policiales.

Mientras el número oficial de muertos por Covid en Reino Unido aumentaba en 6 hasta 41.429, con 1.041 casos nuevos, la Policía Metropolitana (Met) dijo que había respondido a más de 1.000 reuniones ilegales en Londres desde finales de junio.

El Gobierno espera que las multas de hasta £10.000 para quienes organicen raves o reuniones de más de 30 personas — que entren en vigor este viernes — sean un elemento disuasorio.

A pesar de ello — aunque el Carnaval de Notting Hill de este fin de semana ha sido cancelado — existe la preocupación de que se estén planificando fiestas clandestinas en toda la capital. Un portavoz del Met dijo que la fuerza había desarrollado ‘un plan policial integral para eventos en toda la ciudad’ que ‘podrá ser flexible en función de la información y la inteligencia disponibles’.

En las cercanías de Manchester, un hombre fue sometido a pistola taser y cuatro personas fueron arrestadas mientras los oficiales intervenían una fiesta en Farnworth. Se rompió el cristal de un vehículo policial.

La inspectora en jefe Steph Parker dijo: “Las personas involucradas deberían estar avergonzadas. Están poniendo vidas en riesgo y causando más presión sobre nuestros laboriosos servicios de emergencia.»

En Deighton (Huddersfield), asistentes arrojaron proyectiles a la policía al clausurarse una rave en la que participaban unas 300 personas. Un portavoz dijo: «La música se apagó rápidamente y los asistentes fueron dispersados, ante los aplausos de los residentes locales.»

Asimismo, se desmanteló una rave con más de 70 asistentes que se realizaba en una cantera en desuso cerca de King’s Lynn (Norfolk). Un hombre de 31 años fue arrestado bajo sospecha de organizar el evento, donde la policía incautó generadores eléctricos y equipos de sonido.

Las personas que asisten a reuniones masivas enfrentan multas de hasta £3.200. El Consejo de Jefes Nacionales de Policía dijo que las fuerzas policiales continuarán aumentando las patrullas de cara al fin de semana festivo, e informó que áreas de preocupación como Leicester y Manchester y cercanías tendrían más oficiales que en Año Nuevo.

La ministra del interior Priti Patel dijo: “Estas reuniones son peligrosas y quienes las organizan muestran un desprecio flagrante por la seguridad de los demás.»

“Me complace que la policía haya intensificado su respuesta y les estoy dando las herramientas que necesitan para continuar manteniéndonos a salvo. Continuaremos tomando medidas enérgicas contra la pequeña minoría que cree estar por encima de la ley.»


Terminó todo… por ahora

Foto superior de la estrella del fútbol inglés Harry Maguire, quien habría disfrutado de una «reunión de bebida de cinco horas» que generó una cuenta de £63.000 antes de su presunto ataque a un policía, según informes.

El capitán del Manchester United — que se encontraba en la isla griega de Mykonos — ha sido acusado de golpear al agente en una pelea que habría empezado después de que le informaran que su hermana Daisy había recibido una puñalada en el brazo.

A pesar de su arresto, anoche se esperaba que Maguire volviera a casa en un jet privado.

Maguire habría arremetido contra el grupo después de confundir a agentes de policía vestidos de civil con una pandilla que le había atacado a él y a sus amigos.