Retiran notas de exámenes horas antes del día de los resultados

Image

THE INDEPENDENT — JUEVES, 20 DE AGOSTO DE 2020

Decenas de miles no recibirán sus calificaciones en último cambio de sentido

Decenas de miles de estudiantes no obtendrán los resultados de sus exámenes hoy jueves como consecuencia del cambio de sentido del Gobierno acerca de los exámenes preprofesionales A-Levels y GCSE, luego de un anuncio de último minuto.

Las escuelas han recibido la instrucción de no emitir las notas de los BTEC para que puedan ser recalificados de un modo que sea justo para los alumnos que compiten contra los resultados de los GCSE, afectados junto a los A-Levels por el nuevo giro del Gobierno.

Los alumnos que se presentaron a los BTEC fueron informados horas antes del día de los resultados que tendrían que esperar sus calificaciones, mientras la junta de exámenes las recalculaba para que coincidieran con el cambio en la política.

Las universidades advirtieron que la medida causaría preocupación en los estudiantes por perder sus plazas en la educación profesional y superior, mientras la junta examinadora admitía que el retraso podría “causar estrés e incertidumbre adicionales” a los estudiantes.

El consejo de examinadores de la empresa Pearson, que supervisa la calificación, dijo que tendría que volver a calcular las calificaciones para los niveles 1 y 2 de modo que sean justos para los estudiantes de BTEC — que compiten con los estudiantes de GCSE por plazas en la educación superior.

A los estudiantes en el nivel 3 de BTEC, que ya han recibido sus calificaciones, también se les ha dicho que sus resultados pueden cambiar, aunque solo pueden subir y no bajar.

La decisión afectará principalmente a los estudiantes que tomen una ruta más vocacional hacia el trabajo o la universidad; esta titulación implica más trabajo práctico y es popular entre los estudiantes mayores y entre los jóvenes.

“Nuestras prioridad es ofrecer resultados justos para los estudiantes de BTEC en relación con los A-Levels y GCSE, y garantizar que ningún estudiante esté en desventaja,” dijo Cindy Rampersaud, vicepresidenta senior de Pearson para BTEC y becarios, en un comunicado emitido el miércoles por la noche.

“Por ello, a la luz del anuncio de Ofqual, decidimos revisar nuestro enfoque para los estudiantes de BTEC y hemos tenido en cuenta la opinión de maestros, escuelas y universidades antes de hacer una serie de cambios.”

“Nos preocupa la injusticia, incluida la coherencia con los enfoques que se utilizan ahora para GCSE y A-levels,” añadió.

“Esto significa que ahora eliminaremos las calificaciones calculadas por Pearson, y permitiremos resultados más altos para las unidades examinadas externamente para que estén en línea con las evaluadas por los maestros. Creemos que esta es ahora una fuente más confiable de evidencia del logro del alumno.”

“Entendemos que esto podría causar más estrés e incertidumbre en este momento y lo sentimos sinceramente.”

“Hemos escrito a escuelas y universidades esta tarde pidiéndoles que no emitan ningún resultado de BTEC L1 y L2 mañana, mientras trabajamos para recalcular las calificaciones finales. Para aquellos estudiantes de nivel 3 de BTEC que ya han recibido resultados este verano, tengan la seguridad de que ninguna calificación bajará como parte de esta revisión.”

El ministro de comunidades y gobiernos locales de la oposición Steve Reed dijo: “Fue correcto que el Gobierno hiciera el cambio de sentido el lunes, pero miles de familias todavía tienen que lidiar con las consecuencias. El fiasco de los resultados está lejos de terminar.”

“Necesitamos una garantía en firme de los ministros de que ningún estudiante perderá su primera opción debido a la incompetencia del Gobierno. Y deben asegurarse de que todos los estudiantes tengan sus calificaciones finales al término de esta semana.”

“Es absolutamente increíble que los estudiantes todavía estén en el limbo y sin claridad sobre su futuro, debido al lío que ha creado el Gobierno. Las familias merecen algo mejor que esto.”

El retraso en la publicación de los resultados coincide con preocupaciones sobre la excesiva captación de alumnos por parte de colegios y universidades, y la recalificación significa que es probable que más estudiantes de lo esperado cumplan con sus ofertas.

David Hughes, director ejecutivo de la Asociación de Colegios Mayores, dijo: “Los estudiantes de BTEC merecen igualdad de condiciones con los de A-Levels y GCSE. La percepción pública era que usar calificaciones CAG [evaluadas por cada centro educativo] para algunos exámenes y no para los estudiantes de BTEC era injusto. Le habíamos pedido a Pearson que examinara una pequeña cantidad de resultados que parecían injustos y no tuvieron problema de hacerlo. Una revisión general puede abordar esos resultados y verificar que ningún estudiante haya sido tratado injustamente.”

“El momento es preocupante, porque miles de estudiantes debían obtener sus resultados mañana y otros ya obtuvieron resultados que sabemos que no bajarán, pero que podrían mejorar. Por lo tanto, es vital para los estudiantes que esto se clasifique en días, no en semanas, para que ellos tengan la oportunidad de celebrar y planificar sus siguientes pasos. Es un momento estresante y este retraso ampliará las incertidumbres.”

“Aquellos estudiantes que deseen avanzar hacia una formación profesional o superior estarán más preocupados por perder su plaza. Estamos en estrecha comunicación con DfE [el ministerio de educación], [el regulador académico] Ofqual y Pearson, para asegurarnos particularmente de que los estudiantes de BTEC que soliciten admisión a universidades puedan recibir un trato justo.”

Un portavoz de Ofqual dijo: “Todos estamos trabajando lo más rápido posible para confirmar los resultados a la brevedad, reconociendo el impacto que los retrasos están teniendo en escuelas, universidades y estudiantes.”

—– —

Crisis de los refugiados se cobra la vida de un adolescente

Foto de inmigrantes llegando a Reino Unido, luego de que un joven de 16 años de edad procedente de Sudán falleciera intentando cruzar el Canal de La Mancha.

Incertidumbre de los estudiantes buscando plazas para la universidad

Image

THE INDEPENDENT — MIÉRCOLES, 19 DE AGOSTO DE 2020

Más demoras mientras instituciones educativas esperan recibir nueva calificación de sus A-Levels

Miles de estudiantes aún no saben si podrán obtener plazas en carreras de estudios superiores, mientras las universidades esperan recibir del servicio de admisiones UCAS las nuevas calificaciones previstas por los profesores.

El ministro de educación Gavin Williamson ha resistido presiones para su dimisión, ya que los futuros estudiantes han mencionado “sueños rotos” y años perdidos después del cambio de sentido sobre las calificaciones que anunciara el Gobierno el lunes.

El giro en redondo — que ha permitido a los estudiantes postular con las calificaciones originales previstas por sus maestros si eran más altas — significa que muchos ahora pueden, teóricamente, postular a la primera institución educativa de su elección.

Sin embargo, según una fuente, UCAS todavía no ha recibido ninguna de las calificaciones previstas por los maestros de las juntas examinadoras, por lo que aún no ha podido enviar tal información a las universidades.

Algunos centros de estudios han reaccionado diciendo que no podrían confirmar las plazas hasta recibir las calificaciones, lo que agregó más confusión y demora a los estudiantes.

Un portavoz del Imperial College de Londres dijo: “Hasta que no recibamos las calificaciones acordadas [es decir, las evaluadas por los maestros] de UCAS, no podremos brindar más confirmación a nuestros candidatos.”

“Sabemos que este es un momento realmente estresante para muchos estudiantes y sus familias. Y estamos haciendo todo lo posible para brindar claridad. Trabajamos las veinticuatro horas del día para tratar casos individuales lo antes posible,” dijo el vocero.

La Universidad de Southampton — otra universidad del altamente selectivo consorcio educacional Russell Group —instó a los estudiantes a no renunciar a ofertas de otras instituciones, ya que todavía estaba esperando recibir la información de UCAS.

“Entendemos lo difícil que ha sido la situación actual e informaremos a los estudiantes tan pronto como podamos, una vez que hayamos recibido de UCAS sus calificaciones de evaluación del centro educativo. Mientras tanto, recomendamos a los estudiantes que no dejen de lado otras ofertas que hayan aceptado.”

La universidad se ha comprometido a aceptar a todos los estudiantes con las calificaciones correctas, pero dijo que algunos podrían tener que aplazar su ingreso hasta el próximo año.

Por su parte, la Universidad de Leeds comunicó a los postulantes que una vez que UCAS “confirme las calificaciones”, “volverá a examinar sus plazas a la luz” de las calificaciones previstas por los maestros, “si han aceptado una oferta de Leeds, en firme o como segunda opción, pero no tienen asegurado un lugar con nosotros”.

Luego del cambio de sentido del Gobierno el lunes, las juntas de examen ahora están recopilando información de escuelas y universidades antes de enviarla a UCAS, que a su vez verifica la información y la pasa a las universidades, las cuales finalmente se comunican con los estudiantes.

“Normalmente, este proceso tomaría semanas y semanas,” dijo un portavoz de UCAS a The Independent. “Pero puedo decirles que este proceso estará listo el viernes de esta semana.”

“UCAS está dirigiéndose por escrito a los estudiantes esta noche para decirles exactamente cuál será el proceso, y cómo los apoyaremos.”

De otro lado, el Partido Laborista ha acusado al Gobierno de “incompetencia repetida” sobre el caos de los A-Levels — el último de una serie de cambios de sentido durante la pandemia en áreas políticas clave.

Ahora, las universidades tienen que obtener información directamente de los estudiantes, alentándolos a comunicarse para compartir con ellas las calificaciones que pronosticaron sus maestros.

“Si has recibido mejores noticias como resultado del cambio de posición del Gobierno y deseas revisar la oferta que te hicimos, llámanos,” anunció la Universidad de Surrey en su cuenta de Twitter. Por su parte, Universities UK — que representa a más de 130 universidades — ha instado a los estudiantes a comunicarse con las instituciones directamente, después del giro radical del Gobierno.

Universities UK agregó que el cambio de última hora ha presentado a las instituciones problemas generalizados, pidió un mayor apoyo del Gobierno y solicitó “aclaraciones urgentes sobre una serie de asuntos cruciales”.

“Esto causará problemas en esta etapa tardía del proceso de admisiones — de capacidad, de personal, de ubicaciones y de instalaciones — particularmente con las medidas de distancia social implementadas,” dijo Alistair Jarvis, director ejecutivo del grupo.

“Este cambio de política se ha producido muy rápidamente y, como tal, ha presentado una serie de desafíos y dificultades prácticas,” dijo un portavoz a The Independent.

“Más aún, esto podría resultar en el riesgo de que no todos los estudiantes puedan obtener la primera universidad de su elección este año. Esto variará según la universidad o la institución pero, en última instancia, la flexibilidad que ofrecen las universidades solo puede extenderse hasta cierto punto debido a estas razones prácticas.”

La estudiante Lois Lawn tuvo que esperar cinco días para descubrir que había ingresado en la universidad de su segunda opción después de que se publicaran los resultados de los A-Levels.

“Probablemente ha sido una de las semanas más difíciles de mi vida,” dijo a The Independent la joven de 18 años — que estudiará física en la Universidad de Surrey.

Al igual que otros estudiantes, Lawn ha estado llamando a las universidades para tratar de asegurarse un lugar, después de que el Gobierno anunciara que los alumnos podrían usar las calificaciones estimadas por sus maestros si eran más altas que las calificaciones calculadas por el algoritmo informático.

El cambio de sentido se produce después de una reacción violenta por el controvertido sistema de moderación utilizado, que ha degradado decenas de miles de calificaciones y ha provocado protestas.

El ministro Williamson ha pedido disculpas por la “angustia” causada por la política ya abandonada, la cual tenía intenciones de dar resultados justos a los alumnos, quienes no pudieron presentarse a los exámenes debido a la crisis del coronavirus.

El algoritmo — utilizado para moderar el proceso de otorgar calificaciones y evitar la inflación de calificaciones según las estimaciones de los maestros — fue criticado porque se le percibía injusto y por la forma en que parecía penalizar particularmente a niños sobresalientes de escuelas en zonas desfavorecidas.

El martes, un grupo de estudiantes exigió la renuncia de Williamson en una protesta en Leeds.

Olivia Hullah — que estudió en la escuela primaria Heckmondwike — dijo ante la multitud que sus dos universidades la habían rechazado debido a que sus calificaciones habían bajado.

La joven de 18 años dijo: “Debido a la decisión del Gobierno conservador de utilizar un algoritmo informático, tengo que poner mi vida en espera durante un año. Esta es una experiencia real y personas reales están lidiando con estos problemas.”

“Creo que Gavin Williamson puede pedir disculpas, pero no ha tomado ninguna acción. Debería disculparse y dimitir. Ha cometido un gran error. La razón por la que no voy a la universidad este año es por él,” agregó Hullah.

Para Zoe *, el cambio significa que ha conseguido una oferta para estudiar en la Universidad de Oxford. Sin embargo, su plaza ha sido diferida para el próximo año.

“He sido una de las afortunadas porque mi universidad tuvo la amabilidad de respetar mi plaza para 2021,” dijo a The Independent, “pero si no fuera por el algoritmo del Gobierno, probablemente habría podido ir a la universidad este año. “

Ahora Zoe — cuyas calificaciones calculadas por el algoritmo fueron más bajas que su oferta — dice que tendrá que planear un año sabático “con muy poca antelación”.

La Universidad de Oxford ha dicho que respetará las plazas de todos los estudiantes que hayan cumplido las condiciones de su oferta con las calificaciones presentadas por sus maestros (conocidas como Centre Assessed Grades CAG). Sin embargo, algunas de ellas podrían ser diferidas hasta el próximo año.

Como el cambio de política significa que este año más estudiantes que recibieron ofertas cumplen con las notas exigidas, la universidad dijo que “enfrenta importantes limitaciones de capacidad” y necesita “minimizar el riesgo” para estudiantes y personal que representa el coronavirus.

Otras universidades como Kings College London, Newcastle University y Bristol University, también han dicho que darán plazas a los estudiantes si sus CAG cumplen con sus ofertas, pero es posible que deban diferirlas en determinadas situaciones.

En algunas carreras — como medicina y odontología — es posible que las instituciones no puedan admitir estudiantes este año.

La Universidad de Sheffield dijo que haría todo lo posible para admitir alumnos en carreras con limitaciones de capacidad — como la de medicina, que tiene un límite asignado externamente— pero que garantizará plazas para el próximo año.

Russell Group — que representa a decenas de instituciones educativas líderes — ha pedido “una aclaración urgente sobre el apoyo adicional que proporcionará a las universidades para gestionar los aumentos esperados en el número de estudiantes”.

University College London (UCL), por su parte, ha anunciado que a los estudiantes que ya habían cumplido con su oferta para estudiar medicina solo se les garantizará una plaza diferida.

Un estudiante que esperaba comenzar dicha carrera este año dijo que no obtuvo las calificaciones que necesitaba, a pesar de que la predicción de sus calificaciones era mucho más alta en el pasado.

James *, que es un young carer [menor de 18 años que ayuda a cuidar a alguien en su familia o amigo enfermo, discapacitado, con una condición de salud mental o problemas de alcohol o drogas], dijo que ni las estimaciones de su profesor ni sus calificaciones por algoritmo le permitirán ir a la UCL este año, y también perdió la oferta para su segunda opción.

“Son solo esperanzas y sueños destrozados,” dijo a The Independent el joven de 18 años — que no quiso dar su apellido porque todavía está negociando con su escuela. “Ser cuidador de mi madre y mi hermano, era como un escape para ir a la universidad y vivir mi vida.”

James está buscando presentar una apelación, que según él sigue siendo “poco clara” en este momento, y revisando 10 horas al día para las pruebas sustitutorias de otoño. Según él, ahora su “mejor escenario” es cualquiera de esas rutas, que le permitirían comenzar el próximo año.

Otros estudiantes también han enfrentado incertidumbre, incluso después de que el cambio de sentido del Gobierno el lunes ampliara lo que podría usarse para que los estudiantes ingresen a la universidad.

Más de 200.000 personas aún no habían recibido una confirmación de su plaza universitaria poco después de la medianoche del martes — alrededor de 20.000 más que los dos años anteriores a la misma hora después del día de los resultados, según datos de UCAS.

Una de ellas es Elizabeth Todd, quien también perdió la universidad de su primera opción con sus calificaciones calculadas por el algoritmo, y aún no sabe cuáles fueron las estimaciones de su maestra —aunque le han dicho que su universidad se lo comunicará el jueves.

“¿Acepto mi segunda opción?” preguntó la estudiante de Leeds. “¿O espero a ver qué calificaciones me ponen los profesores, y posiblemente no consiga entrar?”

Andy Byers, director de Durham, dijo que los estudiantes se han “conformado con sus segundas opciones” incluso con calificaciones que ahora son lo suficientemente buenas para su primera opción.

Sin embargo, Cloe Prosser dijo que solo tenía una opción. Sus calificaciones evaluadas por su profesor fueron un poco más bajas de lo que necesitaba, y más bajas de lo que se había predicho a principios de año.

La estudiante de Stourbridge está esperando a ver si la universidad le ofrece una plaza.

“Me debería estar mudando en un mes,” concluyó.

—–

Duras críticas a ministro por desactivar organismo nacional sanitario

Expertos advierten que el ministro de sanidad Matt Hancock [foto] se arriesga a dar un ‘gran paso en falso’ al inaugurar una nueva entidad sanitaria nacional en reemplazo de Public Health England (PHE).

Estás de broma, Gavin, ¿no?

Image

METRO — MIÉRCOLES, 19 DE AGOSTO DE 2020

Ministro de educación se aferra a su puesto a pesar de fiasco de los exámenes | Nombran a fallida jefa de TalkTalk líder nacional sanitaria | Ni rastro de primer ministro en medio de caos y confusión

Gavin Williamson se aferraba a su puesto de ministro anoche mientras los estudiantes de A-Levels se apresuraban a buscar plazas en la universidad y los alumnos de GCSE enfrentaban más incertidumbre sobre los resultados de sus exámenes, a entregarse mañana jueves.

El titular de educación recibió enorme cantidad de críticas por el sistema de calificación de los exámenes preprofesionales británicos ayer, en que el Gobierno desactivó al regulador sanitario Public Health England para reemplazarlo por un nuevo organismo, encabezado por su colega conservadora Dido Harding.

En 2015, la baronesa Harding supervisó una enorme violación de datos en la tecnológica TalkTalk, y por su trabajo recibió el premio Wooden Spoon [‘cuchara de madera’] con que el diario Daily Mail premia al peor servicio al cliente. Fue etiquetada como Dido The Dud [‘Dido la inútil’].

A pesar de la confusión, el primer ministro británico Boris Johnson ha permanecido en silencio y fuera del foco mediático, al estar de vacaciones en Escocia con su prometida Carrie Symonds y su hijo Wilfred.

Williamson ha sido acusado de haber causado un “gran dolor de cabeza” a las universidades, luego de su cambio de sentido en las notas de los A-Levels. Decenas de miles de estudiantes ahora buscando las ofertas que las universidades les retiraron, debido a que el algoritmo les asignó calificaciones más bajas que las que predijeron sus maestros. Sus plazas ya han sido asignadas a otros alumnos.

El parlamentario conservador Robert Halfon — presidente del comité selecto de educación del Parlamento — ha descrito el hecho como un “mega-desastre”.

En el programa BBC Breakfast se preguntó tres veces a Williamson si había ofrecido a renunciar por la debacle, pero éste evitó dar una respuesta directa.

Por su parte, el presentador de Sky News Niall Paterson criticó al ministro de educación por no haber prestado atención a las advertencias planteadas el mes pasado sobre el sistema de exámenes, y calificó su desempeño como “una lección de incompetencia”. Se estima que el regulador de exámenes Ofqual rebajó la calificación de 270.000 resultados de A-Levels, lo que equivale al 39%.

Williamson ha afirmado que solo se dio cuenta de los problemas con el algoritmo el fin de semana, a pesar de las preocupaciones que ya había planteado en julio el comité selecto de educación. Paterson dijo al titular de educación: “La idea de que usted no sabía de esto no se defiende con nada. Su ignorancia no es excusa. Más bien, parece ser el crimen más grande.”

Williamson insistió: “Confiábamos en que tendríamos un sistema sólido […] y había un sentimiento de confianza similar en Gales e Irlanda del Norte. Cuando salieron los resultados mostraban anomalías, y encontramos claramente que los niños no habían recibido las calificaciones que realmente merecían. Recién entonces estuvimos en posición de revisar las pruebas, y quedó claro que era necesario tomar medidas.”

Williamson también ha sido acusado de contradecir a su propio ministerio sobre los resultados de los GCSE de mañana. Su despacho anunció el lunes que las calificaciones que se les iba a otorgar serían las pronosticadas por los maestros, mientras que sus calificaciones alternativas basadas en el algoritmo serían entregadas la próxima semana. En ese momento, los alumnos podrían elegir la mejor.

Sin embargo, Williamson ha dicho que las notas de mañana serán las definitivas: “A los jóvenes se les dirá cuál es la más alta, si es la nota evaluada por el centro o la nota estandarizada moderada [por el algoritmo] que ha proporcionado Ofqual”.

Por su parte, el parlamentario conservador principal Huw Merriman ha pedido que los estudiantes afectados por el fiasco de los A-Levels sean “compensados ​​financieramente”. Dijo también que los ministros deberían “analizar cuál debería ser la provisión de los préstamos para estudiantes” durante su primer año en la universidad.

‘Si fuera por Gavin Williamson, la BBC sería la DDE’

El ministro también se ha convertido en blanco de las burlas en internet sobre el fiasco de los exámenes. El presentador de televisión Richard Osman dijo en su cuenta de Twitter: “Gavin Williamson en directo en BBC Breakfast en este momento. O, como él lo llama, DDE Breakfast” [en alusión a las notas de los exámenes preprofesionales, codificadas por letras del alfabeto].

Osman — presentador del programa de preguntas y respuestas Pointless — había dicho anteriormente sobre el giro de 180 grados de los A-Levels el lunes: “Esta vuelta en U del Gobierno era originalmente una vuelta en B.”

En alusión sarcástica a la difusión viral de vídeos que muestran a Williamson como Frank Spencer — desventurado personaje de la televisión de los años 70 — el alcalde de Liverpool, Joe Anderson, acotó: “Me pregunto si ayer [Williamson] decía: ‘Oh, Betty, he hecho boo boo con este algoritmo’. De hecho, creo que Frank podría haber hecho un trabajo mucho mejor que el suyo: [Williamson] es completamente incompetente.”

Johnson respalda a su acorralado ministro de educación ante cruce de acusaciones

Image

i — MIÉRCOLES, 19 DE AGOSTO DE 2020

Ministro niega apoyo a jefa de Ofqual y dice que regulador académico no actuó ante ‘fiasco’ de calificaciones

Gavin Williamson presentó la renuncia a su cargo de ministro de educación británico inmediatamente después del fiasco del método de calificación de los exámenes preuniversitarios A-Levels para ser rechazado de plano por el Primer Ministro, entiende este diario.

La oferta de renuncia se produjo después de que Williamson se viera obligado a anunciar un vergonzoso cambio de sentido del Gobierno el lunes, lo que llevó a la recalificación de miles de notas de los A-Levels y al caos del sistema de admisiones universitarias.

Durante la rueda de prensa del martes por la mañana, el ministro de educación se negó repetidamente a responder si había presentado su renuncia y, en cambio, sugirió que Ofqual era responsable por el escándalo.

La culpa es de Ofqual

Williamson se negó en dos oportunidades a respaldar personalmente a Sally Collier, directora ejecutiva de la entidad reguladora de exámenes, y pareció afirmar que el organismo de control tenía la culpa de los problemas en la calificación.

“Está bastante claro que ha habido algunos problemas reales en términos de lo que Ofqual ha podido ofrecer,” dijo a LBC.

“Hemos terminado en una situación en la que Ofqual no entregó el sistema que nos habían asegurado y que creíamos iba a estar en funcionamiento.”

De otro lado, destacados parlamentarios conservadores ahora están pidiendo que se desactive a Ofqual como regulador, para garantizar que los ministros tengan responsabilidad completa y rindan cuentas adecuadamente.

El presidente conservador del comité selecto de educación, Robert Halfon, dijo a The Guardian que el Gobierno debería considerar “eliminar a Ofqual en su forma actual” para permitir que los ministros tengan “el control y la responsabilidad adecuados”.

Simon Hoare, presidente del comité selecto de Irlanda del Norte, se hizo eco de tales comentarios y dijo que el Gobierno debería “deshacerse de muchos organismos gubernamentales semiautónomos, y restaurar la autoridad y obligaciones de los ministros democráticamente responsables”.

Este diario entiende que no hay planes inmediatos de cerrar Ofqual, ya que funcionarios del Ministerio de Educación (DfE, por sus siglas en inglés) se esfuerzan por trabajar con ese organismo para garantizar que las calificaciones de los exámenes GCSE sí se entreguen a tiempo.

El parlamentario conservador Huw Merriman — que también preside el Comité Selecto de Transporte — advirtió al Gobierno que no ‘pase la pelota’ a Ofqual, insistiendo en que ‘la pelota se detiene en el Gobierno’.

Merriman también pidió que el próximo grupo etario de estudiantes universitarios sea compensado económicamente.

“Creo que, para compensarlos, debemos analizar cuál ha de ser la provisión de préstamos estudiantiles para el año en que ingresen en la universidad”, dijo al programa PM de BBC Radio 4.

Sin control

Williamson afirmó que solo cuando se publicaron los resultados de los A-Levels el jueves, y posteriormente durante el fin de semana, se dio cuenta de que el algoritmo utilizado para determinar las calificaciones estaba causando problemas.

Sir David Bell — exsecretario permanente del DfE y ahora vicerrector de la Universidad de Sunderland — dijo que el hecho sugiere que ministros y funcionarios “no presionaron a Ofqual lo suficiente […] o el ministerio, francamente, no tiene control sobre un importante organismo público no departamental del que es responsable en última instancia”.